La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

OZANAM Y LAS CONFERENCIAS DE SAN VICENTE DE PAÚL P. Mario Yépez Barrientos CM.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "OZANAM Y LAS CONFERENCIAS DE SAN VICENTE DE PAÚL P. Mario Yépez Barrientos CM."— Transcripción de la presentación:

1 OZANAM Y LAS CONFERENCIAS DE SAN VICENTE DE PAÚL P. Mario Yépez Barrientos CM

2 Como todo lo referente a la vida y piedad de su divino poder que nos ha dado por medio del conocimiento del que hemos sido llamados a su propia gloria y verdad; por las cuales nos ha dado promesas preciosas y magníficas para que por medio de ellas llegáramos a ser partícipes de la naturaleza divina, escapando de la destrucción en el mundo por la concupiscencia. Por esto mismo, aplicando todo empeño, proveed en vuestra fe la virtud, y en la virtud el conocimiento, en el conocimiento la templanza, en la templanza la paciencia, en la paciencia la piedad, en la piedad la fraternidad, en la fraternidad la caridad.

3 Porque todas estas cosas que son para vosotros, que están presentes y sobreabundan, no los hace inactivos ni tampoco estériles para el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. Pues quien no tenga en cuenta estas cosas, es ciego, corto de vista, que tomó al olvido la purificación de sus antiguos pecados. Por cuanto más, hermanos, empeñaos vosotros firmemente en concretizar el llamado y la elección. Porque practicando estas cosas nunca caeréis, pues así mismo plenamente se os proveerá la entrada al reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. (2 Pe 1,3-11)

4 1. CONTEXTO EN TORNO A LA VIDA DE FEDERICO OZANAM ( ) Ambiente revolucionario. Influencia de la Revolución Francesa de Entre la Monarquía y la República. Revolución industrial. La nueva pobreza del siglo XIX. Conflicto entre el ateísmo y el cristianismo. Lucha en las ideas.

5 2. ¿CÓMO NACE LA CONFERENCIA DE LA CARIDAD? Ozanam llega a París en Primer choque con el ambiente que lo rodea. Inquietud de los jóvenes estudiantes unidos a Ozanam por defender su pensamiento católico y paliar la soledad en que vivían al estar lejos de sus familiares. Federico supo mantener fuertes de lazos de amistad. Esto lo manifiesta el mismo Federico en una de sus cartas: formar una asociación de amigos, que se hicieran compañía y trabajaran juntos en el edificio de la ciencia, bajo el pensamiento católico.

6 Conferencias de Derecho e Historia. Ozanam participa asiduamente en las de Historia con el Sr. Bailly, director del periódico La Tribuna Católica, el cual ofrecía su local para tales reuniones (Sociedad de los Buenos Estudios). Dice al respecto de estas reuniones el mismo Ozanam: Lo que hay de más útil en esta obra es demostrar a la juventud estudiante que se puede ser católico y tener sentido común, amar a la religión y a la libertad.

7 Motivación: el reto que le lanzó un joven anticristianio Juan Brouet en una de sus sesiones. El cristianismo hizo, en otros tiempos, prodigios, pero actualmente ¡está muerto! Vosotros que os enorgullecéis de ser católicos, ¿qué hacéis? ¿Dónde están vuestras obras, las obras que dan prueba de vuestra fe y que nos inciten a adoptarla?

8 Reacción: Ozanam junto a otros jóvenes deciden fundar una obra que conjugue su pensamiento con el actuar (caridad). Le proponen al Sr. Bailly que los apoye y los dirija quien gustoso les ofrece el lugar de su periódico y también el asesorarlos. Nacimiento: La Conferencia de la Caridad se configura en la sesión del 23 de abril de Están: Bailly (42), Lamache (23), Clave, Le Taillandier, Devaux, Lallier y Ozanam (22), De la Noue (¿22?).

9 Así lo diría Ozanam tiempo después en la inauguración de una conferencia en Florencia: "Os halláis delante de uno de aquellos ocho estudiantes, que hace veinte años, en mayo de 1833 se reunieron por vez primera al amparo de la sombra de San Vicente de Paúl, en la capital de Francia...Sentíamos el deseo y la necesidad de mantener nuestra fe en medio de las acometidas efectuadas por las diversas escuelas de los falsos profetas...Entonces, fue cuando nos dijimos ¡trabajemos! Hagamos algo que esté conforme con nuestra fe. Pero ¿qué podríamos hacer para ser católicos de veras sino consagrarnos a aquello que más agradaba a Dios? Socorramos, pues, a nuestro prójimo como hacía Jesucristo, y pongamos nuestra fe bajo las alas protectoras de la caridad"

10 El Sr. Bailly queda como presidente y Devaux como tesorero. A pesar de ello, Federico Ozanam que no participa en algún cargo de dirigencia, es el motivador principal de esta conferencia y por esto, algunos autores lo han denominado: El San Pedro oculto en el cenáculo.

11 Deciden ponerse al amparo de San Vicente de Paúl y bajo la protección de la Virgen María. Parece que Ozanam ya desde muy joven tuvo gran admiración y veneración por San Vicente de Paúl. Esto lo encontramos expresado en una de sus cartas: Yo debía una visita a la cuna de este patrón bien amado, que preservara mi juventud de tantos peligros.

12 Influencia vicentina: El Sr. Bailly tenía un hermano sacerdote de la Misión, quien fue el primer asesor espiritual de la Sociedad. Luego conocería a Sor Rosalía Rendu, Hija de la Caridad, que trabajaba en el barrio pobre de Mouffetard. Esto hace que la Conferencia adquiera también un tono más caritativo y no solo intelectual.

13 Es interesante escuchar cómo entendía Ozanam la importancia de tener un patrono como San Vicente: "Un santo patrono es un modelo. Es menester esforzarse para actuar y realizar las obras como él mismo las realizó. Tomen como modelo a Jesucristo como él lo hizo. Es una vida que hay que perpetuar, en su corazón hay que calentar el propio. En su inteligencia hay que buscar luces. Es un apoyo en la tierra y un protector en el cielo, a quien se le debe un doble culto de imitación y de invocación. San Vicente de Paúl tiene una inmensa ventaja de la proximidad del tiempo en que vivió, por la variedad infinita de los beneficios que esparció y además por su universalidad..."

14 De esta forma, Ozanam y sus compañeros empiezan a conjugar su rol de jóvenes pensadores y preocupados de defender su fe cristiana pero a su vez la demuestran con las acciones caritativas que van realizando animados por Sor. Rosalía y posteriormente por ellos mismos.

15 De la Conferencia a la Sociedad de San Vicente Pronto, empieza a crecer el número de miembros y muchos de los jóvenes culminan su etapa estudiantil con lo cual tienen que salir fuera de París, llevando consigo el espíritu de la Conferencia. Esto anima a Ozanam a emprender un reto particular para la propia Conferencia y es la escisión en diferentes secciones con la correspondiente propagación por Francia.

16 El mismo Ozanam planteaba sus miedos al Sr. Bailly: Pero ¿no piensa usted que nuestra asociación de caridad, para mantenerse, debe modificarse, y que el espíritu de intimidad, sobre el que está fundada, y el incremento que debe tomar de día en día, sabrán conciliarse, dividiéndola en secciones, que tendrán un centro común y, de vez en cuando, asambleas generales? ¿Soy muy temerario al proponerle mis ideas?.

17 Esta mirada profética de seguro tenía un sostén desde la profunda convicción de que lo que estaba realizando procedía de la voluntad de Dios: "Dios había determinado formar una gran familia de hermanos que se difundiese. Por ahí veréis que no podemos nosotros llamarnos con verdad, los fundadores, sino que es Dios quien la ha fundado y la ha querido así".

18 De esta forma previó la constitución de una Sociedad que pueda agrupar a todas en un mismo espíritu de apostolado seglar católico. Para Ozanam destacaba la prioridad de la caridad fraterna práctica y sin fronteras reservada a las conferencias como medio de unión entre ellas: el lazo más fuerte, el principio de una verdadera amistad es la caridad, y la caridad no puede existir en el corazón de varios sin expandirse hacia el exterior; es un fuego que se extingue, si le falta el aliento, y el alimento de la caridad son las buenas obras...Por eso nos vemos forzados a extendernos, incluso a riesgo de alguna relajación, para abrazar en nuestro seno el mayor número posible de jóvenes.

19 Impulsó la consecución de un reglamento, un consejo general rector para lo que pidió al Sr. Bailly que fuera el presidente, la realización de asambleas generales en la que se pudieran recibir los diversos informes de las diferentes conferencias, la elaboración de una memoria que se enviaría luego a las diversas conferencias para avivar la fe, el amor y la unión.

20 En medio de ciertas dificultades sobre todo por el peligro de la división, se aceptó por todos la tesis de Ozanam el 31 de diciembre de La Sociedad asumiría el patronazgo de San Vicente de Paúl y la Virgen María; Bailly sería el presidente, Ozanam el vicepresidente y Lallier secretario. La sede se mantendría en San Esteban del Monte y las primeras cuatro secciones asumirían el nombre de sus correspondientes parroquias: San Sulpicio, San Felipe de Roule y Nuestra Señora de la Buena Nueva.

21 Como vemos se estaba haciendo realidad el deseo de Ozanam: Yo quisiera abrazar al mundo entero en una red de caridad. En la primera asamblea pudo exclamar: Ya tenemos, al fin, esa organización que tanto deseábamos. ¡Por tanto, valor! Unidos o separados, cerca o lejos, tengamos un solo corazón. Corazón siempre dispuesto a servir a los pobres.

22 La primera asamblea se realizó el 21 de febrero de 1836 y se entregó el Reglamento. Nombre de la asociación: Conferencia de la Caridad de San Vicente de Paúl Motivación de la reunión: Impulso de piedad cristiana, siguiendo a Jesús, la doctrina de la Iglesia y a los santos. Patrocinio: San Vicente y la Virgen María. Fin: el socorro espiritual y material del prójimo necesitado. Medios: cuantos sugiera el amor fraternal.

23 Ozanam visitó Roma y tuvo dos audiencias con el Papa Pío IX quien elogió el trabajo de la Sociedad. Expansión: 1842 Roma; 1843 Bélgica, Escocia, Irlanda; 1844 Inglaterra; 1846 Alemania, Países bajos, Grecia, Turquía, Estados Unidos, México; 1847 Suiza, Canadá; 1850 Austria, España. Desde entonces la Sociedad continúa sirviendo efectivamente en la caridad a los pobres, acompañados por un sacerdote que los asesora y que tiene que conocer la vida y obra de San Vicente y de Federico Ozanam.

24 Para Ozanam y sus compañeros la acción social se lleva a cabo a través del contacto personal y directo con el pobre (visitas domiciliarias que devinieron después en servicios mucho más amplios). Por tanto, la ayuda tiene que ser espiritual y material, tiene que ser personal y exige promover la integridad y la dignidad humana. De esta forma el servicio que presta la Sociedad de San Vicente de Paúl beneficia propiamente a sus propios integrantes ya que éstos deben observar una vida cristiana coherente y que espiritualmente se encuentren bien.

25 La Sociedad de San Vicente de Paúl funciona hoy en 130 países, trabajando con diferentes medios, pero con un mismo espíritu de justicia y caridad de forma voluntaria hacia los más desfavorecidos de la sociedad. Sus miembros y colaboradores son ciudadanos de diferentes clases sociales, trabajadores que ejercen el servicio voluntario en beneficio de la comunidad y particularmente de los pobres.

26 El reconocimiento de la labor de la Sociedad de San Vicente de Paúl ha sido testimoniado también por muchos Papas como Pío IX, León XIII, Pío XII (que las conoció y acompañó), Juan XXIII, Pablo VI y el recordado Beato Juan Pablo II, quienes alabaron su trabajo y recomendaron vivamente su continuidad. Sorprendió de sobremanera que el Beato Juan Pablo II en la homilía de su beatificación el 22 de agosto de 1997, compartiera que también él la conoció y formó parte de ella en sus años mozos.

27 Características de la Sociedad Federico Ozanam describe a la Sociedad de la siguiente manera: "Una sociedad católica pero laica, humilde pero numerosa, pobre pero sobrecargada de pobres que consolar, sobre todo en una época en que las asociaciones caritativas tienen una misión tan grande que cumplir a favor del despertar de la fe, para sostén de la Iglesia, para pacificación de los odios que dividen a los hombres".

28 Principales fines de las Conferencias de la Caridad, como son: - El proyecto de restauración de la sociedad bajo la guía del catolicismo. - La visión de una asociación de amigos comprometidos a trabajar por ello. - La decisión de tomar el amor, la caridad, por norma fundamental de vida y llegar por él a la santidad. - Sin formularlo explícitamente, la contemplación de sí mismo como un simple cristiano celoso, es decir, como laico.

29 Podemos precisar las correspondientes características como sigue: - Confianza en la Divina Providencia - Flexibilidad y capacidad ilimitada de adaptación a los distintos ambientes económico-sociales. - Carácter laical, espíritu sincero y abnegadamente católico. - Honda preocupación por la práctica de la caridad efectiva, patentizada en obras, con dedicación vocacional y perseverante apertura de espíritu, formas, métodos y medios, sin desviaciones.

30 3. Anotaciones a la fundación de la Sociedad de San Vicente de Paúl La búsqueda del fin de la Sociedad Sociedad de jóvenes y para jóvenes Efectividad del pensamiento: Caridad Perspectiva laical: fraternidad y amor a la Iglesia.

31 UNIVERSIDAD DE PARÍS

32 BARRIO DE MOUFFETARD, PARÍS

33 LUGAR DONDE SOR ROSALÍA RENDÚ ATENDÍA A LOS POBRES

34 PLACA RECORDATORIA DE LA OBRA DE SOR ROSALIA RENDU

35 IGLESIA DEL BARRIO DE MOUFFETARD

36 IGLESIA DE SAINT ÉTIENNE DU MONT

37 RECORDATORIO A FEDERICO OZANAM EN LA IGLESIA DE SAIN ÉTIENNE

38 PLACA RECORDATORIA DE LA BEATIFICACIÓN DE FEDERICO OZANAM EN LA CATEDRAL DE NOTRE DAME DE PARÍS


Descargar ppt "OZANAM Y LAS CONFERENCIAS DE SAN VICENTE DE PAÚL P. Mario Yépez Barrientos CM."

Presentaciones similares


Anuncios Google