La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Hoy entramos un poco en el terreno de la política. Veamos lo que dice el evangelio de este domingo: Mt 22, 15-21.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Hoy entramos un poco en el terreno de la política. Veamos lo que dice el evangelio de este domingo: Mt 22, 15-21."— Transcripción de la presentación:

1

2

3 Hoy entramos un poco en el terreno de la política. Veamos lo que dice el evangelio de este domingo: Mt 22, 15-21

4 En aquel tiempo, se retiraron los fariseos y llegaron a un acuerdo para comprometer a Jesús con una pregunta.

5 Le enviaron unos discípulos, con unos partidarios de Herodes,

6 y le dijeron: Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas el camino de Dios conforme a la verdad; sin que te importe nadie, porque no miras lo que la gente sea.

7 Dinos, pues, qué opinas: ¿es lícito pagar impuesto al César o no?

8 Comprendiendo su mala voluntad, les dijo Jesús: Hipócritas, ¿por qué me tentáis? Enseñadme la moneda del impuesto.

9 Le presentaron un denario.

10 Él les preguntó: ¿De quién son esta cara y esta inscripción?

11 Le respondieron: Del César.

12 Entonces les replicó: Pues pagadle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. Palabra del Señor

13 Eran los días últimos de la vida de Jesús. Negros nubarrones amenazaban sobre Él por culpa de los jefes del pueblo judío. Pero por lo alto brillaría siempre el sol de la verdad y el amor de Jesús.

14 Los escribas y fariseos, dirigidos por los principales sacerdotes del templo, maquinaban la manera de hacer caer a Jesús. Si pudieran, le llevarían hasta la muerte. ¡Tanto era su odio ocasionado por la envidia!

15 Por lo menos quieren dejarle en ridículo ante tanta gente buena que le escucha atentamente.

16 Entonces se proponen poner a Jesús una trampa en la que están seguros que ha de caer.

17 Los jefes no quieren dar la cara. Por eso envían a unos discípulos o novatos. Los fariseos y los partidarios de Roma, o herodianos, son adversarios; pero ahora se alían para ir contra Jesús.

18 La trampa creen que está muy bien preparada, porque, si dice que hay que dar el tributo al César, va contra todo el pueblo judío. Si dice que no, allí están los partidarios del gobierno para acusarle. ¿Cómo podrá pasar el puente sin caer en la trampa?

19 Comienzan con adulaciones. Especialmente le dicen que es sincero. Por eso confían que les responderá convencido, según lo que piense. Ser sincero significa tener carácter firme y vivir con libertad de espíritu. Para decir la verdad, muchas veces hay que ser valiente.

20 Jesús les dice que son hipócritas, porque bien saben que Él nunca habla de opciones políticas. Y que es tentar a Dios el querer meter a Dios en las opciones políticas de cada uno.

21 Lo del pedir que le muestren una moneda es porque Jesús quiere que su mensaje quede mejor grabado. Es como hacer una pequeña parábola viviente.

22 Jesús termina con una de las frases más famosas del Evangelio:

23 A alguno le puede parecer una respuesta sencilla o evasiva o diplomática, como si no quisiera respon- der o respondiera con evasivas. Pero no. Es una respuesta muy importante con un gran mensaje. Creo que aquellos no lo entendieron. Además no eran los jefes sino discípulos que quedaron sorprendidos y se marcharon.

24 Jesús no dice que la ocupación romana sea legítima o que no lo sea. Se limita a decir que, si aceptan la dominación romana, es lógico que paguen el tributo y que le devuelvan al César lo que es suyo, es decir, lo que invierte en organizar la vida pública. Pero lo más importante es lo segundo: dar a Dios lo que es suyo.

25 Muchos han interpretado estas palabras de Jesús como si hubiera que hacer una división entre nuestros deberes hacia Dios y los deberes hacia el Estado. Algo así, como si nuestra vida privada fuera para Dios y nuestra vida social para el Estado.

26 Muchos se basan en estas palabras para hacer la distinción entre la Iglesia y el Estado. Pero Jesús no está haciendo una división o contraposición. En primer lugar porque en aquel tiempo no solía haber esa división. Normalmente el rey, en cualquier nación, solía ser el jefe en lo religioso. A veces es así actualmente.

27 Esa frase de Jesús iba contra los judíos para quienes Dios era como su César, y contra los romanos para quienes el César era su dios. Así hay muchos entre nosotros, para quienes las cosas políticas las tienen como si fuesen un dios, y hay otros que, cuando se trata de las cosas de Dios, lo tienen tan poco relevante que les es lo mismo que el tratar de política u otras cosas materiales.

28 Jesús les dice y nos dice: Si del César son las monedas, si le corresponde una obediencia a las leyes justas para la convivencia, pues dádselo. Pero ante todo demos a Dios lo que le corresponde.

29 Y ¿qué le corresponde a Dios? Pues todo el amor y la adoración por todas las cosas. Dios es el Señor de toda la vida, de toda la realidad. Los políticos también están bajo la soberanía de Dios y deben actuar bajo la ley de Dios. Toda autoridad viene de Dios. Así se lo recordaría Jesús a Pilato.

30 Y no sólo porque hay jefes políticos que no quieren saber nada de Dios, sino también porque hay jefes religiosos que se creen suplantar a Dios, pues en vez de estar a disposición de Dios y al servicio de los hermanos, se creen disponer de Dios para sus propios intereses, que suelen ser bastante materiales. No debería haber oposición entre la Iglesia y el Estado, pero muchas veces la hay.

31 Esto es lo que les pasaba a los jefes religiosos judíos. Por eso les quería decir Jesús que el pueblo, que es de Dios, deben dárselo a Dios o conducirle hacia Dios.

32 Desgraciadamente en la historia se han hecho muchas guerras santas, que tienen muy poco de santas y de buscar los intereses de Dios, sino mucho de buscar intereses materiales egoístas.

33 El tributo, que Dios quiere que le demos, no está sólo en nuestro corazón, sino en la humanidad que sufre. Dios está...

34 En los que sufren hambreEn los que lloran En los que sufren injusticias En los que sufren marginación.

35 Así pues, Jesús no explica ni concretiza en lo que hay que hacer respecto al César, sino que acentúa lo que hay que dar a Dios. En cuanto a la política todos debemos colaborar cuando llegan momentos de elecciones: Debemos votar lo que sea mejor para el bien común. Pero debemos tener en cuenta, en política y en otras actividades materiales, que nuestro deber principal es seguir lo que creemos es según la mente de Dios.

36 Ante tantas cosas que Dios me da Hoy debemos pensar en las maravillas que hemos recibido y esperamos de la bondad de Dios.

37 ¿Cómo te podré pagar? Automático

38 ¿Cómo te podré pagar tanto bien como me has hecho?

39 ¿Cómo te podré pagar?

40 ¿Cómo te podré pagar tanto bien como me has hecho?

41 Pagarte cuanto te debo.

42 Viviré para cantar

43 Nunca yo me sentí digno

44

45 Tu me diste la vida

46 Viviré para cantar

47 ¿Cómo te podré pagar?

48 Viviré para cantar

49 Que María nos ayude a dar a Dios todo lo que se merece. AMÉN


Descargar ppt "Hoy entramos un poco en el terreno de la política. Veamos lo que dice el evangelio de este domingo: Mt 22, 15-21."

Presentaciones similares


Anuncios Google