La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

"Heme aquí, envíame a mí": El profeta Isaías Levítico 16:30Levítico 16:30; 17:11; Isaías 6:1-10; 49:6; Jeremías 3:22; Mateo 28:18-20; Hebreos 1:2.17:11Isaías.

Presentaciones similares


Presentación del tema: ""Heme aquí, envíame a mí": El profeta Isaías Levítico 16:30Levítico 16:30; 17:11; Isaías 6:1-10; 49:6; Jeremías 3:22; Mateo 28:18-20; Hebreos 1:2.17:11Isaías."— Transcripción de la presentación:

1 "Heme aquí, envíame a mí": El profeta Isaías Levítico 16:30Levítico 16:30; 17:11; Isaías 6:1-10; 49:6; Jeremías 3:22; Mateo 28:18-20; Hebreos 1:2.17:11Isaías 6:1-1049:6Jeremías 3:22Mateo 28:18-20 Hebreos 1:2 Resumen de la Lección de Escuela Sabática Para el 27 de septiembre de 2008

2 VERSÍCULO DE MEMORIA "Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí" Isaías 6:8

3 INTRODUCCIÓN Isaías fue un poderoso profeta del siglo VIII antes de Cristo, quien habló contra el pecado y la corrupción, defendió la justicia y la equidad, y profetizó acerca del Mesías. ¿Qué similitudes podemos encontrar con nosotros hoy? La misión de Isaías se extendió más allá que solo la reforma dentro de Judá. Él preveía el día en que la misión de Judá sería la de representar a Dios ante el mundo. Judá no debía seguir mirando hacia adentro; tenía un propósito misionero para todas las naciones. Isaías cita palabras de Dios: "Te guardaré y te pondré por pacto al pueblo, por luz a las naciones" (Isa. 42:6).

4 I.CÓMO PREPARARSE PARA LA MISIÓN: UNA VISIÓN Isaías 6:1,2 1 En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo. 2 Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban.. El cumplimiento de la misión demanda una visión. Isaías empezó su preparación para el cumplimiento de la Misión, recibiendo de parte de Dios una Visión: la visión celestial, la visión de la presencia de Dios y de su santidad. Esa visión le permite reconocer su pecaminosidad, su indignidad, sus limitaciones humanas, su incapacidad frente a la misión. Cuando los hijos de Dios se encuentran con Dios, sienten temor porque su humanidad se aturde frente a la grandeza del Creador. Nuestra preparación para el cumplimiento de la misión, empieza reconociendo la grandeza de Dios y la pequeñez de la humanidad, aferrándonos a Él.

5 II.CÓMO PREPARARSE PARA LA MISIÓN: RECONOCIMIENTO Isaías 6:5 5 Entonces dije: ¡Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos. El encuentro del profeta con Dios produce temor a causa del pecado que habita en la naturaleza humana. Cumplir la misión de Dios, es una tarea difícil, sagrada e imposible desde el punto de vista humano porque nuestra pecaminosidad nos incapacita para el cumplimiento de esa misión. Como el profeta Isaías, debemos reconocer con temor y temblor nuestra pecaminosidad frente al cumplimiento de la misión. El que encubre sus pecados no prosperará, mas el que los confiesa y se aparta, alcanzará misericordia. Proverbios 28:13 Reconocimiento frente a la grandeza de Dios, frente a los sagrado de la tarea del cumplimiento de la misión y frente a nuestra fragilidad humana es lo que necesitamos.

6 III.CÓMO PREPARARSE PARA LA MISIÓN: PURIFICACIÓN Isaías 6:6,7 6 Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas; 7 y tocando con él sobre mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y es quitada tu culpa, y limpio tu pecado. Luego de haber reconocido su pecado, Isaías recibe la purificación de parte de Dios, como una expiación por sus pecados. El punto que se destaca aquí es que Isaías, sin la intervención divina, sin que fuera quitado su pecado, o cubierto (qafar también significa "cubierto"; ver Gén. 6:14, NVI), no podría haber hecho nada para Dios.Gén. 6:14 Para cumplir la misión, necesitamos estar a cuentas con Dios. La cumpliremos con autoridad, con dignidad, con la dignidad que nos da Cristo Jesús expiando nuestras culpas en la cruz del Calvario.

7 IV.CÓMO PREPARARSE PARA LA MISIÓN: DISPOSICIÓN Isaías 6:8 8 Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí. Como Saulo en el NT ¿qué quieres que haga Señor? Hechos 9:6, Isaías respondió: Heme aquí, envíame a mí. Después de este proceso de visión, reconocimiento y purificación se hace natural manifestar disposición para el cumplimiento de la misión. Y sabremos que la tarea no es fácil, Dios mismo se lo advirtió a Isaías, pero, estamos con Él y Él está con nosotros hasta el fin del mundo San Mateo 28:

8 RESUMEN El profeta Isaías aceptó una misión dada por Dios que era impopular y, de muchas maneras, sin recompensas. También era una misión que terminó con su vida, al ser cortado en dos con una sierra. Y, no obstante, por medio de su ministerio, hubo vidas cambiadas y el poder de sus palabras todavía se siente hoy.

9 MUCHAS GRACIAS Este material fue preparado por el Pastor Samuel Roncal Vargas Capellán General de la Universidad Adventista de Bolivia Y Profesor de la Facultad de Teología


Descargar ppt ""Heme aquí, envíame a mí": El profeta Isaías Levítico 16:30Levítico 16:30; 17:11; Isaías 6:1-10; 49:6; Jeremías 3:22; Mateo 28:18-20; Hebreos 1:2.17:11Isaías."

Presentaciones similares


Anuncios Google