La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

La inexistencia divina: Meillassoux y la contingencia transcendente.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "La inexistencia divina: Meillassoux y la contingencia transcendente."— Transcripción de la presentación:

1 La inexistencia divina: Meillassoux y la contingencia transcendente

2 Quatro enlaces de los humanos con Deus No acreditar en Dios porque el no existe (ateísmo, levando a la tristeza, al cinismo, al desespero). Acreditar en Dios porque ele existe (religión, levando al fanatismo, blasfemia e idolatría). No acreditar en Dios porque ele existe (rebelión luciferina con el criador, asociado a indiferencia, apatía, sarcasmo). Acreditar en Dios porque ele no existe (la posición del factualista y del inmanentista que Meillassoux explora y recomienda).

3 Quentin Meillassoux Realismo especulativo: especulación y crítica El diagnóstico del correlacionismo: la era del correlato La facticidad como especulación: el correlacionismo lleva a la facticidad de todo. El principio (racional) de la des-razón: lucha contra el fideísmo generado pela filosofía crítica correlacionista. La necesidad de la contingencia (contraste con otras filosofías de la contingencia).

4 Contingencia transcendente La radicalidad del problema de Hume: la separación entre razón e experiencia. Lo que pasa en el mundo pasa por una ausencia de gobierno. No hay una ley de la contingencia encubierta, pero apenas una ausencia de leyes. La contingencia absoluta es también un fato bruto, insuperable – ninguna ley futura puede se ser razón suficiente para cualquier cosa. Una contingencia superior a cualquier necesidad, y por lo tanto sin restricciones: ausencia transcendente. No puede haber una teoría del devenir.

5 Surgimiento ex-nihilo El surgimiento de algo no predestinado, no inscrito en lo que ya había. Emergencia. Surgissement y événement. Surgimiento como contingencia: verdadera novedad e inmanencia, no hay un repositorio de posibilidades transcendentes. Devenir bruto. Coincidencias cósmicas? El potencial y el virtual: el virtual no puede ser objeto de una estimativa de probabilidades.

6 Los cuatro advenimientos (y los cuatro Mundos) Materia, vida, razón (Mundos) surgidos con contingencia y novedad. Hay en cada Mundo más efectos que en cualquiera de sus causas. El cuarto surgimiento: la justicia, que viene con la reparación – la resurrección de los muertos. A justicia puede emerger de la razón porque la razón descubre como ella es incompatible con los otros Mundos. Se un Mundo surgiera después de la razón, seria aquel de la resurrección de todos los racionales ya muertos, el Mundo de la justicia. La razón, por su impasse con la vida y la materia, revela su carácter de puente y asociase con la esperanza racional en la Justicia. Solo un Dios puede instaurar o surgimiento del cuarto Mundo.

7 Filosofía y la ruptura científica La filosofía surge con la ruptura científica entre ser y valor – la búsqueda de un simbolismo. No es una nueva mística, pero intenta superar la ruptura. El problema del filósofo es responder porque ser justo (contra los cinismos, la promesa de los sacerdotes con recompensas non- morales y los escépticos que encuentran sacerdotes en todos). A filosofía es llamada a responder por la deficiencia de los simbolismos que no reconcilian el mundo con la razón (pretenden que el es racional o que ella debe ser despreciada). A filosofía de la facticidad es la actitud cierta pues la contingencia absoluta es el símbolo buscado. La contingencia absoluta permite la conciliación del surgimiento con la esperanza: la fe racional en el cuarto Mundo.

8 La cisión ética La ética del cuarto surgimiento no es la ética de la esperanza, como la de hoy. Superioridad humana: nuestro desaparecimiento probable (tristeza) y nuestra posible resurrección (jubilo). La superioridad de juri de toda la vida pensante sobre las otras. El humanismo factualista recusa toda inversión de valores que concede valor al humano través el no-humano. O humano vale porque acede al absoluto (la contingencia). Apego a esta vida porque ella tiene valor. La ética del que viene es del universal que funda un Mundo de justicia.

9 El mediador humano El mediador humano para el cuarto surgimiento debe ser: bueno (orientado hacia el universal), omnisciente, omnipotente (debe mediar por su voluntad, con autonomía), debe poder abolir sus poderes después del surgimiento y, de hecho, abolí-los. Por lo tanto, el mediador debe ser un niño (infans). Su carácter cristico de este niño funda una ética que excluye las tentaciones de transcendencia (no es una f religión racional). Queremos tomar con los muertos sin la intervención de un Dios revelado que estropea la fiesta.

10 Contra el ateísmo El ateísmo acepta la visión religiosa de la inmanencia y intenta estar satisfecho con ella. La filosofía exorciza el ateísmo invocando la palabra Dios y mostrando que es mejor que el no exista, y condena la religión por la creencia de que Dios existe actualmente. A filosofía factualista conserva la espera espiritual do surgimiento divino sin la fe en un Dios existente. Un Dios existente es el gran problema de toda religión, pues ellas defienden la sumisión a algo sin moral y capaz de extrema crueldad. El ateísmo tiene razón en rechazar la existencia actual de Dios, pero no en rechazar su posibilidad y su presencia como objeto racional de esperanza.

11 Los ancestrales de Dios La tarea de la filosofía: la inteligibilidad absoluta del ser qua ser y la comprensión de nuestra inmortalidad. Todo discurso religioso está basado en la inevitabilidad de Dios, pero nosotros somos sus posibles ancestrales, y no sus criaturas. La esperanza troca la garantía pela posibilidad, dada la absoluta contingencia. Es racional decir que nosotros somos una puente – pero una puente que puede no llegar a alcanzar el otro lado.

12 Religión: blasfemia y idolatría Blasfemia: creer en un Dios existente es defender sus crueldades en el mundo, es decir que el es el peor de todos los comandantes. La expresión inexistencia divina trae esperanza a cualquier persona. Idolatría: creer en un Dios existente es predicar el amor hacia una criatura horrible, responsable por calamidades. La filosofía factualista reinventa la relación con Deus sin su necesidad y sin su existencia actual. Conciliación entre esperanza política e relación con Dios: el surgimiento de la justicia.

13 Sobre la contingencia necesaria La importancia de Dios: nadie, ni mismo Dios puede cancelar la contingencia de todo. Dios es un producto de la contingencia, no de la necesidad, solo puede surgir por contingencia. La contingencia es absoluta: todo puede ser de otro modo (y Dios puede existir). Solo un principio es necesario: la facticidad.


Descargar ppt "La inexistencia divina: Meillassoux y la contingencia transcendente."

Presentaciones similares


Anuncios Google