La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

© Antonio Varela Nuestra maravillosa, increíble, espectacular, sorprendente … NATURALEZA, cuenta con un pequeño y selecto club: EL CLUB.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "© Antonio Varela Nuestra maravillosa, increíble, espectacular, sorprendente … NATURALEZA, cuenta con un pequeño y selecto club: EL CLUB."— Transcripción de la presentación:

1

2 © Antonio Varela

3 Nuestra maravillosa, increíble, espectacular, sorprendente … NATURALEZA, cuenta con un pequeño y selecto club: EL CLUB DE LAS PLANTAS ASESINAS Ellas, primero engañan y luego matan. Seducen a los insectos y los atraen a trampas mortales para luego devorarlos.

4 Las fotografías de estas plantas tan peculiares, han sido hechas por los mejores fotógrafos-naturalistas del mundo. Pertenecen a la revista National Geographic y de los archivos fotográficos de la misma han sido extraídas. ¡¡¡ ATRACCIÓN FATAL !!!

5 Las plantas carnívoras engañan, y luego matan. El dulce olor de una planta jarro tropical atrae a los insectos, pero la víctima cae en sus fauces por la superficie resbaladiza. Nepenthes lowii

6 Así despliega sus hojas la drosera real sudafricana, la mayor de su género. Las hojas de esta especie pueden alcanzar medio metro de largo. Drosera regia

7 El tamaño no garantiza el éxito. Si los pelos glandulíferos no atrapan del todo a un moscardón, el insecto puede sufrir algún daño pero también luchar por su libertad. En el reino de las plantas carnívoras, dice William McLaughlin, conservador del Jardín Botánico de Estados Unidos, «algunos insectos mueren aunque no lleguen a ser digeridos». Drosera regia

8 Los insectos sedientos se acercan a lo que parecen gotas de rocío en una drosera estolonífera de Australia, y acaban enredados en los apéndices pegajosos. Drosera stolonifera

9 La atrapamoscas se cierra cuando algo roza dos veces los pequeños pelos táctiles del centro de la hoja. Dionaea muscipula

10 Como figuras en un teatro de sombras chinescas, las siluetas de las presas se transparentan a través de las hojas de un nepentes de Filipinas. La superficie cerosa del tubo rojo impide que los insectos trepen para escapar. Una vez han caído en el fondo de la hoja tubular, las enzimas de la planta les extraen los nutrientes. Nepenthes alata

11 La mayoría de las plantas carnívoras se alimentan de unos insectos que no son los que necesitan para reproducirse. Algunas especies carnívoras, como esta drosera en plena floración, son capaces de auto polinizarse si no encuentran insectos polinizadores. Drosera sp.

12 Como si percibiera que cerca hay comida, una cucaracha se asoma a una planta jarro de medio metro de altura. Las especies carnívoras efectúan la fotosíntesis como las otras plantas, pero la mayoría vive en turberas y otros hábitats pobres en nutrientes. El nitrógeno extraído de los animales enriquece su dieta y las ayuda a crecer mejor. Sarracenia flava

13 Para evitar el riesgo de capturar y consumir posibles polinizadores, las plantas jarro mantienen sus flores lejos de sus trampas mediante largos tallos Sarracenia híbrida.

14 Las flores cuelgan boca abajo como farolillos chinos, y atraen a las abejas hacia complejas cámaras de polen. Sarracenia flava

15 Una araña se enfrenta a los relucientes tentáculos de una drosera real sudafricana. Cuanto más lucha el arácnido para liberarse, más probable es que quede atrapado en las glándulas secretoras de mucílago situadas al final de los diminutos tentáculos. Cuando la araña finalmente se rinde, por agotamiento o por asfixia, los tentáculos conducen al animal hacia el centro de la hoja, donde los ácidos y las enzimas digestivas lo reducirán a una sopa viscosa de fácil digestión para la planta. Drosera regia (drosera); Pholcus phalangioides (araña)

16 Muchas de las más de 675 especies de plantas carnívoras que hay en el mundo tienden trampas pasivas. Una grasilla del tamaño de un bollo presenta erizados pelos pegajosos que atrapan a los insectos hasta que los jugos digestivos de la planta hacen su trabajo. Pinguicula «Hans»

17 Una mariposa de color verde pálido percibe el néctar y se posa sobre una especie de planta jarro muy poco común. Conocida como lirio cobra por su cabeza bulbosa, su lengua bífida y su larga hoja tubular, crece en las zonas montañosas de la costa Oeste de Estados Unidos y es una rareza entre las de su género. Aunque atrapa presas de manera similar a otras plantas jarro, sus hojas carecen de enzimas digestivas, por lo que cuenta con unas bacterias simbióticas que transforman los insectos atrapados en nutrientes aprovechables. Darlingtonia californica

18 Al cefaloto de Australia, con hojas del tamaño de un dedal, le gustan los insectos que caminan. Con sus pelos guía y su olor empalagoso, conduce a las hormigas hasta sus profundidades digestivas. Cephalotus follicularis

19 Las plantas carnívoras atraen algunos insectos para devorarlos, pero necesitan a otros para una tarea más benévola: la polinización. Heliamphora minor, que crece en las tierras altas del sur de Venezuela, es una de las plantas jarro más pequeñas del mundo. El color y la posición de la flor sirven de indicador del grado de madurez para los insectos. El color blanco de la flor que está boca abajo indica que está lista para la polinización; además, su forma de campana impide que las fuertes lluvias arrastren el polen. La flor granate de la izquierda seguramente ya ha sido polinizada. Y la flor de color verde que está en posición horizontal es demasiado inmadura para beneficiarse de la visita de un insecto. Heliamphora minor

20 Una sarracenia híbrida llena de agua tienta a las abejas con la promesa de néctar y con un borde que parece idóneo para aterrizar. Devorar animales no es la manera más eficiente para una planta de conseguir nutrientes, pero sin duda es una de las más exóticas. Sarracenia híbrida

21 Un caracol avanza solemnemente por la hoja enrollada de una planta jarro amarilla. Algunos científicos piensan que la forma ondulada del nervio vertical es una escalera que guía a los animales que caminan hacia la boca de la planta. Otros opinan que se trata de un refuerzo estructural. Los ejemplares de esta especie vegetal pueden alcanzar un metro de altura y volcarse cuando están demasiado llenos de agua de lluvia o de restos de las presas. Sarracenia flava (planta jarro); familia helícidos (caracol)

22 Parcialmente sumergida en las turberas y bancos de arena del sudeste de Estados Unidos, esta especie de planta jarro devora artrópodos, hormigas y babosas. Las presas se ven atraídas por el néctar del interior de la «capucha» y por la luz que brilla a través de una retícula de «ventanas». El interior está revestido de unos pelos orientados hacia abajo, parecidos a agujas, que impiden la retirada del insecto y lo dirigen hacia las profundidades ácidas de la planta. Sarracenia psittacina

23 Un grillo queda atrapado en los pegajosos pelos glandulíferos de una drosera real sudafricana. Drosera regia (drósera); familia grillacrídidos (grillo)

24 Probablemente herido, pero sin duda afortunado, el grillo logra escapar. «Que un insecto logre huir o no es una batalla mortal que se resuelve en un instante», dice Barry Rice, botánico de la Universidad de California en Davies. Drosera regia (drósera); familia grillacrídidos (grillo)

25 La atrapamoscas, la más famosa y fascinante de todas las plantas carnívoras, utiliza la electricidad para capturar a las confiadas presas. Cuando éstas rozan uno o más pelos táctiles al menos dos veces (un sistema de conservación de energía que permite a la planta distinguir entre las presas y otros estímulos), una carga eléctrica estimula las células exteriores de la hoja haciendo que cambie rápidamente de forma, de convexa a cóncava, y que los dos lóbulos que la forman se cierren uno sobre otro. Los dientes situados en los bordes de dichos lóbulos encajan como los de un cepo y permiten que los insectos más pequeños escapen para ahorrar a la planta el gasto de digerir una comida insuficiente. Dionaea muscipula

26 Casi 700 especies distintas forman parte del Club de las plantas asesinas Y sirva esta presentación para provocar nuestro asombro, pues la belleza de la Naturaleza, no solo está en una impresionante montaña o en una inmensa cascada. También una simple y pequeña flor encierra belleza, un comportamiento especial y por supuesto es una maravilla de la Naturaleza, al mismo nivel que puede serlo el rio Amazonas o la cordillera del Himalaya.

27 © Antonio Varela

28

29 © Antonio Varela

30 © Antonio Varela

31


Descargar ppt "© Antonio Varela Nuestra maravillosa, increíble, espectacular, sorprendente … NATURALEZA, cuenta con un pequeño y selecto club: EL CLUB."

Presentaciones similares


Anuncios Google