La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

EL BAJO RENACIMIENTO EN ESPAÑA. EL ESTILO HERRERIANO. último 1/3 del s. XVI. 1563-1586 - Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera, Monasterio, Palacio.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "EL BAJO RENACIMIENTO EN ESPAÑA. EL ESTILO HERRERIANO. último 1/3 del s. XVI. 1563-1586 - Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera, Monasterio, Palacio."— Transcripción de la presentación:

1 EL BAJO RENACIMIENTO EN ESPAÑA. EL ESTILO HERRERIANO. último 1/3 del s. XVI Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera, Monasterio, Palacio y Mausoleo de Felipe II. Juan de Herrera

2 PLANTA DEL MONASTERIO DE SAN LORENZO DE EL ESCORIAL La planta del monasterio: un gran rectángulo (207m. x 61m.) del que sobresale la zona destinada a los aposentos reales. Su diseño representa laparrilla en que fue martirizado San Lorenzo. El edificio sería, al mismo tiempo, iglesia, monasterio y mausoleo.

3 El monasterio según un grabado del siglo XVII

4 La simétrica desnudez del alzado concuerda con la armonía geométrica de la planta. Es una obra de grandes proporciones, cuadrada, con una torre en cada ángulo, de 55 m. de altura cada una. La armónica proporción entre la superficie y la altura, entre las líneas verticales y horizontales, es absoluta.

5 Vista general Su construcción se inició en 1563, para conmemorar la victoria española en la batalla de San Quintín. Se concluyó 20 años más tarde. Esta obra y su autor, Juan de Herrera, dan nombre a un estilo, Escurialense o Herreriano, muy influido por la pureza de formas y la sobriedad decorativa de las obras de Bramante y de Miguel Ángel.

6 detalles del alzado Un inexorable cuadrilátero de piedra. La fachada es un colosal muro de granito desnudo y sin más ornamentación que las sencillas ventanas. En torno al edificio hay una amplia explanada que permite su contemplación, acentuando su solidez y monumental austeridad. Vista general de la fachada y del lateral norte

7

8

9 El conjunto, símbolo del Estado Universal de Felipe II, el Imperio donde no se ponía el sol, acusa frialdad y un desmesurado racionalismo. La severidad decorativa del monasterio inaugura el estilo herreriano, ligado al espíritu de la Contrarreforma Católica, encarnado en la austera figura del monarca.

10 Detalles del alzado Las torres se cubren con chapiteles de pizarra, típicos en la arquitectura de la época.

11 Zona central de la fachada, de acceso al Patio de los Reyes

12 La fachada principal La austeridad sólo se suaviza en la entrada principal, donde 8 columnas dóricas adosadas sostienen un pequeño cuerpo central, algo más alto, en el que se sitúa la estatua de San Lorenzo, rematándose éste con un frontón clásico

13

14 El Patio de los Reyes: pórtico de la Basílica y las dos torres que flanquean la fachada.

15 Patio de los Reyes y fachada de la Basílica

16 Vista frontal de la fachada de la Iglesia en el patio de los reyes. Se utiliza el orden dórico por su simplicidad, claridad y geometría. Renuncia a todo ornamento vegetal o animal, tan sólo las figuras que representan a los reyes de Judá. Las proporciones de los elementos constructivos son la base de la belleza de esta fachada.

17 Detalle de la parte inferior de la fachada de la iglesia, donde se aprecia la robustez y simplicidad de las columnas de orden dórico. Herrera va más allá que Miguel Ángel o Bramante en su austeridad y fría racionalidad geométrica.

18 Detalles del patio de los Reyes. La decoración del edificio, que es muy escasa, se reduce a motivos geométricos puros como la esfera, la pirámide o el cubo, que campean en los vanos o pináculos.

19 Cúpula de la Iglesia del monasterio, donde es notoria la influencia del templete de San Pietro in Montorio de Bramante

20

21

22 Basílica del El Escorial. interior

23 Vista del interior de la basílica y de su cúpula

24 Catedral de Valladolid (Juan de Herrera) proyectada por Juan de Herrera entre 1585 y 1590, donde se aplica el estilo clasicista inaugurado por él mismo, de gran severidad ornamental, aunque sin renunciar a la monumental grandiosidad, a la romana, típica de su concepción arquitectónica.

25 Construcción ideal de la catedral de Valladolid Planta - La Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Valladolid es un amplio edificio de tres naves y tres ábsides. El interior se articula mediante gigantescos arcos de medio punto que apoyan sobre fortísimos pilares cuadrados con pilastras adosadas que llevan capiteles compuestos a lo romano.

26

27

28 Interior de la catedral de Valladolid

29 Estas construcciones de Herrera son clasicistas, a lo romano antiguo, aunque con rasgos manieristas, y se basan en los principios del arquitecto romano Vitruvio. Su severidad y monumentalidad pretenden evocar la supuesta grandeza de la España de los Austrias (especialmente del reinado de Felipe II donde se vivió como nunca el espíritu de "la cruz y la espada"). Durante los siglos XVII al XIX, se continuaron los trabajos, pero no se respetó completamente el plan de Herrera. Así, Churriguera creó un cuerpo superior de la fachada en claro estilo barroco. La Catedral de Valladolid inspiró o influyó en la arquitectura de las catedrales de México y Lima.

30 En síntesis: El estilo herreriano está muy influido por la pureza de formas y la sobriedad decorativa de las obras de Donato Bramante y Miguel Ángel. Las estructuras arquitectónicas, de gran solidez y monumentalidad, ya son totalmente clásicas. Carencia absoluta de decoración, salvo la ornamentación que presten los propios elementos constructivos. La belleza del edificio se basa en la sólida monumentalidad del conjunto y en la correcta utilización de los principios y órdenes clásicos, con marcada preferencia por los más sobrios (dórico, toscano….). Este ideal conceptual y constructivo se relaciona con el austero paisaje castellano donde se asienta la obra y el ambiente espiritual para el que fue concebido, imbuido también de la austeridad de la vida monástica. En este estilo la gracia del Plateresco es sustituida por la sobriedad de la lógica arquitectónica, llegando a alcanzar un sentido abstracto, puramente intelectual, de la proporción y de la medida, que dan al edificio un carácter simbólico.


Descargar ppt "EL BAJO RENACIMIENTO EN ESPAÑA. EL ESTILO HERRERIANO. último 1/3 del s. XVI. 1563-1586 - Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera, Monasterio, Palacio."

Presentaciones similares


Anuncios Google