La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Principios de interpretación profética Entendiendo la revelación de Jesucristo.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Principios de interpretación profética Entendiendo la revelación de Jesucristo."— Transcripción de la presentación:

1 Principios de interpretación profética Entendiendo la revelación de Jesucristo

2 Introducción La interpretación de las profecías bíblicas ha sido, durante siglos, tarea primordial del quehacer cristiano. Desde el mismo registro de la entrada del pecado en este mundo, y hasta el último libro de la Biblia, se percibe que Dios ha utilizado frecuente y magistral- mente el recurso de la profecía, a fin de comunicar a la humanidad su plan de redención.

3 Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar (Gen. 3:15). Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. En medio de la calle de la ciudad... estaba el árbol de la vida... Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella... (Ap. 22:1-3).

4 Siendo ése el caso, uno esperaría que el resultado de tan legendaria tarea, en nuestros días, fuera menos difusa y más unánime. Lamentablemente, la realidad atestiguada por la literatura contemporánea, al respecto, es otra. La razón de ello tiene que ver con el punto del cual parte el intérprete bíblico al tratar con una profecía dada (presu- posiciones, métodos, etc.)

5 Por lo tanto, la propuesta de este estu- dio es que, a fin de ser congruente con el contenido y la naturaleza de las Es- crituras, la interpretación profética no puede partir de una metodología externa o extraña a dicho contenido, sino de una que asume los principios que éste mismo propone.

6 Principios generales 1. 1.En primer lugar, debe tomarse en cuenta que la Biblia afirma que Dios es capaz de predecir tanto el futuro inmediato como el distante: "...Yo Soy Dios... Que anuncio el fin des- de el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho. Que digo: 'Mis consejos se cumplirán, y hago todo lo que quiero' " (Is. 46:9-10). 64

7 Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de estas (Ap.1:19).... De la manera que viste que del mon- te fue cortada una piedra, no con ma- no... El gran Dios ha mostrado al rey lo que ha de acontecer en lo por venir; y el sueño es verdadero, y fiel su interpre- tación (Dan. 2:45).

8 2. curiosidad 2.En segundo lugar, debe reconocerse que el propósito por el que fue dada la profecía bíblica no es el de satisfacer la curiosidad acerca del porvenir, sino el de fortalecer la fe del creyente, así como la preparación de éste para el encuentro con el Salvador. Notemos lo que Jesús dijo al respecto: "Ahora os lo he dicho antes que suceda, para que cuando suceda, creáis" (Jn. 14:29).

9 Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis (Mat. 24:44). ¡He aquí, vengo pronto! Bienaventura- do el que guarda las palabras de la profecía de este libro... No selles las palabras de la profecía de este libro, porque el tiempo está cerca (Ap. 22:7, 10).

10 3. 3.También es conveniente tomar en cuenta que la forma en la que están estructurados los libros proféticos provee, a menudo, ayuda valiosa para la interpretación acertada de su propio contenido. El caso del libro de Apocalipsis es, sin duda, un ejemplo palpable de ello. Son varios los eruditos que concuerdan que este libro está dividido en dos grandes mitades:

11 I n t r. C a p s ESTRUCTURA DE APOCALIPSIS C e n t r o C a p s C o n c l.

12 Mientras que la primera parte enfatiza primordialmente los aspectos históricos de la lucha entre el bien y el mal (caps. 1-11), la segunda enfatiza los eventos y alcances finales (escatológicos) de tal conflicto (15-22), mismo que es estratégica y panorámicamente sintetizado en el pleno centro de toda esta construcción literaria (caps ).

13 Principios específicos Aquí, es muy importante reconocer que, dentro de las Escrituras, hay dos géneros diferentes de profecía, a saber, la "general" o "clásica" y la "apocalíptica". Dadas sus diferencias, cada una de ellas envuelve diferentes reglas de interpretación, las cuáles son, como veremos, respaldadas por la propia evidencia bíblica.

14

15 Profecía general o clásica Este tipo de profecías se encuentran mayormente en libros tales como Isaías, Jeremías, Ezequiel y los así llamados "profetas menores". Dichas profecías, a menudo se presen- tan en el contexto de la relación pactual entre Dios y su pueblo evidenciando, por lo tanto, la plena libertad que el Señor le concedió a Israel de perma- necer fiel o de romper tal pacto.

16 De acuerdo a Deuteronomio 27 y 28, la fidelidad del pueblo iría acompañada de las bendiciones divinas, pero en caso contrario éste se adjudicaría justamente las calamidades resultantes de su propia infidelidad: Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos... vendrán sobre ti todas estas bendiciones... Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo... Bendito el fruto de tu tie- rra... (Dt. 28:1-4).

17 Pero acontecerá, si no oyeres la voz de Jehová tu Dios... vendrán sobre ti todas estas maldiciones... Jehová enviará con- tra ti la maldición, quebranto y asombro en todo cuanto pusieres mano e hicieres, hasta que seas destruido, y perezcas pronto a causa de la maldad de tus obras por las cuales me habrás dejado... Jeho- vá te entregará derrotado delante de tus enemigos; por un camino saldrás contra ellos, y por siete caminos huirás delante de ellos; y serás vejado por todos los reinos de la tierra (Dt. 28:15-25).

18 Y envió Jehová a vosotros todos sus sier- vos los profetas... cuando decían: Volveos ahora de vuestro mal camino y de la maldad de vuestras obras... y no vayáis en pos de dioses ajenos... ni me provoquéis a ira con la obra de vuestras manos... Pero no me habéis oído, dice Jehová... Por cuanto no habéis oído mis palabras, he aquí enviaré a. Nabucodonosor... contra esta tierra y contra sus moradores, y... los destruiré, y los pon- dré por escarnio y por burla en desolación perpetua (Jer. 25: 4-9).

19 Obviamente, ésa es la razón por la que estas profecías contienen innumerables llamados al arrepentimiento y constantes advertencias acerca del juicio divino, así como indubitables muestras de la naturaleza condicional de tales predicciones.

20 Debe aclararse, sin embargo, que la promesa referente a la llegada del Mesías no era de esta misma naturaleza condicional, salvo en la respuesta (y sus resultados) que el pueblo de Israel daría a tal acontecimiento (Dn. 9:25-27; Gal. 4:4; etc.)

21 éste salta, a menudo, de la descripción de una crisis local, a la descripción de los eventos del tiempo del fin, al contexto del día del Señor. Si bien el énfasis primario de este género profético está en los eventos locales o nacionales y contemporáneos al profeta que los presentó, éste salta, a menudo, de la descripción de una crisis local, a la descripción de los eventos del tiempo del fin, al contexto del día del Señor. Tal es el caso de la descripción de un ataque literal de langostas [Joel 1-2], de la cual profeta pasa inmediatamente [cap. 3] al juicio universal del fin del tiempo.

22 Además de utilizar modestamente el recurso del simbolismo, estas profecías hacen referencia a periodos de tiempo literales, así como largos (a diferencia de periodos tales como los 1260 días, etc., se habla de años). Por ejemplo, los 70 años de cautiverio citados en Jeremías 25:12, etc.

23 CristoDe manera especial debe notarse que, siendo que estos mensajes aludían al propósito final que Dios tenía para su pueblo -y a pesar de la negligencia de éste- el cumplimiento de estas profe- cías se dio, esencialmente, en el autén- tico y fiel representante del reino de Dios en esta tierra, a saber, Cristo:

24 "Porque todas las promesas de Dios son sí en él. Por eso decimos amén en él, para gloria de Dios" ( 2 Cor. 1:20; Rom. 1:1-6). Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha lle- gado a vosotros el reino de Dios (Mat. 12:28).

25 al nuevo pueblo de Dios, a la iglesia:Pero las Escrituras van más allá y nos informan que tal cumplimiento alcanza también, por extensión, al nuevo pueblo de Dios, a la iglesia: He aquí vuestra casa os es dejada desierta (Mat. 23:38). 65

26 Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación... para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre... y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo... porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre... Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios (Ef.2:14-19 cf. 5:30 y Gal.3:29).

27 De esa forma, puede entenderse por- qué el cumplimiento de las profecías referentes al reino de Dios pasan de un contexto étnico-geográfico étnico-geográfico, a uno espiritual y universal universal: Ejemplos: Israel = Iglesia Babilonia = Apostasía Sión/Jerusalén = Iglesia/cielo

28 Dicho cumplimiento, tal como lo evidencia el Nuevo Testamento, se manifestará en sus aspectos final, universal y literal, en el momento de la segunda venida de Cristo. Dicho cumplimiento, tal como lo evidencia el Nuevo Testamento, se manifestará en sus aspectos final, universal y literal, en el momento de la segunda venida de Cristo. Ejemplos: Ejemplos: Nueva Jerusalén = Hogar literal de los redimidos de todos los tiempos, etc.

29 Por lo tanto, y de manera congruente, la naturaleza espiritual o literal de estos cumplimientos dependerá de la pre- sencia física o espiritual de Cristo. Por ejemplo, note como el mensaje de Oseas 11:1, dirigido a Israel, es aplica- do, literalmente, en Mateo 2:15, al re- greso de Egipto por parte de Jesús y sus padres. Por otro lado, la iglesia es llamada en Gál. 6:15-16, espiritualmente, el "Israel de Dios", rebasando así el carácter étnico-literal de tal designación. 65

30 3 etapas de cumplimiento 1.En CristoCristológico 1.En Cristo = Cristológico 2. En la iglesia = Eclesiológico 3. Al fin del tiempo = Apocalíptico

31 éste salta, a menudo, de la descripción de una crisis local, a la descripción de los eventos del tiempo del fin, al contexto del "día del Señor. Si bien el énfasis primario de este género profético está en los eventos locales o nacionales y contemporáneos al profeta que los presentó, éste salta, a menudo, de la descripción de una crisis local, a la descripción de los eventos del tiempo del fin, al contexto del "día del Señor. Tal es el caso de la descripción de un ataque literal de langostas [Joel 1-2], de la cual profeta pasa inmediatamente [cap. 3] al juicio universal del fin del tiempo.

32 Luc 4Hc 2;Ap. 14)Joel 2:32; 3:13 (Sion/invocare, juicio = Luc 4; Hc 2; Ap. 14) Elías (1 Re. 18:18,30; Mat. 11:14; Lu. 13:14-17) Isaías 49:6 (Lucas 2:28-32; Hc. 13:47; 26:22-23; Ap 21:24-26). Amós 9:11, 12 (Hc 15:15; Ap 21.) Isaias 6:9 (Hc 28:28; Ap 14, etc.)

33 Profecía clásicaProfecía apocalíptica Foco primario: Local, nacional y contem-poráneo. Foco primario: Universal, perspectiva lineal de la historia, énfasis en el tiempo del fin. Escatología dentro de la historia nacional/étnica. Escatología mas allá de la historia (final y de carácter universal.) Algunos contrastes.Contrastes muy marcados Cierto uso de simbolismoProfusa utilización de simbolismos. Transmitida por un así dice el Señor y algunas visiones. Transmitida por medio de visiones, sueños e intervención directa de ángeles. Condicionales (respuesta al Pacto)Cumplimiento determinado por la soberanía divina. Tres Tres aspectos o etapas de cumplimiento escatológico: Inaugurado (1ª venida" de Cristo), Apropiado (tiempo de la iglesia), Consumado (2ª venida de Cristo en adelante.) un Sólo un aspecto de cumplimiento para cada detalle de las visiones, el cual no da lugar a una re-aplicación de su cumplimiento escatológico.

34 Profecía clásica: Antiguo Testamento Primera venida de Cristo Etapa de cumplimiento ParcialCristológica (Inauguración) Clase de cumplimiento Literal, étnico y geográfico Literal y local EjemploEn la nación de Israel: De Egipto llamé a mi hijo (Os. 11:1) En Cristo: Para que se cumpliese… (Mat. 2:15)

35 Profecía clásica: Antiguo Testamento Primera venida de Cristo La iglesia: El cuerpo de Cristo Etapa de cumplimiento ParcialCristológica (Inauguración) Eclesiológica (Apropiación) Clase de cumplimiento Literal, étnico y geográfico Literal y localEspiritual, universal y parcial Ejemplo En la nación de Israel: De Egipto llamé a mi hijo (Os. 11:1) En Cristo: Para que se cumpliese… (regreso de Egipto, Mat. 2:15) En el Israel de Dios: Salid de en medio de ellos... (2 Cor. 6:17; cf Gal. 6:16; Rom 9:6; Ef. 2:12)

36 Vocabulario con sentido étnico-geográfico Vocabulario con sentido espiritual y universal Vocabulario con sentido glorioso, final, universal y literal Israel = Iglesia (Gal. 6:15, 16) Babilonia = Apostasía (Ap. 14:8) Sión = Iglesia/cielo (Hb 12:22,23) Jerusalén = Nva. Jerusalén (Ap21:2) = Hogar literal de los redimidos de todos los tiempos (Ap. 22:1-5)

37 Profecía clásica: Antiguo Testamento Primera venida de Cristo La iglesia: El cuerpo de Cristo Segunda venida de Cristo y más allá Etapa de cumplimiento ParcialCristológica (Inauguración) Eclesiológica (Apropiación) Apocalíptica (Consumación) Clase de cumplimiento Literal, étnico y geográfico Literal y localEspiritual, universal y parcial Glorioso, universal, final y literal Ejemplo En la nación de Israel: De Egipto llamé a mi hijo (Os. 11:1) En Cristo: Para que se cumpliese… (regreso de Egipto, Mat. 2:15) En el Israel de Dios: Salid de en medio de ellos... (2 Cor. 6:17; cf Gal. 6:16; Rom. 9:6; Ef. 2:12) En el Israel apocalíptico: Después miré, y he aquí el Cordero… sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil… (Ap. 14:1; 15:3; cf 7:4)

38

39 Ezequiel 34: pastor CristológicoEclesiológicoApocalíptico Cristológico Eclesiológico Apocalíptico

40

41 Profecía Apocalíptica Dentro de este género, los dos libros más sobresalientes son Daniel y Apocalipsis, aunque también pueden incluirse algunas secciones de Isaías y Zacarías. A diferencia de las generales o clásicas, la naturaleza de éstas profecías no es condicional, más bien enfatizan la soberanía y control de Dios sobre la historia humana.

42 Por ello, éstas se presentan a manera de un desarrollo histórico que inicia en los días del profeta y llega hasta el tiempo del fin del mundo, teniendo como objetivo primario proclamar el triunfo definitivo del plan de salvación (Dan. 2; Ap.12-14; los Siete Sellos, etc.)

43 Junto con su profusa utilización de símbolos y marcados contrastes, estas profecías fueron recibidas a través de visiones, sueños y/o acompañadas por un intérprete celestial (tal es el caso que se presenta, por ejemplo en Daniel 7-9).

44 Ya que dichos intérpretes celestiales presentan un cumplimiento histórico y específico de los símbolos contenidos en tales visiones, es difícil suponer que éstos tuvieran en mente una mera des- cripción idealista o percepción mental de la lucha entre el bien y el mal.

45 Además, debido a que los periodos de tiempo que estas profecías conllevan son generalmente demasiado cortos como para ser considerados literales, estos son más bien simbólicos y deben ubicarse tal como la interpretación bíbli- ca lo requiere.

46 Así, por ejemplo, dado que los 1260 días citados en Daniel y Apocalipsis deben alcanzar el tiempo del fin (Dan. 7:25; 12:7-9), estos no pueden ser días literales, sino "proféticos", es decir, deben interpretarse aplicando el principio de que un día equivale a un año, tal como Dios mismo lo expuso en Num. 14:34 y Ez. 4:6.

47 Por último, debe recordarse que ese tipo de profecía sólo tiene un aspecto de cumplimiento y, por lo tanto, no da lugar a diversas reaplicaciones de alguno de sus elementos, a diferencia, como es notorio, de las profecías clásicas.

48 Preguntas básicas Asumiendo los principios ya menciona- dos, será de beneficio el seguir, consis- tentemente, los siguientes pasos: 1. Pregúntese cuál es el contexto histó- rico y literario (lo que está antes y des- pués) de la profecía en cuestión. Esto le ayudará a leer tales eventos no como si hubiesen sido escritos en el siglo XXI, sino desde la perspectiva de lo que debieron haber entendido los primeros lectores del mensaje en cuestión.

49 2. Después, indague por el significado del pasaje en sí (palabras, frases u oraciones). El objetivo es entender lo que éste dice específicamente, no lo que nosotros creemos que dice.

50 3. Con la ayuda de una concordancia bíblica, investigue el significado y el uso de los símbolos que encuentre; permita así que la Biblia sea su propio intérpre- te.

51 4. A esta altura sabrá seguramente con que género de profecía está tratando. Si ésta es clásica o general, busque cuál pudo haber sido su posible aplica- ción al Israel literal y en que momen- to avanza o alude al "día del Señor". Su gran desafío, aquí, será buscar las referencias explícitas de cómo se cumplió la profecía en estudio en la persona de Cristo, en la iglesia, y cómo se cumplirá ésta en el momento de la segunda venida.

52 5. Si la profecía es de carácter apoca- líptico, note como las diversas visiones del libro en estudio se complementan y, sobre todo, considere los detalles de la interpretación que el mismo pasaje pre- senta.

53 6. Tome en cuenta también lo que otros pasajes de la Biblia puedan decir res- pecto a dicha profecía (los pasajes de Mateo 24 y de 2 Tesalonicenses 2 serán de mucha ayuda, por cierto).

54 7. Finalmente, utilice con sabiduría los registros históricos que estén a su alcance para aplicar, así, el o los eventos que con- cuerden fidedignamente con la descripción profética. Sea en especial cuida- doso en sus aplicaciones en cuanto a profecías aún no cumplidas. ¡El Señor recompensará su esfuerzo!

55 Luc 4Hc 2;Ap. 14)Joel 2:32; 3:13 (Sion/invocare, juicio = Luc 4; Hc 2; Ap. 14) Hc. 13:47; 26:22-23Ap 21:24-26).Isaías 49:6 (Lucas 2:28-32; Hc. 13:47; 26:22-23; Ap 21:24-26). Hc 15:15-17Ap 21.)Amós 9:11, 12 (Jn 2:19-23; Hc 15:15-17; Ap 21.) Hc 28:25-28Ap 14Isaias 6:9 (Mt 13:15-16; Hc 28:25-28; Ap 14, etc.)


Descargar ppt "Principios de interpretación profética Entendiendo la revelación de Jesucristo."

Presentaciones similares


Anuncios Google