La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Jesús y los pobres. Sermón de la montaña Bienaventurados los pobres (Mt 5, 3)

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Jesús y los pobres. Sermón de la montaña Bienaventurados los pobres (Mt 5, 3)"— Transcripción de la presentación:

1 Jesús y los pobres

2 Sermón de la montaña Bienaventurados los pobres (Mt 5, 3)

3 El óbolo de la viuda Llegó también una viuda pobre y echó dos moneditas. Entonces, llamando a sus discípulos, les dijo: Os digo de verdad que esta viuda pobre ha echado más que todos los que echan en el arca del Tesoro... (Mc 12, 43) Anónimo Camerún

4 Magnificat 4 A los hambrientos colmó de bienes y a los ricos los despidió sin nada... (Lc 1, 53)

5 El joven rico 4 Si quieres ser perfecto, vete, vende lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás un tesoro en el cielo; luego ven, y sígueme (Mt 19, 21)

6 El verdadero valor ¿De qué le sirve al hombre ganar todo el mundo si pierde su alma? (Mc 8, 36) Habiendo encontrado una perla de gran valor, se va, vende cuanto tiene y la compra (Mt 13, 46) Zurbarán

7 Pobreza de Cristo...Nuestro Señor Jesucristo, el cual, siendo rico, por nosotros se hizo pobre a fin de que nos enriquezcamos con su pobreza (2 Cor 8, 9)

8 El abismo de la desigualdad: el rico comilón y el pobre Lázaro...entre nosotros y ustedes se interpone un gran abismo, de modo que los que quieran pasar de aquí a ustedes, no puedan; ni de ahí puedan pasar donde nosotros (Lc 16, 19-31)

9 El Espíritu del Señor está sobre mí porque él me ha ungido para que dé la buena noticia a los pobres. Me ha enviado para anunciar la libertad a los cautivos y la vista a los ciegos, para poner en libertad a los oprimidos, para proclamar el año de gracia del Señor (Is. 61, 1-2). La misión de Jesús Lc 4, 14-21

10 4 Enrolló el volumen, lo devolvió al sacristán y se sentó. Toda la sinagoga tenía los ojos fijos en él. Y él empezó a hablarles: Hoy se cumple este pasaje entre ustedes. La misión de Jesús - III Lc 4, 14-21

11

12

13 El abismo de la desigualdad Recordemos el texto evangélico (Lc 16, 19-31)...entre nosotros y ustedes se interpone un gran abismo, de modo que los quieran pasar de aquí a ustedes, no puedan; ni de ahí puedan pasar donde nosotros

14 La copa de champán PNUD Fuente: PNUD (1993) Informe sobre el Desarrollo Humano 1992, Méjico, Fondo Cultura Económica Población mundial clasificada según ingresos Más ricos Más pobres Distribución de ingresos El 20% más rico recibe el 82.7% de los ingresos totales del mundo El 20% más pobre recibe el 1.4% de los ingresos totales del mundo Cada banda horizontal representa el 20 % de la población mundial

15 ¿Cómo ven ellos el mundo?

16 Los pobres de Ecuador

17 Nosotros, los Ministros de Defensa y de Gobierno del Ecuador, obedeciendo a nuestros patrones, afirmamos que...

18 … hemos declarado el estado de emergencia debido a la conmoción social causada por los indios.

19 Nosotros, los indígenas acusados, respondemos públicamente:

20 Nos declaramos culpables de haber quebrado nuestros propios bancos.

21 Nos declaramos culpables de haber robado más 3,000 millones de dólares a los depositantes.

22 Nos declaramos culpables de haber dilapidado ese dinero comprándonos casas de lujo en Miami.

23 Nos declaramos culpables de haber destruido nuestra moneda nacional.

24 Nos declaramos culpables de haber reducido el ingreso de los ecuatorianos a una tercera parte.

25 Nos declaramos culpables de ser responsables del aumento de la pobreza que hoy alcanza a más del ochenta por ciento de la población ecuatoriana.

26 Nos declaramos culpables de que el pueblo tenga que pagar nuestras deudas que asumimos como entidades privadas.

27 Nos declaramos culpables de haber pactado con organizaciones extranjeras para que dirijan nuestra política económica.

28 Ahora estamos disfrutando de los millones de dólares que hemos robado.

29 Pero si nos quieren juzgar,... Que nombren como jueces a Azpiazu, Landes, Peñafiel, Isaías, y los demás banqueros prófugos.

30

31

32

33 4 1. Para dejar a Dios ser Dios nada ni nadie puede ocupar su puesto. Al hacer del dinero un dios, se cae en la idolatría Para ser auténticos, nosotros mismos. Se pierde el alma cuando nos identificamos con lo que tenemos, y no con lo que somos Para ser hermanos: el compartir nos une, el acaparar nos separa.

34 Tres fases en el diálogo entre la fe y la cultura 4 FE Y HUMANISMO (siglos XVI-XVIII). 4 FE Y RAZÓN (siglo XIX y parte del XX). 4 FE Y JUSTICIA (Iglesia actual).

35 Koffi Annan Secretario general de la ONU La globalización es como un tren expreso que sólo se detiene en las estaciones donde el andén es suficientemente alto para que los pasajeros puedan subir a él. El andén lo forman la educación, la tecnología, especialmente la de la información, las infraestructuras y la gobernabilidad que es la condición necesria para todas ellas... Los que alcancen ese andén tendrán la posibilidad de montarse en el tren de la globalización, los que no lo logren serán dejados en tierra o serán incluso aplastados violentamente por el tren

36 El juicio de Juan Pablo II - 1 La Mundialización incluye el peligro de ir adelante sin respetar las culturas y las naciones, las lenguas y las personas en su justa particularidad. En especial, la globalización económica suscita sobre todo un juicio más bien negativo, porque la economía mundial de mercado no está funcionando en modo alguno en beneficio de la humanidad y al servicio de toda la humanidad...

37 El juicio de Juan Pablo II La nueva economía atiende a su propio desarrollo haciendo así a los ricos más ricos y a los pobres aún más pobres. De este modo la mundialización se presenta a nuestro discernimiento con sus aspectos innegablemente positivos y otros peligrosamente negativos (Visita a la Iglesia de Georgia, 1999)

38 Evangelizar, anunciar el Reino es llevar la Buena Noticia a todos los ambientes de la humanidad. 4 Buena noticia para cada hombre y cada mujer, para la vida de cada uno. 4 Se trata también de alcanzar y transformar, con la fuerza del Evangelio, los criterios de juicio, los valores determinantes, los puntos de interés, las líneas de pensamiento, las fuentes inspiradoras y los modelos de vida de la humanidad, que están en contrasta con la palabra de Dios y con su designio de salvación (Documento del Pontificio Consejo para la Cultura)

39 ...a los pobres...de modo que los que quieran pasar de aquí a vosotros, no puedan; ni de ahí puedan pasar donde nosotros: ¡Cómo se aplica esa afirmación de Jesús a los inmigrantes de las pateras!... Jesús se encarnó... Sólo así, bajando se puede atravesar ese abismo (Fil 2, 6-7)

40 Somos pueblo de Dios, en el mundo Los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo. Nada hay verdadera- mente humano que no encuen- tre eco en su corazón. (Concilio Vaticano II, Gaudium et Spes, 1)

41 ¿Que pretende la evangelización? 4...que Cristo reine en el mundo, es decir que las estructuras de la convivencia humana se impregnen y sean expresión más plena de la justicia y de la caridad (NC 298)

42 Saramago 4 Porque en realidad se trata de eso: de comprender. Comprender la expresión de esas miradas, la gravedad de esos rostros, la manera simple de estar juntos, de sentir y de pensar juntos, de llorar juntos las mismas lágrimas, de sonreír con la misma sonrisa.

43 Ignacio Ellacuría 4 Para lograr llevar a cabo el necesario proceso de humanización, quien quiera ser libre ha de asumir un «imperativo ético» que se articula en tres momentos: Ü hacerse cargo de la realidad, Ü cargar con ella Ü y encargarse de ella para que sea como debe ser.

44 Coloquio 4...pidiendo, según que en sí sintiere, para más seguir e imitar al Señor nuestro, ansí nuevamente encarnado (EE 109)


Descargar ppt "Jesús y los pobres. Sermón de la montaña Bienaventurados los pobres (Mt 5, 3)"

Presentaciones similares


Anuncios Google