La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Lección 12 para el 21 de diciembre de 2013. Si el velo que separa el mundo visible del invisible pudiera alzarse, y los hijos de Dios pudiesen contemplar.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Lección 12 para el 21 de diciembre de 2013. Si el velo que separa el mundo visible del invisible pudiera alzarse, y los hijos de Dios pudiesen contemplar."— Transcripción de la presentación:

1 Lección 12 para el 21 de diciembre de 2013

2 Si el velo que separa el mundo visible del invisible pudiera alzarse, y los hijos de Dios pudiesen contemplar la gran controversia que se riñe entre Cristo y los ángeles santos y Satanás y sus huestes perversas a propósito de la redención del hombre; si pudiesen comprender la admirable obra de Dios para rescatar las almas de la servidumbre del pecado, y el constante ejercicio de su poder para protegerlas de la malicia del maligno, estarían mejor preparadas para resistir los designios de Satanás. Su mente se llenaría de solemnidad en vista de la vasta extensión e importancia del plan de la redención y la magnitud de la obra que tienen delante de sí como colaboradores de Cristo. Quedarían humillados aunque estimulados, sabiendo que todo el cielo se interesa en su salvación E.G.W. (Consejos para la iglesia, cp. 65, pg. 637) La gran controversia. La rebelión de Lucifer. Acusaciones contra Dios. La vindicación de Dios. Vindicación en la cruz. Vindicación en el juicio. Testigos del conflicto.

3 Sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura (Ez. 28:12) En Edén, en el huerto de Dios estuviste (Ez. 28:13)De toda piedra preciosa era tu vestidura (Ez. 28:13) Los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti (Ez. 28:13) Querubín grande, protector (Ez. 28:14)Te puse en el santo monte de Dios (Ez. 28:14) En Ezequiel 28:12-17 e Isaías 14:12-15 se nos revelan los detalles sobre Lucifer y su rebelión en el Cielo. Dios creó a Lucifer como un ser perfecto, sumamente hermoso y experto en música. Le asignó un lugar en el Santuario Celestial como querubín protector, junto al Trono, para dirigir las alabanzas celestiales.

4 Inexplicablemente, Lucifer quiso ser como su Creador y sustituir el gobierno divino por el suyo propio. Dios tuvo que quitarle su puesto en el Santuario Celestial y expulsarlo del Cielo mismo. Finalmente, Lucifer será destruido por sus pecados. LA REBELIÓN Perfecto eras… hasta que se halló en ti maldad (Ez. 28:15) A causa… de tus contrataciones… pecaste (Ez. 28:16) Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura (Ez. 28:17) Profanaste tu santuario (Ez. 28:18) levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré (Is. 14:13) Seré semejante al Altísimo (Is. 14:14) EXPULSADO DEL CIELO Te eché del monte de Dios (Ez. 28:16) ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! (Is. 14:12) LA DESTRUCCIÓN FUTURA Saqué fuego de en medio de ti, el cual te consumió (Ez. 28:18) Derribado eres hasta el Seol (Is. 14:15)

5 En el Cielo, Satanás (adversario) acusó a Dios de injusticia y atacó su Ley. En la Tierra, sus acusaciones siguen siendo un ataque a Dios. En el Edén (Gn. 3:1-5) Acusó a Dios de ser arbitrario en sus leyes para evitar que otros pudieran ser como Él. En el caso de Job (Job 1:6-12; 2:1-7) Acusó a Dios de sobornar a los hombres para que le obedezcan por interés y no por amor. En el caso de Josué (Zac. 3:1-2) Acusó a Dios de ser injusto al perdonar a los hombres sus pecados. Tanto en la visión del sumo sacerdote Josué como en la resurrección de Moisés, Jesús no enfrentó las acusaciones de Satanás. Simplemente dijo: El Señor te reprenda (Judas 9) Dios no se defendió de las acusaciones, sino que esperó el momento oportuno para ser vindicado.

6 La vindicación es la defensa de la persona a la que se halla injuriado o calumniado, y el proceso por el cual puede ésta recuperar lo que le pertenece. El primer acto de defensa de Dios fue la muerte de Jesús en la cruz, donde demostró su amor y su justicia. Justo es Jehová en todos sus caminos, y misericordioso en todas sus obras (Salmo 145:17) El hecho de que el unigénito Hijo de Dios dio su vida a causa de la transgresión del hombre para satisfacer la justicia y vindicar el honor de la ley de Dios, debiera mantenerse constantemente ante la mente de niños y jóvenes. El objeto de este gran sacrificio debiera asimismo mantenerse ante ellos, porque fue hecho para levantar al hombre caído y degradado por el pecado. Cristo sufrió para que mediante la fe en él nuestros pecados fuesen perdonados E.G.W. (La educación cristiana, pg. 57)

7 Pero el plan de redención tenía un propósito todavía más amplio y profundo que el de salvar al hombre. Cristo no vino a la tierra únicamente por este motivo; no vino meramente para que los habitantes de este pequeño mundo acataran la ley de Dios como debe ser acatada; sino que vino para vindicar el carácter de Dios ante el universo. A este resultado de su gran sacrificio, a su influencia sobre los seres de otros mundos, así como sobre el hombre, se refirió el Salvador cuando poco antes de su crucifixión dijo: Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera. Y yo, cuando sea levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo. Juan 12:31, 32. El acto de Cristo, de morir por la salvación del hombre, no solo haría accesible el cielo para los hombres, sino que ante todo el universo justificaría a Dios y a su Hijo en su trato con la rebelión de Satanás. Demostraría la perpetuidad de la ley de Dios, y revelaría la naturaleza y las consecuencias del pecado E.G.W. (Patriarcas y profetas, pg. 49)

8 Lejos de ti el hacer tal, que hagas morir al justo con el impío, y que sea el justo tratado como el impío; nunca tal hagas. El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo? (Génesis 18:25) La Biblia enseña claramente que Dios es justo cuando juzga (Sal. 96:10; 2Tim. 4:8; Ap. 19:2). Esto es algo inherente a Su carácter (Sal. 98:14) El Juicio no se realiza solamente para saber quién será salvo y quién no. En el Juicio se vindica el carácter de Dios y se limpia su Nombre de las mentiras de las que le acusó Satanás.

9 Una vez finalizado el Juicio, Dios declara que ante mí se doblará toda rodilla, y toda lengua confesará a Dios (Romanos 14:11) Durante el Juicio investigador, todo el Cielo (ángeles y mundos no caídos) reconocerán la justicia de Dios y su carácter quedará vindicado. Durante el milenio, los salvados tendremos la oportunidad de examinar ese Juicio y reconocer también el carácter y la justicia de Dios. Al final del mileno, Satanás y sus ángeles, junto a los impíos, reconocerán también la justicia de su condenación. De este modo, el carácter de Dios quedará vindicado ante todas y cada una de sus criaturas. Y santificaré mi grande nombre, profanado entre las naciones, el cual profanasteis vosotros en medio de ellas; y sabrán las naciones que yo soy Jehová, dice Jehová el Señor, cuando sea santificado en vosotros delante de sus ojos (Ezequiel 36:23)

10 Satanás ve que su rebelión voluntaria le incapacitó para el cielo. Ejercitó su poder guerreando contra Dios; la pureza, la paz y la armonía del cielo serían para él suprema tortura. Sus acusaciones contra la misericordia y justicia de Dios están ya acalladas. Los vituperios que procuró lanzar contra Jehová recaen enteramente sobre él. Y ahora Satanás se inclina y reconoce la justicia de su sentencia E.G.W. (El conflicto de los siglos, cp. 43, pg. 650) Al perdonar la vida al primer asesino, Dios dio al universo entero una lección concerniente al gran conflicto... Se propuso no sólo aplastar la rebelión, sino también demostrar a todo el universo la naturaleza de ésta... Los santos habitantes de los otros mundos observaban con profundo interés los acontecimientos que ocurrían en la tierra... El acto de Cristo, de morir por la salvación del hombre, no sólo haría accesible el cielo para los hombres, sino que ante todo el universo justificaría a Dios y a su Hijo en su trato con la rebelión de Satanás. Todo el universo contempla con interés indecible las escenas finales de la gran controversia entre el bien y el mal. Nuestro pequeño mundo es un libro de texto para el universo E.G.W. (Eventos de los últimos días, cp. 2, pg )


Descargar ppt "Lección 12 para el 21 de diciembre de 2013. Si el velo que separa el mundo visible del invisible pudiera alzarse, y los hijos de Dios pudiesen contemplar."

Presentaciones similares


Anuncios Google