La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Diócesis de San Carlos de Bariloche. ¿Por dónde empezamos? Él necesita, yo tengo; yo necesito, él tieneÉl necesita, yo tengo; yo necesito, él tiene Podemos.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Diócesis de San Carlos de Bariloche. ¿Por dónde empezamos? Él necesita, yo tengo; yo necesito, él tieneÉl necesita, yo tengo; yo necesito, él tiene Podemos."— Transcripción de la presentación:

1 Diócesis de San Carlos de Bariloche

2 ¿Por dónde empezamos? Él necesita, yo tengo; yo necesito, él tieneÉl necesita, yo tengo; yo necesito, él tiene Podemos empezar desde el tener o desde el necesitarPodemos empezar desde el tener o desde el necesitar

3 Si resolvemos empezar por el tener, tengamos presente que: Primero habrá que saber que hay en existencia: llamemos a esto INVENTARIO Primero habrá que saber que hay en existencia: llamemos a esto INVENTARIO Jesús preguntó: ¿Cuántos panes tienen ustedes? Vayan a ver ….. Mc 6, 38 Jesús preguntó: ¿Cuántos panes tienen ustedes? Vayan a ver ….. Mc 6, 38 ¡Qué difícil puede resultar hacer un inventario exhaustivo y personal de nuestro tiempo, talentos y bienes! ¡Qué difícil puede resultar hacer un inventario exhaustivo y personal de nuestro tiempo, talentos y bienes! Luego habrá que tener idea acerca de cual es la unidad de partición de lo existente: REDUCCIÓN Luego habrá que tener idea acerca de cual es la unidad de partición de lo existente: REDUCCIÓN Los panes y los pescados se pueden dividir de uno en uno y aún en partes menores Los panes y los pescados se pueden dividir de uno en uno y aún en partes menores Percibir nuestra existencia en unidades permite anticipar su partición. Percibir nuestra existencia en unidades permite anticipar su partición. Posteriormente, se podrá dividir en partes (en unidades) aquello que tengamos en existencia: DIVISION Posteriormente, se podrá dividir en partes (en unidades) aquello que tengamos en existencia: DIVISION …partió los panes Mc 6, 41 …partió los panes Mc 6, 41

4 Si nos preguntamos cómo seguimos, ahora que sabemos cuanto se tiene y cuanto se necesita: Él necesita, yo tengo; yo necesito, él tieneÉl necesita, yo tengo; yo necesito, él tieneProcedemos Sabiendo que nada tenemos por nosotros mismos sino porque nuestro Padre nos lo dió, bendecimos lo que entregamos gratuitamente para que la gloria de la entrega sea Suya y bendecimos lo que recibimos gratuitamente, para que la gloria de la gracia sea Suya.Sabiendo que nada tenemos por nosotros mismos sino porque nuestro Padre nos lo dió, bendecimos lo que entregamos gratuitamente para que la gloria de la entrega sea Suya y bendecimos lo que recibimos gratuitamente, para que la gloria de la gracia sea Suya....levantando los ojos al cielo, pronunció la bendición, partió los panes y los fue entregando a sus discípulos para que los distribuyeran… Mc 6, 41...levantando los ojos al cielo, pronunció la bendición, partió los panes y los fue entregando a sus discípulos para que los distribuyeran… Mc 6, 41

5 Y entonces compartimos Puedo distribuir; así reparto y comparto. Puedo aceptar; así recibo y compartoPuedo distribuir; así reparto y comparto. Puedo aceptar; así recibo y comparto Quizás la característica más relevante de la actitud generosa de compartir es que se presenta tanto en quien da y como en quien recibe. Porque cuando se comparte con el corazón, el que da también recibe y el que recibe también da.Quizás la característica más relevante de la actitud generosa de compartir es que se presenta tanto en quien da y como en quien recibe. Porque cuando se comparte con el corazón, el que da también recibe y el que recibe también da.

6 Nuestra Diócesis Desde la cordillera boscosa a las planicies semidesértica.Desde la cordillera boscosa a las planicies semidesértica. Desde el turismo a la ganadería ovinaDesde el turismo a la ganadería ovina De tener mucho y necesitar mucho: aquí y allá; en la cordillera y en la planicie; en la ciudad y en el campo.De tener mucho y necesitar mucho: aquí y allá; en la cordillera y en la planicie; en la ciudad y en el campo.

7

8 Poblada y despobladaPoblada y despoblada Desarrollada y olvidadaDesarrollada y olvidada Explotada y naturalExplotada y natural Espiritual y materialistaEspiritual y materialista Solidaria y egoístaSolidaria y egoísta Diversa y extrema

9 Cuatro principales ámbitos socioeconómicos Ciudad prósperaCiudad próspera Ciudad pobreCiudad pobre Campo prósperoCampo próspero Campo pobreCampo pobre

10 Con Vos, Nuestra Señora de las Nieves

11 Si nos preguntamos cómo seguimos, ahora que sabemos cuanto se tiene y cuanto se necesita: Él necesita, yo tengo; yo necesito, él tieneÉl necesita, yo tengo; yo necesito, él tieneProcedemos Sabiendo que nada tenemos por nosotros mismos sino porque nuestro Padre nos lo dio, bendecimos lo que entregamos gratuitamente para que la gloria de la entrega sea Suya y bendecimos lo que recibimos gratuitamente para que la gloria de la gracia sea Suya....levantando los ojos al cielo, pronunció la bendición, partió los panes y los fue entregando a sus discípulos para que los distribuyeran… Mc 6, 41...levantando los ojos al cielo, pronunció la bendición, partió los panes y los fue entregando a sus discípulos para que los distribuyeran… Mc 6, 41

12 Tiempo Para Dios, todos los momentos del tiempo están presentes en su actualidad (CIC 600), mientras nosotros, que a él nos dirigimos, vemos pasar, muchas veces raudamente, el tiempo favorable, el tiempo de salvación (2Co 6,2). ¿Qué esperamos para convertirnos y creer en la Buena Nueva cuando con certeza sabemos que El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca…? (Mc 1,15). Olvidemos el reloj toda vez que Dios en nosotros y en el prójimo nos llama, porque ese será tiempo ganado. Recordemos el reloj cuando disipemos tiempo en vanidades, porque ese será tiempo perdido, tiempo no computable para el después de la la plenitud de los tiempos (Ga 4,4).

13 Talentos Ciertamente hay diferencias entre los hombres por lo que se refiere a la edad, a las capacidades físicas, a las aptitudes intelectuales o morales, a las circunstancias de que cada uno se pudo beneficiar, a la distribución de las riquezas. Los talentos no están distribuidos por igual (CIC 1936). Estas diferencias pertenecen al plan de Dios, que quiere que cada uno reciba de otro aquello que necesitan, y que quienes disponen de talentos particulares, comuniquen sus beneficios a quienes los necesiten. (CIC 1937). He querido que unos necesiten de otros y que fuesen mis servidores para la distribución de las gracias y de las liberalidades que han recibido de mí. (Santa Catalina de Siena). Cada hombre…. recibe talentos que enriquecen su identidad

14 Bienes La tierra, cuyos bienes todos lo hombres, por derecho natural pueden usar para sostener y desarrollar la vida (Pío XII), es lugar de peregrinaje y de paso. Dura es la lucha para dominar la apetencia de los bienes terrenos, pero Jesús exhorta a sus discípulos a renunciar a todos sus bienes (Lc 14, 33), por Él y por el Evangelio. El precepto del desprendimiento de las riquezas es obligatorio para entrar en el Reino de los Cielos (CIC 2544). Estos bienes caducos pueden servir para perder o para ganar los bienes eternos. En contra de la matemáticas; dando podemos aumentar nuestro tesoro y guardando, podemos perderlo. La suma de los bienes que debemos esperar y que nuestro Padre celestial quiere concedernos, se encuentran en las siete peticiones de la oración del Señor: El Padre Nuestro (CIC 17).


Descargar ppt "Diócesis de San Carlos de Bariloche. ¿Por dónde empezamos? Él necesita, yo tengo; yo necesito, él tieneÉl necesita, yo tengo; yo necesito, él tiene Podemos."

Presentaciones similares


Anuncios Google