La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Lección 10 para el 8 de junio de 2013. Por decreto de Ciro, parte de los judíos volvieron a Jerusalén con Zorobabel en la primavera del año 536 a.C.,

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Lección 10 para el 8 de junio de 2013. Por decreto de Ciro, parte de los judíos volvieron a Jerusalén con Zorobabel en la primavera del año 536 a.C.,"— Transcripción de la presentación:

1 Lección 10 para el 8 de junio de 2013

2 Por decreto de Ciro, parte de los judíos volvieron a Jerusalén con Zorobabel en la primavera del año 536 a.C., para poder reconstruir la nación y el templo. Ese mismo año, reconstruyeron el altar de los holocaustos. Al año siguiente, pusieron los cimientos del templo. Los más ancianos del pueblo, entre ellos Hageo, recordaban la gloria del templo de Salomón, destruido por Nabucodonosor unos 50 años antes. Estos ancianos, recordando aquella gloria, lloraban mientras se ponían los fundamentos del nuevo templo. Desanimados por la oposición de los samaritanos, la reconstrucción fue decayendo poco a poco, hasta que el rey Esmerdis detuvo definitivamente las obras. Quince años después de poner los cimientos (520 a.C.), Dios llamó a los profetas Hageo y Zacarías; el rey Darío autorizó nuevamente las obras; y el templo de Dios fue al fin reedificado.

3 Así ha hablado Jehová de los ejércitos, diciendo: Este pueblo dice: No ha llegado aún el tiempo, el tiempo de que la casa de Jehová sea reedificada (Hageo 1:2) Así ha hablado Jehová de los ejércitos, diciendo: Este pueblo dice: No ha llegado aún el tiempo, el tiempo de que la casa de Jehová sea reedificada (Hageo 1:2) ¿Por qué pensaban que no era tiempo aún de reedificar el templo? Según la profecía de Jeremías (2ª de Crónicas 36:20), la cautividad de Israel duraría 70 años. Esto se cumplió el primer año de Ciro (2ª de Crónicas 36:22), con el regreso de Zorobabel, 70 años después de que los primeros judíos fueran llevados a Babilonia. Según la profecía de Jeremías (2ª de Crónicas 36:20), la cautividad de Israel duraría 70 años. Esto se cumplió el primer año de Ciro (2ª de Crónicas 36:22), con el regreso de Zorobabel, 70 años después de que los primeros judíos fueran llevados a Babilonia. No obstante, ante las dificultades que encontraron al reedificar el templo, dedujeron erróneamente que los 70 años aún no se habían cumplido. Pues desde la destrucción del templo hasta ese momento, no habían pasado aún 70 años. Primer mensaje: 29 de agosto de 520 a.C.

4 ¿Es para vosotros tiempo, para vosotros, de habitar en vuestras casas artesonadas, y esta casa está desierta? (Hageo 1:4) Calmando su conciencia con excusas, el pueblo se había dedicado a acomodar sus propias casas, olvidando completamente la Casa de Dios. Ahora, a través del profeta Hageo, Dios les hace meditar acerca de las consecuencias de sus acciones. Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Meditad sobre vuestros caminos… Buscáis mucho, y halláis poco; y encerráis en casa, y yo lo disiparé en un soplo. ¿Por qué? dice Jehová de los ejércitos. Por cuanto mi casa está desierta, y cada uno de vosotros corre a su propia casa (Hageo 1:7, 9) Primer mensaje: 29 de agosto de 520 a.C. Si el pueblo de Dios quiere prosperar debe poner las primeras cosas primero: primero las cosas de Dios, luego las nuestras.

5 En menos de un mes, habían preparado lo necesario para comenzar la obra. En ese momento, recibieron un segundo mensaje divino. Entonces Hageo, enviado de Jehová, habló por mandato de Jehová al pueblo, diciendo: Yo estoy con vosotros, dice Jehová (Hageo 1:13) Zorobabel (gobernador), Josué (sumo sacerdote) y todo el pueblo escucharon a Hageo y obedecieron al mandato divino. Segundo mensaje: 21 de septiembre de 520 a.C.

6 Fue después del segundo mensaje de Hageo cuando el pueblo comprendió que el Señor lo apremiaba. No se atrevieron a menospreciar la repetida advertencia de que su prosperidad y la bendición de Dios dependían de que obedecieran completamente las instrucciones recibidas. Tan pronto como decidieron cumplir las órdenes del Señor, sus mensajes de reproche se convirtieron en palabras de estímulo. ¡Oh, cuán misericordioso es nuestro Dios! El dice: "Estoy contigo". El Señor Dios omnipotente reina. Le aseguró al pueblo que si le obedecía, se colocaría en una situación donde Dios podría bendecirlo para la propia gloria de su nombre. Si el pueblo de Dios tan sólo confía en él y cree en él, Dios lo bendecirá E.G.W. (Comentario Bíblico Adventista, sobre Hageo 1:13)

7 ¿Quién ha quedado entre vosotros que haya visto esta casa en su gloria primera, y cómo la veis ahora? ¿No es ella como nada delante de vuestros ojos? (Hageo 2:3) Algunos del pueblo habían sido desanimados por el llanto de los ancianos cuando, varios años antes, se pusieron los fundamentos del templo (Esdras 3:12-13) A través de Hageo, se le aseguró al pueblo que este segundo templo, con la mitad de tamaño que el de Salomón y sin sus ornamentos de oro, plata y joyería, sería mucho más glorioso que el primero. Este templo sería bendecido y glorificado con la presencia física de Dios mismo, en la persona de Jesús: vendrá el Deseado de todas las naciones; y llenaré de gloria esta casa (Hageo 2:7) Tercer mensaje: 17 de octubre de 520 a.C.

8 Meditad, pues, en vuestro corazón, desde este día en adelante, desde el día veinticuatro del noveno mes, desde el día que se echó el cimiento del templo de Jehová; meditad, pues, en vuestro corazón. ¿No está aún la simiente en el granero? Ni la vid, ni la higuera, ni el granado, ni el árbol de olivo ha florecido todavía; mas desde este día os bendeciré (Hageo 2:18-19) Al contrario que el pecado, que contamina todo lo que toca y se expande con rapidez (Hageo 2:13-14), la santidad debe cultivarse personalmente (Hageo 2:11-12) Cuando los miembros del pueblo de Dios, al igual que el pueblo de Judá en el tiempo de Hageo, se unen para buscar santidad, son bendecidos. Cuarto mensaje: 18 de diciembre de 520 a.C.

9 El último mensaje de Hageo es un mensaje personal para Zorobabel, responsable de la obra. Al escuchar y obedecer la orden divina, Zorobabel se convirtió en un anillo de sellar (Hageo 2:23), lo cual significa que: Era un ejemplo viviente, un modelo de cómo es Dios. Era un instrumento en las manos de Dios. Su obra llevaba la garantía y la firma de Dios. No debía temer nada, ya que estaba en las manos de Dios. Dios no permitirá que uno de sus verdaderos obreros sea dejado para luchar solo contra grandes dificultades y ser vencido. A cada uno cuya vida está escondida con Cristo en Dios, él lo preserva como si fuera una joya preciosa. De cada uno de ellos dice: Te pondré como anillo de sellar; porque yo te escogí Hageo 2:23 E.G.W. (Testimonios para la iglesia, tomo 7, pg. 67) Quinto mensaje: 18 de diciembre de 520 a.C.


Descargar ppt "Lección 10 para el 8 de junio de 2013. Por decreto de Ciro, parte de los judíos volvieron a Jerusalén con Zorobabel en la primavera del año 536 a.C.,"

Presentaciones similares


Anuncios Google