La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

El sexto mandamiento III Vigésimo séptimo programa - Sexualidad sin amor. - Vicio solitario. - Pornografía. - La homosexualidad. - La pureza y el pudor.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "El sexto mandamiento III Vigésimo séptimo programa - Sexualidad sin amor. - Vicio solitario. - Pornografía. - La homosexualidad. - La pureza y el pudor."— Transcripción de la presentación:

1 El sexto mandamiento III Vigésimo séptimo programa - Sexualidad sin amor. - Vicio solitario. - Pornografía. - La homosexualidad. - La pureza y el pudor. - La moral cristiana.

2 Llena el alma de vacío. El ambiente erotizado en el que vivimos, hace suponer que el ejercicio que el sexo es la mayor felicidad del mundo.

3 Pero la felicidad va de la mano del bien y de la verdad. Una libertad sin verdad no libera.

4 La prostitución es un claro ejemplo de que sin amor no hay felicidad. Las esclavas del s. XX; La esclavitud de la mujer... y muchos otros libros con tristes testimonios de comerciantes o adictos al sexo.

5 Freud peca de reduccionismo y de simplismo, al entender al hombre exclusivamente desde el sexo. Viktor Frankl, un discípulo de Freud, decía oponiéndose a su maestro, que la dimensión más importante del hombre no es el sexo, sino el sentido religioso. Freud

6 Consiste en abusar del propio cuerpo excitando los órganos genitales para procurarse voluntariamente el placer hasta el orgasmo. A veces, se comienza por curiosidad. The curiosity kill the cat

7 Puede convertirse en un vicio obsesivo, que conduce al vacío y al disgusto, en el que el sujeto se repliega sobre sí mismo. Incluso para Freud existe el riesgo de bloquear el desarrollo y maduración de su psicoafectividad.

8 Buscar ayuda médica y espiritual. Se trata de un pecado grave. Recordemos la diferencia entre sentir y consentir (y los sueños...).

9 Es la exhibición de actos sexuales. Es un negocio funesto. Un fenómeno alarmante de estos años ha sido la creciente difusión de la pornografía.

10 Es evidente que uno de los efectos de la pornografía es el pecado. La pornografía, como la droga, puede crear dependencia y empujar a la búsqueda de un material cada vez más excitante y perverso.

11 La religión y la moral no reprimen el sexo, lo dominan, que no es lo mismo. Ni el apetito, ni la pasión, ni el gusto pueden ser la normas de conducta. La sexualidad desbordada es insaciable.

12 Es la atracción sexual hacia una persona del mismo sexo. El padecer esta anomalía no es pecado. Son pecado los actos homosexuales; el ejercicio de la homosexualidad. Es pecado castigado en la Biblia.

13 Fue el caso de Sodoma y Gomorra. Y por eso a los homosexuales se les llama sodomitas. El homosexual que domina su inclinación, puede alcanzar notable virtud. No es lo mismo el que se hace homosexual por vicio que el que nació con esta tendencia.

14 Se debe ser comprensivo con todos. Sobre todo si luchan por vivir la castidad: una virtud para todos. Ser comprensivos no quiere decir aceptar el pecado. Ni quiere decir quedarse pasivo ante el avance de una cultura inmoral (ideología del género, por ej.)que pretende degradar el matrimonio y la familia.

15 Protege con la vergüenza la intimidad sexual. Es respeto por lo más personal del hombre. - en el vestido - en el hablar

16 Son un valor en sí mismas Suponen superación, lucha, esfuerzo, capacidad de sacrificio. No es imposible vivirla... Pero se necesita la ayuda de Dios. (Oración y Sacramentos).

17 a) Dios estableció la institución matrimonial como principio y fundamento de la familia y de la sociedad. b) El sexto mandamiento protege el amor humano y señala el camino moral para que el individuo coopere libremente en el plan de la creación, usando la capacidad de engendrar, que ha recibido de Dios, solamente dentro del matrimonio.

18 c) El sexo es un don de Dios abierto a la vida, al amor y a la fecundidad. Su ámbito natural y exclusivo es el matrimonio. Jesucristo elevó el matrimonio a la dignidad de sacramento. d) La generación no es el resultado de una fuerza irracional, sino de una entrega libre y responsable -es decir, humana- de acuerdo con la dignidad natural de la persona creada por Dios.

19 e) Como los demás mandamientos, el sexto está impreso en la naturaleza humana, es parte de la ley natural, y, por tanto, obliga a todos los hombres. f) La virtud de la castidad consiste en la ordenación de la función sexual al fin que Dios le ha señalado; por eso es una virtud positiva que se ha de vivir según las características de la vocación regida por Dios: virginidad o matrimonio.

20 g) La corrupción de las costumbres comienza por los pecados contra la castidad; se tiende a justificarlos, de modos diversos, a través de la deformación del juicio de la conciencia. h) Por tratarse de una exigencia de la ley natural, todos los hombres reciben de Dios la ayuda necesaria para cumplir este precepto del Decálogo.

21 Son pecados graves contra el sexto Mandamiento todas las acciones -hechas a solas o con otra persona- que tiendan a buscar el placer sexual completo fuera del uso lícito del matrimonio. También es pecado ponerse voluntariamente, y sin razón que los justifique, a sí mismo o a otros, en peligro próximo de cometerlas. Ofensas al sexto Mandamiento Hijo pródigo

22 El adulterio es siempre pecado grave. Como dice nuestro Señor, se puede pecar con el corazón.

23 No son lícitos en el matrimonio ni la masturbación ni la relación contra natura.

24 Al hablar del matrimonio trataremos los métodos lícitos del control de la natalidad.

25 Finalizamos el tratamiento del 6to. Mand. diciendo que, el vivirlo, es una exigencia para alcanzar el verdadero amor y la felicidad. Madre del Amor Hermoso ruega por nosotros

26 Presentación del P. Juan María Gallardo para


Descargar ppt "El sexto mandamiento III Vigésimo séptimo programa - Sexualidad sin amor. - Vicio solitario. - Pornografía. - La homosexualidad. - La pureza y el pudor."

Presentaciones similares


Anuncios Google