La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

JOSÉ María Román, San Vicente de Paúl (I Biografía), BAC, Madrid, 1981, pp. 598-625. JansenioSaint Cyran.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "JOSÉ María Román, San Vicente de Paúl (I Biografía), BAC, Madrid, 1981, pp. 598-625. JansenioSaint Cyran."— Transcripción de la presentación:

1 JOSÉ María Román, San Vicente de Paúl (I Biografía), BAC, Madrid, 1981, pp JansenioSaint Cyran

2 Junto a la línea vicenciana (reforma en y para la caridad), otras líneas reformistas ponían el acento en diferentes valores de la común herencia cristiana. No faltaron choques entre unas y otras tendencias.

3 Saint Cyran era, por temperamento y formación, un polemista. La actividad polémica convirtió a Saint Cyran en hombre de partido. Su celo por la reforma de la Iglesia le llevaba a exagerar los defectos de ésta. La defensa, en línea muy beruliana, de la supremacía del sacerdocio le hacía incurrir en ataques no sólo a la conducta de los religiosos particulares, sino a la condición religiosa en sí misma y al valor santificador de los votos. Una visión muy exigente de la pureza necesaria para comparecer ante la Majestad divina - otra idea heredada de Bérulle - le inclinaba hacia un rigorismo moral no exento de exageraciones. El profundo conocimiento de San Agustín le conducía insensiblemente a una visión pesimista de la naturaleza humana y a una exaltación correlativa del poder de la gracia, infravalorando la cooperación de la criatura a su propia santificación. Saint Cyran era, por temperamento y formación, un polemista. La actividad polémica convirtió a Saint Cyran en hombre de partido. Su celo por la reforma de la Iglesia le llevaba a exagerar los defectos de ésta. La defensa, en línea muy beruliana, de la supremacía del sacerdocio le hacía incurrir en ataques no sólo a la conducta de los religiosos particulares, sino a la condición religiosa en sí misma y al valor santificador de los votos. Una visión muy exigente de la pureza necesaria para comparecer ante la Majestad divina - otra idea heredada de Bérulle - le inclinaba hacia un rigorismo moral no exento de exageraciones. El profundo conocimiento de San Agustín le conducía insensiblemente a una visión pesimista de la naturaleza humana y a una exaltación correlativa del poder de la gracia, infravalorando la cooperación de la criatura a su propia santificación.

4 a)Relaciones de Vicente con Saint Cyran b)Controversia en torno a la comunión frecuente c)Condenación del jansenismo d)Controversias posteriores a la bula cum occasione a)Relaciones de Vicente con Saint Cyran b)Controversia en torno a la comunión frecuente c)Condenación del jansenismo d)Controversias posteriores a la bula cum occasione

5 Amistad inicial: Círculo beruliano. Deseo de purificar y mejorar la Iglesia. Ayuda muy valiosa: Aprobación pontificia de la Congregación de la Misión. Adquisición de San Lázaro. Ruptura: Alrededor de 1634, la amistad empezó a enfriarse. Las tesis de Saint Cyran chocaban con valores básicos de la orientación vital de Vicente. Amistad inicial: Círculo beruliano. Deseo de purificar y mejorar la Iglesia. Ayuda muy valiosa: Aprobación pontificia de la Congregación de la Misión. Adquisición de San Lázaro. Ruptura: Alrededor de 1634, la amistad empezó a enfriarse. Las tesis de Saint Cyran chocaban con valores básicos de la orientación vital de Vicente.

6 Saint Cyran Su rigorismo penitencial - exigencia de la contrición y del cumplimiento de la penitencia antes de la absolución-. Su desvalorización de los votos religiosos. Su pesimismo sobre la naturaleza humana. Incompatible con el trabajo misionero y la práctica de las confesiones generales. Contradecía la necesidad intuida por Vicente de asegurar con ellos la perseverancia y el ideal de vida de los misioneros. Contrastaba con la visión vicenciana del pobre como imagen de Cristo. Vicente de Paúl

7 El escándalo jansenista propiamente dicho estalló en 1640, con la publicación de Lovaina de la primera edición del Augustinus, el libro póstumo de Jansenio. Tal obra pretendía ser la exposición de la auténtica doctrina católica sobre la gracia tal y como había sido contra los pelagianos. enseñada por San Agustín En 1643 el libro de Arnauld sobre la comunión titulado De la fréquente communion, escrito bajo la inspiración y con la ayuda de Saint Cyran. Tal obra era una obra erudita en que Arnauld, admitiendo como ideal el máximo acercamiento posible, cotidiano incluso, a la sagrada comunión reivindicaba el derecho de los fieles a renunciar temporalmente a la recepción de la eucaristía para intensificar los sentimientos interiores de indignidad y penitencia. El escándalo jansenista propiamente dicho estalló en 1640, con la publicación de Lovaina de la primera edición del Augustinus, el libro póstumo de Jansenio. Tal obra pretendía ser la exposición de la auténtica doctrina católica sobre la gracia tal y como había sido contra los pelagianos. enseñada por San Agustín En 1643 el libro de Arnauld sobre la comunión titulado De la fréquente communion, escrito bajo la inspiración y con la ayuda de Saint Cyran. Tal obra era una obra erudita en que Arnauld, admitiendo como ideal el máximo acercamiento posible, cotidiano incluso, a la sagrada comunión reivindicaba el derecho de los fieles a renunciar temporalmente a la recepción de la eucaristía para intensificar los sentimientos interiores de indignidad y penitencia.

8 En las doctrinas de Jansenio culminaba toda una orientación espiritual, cuyos representantes más genuinos eran algunos de los iniciadores del movimiento reformista, pero haciéndole perder el sentido de las proporciones, como suele ser típico de todas las falsas reformas. Ideas originalmente aceptables eran extrapoladas fuera de su contexto. En San Lázaro, y bajo la égida de Vicente, se celebró en la primavera de 1648 una reunión del penitenciario Charton, el síndico Nicolás Cornet y los Dres. Pereyret y Coqueret. Juntos elaboraron las cinco proposiciones en que se resumía el sentido profundo del libro de Jansenio…

9 1) Algunos mandamientos de Dios son imposibles de observar por los justos, por más que quieran y se esfuercen en ello, dadas las fuerzas que poseen y por faltarles la gracia que se los haga posibles. 2) En el estado de naturaleza caída, no se resiste nunca a la gracia interior. 3) En el estado de naturaleza caída, para merecer o desmerecer no necesita el hombre la libertad que excluye la necesidad interna; basta la libertad que excluye la coacción física. 4) Los semipelagianos admitían la necesidad de la gracia interior previniente para todos los actos, incluso para el inicio de la fe; su herejía consistía en pretender que esa gracia era de tal naturaleza, que la voluntad podía obedecerla o resistirla. 5) Decir que Jesucristo murió o derramó su sangre por todos los hombres es semipelagiano. 1) Algunos mandamientos de Dios son imposibles de observar por los justos, por más que quieran y se esfuercen en ello, dadas las fuerzas que poseen y por faltarles la gracia que se los haga posibles. 2) En el estado de naturaleza caída, no se resiste nunca a la gracia interior. 3) En el estado de naturaleza caída, para merecer o desmerecer no necesita el hombre la libertad que excluye la necesidad interna; basta la libertad que excluye la coacción física. 4) Los semipelagianos admitían la necesidad de la gracia interior previniente para todos los actos, incluso para el inicio de la fe; su herejía consistía en pretender que esa gracia era de tal naturaleza, que la voluntad podía obedecerla o resistirla. 5) Decir que Jesucristo murió o derramó su sangre por todos los hombres es semipelagiano. La aportación más valiosa de Vicente de Paúl fue volcar, en el platillo de la controversia opuesto a Jansenio y Saint Cyran, el peso de los más sinceros reformadores, salvando de este modo la ortodoxia del movimiento y desvelando el fundamental error y la inviabilidad de una reforma fuera de la Iglesia.

10 Para Vicente, la bula zanjaba definitivamente las cuestiones debatidas. No todo el mundo opinó de la misma manera: los jansenistas recurrieron a la sutil distinción de la cuestión de hecho y la cuestión de derecho. Pero aquélla ya no era la batalla de Vicente. Se limitó, pues, a preservar cuidadosamente del contagio a las Congregaciones que le estaban confiadas: misioneros, Hijas de la Caridad y religiosas de la Visitación, alejando de ellas el fragor de las controversias. Para Vicente, la bula zanjaba definitivamente las cuestiones debatidas. No todo el mundo opinó de la misma manera: los jansenistas recurrieron a la sutil distinción de la cuestión de hecho y la cuestión de derecho. Pero aquélla ya no era la batalla de Vicente. Se limitó, pues, a preservar cuidadosamente del contagio a las Congregaciones que le estaban confiadas: misioneros, Hijas de la Caridad y religiosas de la Visitación, alejando de ellas el fragor de las controversias.


Descargar ppt "JOSÉ María Román, San Vicente de Paúl (I Biografía), BAC, Madrid, 1981, pp. 598-625. JansenioSaint Cyran."

Presentaciones similares


Anuncios Google