La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

10.2. LOS DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "10.2. LOS DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES."— Transcripción de la presentación:

1 10.2. LOS DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES.

2 10.2. LOS DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES. España presenta muchos contrastes de desarrollo. Hay desequilibrios actuales e históricos. Hasta el XVII el peso demográfico y económico se situaba en el interior. Hoy la situación se ha invertido. La política fiscal de los Austrias, las campañas militares, la emigración a América, las expulsiones étnicas, causaron el declive demográfico. En el siglo XVIII la economía ilustrada aceleró el proceso, y el cambio demográfico y económico de España tomó características similares a las actuales.

3 10.2. LOS DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES. 1. Los desequilibrios demográficos, económicos y sociales Los flujos migratorios siempre se han producido del centro a la periferia, acentuándose según se producía el despegue económico de las zonas mediterránea y cantábrica durante los siglos XIX y XX. El interior, a excepción de Madrid, se encuentra muy despoblado. Mientras la periferia, de forma bastante generalizada, ha tenido un auge demográfico. El contraste regional se resume así: Madrid, Cataluña, País Vasco y Canarias, con el 10,8 % del territorio, alojan al 37 % de los habitantes; Castilla-La Mancha, Aragón, Extremadura y Castilla y León con el 52 %, sólo al 17 % de los habitantes. El contraste económico es paralelo a la realidad demográfica. El crecimiento demográfico ha sido consecuencia del desigual crecimiento económico, desde los territorios menos desarrollados se emigraba hacia los territorios más industrializados. Las crisis económicas desde la llamada crisis del petróleo, 1973, agravaron el problema debido al incremento de desempleados.

4 10.2. LOS DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES. 1. Los desequilibrios demográficos, económicos y sociales Los territorios más dinámicos se sitúan en dos líneas, una que partiendo del País Vasco y el valle del Ebro llega hasta el Mediterráneo; y por otra que, desde la frontera francesa llega a la Comunidad Valenciana, prolongándose hasta la comunidad de Murcia y Almería El desempleo también es desigual en las distintas comunidades autónomas. Su distribución ha variado, si las zonas más castigadas por el paro coincidían con las regiones más industrializadas, tras la reconversión de los años 80, ha sido posible su disminución, y en la actualidad el desempleo vuelve a ser más importante en los territorios de actividad predominantemente agraria y estructura latifundista,

5 10.2. LOS DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES. 1. Los desequilibrios demográficos, económicos y sociales El desequilibrio en la renta individual y en la estructura productiva es otra manifestación. Las regiones de economía agropecuaria tienen un nivel de desarrollo inferior a las regiones industriales o de servicios, que generan las rentas más altas, y están vinculadas al mundo urbano. La crisis agraria ha desplazado la población rural a la ciudad en busca de salarios más altos y del confort de la vida urbana. La desigualdad en el reparto de la renta nacional entre los diversos territorios del Estado puede resumirse de la siguiente manera: Cataluña, la Comunidad Valenciana, Madrid y el País Vasco, con sólo el 14% de la superficie territorial y el 43% de los habitantes, concentran el 49 % del valor añadido bruto.

6 10.2. LOS DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES. 2. La actividad económica y los desequilibrios regionales Los factores de localización y concentración industrial han concentrado la industria en distintas áreas. Éstas pueden ser consideradas según haya más o menos industria instalada, y por se avance tecnológico. En estos desequilibrios regionales podemos diferenciar Áreas de alto desarrollo. Áreas de expansión económica Áreas en declive industrial y en estancamiento económico Otras áreas

7 10.2. LOS DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES. LAS POLÍTICAS TERRITORIALES. 2. La actividad económica y los desequilibrios regionales Caracterizadas por una alta concentración industrial. La diversificación industrial las hace más equilibradas y las protege frente a las crisis industriales, la crisis de un subsector se equilibra con otros. Áreas de alto desarrollo.

8 10.2. LOS DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES. 2. La actividad económica y los desequilibrios regionales Madrid, capital del Estado y comunidad autónoma uniprovincial. Su industrialización es reciente, posterior a la guerra civil, y por voluntad política, también han influido otros factores de localización industrial: Una población numerosa, (mano de obra y gran mercado de consumo); Su situación central en los grandes ejes de comunicación; El carácter de capitalidad; La presencia de las sedes financieras; La existencia de centros de investigación e innovación tecnológica. La concentración industrial madrileña genera desequilibrios: deterioro medioambiental; proliferación de ciudades dormitorio; marginalidad social; una fuerte inmigración procedente de otras comunidades

9 10.2. LOS DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES. 2. La actividad económica y los desequilibrios regionales Cataluña es la primera región industrial española. Fue pionera en la revolución industrial, vinculada a la industria textil, que desencadenó el desarrollo industrial. Cataluña cuenta con factores favorables: la alta densidad demográfica (especialmente en las zonas costeras); la presencia de una importante urbe, como es Barcelona, con su importante infraestructura viaria y portuaria; la existencia de centros de investigación tecnológica y una gran concentración de entidades financieras. El área metropolitana de Barcelona, el Vallés, Reus, Tarragona y el litoral tarraconense, son los territorios donde se concentra la mayor parte de la industria. A la industria se añade el desarrollo espectacular del turismo en la Costa Brava y la Costa Dorada. El área pirenaica se configura como una zona privilegiada de turismo invernal.

10 10.2. LOS DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES. LAS POLÍTICAS TERRITORIALES. 2. La actividad económica y los desequilibrios regionales El Valle del Ebro, Navarra y Rioja, Baleares y la costa mediterránea forman esta zona. El desarrollo de estos territorios, salvo el caso del País Vasco, es relativamente reciente y está vinculado a la agricultura especializada levantina o riojana, a la industrialización y al desarrollo del turismo. El desarrollo de estos territorios ha suscitado desequilibrios demográficos, de los cuales Zaragoza es buen ejemplo. Han surgido ciudades donde sólo había huertos de naranjos o eriales (Benidorm). Los desequilibrios generados se manifiestan en la sobrepoblación de las zonas costeras debido a las grandes urbanizaciones turísticas que invaden la costa sin apenas solución de continuidad. Áreas de expansión económica

11 10.2. LOS DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES. LAS POLÍTICAS TERRITORIALES. 2. La actividad económica y los desequilibrios regionales El País Vasco, en los años setenta y ochenta entró en una grave crisis industrial, para la que se tomaron medidas de reconversión, diversificación industrial, modernización, especialización, desarrollo tecnológico, que han permitido una cierta recuperación. La región valenciana está densamente poblada en la costa por el desarrollo de la agricultura, la industria y el turismo, mientras en el interior hay gran debilidad demográfica y una notable diferencia en cuanto a producción y renta. El área de influencia de la capital sobrepasa los límites regionales, y el tejido urbano ha invadido fértiles terrenos, ya irrecuperables. El crecimiento demográfico de la costa, se ha realizado a expensas de la población del interior y de las limítrofes Teruel, Cuenca y Albacete.

12 10.2. LOS DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES. 2. La actividad económica y los desequilibrios regionales En Murcia contrastan las tierras de huerta y zonas turísticas con las más pobres y despobladas del interior. El desequilibrio demográfico hace peligrar la huerta del Segura, invadida por el tejido urbano de Murcia. Almería basa su desarrollo en la proliferación de los cultivos bajo plástico y el turismo. La riqueza de la provincia se concentra en la zona costera, en contraste con el menor desarrollo del interior. El Ejido, Adra, Aguadulce, Mojácar, Roquetas de Mar y la propia capital, son los principales polos de atracción, demográficos y turísticos, pero también la causa de los desequilibrios demográficos y sociales.

13 10.2. LOS DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES. 2. La actividad económica y los desequilibrios regionales En esta clasificación hay que incluir a Cantabria y Asturias. Padecen la crisis de la siderurgia sin haber superado los pasos de modernización y especialización,. añadiendo, además, la crisis de la minería y de la ganadería vacuna como consecuencia de la integración de España en la Unión Europea. Áreas en declive industrial y en estancamiento económico

14 10.2. LOS DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES. 2. La actividad económica y los desequilibrios regionales Existen otros territorios que tienen un menor nivel de desarrollo, de renta y en algunos casos demográfico, respecto de los anteriores. Para paliar estas diferencias se han creado distintas entidades o planes de actuación, tales como los Polos de Desarrollo, Sociedades de Desarrollo Industrial, Zonas de Preferente Localización Industrial, etc. que debían generar el desarrollo. Con ello se pretendía eliminar o amortiguar los desequilibrios interregionales existentes, Las zonas costeras del Atlántico (rías gallegas, costa de Huelva, bahías de Cádiz y Algeciras. etc.) fueron los territorios elegidos. Pese al desarrollo del turismo en las costa andaluza y en Canarias, este archipiélago, junto con Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha, se encuentran en situación de desequilibrio, y es muy notorio si se compara su nivel de desarrollo con el de las otros territorios del Estado Otras áreas

15 10.2. LOS DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES. 3. El sector terciario. Las infraestructuras y el desequilibrio regional La actividad comercial reviste en España extraordinaria importancia, y es una actividad que genera un considerable número de puestos de trabajo. La actividad comercial muestra diferencias entre los distintos territorios. Las grandes empresas comerciales se ubican en las ciudades y en las zonas de mayor densidad demográfica. Las zonas menos pobladas son, en consecuencia, las mas desfavorecidas. El sistema productivo español se caracteriza por la dispersión geográfica y por la atomización empresarial, lo que impide un acceso fácil y rápido a los productos, lo que encarece su precio final de venta al público. En las regiones de mayor capacidad de consumo, que suelen ser las más pobladas y desarrolladas, las grandes empresas organizan eficazmente sus redes de distribución. Al disminuir los gastos de transporte se abarata el producto que, al final, resulta más atractivo para el consumidor. Los desequilibrios regionales podrían acentuarse si no se introducen elementos correctores.

16 10.2. LOS DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES. 3. El sector terciario. Las infraestructuras y el desequilibrio regional En los grandes centros consumidores se han instalado grandes mercados de origen: los Mercos (Mercoalicante, Mercovalencia, Mercomurcia, etc.). De la misma manera, en la periferia de las grandes ciudades y en zonas de fácil acceso desde el centro urbano se han instalado los Mercas ylas grandes superficies comerciales del tipo híper. Estas grandes superficies están dotadas de todos los servicios y, además fácil acceso y aparcamientos, creando la crisis sobre los pequeños establecimientos comerciales. Puede afirmarse que los barrios, ciudades o regiones que posean una eficaz red de transporte, o con mayor renta per cápita, contarán con más ventajas que los restantes; un abastecimiento mejor y más económico. Las ciudades o regiones con mejores infraestructuras tienen también las mejores redes comerciales. Cataluña, Madrid, Navarra, el País Vasco y Cantabria se encuentran en este grupo; por el contrario Extremadura, Castilla-La Mancha, Andalucía y Canarias se encuentran en el grupo opuesto

17 10.2. LOS DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES. 4. La red de comunicaciones y los desequilibrios regionales: Las vías de comunicación y transporte constituyen la parte más importante de la infraestructura de un territorio. Son vías de desbloqueo para la puesta en valor de los territorios y uno de los factores más importantes de localización económica, especialmente de la industria. Y pueden provocar el inicio de un proceso de desarrollo sostenible.

18 10.2. LOS DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES. 4. La red de comunicaciones y los desequilibrios regionales: La red de transportes del Estado adopta la forma radial. Han sido muchos los esfuerzos realizado para modernizarla. La red de autovías españolas, de reciente construcción, representan un importante elemento para la nivelación regional y para la corrección de los desequilibrios. La política gubernamental ha ido encaminada a dotar de una eficiente red de comunicaciones a las regiones más atrasadas. Andalucía entre ellas. El Oeste peninsular todavía necesita de la atención de los poderes públicos para la construcción de la autovía paralela a la frontera portuguesa, y el tránsito por la cornisa cantábrica resulta muy problemático. Aunque la estructura de la red principal es aceptable, las redes transversales o de interconexión son muy escasas. Las carreteras interprovinciales son insuficientes.

19 10.2. LOS DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES. 4. La red de comunicaciones y los desequilibrios regionales: Las comunicaciones radioeléctricas, por cable o por fibra óptica, han representado un elemento fundamental para el desarrollo de las regiones. En los últimos años, el salto espectacular que representa la utilización de nuevas tecnologías en telecomunicaciones puede revolucionar muchos planteamientos previos y constituir un importante factor de cohesión territorial.


Descargar ppt "10.2. LOS DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES."

Presentaciones similares


Anuncios Google