La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

LA DEMENCIA Cómo vivir con un enfermo Ps Jaime Ernesto Vargas Mendoza Asociación Oaxaqueña de Psicología A. C. 2011.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "LA DEMENCIA Cómo vivir con un enfermo Ps Jaime Ernesto Vargas Mendoza Asociación Oaxaqueña de Psicología A. C. 2011."— Transcripción de la presentación:

1 LA DEMENCIA Cómo vivir con un enfermo Ps Jaime Ernesto Vargas Mendoza Asociación Oaxaqueña de Psicología A. C. 2011

2 ¿Qué trastornos de conducta son más frecuentes en las demencias? Desorientación en el tiempo, en el lugar donde se encuentran e, incluso, en la conciencia de sí mismos. Vagabundeo. Como consecuencia de lo anterior, son frecuentes los extravíos en la calle e incluso en su propia casa. Repetición de preguntas y de actos. Búsqueda de cosas. Agresividad y agitación. Trastornos del sueño. Delirios y alucinaciones. Tristeza y apatía.

3 Desorientación, ¿Qué podemos hacer? Preguntarle si tiene hambre o sed y darle los alimentos o bebidas que precise. Llevarle al cuarto de baño (muchas veces son incapaces de manifestar que tienen deseos de orinar o defecar). Favorecer actividades que le entretengan (ver la televisión, muñecos, labores, lectura, etc.). Recordarles con frecuencia la hora, la fecha y el lugar donde están (poner relojes y calendarios por la casa). Es conveniente señalizar dónde se encuentra su habitación, el cuarto de baño, etc., con dibujos, letreros u otras medidas similares. Si está intranquilo o su expresión es de temor, mantenga el contacto físico y visual con él o ella (cogiéndole la mano, mirándole a los ojos con expresión alegre, etc.). Recuérdele quién es usted y también intente realizar alguna actividad juntos (caminar por la casa, salir a dar un paseo …).

4 Vagabundeo ¿Qué podemos hacer? Proporcionar actividades que mantengan su atención. Si no consigue permanecer atenta o entretenida mucho tiempo, permita que se mueva libremente aunque controlando siempre sus movimientos y los actos que realiza durante sus paseos. No administrar otros fármacos que los prescritos por el médico, ya que el vagabundeo no se modifica con los medicamentos.

5 Extravío ¿Qué podemos hacer? No permita que salga sola de la casa. Utilice medidas de seguridad adecuadas (cerrojos, llaves, cerraduras especiales …). Es necesario que los vecinos y el portero sepan que tiene una persona con demencia en casa y que puede perderse: que no le dejen salir. Es conveniente que lleve algún tipo de identificación personal (tarjeta, pulsera grabada, medalla, etc.) con el nombre, dirección y teléfono, indicando también que la portadora de la identificación padece demencia. También es necesario disponer de alguna fotografía reciente para utilizarla en caso de extravío, enseñándola a los vecinos del barrio. Si no encuentra a la enferma, no dude en avisar a la policía para que la busquen. Es recomendable que no lleve nunca consigo objetos de valor o dinero.

6 Repetición de preguntas ¿Qué podemos hacer? No se enfade aunque le repita las mismas preguntas. No intente convencerle de que ya le ha contestado. Responda de forma breve a lo que le pregunta y no haga comentarios negativos al respecto. Es recomendable que cambie de actividad para que fije su atención en otra cosa, aunque sea por poco tiempo.

7 Búsqueda de objetos ¿Qué podemos hacer? Suelen buscar constantemente cosas y objetos por todas partes (roperos, cajones, etc.). Si no encuentran lo que buscan, piensan que se lo han robado y pueden acusarle de ser usted el responsable de la pérdida. No se irrite por las acusaciones. Ofrezca su ayuda para encontrar las cosas que busca. No deje a su alcance objetos de valor ni dinero. Guarde en un lugar seguro documentos y objetos de valor. Comprenda que su actitud se debe a la enfermedad y no a una falta de respeto hacia usted.

8 Agresividad y Agitación ¿Qué podemos hacer? Ante todo mantenga la calma. No responda usted con agresividad porque aumentará la agresividad del enfermo. No le regañe ni le grite. Pregúntele qué le ocurre de forma amable, sin elevar nunca la voz. Aparte los objetos peligrosos de su vista (cuchillos, tijeras, bastones, botellas …). Intente distraer su atención hacia otras cosas (encender la televisión, abrir la ventana, abrir el ropero, darle objetos que le agraden como muñecos, fotografías familiares …). Cambiando su atención se le pasará la agresividad y olvidará todo lo que ha ocurrido.(sigue …)

9 Si persiste la actitud agresiva y existe un riesgo de agresión directa, acérquese lo suficiente para que no pueda extender los brazos o piernas para golpearle: a menor distancia con usted, menor capacidad para realizar movimientos amplios con las extremidades. Si tiene que sujetarle para evitar la agresión, hágalo por los brazos y de la forma más suave posible. Si estos episodios de agresividad se repiten con frecuencia, puede ser necesario administrar fármacos que actúan sobre el sistema nervioso para calmarle. Siempre tienen que ser prescritos por el médico, el cual indicará el tipo de fármaco y la dosis. En excepcionales ocasiones puede ser necesaria la inmovilización (por ejemplo cuando puede arrancarse un catéter por el que recibe suero o algún tratamiento, para que no se quite una sonda urinaria si esta muy agitada, etc.). Sólo hay que hacerlo con la prescripción médica y siempre que el beneficio sea mayor que las posibles complicaciones.

10 Trastorno del sueño ¿Qué podemos hacer? Es necesario mantener horarios fijos para acostarse y levantarse. También puede ser conveniente reducir o impedir la siesta. Si duermen después de comer será más difícil que duerman por la noche. Para evitar la somnolencia diurna hay que procurar que se mantengan activos: hacer alguna tarea, ver programas de televisión entretenidos, escuchar algún tipo de música de su agrado, etc. La habitación del enfermo debe ser silenciosa, cómoda y con una temperatura adecuada. El calor y el frío dificultan la conciliación del sueño y favorecen un sueño más superficial. Es conveniente instalar una pequeña luz ambiental en la habitación, generalmente situada cerca del suelo para iluminarlo. Una luz tenue no impide el sueño y proporciona un grado de iluminación suficiente para favorecer la orientación del enfermo en la habitación y evitar o minimizar el riesgo de accidentes.(continúa …)

11 Antes de acostarse es recomendable evitar cenas copiosas, bebidas estimulantes (café, té, refresco de cola …) e ingerir muchos líquidos. Puede ser útil bañar al enfermo por la noche siempre que esto le relaje, Es necesario que orine antes de acostarse para evitar que se tenga que levantar por la noche para ir al cuarto de baño y que presente incontinencia urinaria. Si con medidas de higiene del sueño, como las anteriormente expuestas, no se corrige el trastorno, puede ser necesario proporcionarle algún tipo de medicación que le ayude a conciliar el sueño. No administre infusiones tradicionales (tila, manzanilla …) ni otros productos de herbolaria sin consultar previamente con su médico.

12 Delirios y Alucinaciones ¿Qué podemos hacer? Procure no contradecir las afirmaciones del enfermo. No discuta con el enfermo sobre la irrealidad de sus ideas o percepciones. Adopte una actitud tranquila que pueda transmitir seguridad y calma al enfermo. Háblele siempre de forma pausada. Mantenga siempre contacto visual con él. Procure desviar su atención a otros temas distintos del contenido de sus alucinaciones o delirios. Si las alucinaciones o delirios no suponen riesgo para el enfermo, la familia o los cuidadores, deje que los manifieste espontáneamente sin intentar modificar su curso. Si son peligrosas debe acudir con un psiquiatra para recibir medicamentos o medidas de sujeción mecánica.

13 Tristeza y Apatía ¿Qué podemos hacer? Cuando hable con el paciente sobre sus problemas de memoria y de fallos en otras funciones mentales, hágale ver que siempre estará a su lado para ayudarle. Tiene que darle protagonismo, que se sienta útil. Encárguele tareas sencillas que pueda realizar sin problemas. Puede ser interesante que le ayude en la cocina, en el comedor, a realizar la limpieza u otras actividades que haya efectuado a lo largo de su vida. Recuerde que las habilidades adquiridas en edades más tempranas habitualmente son las que se pierden más tarde. Convénzale para que se incorpore a grupos de actividades, por ejemplo en centros de día, asociaciones diversas, clubes de mayores … Fomente las relaciones personales del enfermo con amigos, vecinos, socios de los clubes, etc.(continúa …)

14 Permita que tenga contacto con todos los miembros de la familia y que participe en las conversaciones y actividades de la misma. Procure que realice algún tipo de ejercicio físico. Caminar 30 minutos al día varios días a la semana puede ser de gran utilidad. Si las circunstancias meteorológicas lo impiden, puede realizar algún ejercicio en casa. Tenga siempre una actitud de estímulos positivos hacia el paciente. Refuerce con palabras de aprobación y manifestaciones afectivas (caricias, besos …) las actividades que haya realizado bien. Si la tristeza y el desgano persisten o se agravan, consulte con un psiquiatra, él podrá prescribir medicación para mejorar el estado de ánimo.

15 REFERENCIA: Andrés Pérez Melero LA DEMENCIA Edimat Libros, Madrid España, 2003

16 En caso de citar este documento por favor utiliza la siguiente referencia: Vargas-Mendoza, J. E. (2011) La demencia: cómo vivir con un enfermo. México: Asociación Oaxaqueña de Psicología A.C.


Descargar ppt "LA DEMENCIA Cómo vivir con un enfermo Ps Jaime Ernesto Vargas Mendoza Asociación Oaxaqueña de Psicología A. C. 2011."

Presentaciones similares


Anuncios Google