La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Mensaje de Aparecida en el CG26. INTRODUCCION Dos acontecimientos de gracia V CONFERENCIA GENERAL DEL EPISCOPADO LATINOAMERICANO Y DEL CARIBE Aparecida,

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Mensaje de Aparecida en el CG26. INTRODUCCION Dos acontecimientos de gracia V CONFERENCIA GENERAL DEL EPISCOPADO LATINOAMERICANO Y DEL CARIBE Aparecida,"— Transcripción de la presentación:

1 Mensaje de Aparecida en el CG26

2 INTRODUCCION Dos acontecimientos de gracia V CONFERENCIA GENERAL DEL EPISCOPADO LATINOAMERICANO Y DEL CARIBE Aparecida, de mayo de 2007 (= DA) CAPITULO GENERAL XXVI SALESIANOS DE DON BOSCO, Roma, 23 de febrero – 12 de abril de 2008 (= CG26) Cauces de gracia del presente eclesial y salesiano en América y El Caribe

3 INTRODUCCION Un camino en la América salesiana Concluida la III Conferencia del Episcopado Latinoamericano, (Puebla, 27 de enero - 13 de febrero de 1979), Don Viganó convocó a un Diálogo con Salesianos e Hijas de María Auxiliadora (San José de Costa Rica, del 14 al 18 de febrero) Del 8 al 14 de abril, el CSRFP convocó un Seminario de estudio sobre Puebla, en Cumbayá (Ecuador) Para el estudio de la IV Conferencia de Santo Domingo (Octubre, 1992), el CSRFP convocó a un Encuentro regional, en Copacabana (Antioquia, Colombia), del 18 al 24 de abril de 1993

4 INTRODUCCION Convergencia entre los dos documentos Elementos significativos que resaltan Discernimiento de nuestros compromisos capitulares La región anime a las Inspectorías para que estén efectivamente en grado de promover la evangelización de modo contextualizado, siguiendo las indicaciones de las Conferencias Episcopales y de los Sínodos continentales y compartiendo las experiencias más significativas (CG26, 50) Conversión hacia la comunión misionera y solidaria con una pastoral orgánica, renovada y vigorosa (DA, )

5 INTRODUCCION Premisas metodológicas Dato histórico Una lectura del CG26 desde Aparecida Aparecida está presente en el CG26 Motivo teológico, desde la eclesiología Vivimos en la Iglesia con la identidad carismática que somos en la Familia salesiana Sentido de pertenencia corporativa eclesial: por el Bautismo conformamos el Cuerpo de Cristo

6 INTRODUCCION Para una verificación En el camino hacia los Capítulos Inspectoriales Oportunidad para una necesaria verificación la recepción del mensaje de Aparecida la implementación del CG26

7 INTRODUCCION Dinamismo genético y procesual Tiempo previo motivación, pre-texto En un contexto Un proceso de gracia en tres fases Tiempo de la asamblea deliberaciones en el discernimiento Un texto con el mensaje Tiempo de implementación socialización, asimilación del acontecimiento y su mensaje

8 INTRODUCCION Un modo de abordaje La nota n. 194 DA, 333 DA, 139 y 135 DA, DA, 338 DA, 167 Cita de Iuvenum Patris, 10 El criterio de la pastoral salesiana: evangelizamos educando Un perfil de Jesucristo: Const.SDB, 11 El gozo de conocer y anunciar a Jesucristo: Const.SDB, 34 La CEP es una auténtica comunidad eclesial: Const.SDB, 47 Cada obra salesiana es una casa, un patio, una parroquia y una escuela para la vida: Const.SDB, 40 Los aspectos del carisma salesiano en Aparecida

9 INTRODUCCION Un modo de abordaje DA, : los procesos formativos de los discípulos misioneros DA, 292: los rasgos del discípulo misionero DA, 65: : los rostros de dolor humano DA, : María es Madre y Maestra Los procesos formativos de la Ratio (nn ; ) Los rasgos de la espiritualidad juvenil salesiana (cfr. CG23, 161) CG26, 98a: los rostros del dolor humano que orientan la opción de misericordia Sueño de Juan a los nueve años Los aspectos del carisma salesiano en Aparecida

10 INTRODUCCION Abordaje estructural. CG26 Cinco núcleos temáticos con 17 líneas de acción 1. Volver a partir de Don Bosco 2. Las urgencias de la evangelización 3. Proponer a los jóvenes la vocación consagrada salesiana 4. Testimonio creíble de pobreza evangélica y de vida sencilla 5. Las nuevas fronteras de la misión salesiana El programa de vida espiritual y pastoral de Don Bosco, el Da mihi animas, cetera tolle

11 INTRODUCCION Abordaje estructural. CG26 En el Proyecto de animación y gobierno para el sexenio Tres prioridades El retorno a Don Bosco, para volver con Él al encuentro con Cristo La urgencia de evangelizar y convocar La simplicidad de la vida para la atención a las nuevas fronteras

12 INTRODUCCION Abordaje estructural. CG26 Las tres prioridades y CG26 Animación y Gobierno, El volver a Don Bosco para partir con él desde Cristo 2. La urgencia de evangelizar y de convocar 3. La simplicidad de vida y las nuevas fronteras CG26 Capítulo I Capítulos II y III Capítulos IV y V

13 INTRODUCCION Abordaje estructural. CG26 Fundamento y horizonte teológico 1. El volver a Don Bosco para partir con él desde Cristo 2. La urgencia de evangelizar y de convocar 3. La simplicidad de vida y las nuevas fronteras Etiología y teleología de la misión El vigor kerigmático misionero del anuncio de Cristo La conversión y la profecía para configurarnos con Cristo

14 INTRODUCCION Abordaje estructural. Aparecida Tres partes 1. Mirada pastoral de los discípulos misioneros para contemplar la vida de nuestros pueblos 2. Memoria de la buena noticia de Jesucristo y el mensaje central de Aparecida 3. El compromiso misionero: la vida de Jesucristo para nuestros Diez Capítulos 1, 2 3 4, 5, 6 7, 8, 9,10 La Iglesia: comunidad de los discípulos misioneros de Cristo, todos consagrados para que nuestros pueblos tengan vida en Él

15 INTRODUCCION Abordaje estructural. Aparecida El contenido central de Aparecida Los bautizados somos discípulos llamados, configurados, enviados y animados Encuentro y convocación misionera en la espiritualidad de la comunión La formación de los discípulos misioneros Enviados para la misión con un servicio pastoral orgánico Capítulos y nn. IV, V, VI, VII,

16 INTRODUCCION Convergencias de las estructuras Llamados al seguimiento de Jesucristo DA, cap. 4, nn para vivir en la comunión DA, cap. 5, nn Necesidad de convocar CG26, cap. III, nn Volver a partir de Don Bosco, nn 3, 14, 19 Los bautizados, discípulos misioneros Los SDB con el programa espiritual y pastoral de D. Bosco

17 INTRODUCCION Convergencias de las estructuras Configurados con el Maestro DA, cap. 4, nn En un itinerario formativo DA, cap. 6, nn Pobreza evangélica CG26, cap. IV, nn Volver a partir de Don Bosco CG26, cap. I, nn 1-22 Los bautizados, discípulos misioneros Los SDB con el programa espiritual y pastoral de D. Bosco

18 INTRODUCCION Convergencias de las estructuras Enviados con la misión de anunciar el evangelio del Reino de la vida DA, cap. 4, nn ; cap. 7, nn Urgencia de evangelizar CG26, cap. II, nn Nuevas fronteras CG26, cap. V, nn Los bautizados, discípulos misioneros Los SDB con el programa espiritual y pastoral de D. Bosco

19 INTRODUCCION Convergencias de las estructuras Animados por el Espíritu Santo DA, cap. 4, nn El CG26 es un don del Espíritu del Resucitado CG26 = ACG, 401 (mayo, 2008) p.19 Los bautizados, discípulos misioneros Los SDB con el programa espiritual y pastoral de D. Bosco

20 INTRODUCCION Convergencias del Mensaje DA, , 276 CG26, 1 Llamados por Cristo para convocar con Don Bosco a la comunión Configurados con Cristo viviendo el Da mihi animas de Don Bosco Enviados por Cristo a los jóvenes con el ardor apostólico de Don Bosco Animados por el Espíritu Santo, en la escuela espiritual de Don Bosco DA, CG26, DA, CG26, DA, CG26, Discípulos

21 Discípulos llamados por Cristo para convocar con Don Bosco a la comunión Tres fases 1. La llamada de Jesús 2. El encuentro con Él 3. La llamada a la comunión DA, CG26,

22 Los discípulos se sintieron atraídos por la bondad y la persona del Mesías Jesús procedió con dos novedades No fueron ellos los que escogieron a su maestro. Fue Cristo quien los eligió a ellos El los elige y llama para una experiencia de comunión apostólica, con Él y entre ellos DA, La llamada de Jesús, a sus discípulos

23 Los bautizados hemos sido llamados personalmente por Dios a través de Jesús Tenemos la responsabilidad de darle a Cristo una respuesta consciente, libre y enamorada DA, Const.SDB, 96 - CG26, La llamada de Jesús, a los bautizados

24 Los adolescentes están en la edad en la que buscan su propia identidad. DA, 442 Los jóvenes viven fascinados por sus muchos ideales. DA, 127 Viven en la búsqueda del sentido de sus vidas y el proyecto de Dios para cada uno. DA, 314 La llamada de Jesús, a los jóvenes

25 Acompañamiento pastoral Los jóvenes van madurando y aprendiendo a aceptar la interpelación del mensaje de Jesús (DA, 194) Muchos jóvenes están abiertos a la búsqueda de sentido de la vida y disponibles a una propuesta educativa y cristiana seria y valiente (CG26, 29a) La llamada de Jesús, a los jóvenes

26 Convicción salesiana: todo joven tiene una misión de Dios en su vida Por esa razón el Salesiano acompaña a los jóvenes para que se dispongan a la llamada de Dios para que apuesten por una vida como la de Jesucristo CG26, DA, La llamada de Jesús, a los jóvenes

27 Cristo nos invita y pide personalmente dejarlo todo, para seguirlo más de cerca para anunciar con la vida que Dios es la verdadera riqueza (CG26, 79a) Dios nos ha llamado a vivir siguiendo a Cristo obediente, pobre y casto, en una comunidad fraterna, con una misión juvenil, tras el ejemplo de Don Bosco CG26, 52a; Const.SDB, 1.5 La llamada de Jesús, a los Salesianos

28 El encuentro, categoría que atraviesa los documentos de Aparecida y del CG26 encuentro con Cristo con los jóvenes en sus ambientes con los pobres con la realidad con las culturas DA, 226d. 278d CG26, El encuentro con Jesús

29 Como con los Apóstoles, hoy somos discípulos misioneros desde nuestro encuentro con Jesús (DA, ) El discípulo enamorado de Cristo, es su amigo y su hermano (DA, ) En esa experiencia con Cristo experimentamos la comunión con el Padre y con el Espíritu Santo (DA, ) Se nos pide una respuesta dócil para recomenzar y aprender de Cristo (DA, 41)

30 El encuentro con Jesús Es un evento cotidiano que se renueva en la escucha de la Palabra de Dios, en la participación en el misterio pascual a través de la liturgia y los sacramentos, en la participación fraterna y en el servicio a los jóvenes CG26, 23b-Const.SDB, 23

31 El encuentro con Jesús Esa experiencia es la fuente de toda la obra de evangelización (CG26, 23b) Nuestra misión apostólica: testimoniar y anunciar nuestro encuentro con Cristo (DA, 145)

32 Los lugares para el encuentro con Jesús (EclAm, 12-13) La Sagrada Escritura, Lectio divina (DA, CG26, 10b a a) La liturgia. La Palabra y la Eucaristía en el centro de nuestras comunidades, para ser discípulos auténticos y apóstoles creíbles (DA, CG26, 32) La oración personal (DA, 255) El amor fraterno (DA, 256) La realidad social que viven nuestros jóvenes, sobre todo los más pobres (DA, CG26, 98) El encuentro con Jesús

33 El camino de conversión (DA, 254), una experiencia de interioridad apostólica El Salesiano pida todos los días a Dios y se comprometa a vivir la gracia de unidad entre contemplación y acción apostólica, de modo que evite el riesgo de la dispersión y de la superficialidad (CG26, 20a) El encuentro con Jesús

34 Jesús llama a sus discípulos para conformar con ellos una nueva familia y, desde esa comunión, los envía para que anuncien el Reino de Dios Los discípulos vivimos así la amistad con Cristo (DA, ) Característica pedagógica de nuestra espiritualidad salesiana: la amistad con Dios y entre nosotros (DA, CG26, ) Resonancia de la espiritualidad de la comunión (NMI, 43) La llamada a la comunión

35 Vocación en y para la comunión Jesús eligió y llamó a sus discípulos para vincularse y estar con Él (DA, 131) para vivir una experiencia de comunión y anunciarla como bienaventuranza del reino de Dios (DA, ) La llamada a la comunión

36 Vocación en y para la comunión La Familia salesiana evangeliza a los jóvenes en el dinamismo pastoral de una comunidad educativa La CEP es una experiencia de Iglesia (DA, Const.SDB, 47) Es un criterio básico de los procesos de evangelización y de animación vocacional La llamada a la comunión

37 Vocación en y para la comunión La CEP es Una experiencia de Iglesia, casa y escuela de comunión Vivencia del Cuerpo místico de Cristo (corporativa) (DA, CG26, 31 – Const.SDB, 47 Fuente y semillero de variados servicios y ministerios a favor de la vida en la sociedad y en la Iglesia (DA, ) La llamada a la comunión

38 Una pedagogía vocacional La animación vocacional Es responsabilidad de todo el pueblo de Dios Un proceso educativo que, inspirado en el evangelio, comienza en la familia y sigue en la comunidad cristiana (DA, 314) Con la pedagogía del acompañamiento y el discernimiento (DA, c) La llamada a la comunión

39 Una pedagogía vocacional La CEP acompaña a los jóvenes en la oración personal les comunica una experiencia auténtica del encuentro gozoso y vivo con el Señor Jesús (CG26, 38c). Vive la espiritualidad en la Palabra de Dios (DA, 179) Con una intensa experiencia de vida espiritual y comunitaria, el acompañamiento personal calificado, los jóvenes maduran en opciones vocacionales de compromiso apostólico (CG26, 53b. 54b. 62c. 70b. 71a) La llamada a la comunión

40 El clima educativo vocacional La animación vocacional es fruto de una sólida pastoral de conjunto, en las familias, en la parroquia, en la escuela católica y demás instituciones eclesiales (DA, 314) Desafío: una cultura vocacional en todos los ambientes que los jóvenes descubran la vida como llamada que toda la pastoral salesiana sea realmente vocacional (CG26, 53a. 54b) La llamada a la comunión

41 El clima educativo vocacional Encontramos a Dios a través de los jóvenes a los que somos enviados CG26, 2. 14a - Const.SDB, 95 El clima vocacional es recíproco, se da entre todos los miembros de la comunidad cristiana Dios nos llama a todos a dar una respuesta ardorosa, al estilo de Don Bosco La llamada a la comunión

42 El clima educativo vocacional Los jóvenes en los procesos de la catequesis familiar (DA, 303) En la familia los jóvenes aprenden a ser discípulos y misioneros del Evangelio (DA, 204) Una pedagogía específica que oriente a los jóvenes a la vida familiar en el sacramento matrimonial (DA, 463c, 468) Una pastoral juvenil más atenta a los contextos familiares y con una mayor inversión de energías a favor de la familia (CG26, 104d) La llamada a la comunión

43 Corresponsabilidad de todos los Discípulos misioneros (DA, , 161) Los seglares, como luz del mundo (DA, ) Los indígenas que se han encontrado con Cristo (DA, 95) Los niños que son signo de la presencia de Dios (DA, 438) Los adolescentes que buscan la amistad con Jesús (DA, 442) Los Jóvenes, centinelas del mañana (DA, 443), sujetos de la cultura de la responsabilidad y solidaridad (DA, 406b) Los consagrados en la vida religiosa o secular (DA, ) Los ministros ordenados Los Obispos (DA, ) Los Diáconos (DA, 205) Los Presbíteros (DA, ) La llamada a la comunión

44 Criterios iluminan a la comunidad y a la Inspectoría cuando elaboran su propuesta de una animación vocacional adecuada al contexto, local y nacional La llamada a la comunión Para este compromiso se implica toda la CEP, con la Familia Salesiana se tiene presente las opciones de la Iglesia local se garantizan los adecuados recursos económicos (CG26, 67a. 69a)

45 Con los grupos de la Familia Salesiana, con la Iglesia local y con otros institutos de vida consagrada se comparten las tareas de la animación vocacional la promoción y el clima vocacional, el acompañamiento de procesos vocacionales el discernimiento específico (CG26, 68d) La llamada a la comunión

46 Discípulos configurados con Cristo viviendo el Da mihi animas de Don Bosco Tres aspectos 1.El motivo por el cual nos configuramos con Cristo desde su pobreza 2.La experiencia de nuestra configuración con Cristo 3.La formación de los discípulos en esa configuración DA CG26,

47 La Iglesia cumple su misión siguiendo los pasos de Jesús y adoptando sus actitudes siendo el Señor, se hizo servidor y obediente hasta la muerte de cruz siendo rico, eligió ser pobre con nosotros En el Evangelio aprendemos la sublime lección de ser pobres Siguiendo a Jesús pobre anunciamos el Evangelio de la paz en el desprendimiento (DA, 31) Configurados desde la pobreza de Cristo

48 El Salesiano está llamado a mirar al corazón de Cristo, buen pastor y apóstol del Padre a ponerse en su seguimiento, tras el ejemplo de Don Bosco Obediente, pobre y casto (Da, 219) se dedica a los jóvenes con generosidad vive con alegría su vocación en la comunidad encuentra así el camino de la santidad (CG26, 3) Configurados desde la pobreza de Cristo

49 Experiencia por la que vamos asumiendo el proyecto de Jesús Él escogió nacer y vivir pobremente se confió totalmente al Padre compartió la vida de los más pobres proclamó bienaventurados a los pobres, destinatarios de la buena noticia y herederos del Reino pidió a algunos dejarlo todo para seguirlo más de cerca, anunciando con la vida que Dios es la verdadera riqueza (CG26, 79a) Configurados desde la pobreza de Cristo

50 La primera manifestación de la pobreza es la entrega total de sí a Dios, en la disponibilidad a las exigencias de los jóvenes; esto conlleva la renuncia de sí mismos y de los proyectos individuales para compartir los de la comunidad (CG26, 79c) y seguir a Jesús dispuestos hasta la asunción de la cruz, incluso con el martirio (DA, 140) Configurados desde la pobreza de Cristo La pobreza del Salesiano expresa su abandono confiado en el Padre su cercanía y servicio a los pobres la bienaventuranza de una existencia repleta del amor a Dios y a los hermanos (CG26, 79a)

51 Nuestra configuración con Cristo la vivimos por medio de la asunción del mandamiento del amor (DA, ) El discípulo misionero muestra en su generosidad, la generosidad y misericordia de Dios (DA, ) Con esa disposición, los Salesianos vivimos el desprendimiento que inspira el cetera tolle (DA, ), dando un testimonio creíble y valiente, personal y comunitario de pobreza evangélica (CG26, 86) La experiencia de la configuración

52 Nuestra configuración con Cristo la vivimos por medio de la asunción del mandamiento del amor (DA, ) La experiencia de la configuración Necesitamos ser pobres y generosos para anunciar a los jóvenes nuestro encuentro con Cristo (DA, 31) El evangelio es la buena noticia para los pobres y es proclamado por pobres

53 Para vivir como Cristo, lo contemplamos a tal como nos lo transmiten los Evangelios (DA, 139) La experiencia de la configuración Cristo es, el amigo (DA, 15) el buen samaritano, salvador y plenitud de la humanidad (DA, 292) el buen pastor y el misionero del Padre (DA, 136s ) Dios de rostro humano (DA, ) En Cristo Dios nos revela el proyecto de humanidad (DA, )

54 La experiencia de la configuración En el seguimiento de Jesucristo, - aprendemos y practicamos las bienaventuranzas del Reino, el estilo de vida del mismo Jesucristo: - su amor y obediencia filial al Padre, - su compasión entrañable ante el dolor humano, - su cercanía a los pobres y a los pequeños, - su fidelidad a la misión encomendada, - su amor servicial hasta el don de su vida DA, 139; En el seguimiento de Jesucristo, - aprendemos y practicamos las bienaventuranzas del Reino, el estilo de vida del mismo Jesucristo: - su amor y obediencia filial al Padre, - su compasión entrañable ante el dolor humano, - su cercanía a los pobres y a los pequeños, - su fidelidad a la misión encomendada, - su amor servicial hasta el don de su vida DA, 139; Al leer el Evangelio, somos más sensibles a ciertos rasgos de la figura del Señor: - su gratitud al Padre por el don de la vocación divina a todos los hombres; - su predilección por los pequeños y los pobres; - su solicitud en predicar, sanar y salvar, movido por la urgencia del Reino que llega; - su actitud de Buen Pastor, que conquista con la mansedumbre y la entrega de sí mismo; - su deseo de congregar a los discípulos en la unidad de la comunión fraterna (Const.SDB, 11) Al leer el Evangelio, somos más sensibles a ciertos rasgos de la figura del Señor: - su gratitud al Padre por el don de la vocación divina a todos los hombres; - su predilección por los pequeños y los pobres; - su solicitud en predicar, sanar y salvar, movido por la urgencia del Reino que llega; - su actitud de Buen Pastor, que conquista con la mansedumbre y la entrega de sí mismo; - su deseo de congregar a los discípulos en la unidad de la comunión fraterna (Const.SDB, 11)

55 El Espíritu Santo nos va identificando con Cristo, camino, verdad y vida (DA, 137, 220) La experiencia de la configuración El discípulo misionero experimenta así una vinculación íntima con Jesús, como participación de la vida misma del Padre (DA, )

56 Esta es la vivencia que anunciamos Nuestra condición de misioneros brota de Jesucristo (DA, 184) Es lo que principalmente estamos llamados a compartir con los jóvenes, para que ellos también experimenten la confianza de ser compañeros de Jesús en el camino de sus vidas (DA, 554) para que lo acepten como el mejor regalo (DA, 335, 336) La experiencia de la configuración

57 Se nos llama a recomenzar desde Cristo (DA, ) Nosotros, Familia salesiana, volvemos a Don Bosco para irnos con él y con los jóvenes a Jesucristo (DA, 549) Escuchando al Espíritu nos sentimos llamados a volver a Don Bosco como guía seguro para caminar siguiendo a Cristo con una pasión ardiente por Dios y por los jóvenes, sobre todo los más pobres (CG26, 1) La experiencia de la configuración

58 La formación de todos los discípulos, una opción (DA, 276) Rasgos del discípulo misionero (DA, c; ) Los aspectos del proceso formativo descrito en Aparecida: desde el encuentro con Cristo, caminos para la conversión para la comunión para la solidaridad y para el anuncio del evangelio (DA, EclAm, 12) La formación de los discípulos misioneros

59

60 La experiencia de la propia formación, inicial y permanente se va desarrollando en un proceso integral y gradual de maduración en Cristo (DA, ) Un itinerario formativo, con unos criterios pedagógicos, unas dimensiones (espiritual, humana, intelectual y pastoral), fases, experiencias y contenidos (DA, – Ratio, ; ) La formación de los discípulos misioneros

61 Los seglares salesianos en formación La formación de los discípulos misioneros El crecimiento numérico de seglares y de miembros de la Familia Salesiana corresponsables en la pastoral La necesidad de una formación sistemática que los ayude a ser educadores de la fe (CG26, 29b.38b)

62 El Salesiano consagrado en formación Responsabilidad de la propia formación espiritual y pastoral para una auténtica maduración vocacional (CG26, 20d) La postmodernidad lleva a vivir fragmentados El CG26 nos ayuda a vivir la gracia de unidad. don de la unificación de nuestra vida La asunción del programa de vida espiritual y pastoral de Don Bosco es el criterio de unidad para nuestras opciones personales y comunitarias, de Inspectoría, de región y de Congregación La formación de los discípulos misioneros

63 El Salesiano consagrado en formación El Salesiano pida todos los días a Dios y se comprometa a vivir la gracia de unidad entre contemplación y acción apostólica, de modo que evite el riesgo de la dispersión y de la superficialidad (CG26, 20a) La formación de los discípulos misioneros

64 El Salesiano consagrado en formación Los Salesianos vivimos el seguimiento de Cristo en comunidad Responsabilidad personal, comunitaria e inspectorial para la formación permanente ante las nuevas exigencias de la vocación (CG26, 39b) Una más cuidadosa atención a la dimensión pastoral de nuestra vocación en los currículos de la formación específica (CG26, 40) La formación de los discípulos misioneros

65 Una formación conjunta Salesianos y seglares se ayudan en el aprendizaje y la práctica de las bienaventuranzas del Reino, el estilo de vida del mismo Jesucristo Experiencias conjuntas para contemplar a Cristo en el evangelio (DA, 139) Lectio divina practicada con sensibilidad salesiana (CG26, 10b a a) Los Salesianos tenemos la responsabilidad de ofrecer el testimonio de una vida discipular apasionada por Jesucristo (DA, ) La formación de los discípulos misioneros

66 En una comunidad formadora Los discípulos misioneros se forman en las comunidades eclesiales (DA, ) La CEP es una comunidad evangelizada y evangelizadora (DA, , 338) Educadores y educandos se acompañan en procesos de educación cristiana, con la Palabra, el Pan y el Cáliz de salvación (DA, 158) Espacio y modo para vivir la santidad del bautismo (DA, 179) Fortalecida en sus procesos formativos (DA, 214, 281) Todos aprendemos a asumir con mayor responsabilidad nuestra identidad cristiana y la misión evangelizadora (DA, a) La formación de los discípulos misioneros

67 María Virgen, Madre y maestra de la comunión En Ella nos encontramos con el Padre, con el Hijo, con el Espíritu Santo y con los Hermanos (DA, ) La primera en acoger y llevar el anuncio de salvación, nos enseña a realizar comunidades evangelizadas y evangelizadoras (CG26, 23c) La formación de los discípulos misioneros

68 Procesos de iniciación cristiana La maduración de los discípulos misioneros se funda en la roca de la Palabra de Dios (DA, ) Un catecumenado que surge del anuncio kerigmático (DA, 278a) Procesos de la catequesis, con la pedagogía de los Itinerarios planteados por el CG23 (CG26, 28) Para suscitar en los jóvenes una vida sacramental convencida y regular, una verdadera pertenencia eclesial y un valiente compromiso apostólico (CG26, 28b) Formación de la conciencia moral y educar a los jóvenes en el compromiso social y político según la inspiración de la doctrina social de la Iglesia (CG26, 43b, 43c). Presencia y la cercanía, testimonio de los educadores, como amigos y padres que acompañan irradiando la alegría y esperanza de la fe (CG26, 23c) La formación de los discípulos misioneros

69 Procesos de iniciación cristiana Cada comunidad local debe formular en su proyecto educativo pastoral, los itinerarios de anuncio, de catequesis y de educación en la fe, adecuados a los propios destinatarios y contextos (CG26, 38a) Cada Inspectoría debe examinar la propia acción pastoral para verificar si salvaguarda la integridad del anuncio y la gradualidad de la propuesta, según la lógica del itinerario (CG26, 43a) La formación de los discípulos misioneros

70 Yo te daré la Maestra María, perfecta discípula y pedagoga de la evangelización, educadora y acompañante de su Hijo, colabora en el renacimiento espiritual de los discípulos, escuela de fe que nos conduce y a fortalece en el camino que lleva al encuentro con Dios nos enseña a ser hijos en su Hijo Con los ojos puestos en sus hijos y en sus necesidades, como en Caná de Galilea, María ayuda a mantener vivas las actitudes de atención, de servicio, de entrega y de gratuidad que deben distinguir a los discípulos de su Hijo Indica la pedagogía para que los pobres, en cada comunidad cristiana, se sientan como en su casa Crea comunión y educa a un estilo de vida compartida y solidaria, en fraternidad, en atención y acogida del otro, especialmente si es pobre o necesitado (DA, ) La formación de los discípulos misioneros

71 Yo te daré la Maestra María enriquece la dimensión materna de la Iglesia y su actitud acogedora, que la convierte en casa y escuela de la comunión, espacio espiritual para la misión (DA, 272) En el sueño de los nueve años, Juan Bosco recibió a María como madre y maestra y se dejó guiar por ella en la misión juvenil. La sentimos presente en nuestras casas y la proponemos a los jóvenes como modelo espiritual y ayuda en su crecimiento (CG26, 2b) De María aprendemos que la profundidad de la experiencia de Dios es la raíz de la misión y que el primero y principal camino de evangelización es el testimonio de fe (CG26, 23c) María es Maestra en la cátedra del Rosario (DA, 271) La formación de los discípulos misioneros

72 Discípulos Enviados por Cristo a los jóvenes con el ardor apostólico de Don Bosco DA CG26, Cinco pasos 1.La evangelización 2.Los jóvenes, evangelizados evangelizadores 3.Opción amorosa por los jóvenes pobres 4.Evangelizamos educando 5.El ardor misionero

73 DISCIPULOS ENVIADOS La evangelización Nuestra identidad eclesial Es la vida y la misión de la Iglesia (CG26, 23a) La urgencia principal de nuestra misión salesiana en este momento. (CG26, 24a) Evangelizar significa anunciar al Señor Jesús con palabras y acciones, es decir, hacerse instrumento de su presencia y acción en el mundo (CG26, 23a) La fuente de la evangelización es el encuentro personal con Cristo (CG26, 23b; DA, ) El anuncio de Cristo es la mayor alegría y el mejor regalo que podemos ofrecer (DA, 14, 28, 29 - Const.SDB, 34b) Esta es la experiencia que debemos comunicar a los seglares, implicándolos cada vez más en las tareas pastorales (CG26, 24b)

74 DISCIPULOS ENVIADOS La evangelización Nuestra identidad eclesial Por medio de la Iglesia, el Señor Jesús nos llama a realizar una nueva evangelización: nueva en su ardor, en sus métodos y en sus expresiones (CG24, 24b). Es el encargo que nos ha confiado el Señor (DA, 18) Caminamos en la santidad participando en la misión del evangelio (DA, 148)

75 DISCIPULOS ENVIADOS La evangelización Nuestra identidad eclesial La evangelización es el alma de todas nuestras intervenciones educativas. Nuestro objetivo fundamental está en proponer a todos vivir la existencia humana como la ha vivido Jesús. (…) Central debe ser el anuncio de Jesucristo y de su Evangelio, juntamente con la llamada a la conversión, a la acogida de la fe y a la inserción en la Iglesia; de aquí nacen luego los caminos de fe y de catequesis, la vida litúrgica, el testimonio de la caridad activa (CG26, 24a; cfr. 36) En todo este proceso de maduración, el kerigma es el inicio y el hilo conductor de la experiencia de configuración del discípulo con Cristo (DA, a )

76 DISCIPULOS ENVIADOS La evangelización La vida de Dios en las culturas Con la evangelización la Iglesia quiere alcanzar y transformar con la fuerza del Evangelio los criterios de juicio, los valores determinantes, los puntos de interés, las líneas de pensamiento, las fuentes inspiradoras y los modelos de vida de la humanidad, que están en contraste con la palabra de Dios y con el designio de salvación (EN, 19; DA, ) Pedagogía de inculturar el proceso de evangelización para dar respuesta a los desafíos de los contextos (CG26, 46), desde un discernimiento de los acontecimientos y los tiempos ( ), para orientar la vida social hacia el estilo de las bienaventuranzas (DA, 335)

77 DISCIPULOS ENVIADOS La evangelización La vida de Dios en las culturas La religiosidad popular, gran riqueza para la transmisión de la fe, merecen ser mejor custodiada, promovida y, donde fuera necesario, purificada (CG26, 30b - DA, ) Todo ese conjunto socio cultural y religioso, las diversas y nuevas culturas juveniles, nos urgen a promover oportunas reflexiones sobre la relación entre fe, cultura y religiones para anunciar el Evangelio dentro de las grandes cuestiones que se cruzan en la conciencia del hombre de hoy (CG26, 43d; cfr. DA, 477)

78 DISCIPULOS ENVIADOS La evangelización Jóvenes evangelizados evangelizadores Los jóvenes, sujetos de sociedad y de Iglesia, constituyen la gran mayoría de la población de América y El Caribe (DA, 443) Indígenas, campesinos, urbanos (DA, 127) requieren atención y formación específicas (DA, 325) Presentes en la comunicación social (DA, 486h), en la biodiversidad (DA, 85) Desencantados por la desmejora democrática (DA, ) En una situación cultural confusa y ambigua en los valores (DA, 328), en medio de la avidez del mercado y la cultura posmoderna (DA, ) Tantas veces víctimas de muchos riesgos en las calles (DA, 410) Sufren la baja calidad de la educación y las pocas oportunidades para su desarrollo (DA, ) Muchos jóvenes sufren diversas adicciones (DA, 422, 424)

79 DISCIPULOS ENVIADOS La evangelización Jóvenes evangelizados evangelizadores La compleja situación social, las variadas culturas, expresiones y contextos juveniles desafían la catequesis para un anuncio más claro y fascinante de la persona de Jesús como fuente de vida y promesa de felicidad en el tiempo y en la eternidad (CG26, 24a - DA, 100d) En la pastoral persisten lenguajes poco significativos para la cultura actual, y en particular, para los jóvenes; sin los nuevos códigos de la postmodernidad, y del pluralismo social y cultural (DA, 100d) Se nos pide volver a los jóvenes, especialmente a los más pobres, con el corazón de Don Bosco (CG26, 13) con criterios pastorales que orienten la opción a favor de y con la juventud (DA, 446)

80 DISCIPULOS ENVIADOS La evangelización Enviados al encuentro con los jóvenes Estamos alejados del mundo de los jóvenes, distancia física y afectiva (CG26, 5c) Hay modelos de gestión que dificultan la presencia entre los jóvenes y los seglares (CG26, 5b) Distanciamiento de los jóvenes respecto a la fe y a nuestras propuestas (CG26, 28c) Se nos anima a la audacia pastoral (CG26, 2) para estar en el patio ir al encuentro de los jóvenes, estar con los jóvenes y descubrir en ellos la presencia de Dios (CG26, 2) valorizar la relación directa y cordial con todo joven como modalidad privilegiada para el testimonio y el anuncio (CG26, 42a)

81 DISCIPULOS ENVIADOS La evangelización Enviados al encuentro con los jóvenes La presencia de tantos muchachos en nuestros ambientes es ocasión para cultivar el diálogo educativo, entrar en clima de confianza, ayudarlos a descubrir el designio de Dios sobre su vida, invitarlos al don de sí (CG56, 57c)

82 DISCIPULOS ENVIADOS La evangelización Enviados al encuentro con los jóvenes El Salesiano encuentre el tiempo de estar en medio de los jóvenes como amigo, educador y testimonio de Dios, en su diario vivir (CG26, 2. 14b. 21a) La comunidad programe iniciativas para encontrar a los jóvenes en sus ambientes de vida (CG26, 15d) El testimonio de fe se hace más convincente cuando nosotros nos acercamos a los jóvenes como amigos y los acompañamos como padres y maestros, irradiando alegría y esperanza (CG26, 23c) Un nuevo patio de los jóvenes: las múltiples posibilidades de las nuevas tecnologías del internet (CG26, 99c)

83 DISCIPULOS ENVIADOS La evangelización El evangelio, de joven a joven Praxis pastoral de Don Bosco: suscitó entre los jóvenes la pasión apostólica del Da mihi animas Estimular a los jóvenes para que ellos sean apóstoles de sus compañeros, con formas de servicio eclesial y social, en proyectos misioneros (CG26, 53b; 65 - DA, 446e) Itinerarios diversificados para llevar a los jóvenes al encuentro personal con Cristo, de modo que maduren la voluntad de seguirlo y se hagan apóstoles del Evangelio, constructores de un mundo nuevo (CG26, 24b - DA, 443)

84 DISCIPULOS ENVIADOS La evangelización El evangelio, de joven a joven Hay jóvenes dispuestos a comprometerse en primera persona en la evangelización de los coetáneos, en particular en el ámbito del asociacionismo (CG26, 29a; 38e) La Inspectoría tiene el deber de ofrecer a los jóvenes experiencias de servicio apostólico, de asociacionismo y de voluntariado (CG26, 68c) En este clima muchos jóvenes van madurando opciones vocacionales de especial consagración (CG26, 5b)

85 DISCIPULOS ENVIADOS La evangelización Opción amorosa por los jóvenes pobres Inspiración carismática En virtud de nuestra vocación, estamos llamados a cultivar una escucha atenta y partícipe del grito de los pobres y a proponerles el anuncio del Reino como fundamento de la verdadera esperanza y levadura de un mundo nuevo. Esto comporta la opción preferencial por los jóvenes más necesitados, la atención a sus necesidades, compartir su situación, superar una mentalidad asistencial y paternalista, el compromiso de hacerlos protagonistas de su desarrollo (CG26, 80a)

86 DISCIPULOS ENVIADOS La evangelización Opción amorosa por los jóvenes pobres Inspiración carismática Principal prioridad: tomar opciones valientes a favor de los jóvenes pobres y en peligro (CG26, 105) Esta opción pastoral que renovamos con la Iglesia en el continente, nos pide experimentar la amistad con los pobres DA, – Const.SDB, 26

87 DISCIPULOS ENVIADOS La evangelización Opción amorosa por los jóvenes pobres Los jóvenes pobres se muestran con apertura y disponibilidad para el Evangelio Por eso les anunciamos con valor a Jesucristo y les proponemos caminos de fe (CG26, 98b) Este cuidado pastoral lo dirigimos a aquellos que adolecen de la atención educativa de la sociedad actual y necesitan nuestra ayuda para llegar al conocimiento de los profundos interrogantes que llevan también dentro de sí (CG26, 29a)

88 DISCIPULOS ENVIADOS La evangelización Opción amorosa por los jóvenes pobres Las pobrezas de los jóvenes nos llaman a una disponibilidad radical y a dejar a un lado todo lo demás, nos piden ser solidarios con ellos, compartir con ellos una vida sencilla y pobre, poner a su disposición los recursos que tenemos CG26 = ACG, 401 [mayo, 2008] 14

89 DISCIPULOS ENVIADOS La evangelización Opción amorosa por los jóvenes pobres La comunidad: afronte las nuevas pobrezas que viven los jóvenes del contexto mantenga viva la sensibilidad para las formas más graves exprese la predilección por los pobres, proyectando con la CEP iniciativas explícitamente dedicadas a los jóvenes más pobres de la zona se sienta solidaria con las obras de la Inspectoría dedicadas a los más pobres busque respuestas a las pobrezas espirituales de los jóvenes, proponiendo experiencias y recorridos que despierten la dimensión religiosa de la vida y los ayuden a descubrir a Jesús como Salvador (CG26, 106)

90 DISCIPULOS ENVIADOS La evangelización Opción amorosa por los jóvenes pobres La CEP: despliega su compromiso evangelizador y misionero entre los más sencillos y alejados (DA, 179) Cada CEP es una expresión visible de la opción preferencial por los pobres sabiendo que el evangelio lo anuncian los pobres a los pobres DA, 31; CG26 = ACG, 401 [mayo, 2008], 13

91 DISCIPULOS ENVIADOS La evangelización Opción amorosa por los jóvenes pobres La Inspectoría: garantice que en el POI haya obras explícitamente dedicadas a los jóvenes más pobres y en peligro, prepare personal calificado asegure que en el PEP haya una propuesta de promoción humana y de educación en la fe desde la situación de los jóvenes más pobres tome con valor la decisión de recolocar y reajustar sus obras para que estén al servicio de los jóvenes pobres y de las clases populares estudie los proyectos y espacios que ofrezcan a los jóvenes una alternativa a formas de diversión física y moralmente peligrosas promueva la defensa de los derechos de los menores y de los jóvenes denuncie su violación con valor profético y sensibilidad educativa (CG26, 107)

92 DISCIPULOS ENVIADOS ¿De quién hablamos? Situaciones que nos llaman a la evangelización: los pueblos todavía no evangelizados, el secularismo en pueblos de antigua tradición cristiana, el fenómeno de las emigraciones, las nuevas formas dramáticas de pobreza y de violencia, la difusión de movimientos y sectas (CG26, 26a) grupos humanos que viven hoy diversas pobrezas (DA, , 402, , CG26, 98a) Innumerables jóvenes de nuestro continente viven situaciones de pobreza que limitan el crecimiento armónico de sus vidas y generan exclusión (DA, 444)

93 DISCIPULOS ENVIADOS ¿De quién hablamos? Rostros de quienes sufren y nos interpelan para una mejor respuesta como comunidad cristiana misionera y solidaria (DA, , 402, , CG26, 98a) Interpelados por algunas oportunidades, el diálogo ecuménico, interreligioso e intercultural, la nueva sensibilidad por la paz, la tutela de los derechos humanos y por la salvaguardia de la creación, tantas expresiones de solidaridad y de voluntariado que cada vez más se difunden en el mundo. (CG26, 26a)

94 DISCIPULOS ENVIADOS ¿De quién hablamos? La Familia Sujeto originario de la educación y el primer lugar de la evangelización (CG26, 99a. 31c. 49c. 53c. 67b. 102a; DA, ) Variadas y dramáticas situaciones familiares afectan a los jóvenes y nos desafían para el logro de auténticas comunidades de fe (DA, 304) De una pastoral juvenil desarticulada de los contextos familiares Mayor inversión de energías a favor de la familia (CG26, 104d. 99a - DA, 446a)

95 DISCIPULOS ENVIADOS ¿De quién hablamos? La Familia La comunidad: implique y forme a los padres en la acción educativa y evangelizadora de sus hijos promueva itinerarios de educación afectiva sobre todo en la edad de la adolescencia acompañe a los jóvenes en la experiencia del noviazgo, incorporando a los padres, los seglares corresponsables y miembros de la Familia Salesiana favorezca las nuevas formas de evangelización y de catequesis familiar (CG26, DA, ) El CG26 refiere esta implementación a la Inspectoría y al Rector Mayor con su Consejo, a través del Dicasterio de la pastoral (CG26, 110a,c. 111a)

96 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando La pastoral salesiana La evangelización propone a la educación un modelo de humanidad plenamente lograda y la educación, cuando llega a tocar el corazón de los jóvenes y desarrolla el sentido religioso de la vida, favorece y acompaña el proceso de evangelización (CG24, 25b) Una compenetración entre los dos aspectos No se puede anunciar el Evangelio sin que éste ilumine, infunda aliento y esperanza, e inspire soluciones adecuadas a los problemas de la existencia No puede pensarse en una promoción verdadera y plena del ser humano, sin abrirlo a Dios y anunciarle a Jesucristo (DA, 333)

97 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando La pastoral salesiana Proyecto de vida Desde el primer momento la educación debe inspirarse en el Evangelio y la evangelización debe adaptarse a la condición evolutiva del joven (CG26, 25c) Educación y evangelización son el aporte más grande que podemos ofrecer a los jóvenes, a la Iglesia y a la sociedad de hoy en el espíritu, con los métodos y los contenidos del sistema preventivo CG26 = ACG, 401 (mayo, 2008) 26

98 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando La pastoral salesiana Se nos llama a: cuidar en todo ambiente la integración de evangelización y educación, en la lógica del Sistema preventivo (CG26, 41) profundizar en el sistema educativo pastoral de Don Bosco descubrir toda la dimensión socio política del sistema preventivo, criterio con el que la pastoral salesiana interviene en las situaciones de malestar social y de marginación juvenil

99 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando La pastoral salesiana Forman parte de la dimensión social del sistema preventivo la educación ética la promoción de la dignidad de la persona el compromiso socio-político el ejercicio de la ciudadanía activa la defensa de los derechos de los menores la lucha contra la injusticia la construcción de la paz

100 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando La pastoral salesiana Un gran desafío: O educamos en la fe, poniendo realmente en contacto con Jesucristo e invitando a su seguimiento, o no cumpliremos nuestra misión evangelizadora (DA, 287) Estudio sistemático y espiritual de la Palabra de Dios, para hacer de Jesús la inspiración, el criterio y el fin de la propia vida y de toda acción educativa pastoral (CG26, 37a)

101 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando La pastoral salesiana La Inspectoría: revise el PEP desde la nueva evangelización, identificando las líneas más idóneas para llevar el Evangelio a los ambientes y a las situaciones que presentan nuevos desafíos (CG26, 39a) Examine la propia acción pastoral para verificar si salvaguarda la integridad del anuncio y la gradualidad de la propuesta, según la lógica del itinerario (CG26, 43a) interésese por la renovación de la catequesis con nuevas formas de acompañamiento de muchachos, jóvenes y adultos, en el camino de la iniciación cristiana (CG26, 43b - CG26, 44) El Rector Mayor con su Consejo cuidarán la profundización de la relación entre evangelización y educación. Para ello, la actualización del Sistema Preventivo, inspiración carismática del cuadro de referencia de la pastoral juvenil, a las cambiadas condiciones culturales (cfr. CG26, 45a)

102 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando La pastoral salesiana Institutos universitarios Todavía no se ve una presencia importante de la Iglesia en la generación de cultura, sobre todo en el mundo universitario (DA, 100d) Nuestros centros de educación superior tienen el compromiso de asegurar la calidad de la enseñanza y de la investigación, la identidad salesiana y la propuesta de evangelización (CG26, 29d - DA, )

103 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando La pastoral salesiana En la pastoral de la Iglesia Insertos en la Iglesia y guiados por el Espíritu, trabajamos por la llegada del Reino de Dios (CG26, 23a) Por medio de la Iglesia, el Señor Jesús nos llama a realizar una nueva evangelización (CG26, 24b) La falta de organicidad y continuidad, fruto de insuficiente reflexión y estudio, ha llevado a actuar una pastoral de eventos y no de procesos. Las propuestas no han sido suficientemente insertas en los caminos de las Iglesias locales (CG26, 28b)

104 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando En la pastoral de la Iglesia Un llamada de conversión: de una actitud de autosuficiencia pastoral, a compartir los proyectos de las iglesias locales (CG26, 31d) a estudiar y proyectar intervenciones, métodos y estrategias de evangelización de los jóvenes del propio contexto, en relación con la cultura y las opciones de las iglesias locales (CG26, 48a)

105 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando En la pastoral de la Iglesia El capítulo 5to de Aparecida plantea la pastoral orgánica cuando describe la comunión misionera de los discípulos Es la expresión corporativa de una Iglesia casa y escuela de comunión misionera

106 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando En la pastoral de la Iglesia La Diócesis es el primer ámbito de la comunión y la misión: impulsa y conduce una pastoral orgánica renovada y vigorosa, para orientar la variedad de carismas, ministerios, servicios y organizaciones en un mismo proyecto misionero para comunicar vida en el propio territorio en un camino de variada participación hace posible una pastoral orgánica que da respuesta a los nuevos desafíos con un proyecto en el que cada comunidad cristiana, cada parroquia, cada comunidad educativa, cada comunidad de vida consagrada, cada asociación o movimiento y cada pequeña comunidad se insertan activamente en la pastoral orgánica de cada diócesis Evangelizamos de un modo armónico e integrado en el proyecto pastoral de la Diócesis (DA, 169; cfr. 198, 202, 218, 365s, 371)

107 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando En la pastoral de la Iglesia La Inspectoría: preste una atención constante y profundizada a la evolución de la condición juvenil en el propio territorio, en diálogo con las instituciones eclesiales y civiles (CG26, 16a) favorezca el trabajo en red con sujetos de la Familia Salesiana, de la Iglesia y de la sociedad (CG26, 113f) Con esta identidad nos incorporamos para aportar lo mejor de nosotros en el gran programa de la Misión Continental de la Iglesia en América (cfr. DA, 551)

108 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando La ciudadanía Fieles a nuestro carisma, contribuimos a crear una cultura de la solidaridad, educando la conciencia moral, la ciudadanía activa, la participación política, el respeto del ambiente, proponiendo iniciativas y proyectos de intervención, colaborando con organismos e instituciones que promueven la vida Dicho compromiso requiere renovar en los ambientes educativos ésta sensibilidad y superar el aburguesamiento que provoca indiferencia ante el drama mundial de la pobreza (CG26, 80b)

109 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando La ciudadanía Los desafíos de la ilegalidad, de la injusticia planetaria y del acaparamiento de los bienes, nos llaman a denunciar estos escándalos y a elaborar una cultura de la esencialidad, de la justa distribución de los recursos y del desarrollo sostenible La pobreza asume de este modo una fuerte valencia educativa: afirma la primacía del ser sobre el tener realiza una auténtica solidaridad cristiana con los pobres contesta estilos de vida consumistas (CG26, 81b)

110 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando La ciudadanía Trabajamos por la llegada del Reino llevando el mensaje del Evangelio en íntima unión con el desarrollo del orden temporal (CG26, 23a; Const.SDB, 31) contribuyendo al desarrollo de la cultura de la solidaridad con los pobres en el contexto local (CG26, 90)

111 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando La ciudadanía En la coyuntura socio política tan delicada que estamos viviendo actualmente en América, éste es el aporte de mayor incidencia histórica que desde el Evangelio podríamos ofrecer como Familia salesiana: la evangelización educativa en perspectivas y prácticas de comunión y solidaridad (DA, )

112 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando La ciudadanía Tomarnos en serio que la CEP eduque en la cultura de la solidaridad, ayudando a los jóvenes a interpretar con espíritu crítico los fenómenos económicos y sociales de nuestro tiempo, implicándolos en iniciativas y proyectos de promoción y desarrollo, favoreciendo la adhesión a iniciativas justas de solidaridad (CG26, 91b) Es una manera acertada de volver a Don Bosco, a su praxis pastoral, a sus convicciones y de incorporarnos a la Misión continental (DA, 362)

113 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando La ciudadanía Conversión de mentalidad y cambio de estructuras, pasando: de una atención ocasional a los jóvenes pobres, a proyectos precisos y duraderos a su servicio (CG26, 104a) de una intervención directa por las víctimas de la injusticia, a un trabajo en red para combatir sus causas (CG26, 104c) de una mentalidad asistencial, a la implicación de los jóvenes pobres para que sean protagonistas de su desarrollo y se comprometan en el ámbito socio político (CG26, 104b) El Rector Mayor con su Consejo ayude a las Inspectorías a crecer en el compromiso a favor de la justicia social (CG26, 93)

114 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando Con ardor apostólico Conocer a Jesucristo y anunciarlo: la ciencia más eminente y la alegría más profunda del Salesiano Const.SDB, 34 - DA, Esta vocación y misión nos exigen redescubrir el significado del Da mihi animas, cetera tolle como programa de vida espiritual y pastoral CG26, 19

115 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando Con ardor apostólico La vida consagrada está llamada a ser: discipular, apasionada por Jesús-camino al Padre misericordioso; profundamente mística y comunitaria misionera, apasionada por el anuncio de Jesús-verdad del Padre, radicalmente profética y por senderos de vida nueva, dispuesta hasta la entrega de la vida en el martirio apasionada por Jesús-vida del Padre, que se hace presente en los más pequeños y en los últimos a quienes sirve desde el propio carisma y espiritualidad (DA, 220)

116 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando Con ardor apostólico El discípulo misionero gasta su vida como sal y luz del mundo (DA, 110; ) hace visible el amor misericordioso del Padre (DA, 147) participa de la misión de Jesús (DA, ) es testigo de la pascua de Jesucristo (DA, 144) es portador alegre y testigo convencido del tesoro del evangelio (DA, ; Capítulo 3: )

117 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando Con ardor apostólico La CEP: está llamada a ser una comunidad desinstalada por el ardor de la misión y testimonio para que el mundo crea (DA, 362). En ella queremos y proclamamos el Evangelio de Cristo, que es Él mismo (DA, 30) confesamos nuestra fe en Cristo, el más grande evangelizador. Él es evangelio de Dios (DA, ) Los discípulos misioneros se consumen por éste celo misionero (Da, 41)

118 DISCIPULOS ENVIADOS Evangelizamos educando Con María misionera María discípula de evangelización (DA, 1): misionera, continuadora de la misión de su Hijo y formadora de misioneros (DA, ) Cooperó con el nacimiento de la Iglesia misionera (DA, 267); es modelo y paradigma de humanidad (cfr. DA, ); es mirada con cariño y por eso imitada desde la piedad popular (DA, )

119 Discípulos animados por el Espíritu Santo en la escuela espiritual de Don Bosco DA, , 276 CG26, 1 Tres pasos 1.Guiados y formador por el Espíritu Santo 2.Una experiencia de conversión 3.El acompañamiento

120 DISCIPULOS ANIMADOS Guiados y formados por el Espíritu Santo Los Salesianos decidimos volver a Don Bosco para irnos con él y con los jóvenes a Jesucristo (cfr. DA, 549) Escuchando al Espíritu nos sentimos llamados a volver a Don Bosco como guía seguro para caminar siguiendo a Cristo con una pasión ardiente por Dios y por los jóvenes, sobre todo los más pobres (CG26, 1)

121 DISCIPULOS ANIMADOS Guiados y formados por el Espíritu Santo El Espíritu Santo: nos anima, vivifica y configura con Cristo, camino, verdad y vida (DA, 137) derrama la abundancia de sus dones sobre todos nosotros con un renovado Pentecostés abre la mente de todo hermano y calienta su corazón nos inflama con una renovada pasión que dará frutos abundantes (cfr. CG26 = ACG, 401 [mayo, 2008] p.20) El discípulo misionero es una carta de Dios escrita con el Espíritu Santo (DA, 151)

122 DISCIPULOS ANIMADOS Guiados y formados por el Espíritu Santo El espíritu del CG26 es un don del Espíritu del Resucitado para nuestra Congregación. El CG26 no es sólo crónica o sólo un documento, sino que se hace historia para cada uno de nosotros y para la Congregación CG26 = ACG, 401 (mayo, 2008), 20

123 DISCIPULOS ANIMADOS Guiados y formados por el Espíritu Santo El ardor apostólico, don del Espíritu Santo. Ese ardor apostólico: nos está faltando (DA, 100c CG26, 6b.c) es un impulso del Espíritu (DA, 284) que conmociona a la Iglesia para que siga trasmitiendo al mundo el testimonio de Dios (DA, 362) nos envía a los alejados desde y para la comunión (DA, 201) nos hace asumir y vivir la Iglesia como casa y escuela de comunión misionera y solidaria (DA, 370)

124 DISCIPULOS ANIMADOS Guiados y formados por el Espíritu Santo El ardor apostólico, don del Espíritu Santo Don Bosco vivió el don del Espíritu Santo a través de su sistema preventivo (Carta de Comunión, 16) Es la experiencia de pastoral misionera preventiva que él vivió en Valdocco Hizo de su Oratorio una casa, un patio, una parroquia y una escuela para sus muchachos y sus colaboradores

125 DISCIPULOS ANIMADOS Guiados y formados por el Espíritu Santo El ardor apostólico, don del Espíritu Santo Don Bosco fue haciendo de su Oratorio una casa, un patio, una parroquia y una escuela para sus muchachos y sus colaboradores La maduración en el seguimiento de Jesús y la pasión por anunciarlo requieren que la Iglesia particular se renueve constantemente en su vida y ardor misionero Sólo así puede ser, para todos los bautizados, casa y escuela de comunión, de participación y solidaridad. (DA, 167)

126 DISCIPULOS ANIMADOS Guiados y formados por el Espíritu Santo El ardor apostólico, don del Espíritu Santo Buenos cristianos y ciudadanos honrados En su realidad social concreta, el discípulo hace la experiencia del encuentro con Jesucristo vivo, madura su vocación cristiana, descubre la riqueza y la gracia de ser misionero y anuncia la Palabra con alegría (DA, 167) Vivir con el ardor de la evangelización para nosotros Familia salesiana significa cuidar en todo ambiente una más eficaz integración de evangelización y educación, en la lógica del Sistema preventivo (CG26, 41)

127 DISCIPULOS ANIMADOS Guiados y formados por el Espíritu Santo El ardor apostólico, don del Espíritu Santo La maduración en el seguimiento de Jesús y la pasión por anunciarlo requieren que la Iglesia particular se renueve constantemente en su vida y ardor misionero. (DA, 167) Sólo así puede ser, para todos los bautizados, casa y escuela de comunión, de participación y solidaridad. (DA, 167) En su realidad social concreta, el discípulo hace la experiencia del encuentro con Jesucristo vivo, madura su vocación cristiana, descubre la riqueza y la gracia de ser misionero y anuncia la Palabra con alegría. (DA, 167) El proyecto apostólico y espiritual del Da mihi animas cetera tolle. La vivencia de la espiritualidad y pastoral oratoriana: casa, escuela, patio y parroquia. Para ser buenos cristianos y ciudadanos de honra.

128 DISCIPULOS ANIMADOS Guiados y formados por el Espíritu Santo El ardor apostólico, don del Espíritu Santo Un corazón despierto para un conocimiento más profundo de Don Bosco a través de la entrega seria y perseverante al estudio de la historia, espiritualidad, pedagogía y pastoral salesianas y del sistema preventivo para su actualización (CG26, 9a) una especial audacia en la misión evangelizadora (DA, 11) ser evangelizados anunciadores, audaces y alegres del don de Cristo. (DA, ) Experiencia que se vive sólo con el Espíritu Santo y la Eucaristía (DA, )

129 DISCIPULOS ANIMADOS Una experiencia de conversión Una necesidad El CG26 presenta los procesos que hay que activar para el cambio. De unas situaciones por superar, se pone delante la meta adonde las líneas de acción deben conducir. Se trata de pasar de un estado de debilidad a una nueva configuración de la vida. Son procesos de conversión de mentalidad y de cambio de estructuras (cfr. CG26 = ACG, 401 [mayo, 2008],16) La conversión pastoral propuesta en los procesos previstos por el CG26 (CG26 7, 31, 60, 85, 104)

130 DISCIPULOS ANIMADOS Una experiencia de conversión Una necesidad En las comunidades han entrado modelos de vida marcados por el individualismo: la comodidad, el aburguesamiento, el inmovilismo, el rechazo de los signos visibles de la vida consagrada. Son peligros de los que ya Don Bosco había puesto en guardia a los primeros Salesianos (CG26, 6b)

131 DISCIPULOS ANIMADOS Una experiencia de conversión Una necesidad Hay modelos organizativos tradicionales con planteamientos rígidos de las actividades, insuficiente atención a los ritmos de vida de los jóvenes, con dificultad para corresponsabilizar a los seglares en la toma de decisiones (CG26, 103b) Volver a Don Bosco significa profundizar las múltiples expresiones de la transmisión del carisma en los contextos culturales de los diversos países y valorar el aporte de la experiencia vital de tantas generaciones de Salesianos. (CG26, 1c)

132 DISCIPULOS ANIMADOS Una experiencia de conversión La conversión pastoral La conversión pastoral es una novedad significativa de Aparecida (DA, ) El esfuerzo final se concentra actitudinal y operativamente ese compromiso ¿De qué y a qué necesitamos convertirnos en nuestra pastoral salesiana?

133 DISCIPULOS ANIMADOS Una experiencia de conversión La conversión pastoral ¿De qué y a qué necesitamos convertirnos en nuestra pastoral salesiana? El activismo y el afán de eficiencia, la falta de un proyecto comunitario explica tantas experiencias significativas pero aisladas, no coordinadas pastoralmente (CG57a) el individualismo debilita el valor del vivir y trabajar juntos y hace poco creíble la invitación a participar en nuestra vida (CG26, 56c) una insuficiente o desordenada distribución de las funciones, hacen frágil la vida interior, las relaciones fraternas. Debilitar la ascética del cetera tolle disminuye la pasión apostólica, que encuentra inspiración y expresión en el da mihi animas. (CG26, 6c)

134 DISCIPULOS ANIMADOS Una experiencia de conversión La conversión pastoral Las nuevas fronteras nos piden renovar nuestra mentalidad, cultivar la corresponsabilidad en los proyectos Las nuevas necesidades de los jóvenes piden el desapego personal de funciones, situaciones y vínculos que amenazan la disponibilidad al cambio y el valor apostólico

135 DISCIPULOS ANIMADOS Una experiencia de conversión La conversión pastoral Un nuevo modelo de gestión de las obras requiere que se garantice la consistencia cuantitativa y cualitativa de la comunidad la corresponsabilidad real de los Hermanos y de los seglares la disponibilidad del Director para su deber primario la promoción de nuevas formas de presencia más flexibles el proyectar conjuntamente con la Familia Salesiana y el trabajo en red con otras organizaciones y agencias educativas, en sinergia con la Iglesia local y la sociedad (CG26, 100)

136 DISCIPULOS ANIMADOS Una experiencia de conversión La conversión pastoral Existe una cierta resistencia a renovar, recalificar, convertir nuestra mentalidad Resulta débil todavía la formación de Salesianos y seglares para saber leer los signos de los tiempos y evitar el peligro del alejamiento de los jóvenes No siempre llegamos a los que está fuera de nuestro ambiente Para responder a las nuevas pobrezas, las Inspectorías a veces se han confiado a la iniciativa de algún hermano sensible y no siempre han puesto en acto iniciativas programadas conjuntamente (CG26, 101b)

137 DISCIPULOS ANIMADOS Una experiencia de conversión La conversión pastoral La conversión pastoral propuesta en los procesos previstos por el CG26: nn. 7, 31, 60, 85, 104 Es necesario convertir mentalidades y modificar estructuras, pasando de unas situaciones por superar a unas meta adonde las líneas de acción deben conducir. Se trata de pasar de un estado de debilidad a una nueva configuración de la vida. Son procesos de conversión de mentalidad y de cambio de estructuras CG26 = ACG, 401 (mayo, 2008), 16

138 DISCIPULOS ANIMADOS El acompañamiento Acompañamiento pastoral El proceso de conversión personal, comunitaria y pastoral exige un mayor esmero en el servicio del acompañamiento Don Bosco ofreció un acompañamiento con cuatro expresiones simultáneas, convergentes y orientadas a una respuesta vocacional al proyecto de Dios: el acompañamiento espiritual personal, el asesoramiento pedagógico a los grupos educativos la gestión del proyecto local el cuidado del ambiente educativo

139 DISCIPULOS ANIMADOS El acompañamiento pastoral La escena de Emaús es ícono para esta experiencia de la Iglesia (DA, 554) y de la Congregación CG23, Cada sector del Pueblo de Dios pide ser acompañado y formado de acuerdo con la peculiar vocación y ministerio al que ha sido llamado: el obispo, (…) los presbíteros, (…) los consagrados y consagradas, (…) los laicos y laicas (DA, ) Es débil (DA, 100c) Es un elemento necesario en la formación de los discípulos misioneros (DA, 212)

140 DISCIPULOS ANIMADOS El acompañamiento Acompañamiento pastoral Un cuidado mutuo (DA, 161) en la familia (DA, 437g. 437j. 437m g) a los que sufren adicciones (DA, 422) a los excluidos (DA, ) a los laicos en gestión pública y política (DA, k) a los migrantes (DA, ) a los portadores del HIV (DA, 421) a las escuelas del estado (DA, 483) como prioridad, en toda pastoral educativa (DA, 337)

141 DISCIPULOS ANIMADOS El acompañamiento Acompañamiento pastoral Es un compromiso de cada parroquia (DA, 306) Cuidar un acompañamiento pastoral y espiritual (DA; 282) con orientación vocacional (DA, 446c) referido y aprovechando la comunicación social (DA, )

142 DISCIPULOS ANIMADOS El acompañamiento Con la educomunicación La Familia salesiana en América comprende y proyecta su presencia y animación pastoral en la perspectiva de la comunicación. (ESA III, Brasilia 2008) La Educomunicación se desarrolla en procesos convergentes : el cuidado del clima de comunicación e interrelación cotidiana en una obra salesiana la recuperación de las expresiones pedagógicas de la tradición salesiana: la música, el teatro, los títeres, la pintura, etc la iniciación responsable en el uso y aprovechamiento de las nuevas tecnologías y en la orientación e incidencia social y ciudadana

143 DISCIPULOS ANIMADOS El acompañamiento Con la educomunicación Los cambios culturales dificultan la transmisión de la Fe por parte de la familia y de la sociedad; no se ve una presencia importante de la Iglesia en la generación de cultura, de modo especial en el mundo universitario y en los medios de comunicación social (DA, 100d - CG26, 102b) Esto nos está desafiando para un pasar de una actitud tímida y de una presencia esporádica en los media, a un uso responsable y a una animación educativa y evangelizadora más incisiva (CG26, 104e)

144 DISCIPULOS ANIMADOS El acompañamiento Con la educomunicación La comunidad: ayude a los jóvenes a un uso crítico y responsable de los diversos tipos de personal media anime su protagonismo en el ámbito de la comunicación social y de la expresión juvenil y popular use las tecnologías de la comunicación social para dar mayor visibilidad a la propia presencia y para difundir el carisma (CG26, 109 d, e)

145 DISCIPULOS ANIMADOS El acompañamiento Con la educomunicación La Inspectoría defina una estrategia realista para favorecer una presencia educativa más incisiva en el mundo de los media y de las expresiones artísticas juveniles y populares, y prepare personal especializado en este ámbito (CG26, 110a) El Rector Mayor con su Consejo reflexione, por medio de los Dicasterios para la comunicación social, la formación y la pastoral juvenil, sobre los nuevos desafíos de la cultura de los personal media para la formación de los salesianos, para la preparación de los seglares, para la ayuda a los jóvenes (CG26, 111b)

146 DISCIPULOS ANIMADOS El acompañamiento Hagan lo que Él les diga (Jn 2, 5) María, reflejo del amor y la ternura de Dios (DA, 265), le confiere alma y ternura maternal a la Iglesia (DA, 268) Madre de Jesucristo y de sus apóstoles (DA, 1), nos pertenece como Madre y hermana (DA, 269) Perseverante con los discípulos en la oración (DA, 267), intercedió para la presencia del evangelio en América (DA, 269) María Virgen se ha hecho parte del caminar de nuestros pueblos (DA, 269)

147 NUCLEOS CONVERGENTES

148 Conclusión Núcleos convergentes Con la mística apostólica de Don Bosco queremos ser discípulos misioneros. La pasión apostólica de Don Bosco y del Salesiano se expresa en la capacidad de comprender las urgencias de la evangelización y de actuar para que a todos les sea hecho el don de Jesucristo y de su evangelio CG26 = ACG, 401 (mayo, 2008),13

149 Conclusión Núcleos convergentes Con el Da mihi animas de Don Bosco queremos vivir la experiencia del encuentro con Cristo para anunciarlo a los jóvenes. Esta experiencia es la fuente de nuestra fe y es el testimonio que ofrecemos en nuestras tareas evangelizadoras.

150 Conclusión Núcleos convergentes La experiencia del encuentro con Cristo la vivimos como discípulos Nos reconocemos llamados por Dios, configurados con su Hijo por la fuerza del Espíritu Santo; discípulos enviados por Cristo y animados por su Espíritu

151 Conclusión Núcleos convergentes Escuchando al Espíritu nos sentimos llamados a volver a Don Bosco como guía seguro, para caminar siguiendo a Cristo, con una pasión ardiente por Dios y por los jóvenes, sobre todo los más pobres (CG26, 1) Necesitamos volver a Don Bosco para irnos con él y con los jóvenes a Jesucristo (DA, 549)

152 Conclusión Núcleos convergentes Nuestra presencia entre los jóvenes tiene como fin y cómo método una vivencia educativa: evangelizamos educando, en un clima y con un horizonte vocacional, a través de la experiencia asociativa y de la comunicación, con el ardor misionero del kerigma Ese proceso de maduración en Cristo se va viviendo a lo largo de los itinerarios de educación en la fe

153 Conclusión Núcleos convergentes

154 Nuestra manera salesiana de vivir la misión del evangelio está inspirada en la experiencia del Sistema preventivo que Don Bosco vivió en los inicios de su obra Necesitamos estudiarlo y vivirlo como experiencia espiritual, propuesta de evangelio y metodología pedagógica

155 Conclusión Núcleos convergentes Fieles al modo de Jesús y a la praxis pastoral de Don Bosco, vivimos el testimonio del Evangelio desde la experiencia de la comunión Desarrollamos la misión salesiana por medio y con las comunidades evangelizadas, misioneras y solidarias que construimos y animamos en nuestras obras Cada CEP es una experiencia de fe en la que crecemos todos, Salesianos y seglares, como discípulos misioneros que, en el ejercicio cotidiano de la comunión, anunciamos la vida en Cristo

156 Conclusión Núcleos convergentes El anuncio del Evangelio: único objetivo de toda nuestra vida y de todos nuestros afanes Testimonio que vivimos en la comunión, con el vigor apostólico y la fuerza del kerigma El don de Cristo lo celebramos en la liturgia y lo vivimos en los servicios misioneros y solidarios La comunión misionera de los discípulos es un don y es una tarea eclesial a la que se nos llama para desarrollarla con una pastoral orgánica, como miembros del Cuerpo de Cristo

157 Conclusión Núcleos convergentes La configuración personal y comunitaria con el misterio de Cristo, el evangelio del Padre, es una experiencia de profunda y constante conversión, personal y comunitaria Una de las expresiones corporativas por la que vamos reflejando nuestra maduración en el evangelio, tiene que ver con la conversión hacia una pastoral orgánica

158 Conclusión Núcleos convergentes Necesitamos reconocernos con mayor sentido de pertenencia al Cuerpo de Cristo Para nosotros familia salesiana, esta conversión hacia una pastoral orgánica, se inspira en uno de los aspectos espirituales más característicos de nuestro carisma: la Gracia de unidad

159 Conclusión Núcleos convergentes La pastoral orgánica es el camino hacia la convergencia articulada de las intervenciones evangelizadoras Se trata de asumir el programa de vida espiritual y pastoral de Don Bosco como criterio de unidad, a traducirlo operativamente en nuestras opciones personales y comunitarias, de inspectoría, de región y de congregación. CG26 = ACG, 401 (mayo, 2008), 4

160 Conclusión Núcleos convergentes La conversión permanente es el objetivo y el clima de la formación nos configuramos con Cristo, camino, verdad y vida experiencia del discipulado que vivimos y favorecemos por medio de itinerarios formativos específicos con el acompañamiento pastoral en todas sus formas y orientado hacia la cultura vocacional

161 Peregrinos hacia la celebración del bicentenario del nacimiento de san Juan Bosco ( ) Espero y deseo que la lectura personal, el estudio comunitario y la puesta en práctica de las líneas de acción lleven, como fruto precioso, el encenderse del corazón de cada uno de Ustedes con la misma pasión espiritual y apostólica de Don Bosco. El Señor Jesús, mediante su Espíritu, pueda abrir nuestros corazones CG26 = ACG, 401 (mayo, 2008), 12 Conclusión

162 Necesitamos volver a Don Bosco para ir con él y con los jóvenes al encuentro de Jesucristo, buen pastor Esta expresión puede quedar en el corazón oratoriano de quienes en América, nos reconocemos hijos de Don Bosco, discípulos misioneros con los jóvenes, sobre todo con los más pobres (CG26, 1. 3b - DA, a )

163 La CEP, una comunidad discípula misionera llamada a la santidad Llamados por Cristo para convocar con Don Bosco a la comunión Configurados con Cristo viviendo el Da mihi animas de Don Bosco Enviados por Cristo a los jóvenes con el ardor apostólico de Don Bosco Animados por el Espíritu Santo en la escuela espiritual de Don Bosco

164

165

166


Descargar ppt "Mensaje de Aparecida en el CG26. INTRODUCCION Dos acontecimientos de gracia V CONFERENCIA GENERAL DEL EPISCOPADO LATINOAMERICANO Y DEL CARIBE Aparecida,"

Presentaciones similares


Anuncios Google