La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

1 de Adviento Parroquia Santa María Magdalena Yacuanquer.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "1 de Adviento Parroquia Santa María Magdalena Yacuanquer."— Transcripción de la presentación:

1 1 de Adviento Parroquia Santa María Magdalena Yacuanquer

2

3 Preparación Lectura Meditación Oración Contemplación

4 La Palabra debe ser esperada y escuchada Con buena disposición interior Oración al Espíritu Santo Con Corazón limpio y humildad

5 ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO (San Agustín) Espíritu Santo, inspíranos, para que pensemos santamente. Espíritu Santo, incítanos, para que obremos santamente. Espíritu Santo, atráenos, para que amemos las cosas santas. Espíritu Santo, fortalécenos, para que defendamos las cosas santas. Espíritu Santo, ayúdanos, para que no perdamos nunca las cosas santas.

6 Leer bien y sin prisa Hay que leer dos o tres veces Aprende a conocer el Corazón de Dios en sus Palabras Leer bien, es escuchar bien

7 Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 24, Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 24, «"Como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del hombre. Porque como en los días que precedieron al diluvio, comían, bebían, tomaban mujer o marido, hasta el día en que entró Noé en el arca, y no se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y los arrastró a todos, así será también la venida del Hijo del hombre. Entonces, estarán dos en el campo: uno es tomado, el otro dejado; dos mujeres moliendo en el molino: una es tomada, la otra dejada. "Velad, pues, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor. Entendedlo bien: si el dueño de casa supiese a qué hora de la noche iba a venir el ladrón, estaría en vela y no permitiría que le horadasen su casa. Por eso, también vosotros estad preparados, porque en el momento que no penséis, vendrá el Hijo del hombre.»

8 Composición general del Evangelio de San Mateo 1,1- 4,16:Presentación de Jesús. 1,1- 4,16:Presentación de Jesús. 4,17-16,20:Misión de Jesús. 4,17-16,20:Misión de Jesús. 16,21-28,20:Pasión, muerte y resurrección de Jesús. 16,21-28,20:Pasión, muerte y resurrección de Jesús.

9 Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 24, Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 24, «"Como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del hombre. Porque como en los días que precedieron al diluvio, comían, bebían, tomaban mujer o marido, hasta el día en que entró Noé en el arca, y no se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y los arrastró a todos, así será también la venida del Hijo del hombre. Entonces, estarán dos en el campo: uno es tomado, el otro dejado; dos mujeres moliendo en el molino: una es tomada, la otra dejada. "Velad, pues, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor. Entendedlo bien: si el dueño de casa supiese a qué hora de la noche iba a venir el ladrón, estaría en vela y no permitiría que le horadasen su casa. Por eso, también vosotros estad preparados, porque en el momento que no penséis, vendrá el Hijo del hombre.»

10 En la niñez nos enseñaban que el tiempo se organiza en tres momentos: el pasado, el presente y el futuro. En la vida de la Iglesia se nos dice siempre que Cristo es el mismo, ayer, hoy y siempre. Por eso, si unimos las dos afirmaciones anteriores, nos encontramos que el tiempo es un gran regalo de Dios y que nosotros debemos dar gracias por ese don que diariamente debemos sentir y vivir, además, Cristo estará presente en nuestro ayer, hoy y siempre.

11 Hoy iniciamos un nuevo año litúrgico y para simbolizarlo hemos bendecido la corona de Adviento en el templo y en nuestras casas, para recordar a través de la imagen circular de la corona que el tiempo es de Dios, y que Él nos lo regala para que lo disfrutemos y hagamos una construcción de la historia desde el plan de salvación que Dios nos regala.

12 Además, comenzamos el Adviento tiempo de gracia y preparación a la venida del Señor. El Evangelio de Mateo, junto a las demás lecturas del día nos coloca frente a la llegada del Señor y nuestra manera de estar dispuesto a recibirlo. En el Evangelio, Jesús coloca dos comparaciones para que sus discípulos y la gente que lo escuchan entiendan que el tiempo es un gran regalo de Dios y que no hay que desperdiciarlo y menos vivir en él sin darnos cuenta de que existe y nos sirve de mucho.

13 Jesús llama la atención a sus oyentes sobre la manera instintiva en que se vive en todas las generaciones. Estamos solo preocupados por comer, beber, buscar el placer, pero no más. Se nos olvida que Dios está con nosotros, que Él quiere caminar en la senda de nuestra vida. La segunda comparación la presenta con la imagen del ladrón que llega a la hora que menos pensamos y nos roba nuestra tranquilidad y nuestra verdadera atención. En esta segunda imagen pensemos en las tantas veces que nosotros nos dejamos robar el tiempo, por preocupaciones que nos inventamos, por el afán de protagonismo o por el simple deseo de estar a la moda. Todas esas veces el mal que se personifica con el ladrón nos roba lo mejor que tenemos nuestro tiempo y tranquilidad.

14 Para dar respuesta al cómo debemos actuar ante estos dos males que nos atacan: el vivir sin sentido e instintivamente, Jesús nos dice que hay que estar atentos y preparados. La primera actitud: la vigilancia, nos recuerda que debemos estar siempre atentos a los cambios de época, y ser capaces de asumir con responsabilidad nuestro estar en la historia. No podemos dejar que sean otros los que decidan por nosotros, somos participes de la historia y solo si estamos atentos y vigilantes entenderemos lo que nos sucede en nuestro alrededor.

15 La segunda actitud: estar preparados, nos exige estar actualizando nuestra fe en el plan de Dios y en el cómo aplicar su proyecto en la historia de cada día. Dios quiere caminar con nosotros pero quiere que estemos cercanos a Él, que lo conozcamos, que amemos su plan de salvación y que hagamos de cada día un tiempo oportuno para encontrarnos con Dios y con su deseo de hacer de nuestra vida un tiempo y espacio para la salvación.

16 En el Adviento que hemos iniciado, el Señor Jesús, nos pide estar atentos y preparados para su pronta visita, no olvidemos que ese encuentro nos colocará frente a nuestro modo de vivir, de amar, pensar y obrar correctamente, por eso, aprovechemos este tiempo de gracia para revisar y hacer un plan de vida para este nuevo año que iniciamos. Feliz nuevo año en el Señor Jesús y que los propósitos de fe que nos coloquemos los hagamos realidad.

17 DESCUBRIR LOS AFECTOS QUE LA PALABRA VA GENERANDO EN MI CORAZÓN: Alegría, compromiso, interrogantes, nuevas posibilidades Lo dicho, lo narrado por la Palabra tiene, ahora, que ser leído con el corazón

18 Meditemos la Palabra con el Papa «Por este motivo, el estribillo «Vayamos jubilosos al encuentro del Señor» resulta tan adecuado. Nosotros podemos encontrar a Dios, porque él ha venido a nuestro encuentro. Lo ha hecho, como el padre de la parábola del hijo pródigo (Lc 15, 11 32), porque es rico en misericordia, y quiere salir a nuestro encuentro sin importarle de qué parte venimos o a dónde lleva nuestro camino. Dios viene a nuestro encuentro, tanto si lo hemos buscado como si lo hemos ignorado, e incluso si lo hemos evitado. El sale el primero a nuestro encuentro, con los brazos abiertos, como un padre amoroso y misericordioso.

19 Si Dios se pone en movimiento para salir a nuestro encuentro, ¿podremos nosotros volverle la espalda? Pero no podemos ir solos al encuentro con el Padre. Debemos ir en compañía de cuantos forman parte de «la familia de Dios». Para preparamos convenientemente al jubileo debemos disponernos a acoger a todas las personas. Todos son nuestros hermanos y hermanas, porque son hijos del mismo Padre celestial». Juan Pablo II. Homilía primer Domingo de Adviento, 29 de noviembre de 1998.

20 Da gracias, intercede por los hermanos, por las situaciones que el texto te haya traído a la memoria. Da curso libre a tus capacidades creativas de sensibilidad en la oración. Lo dicho, lo narrado por la Palabra tiene, ahora, que ser hablado con el corazón

21 Padre de bondad y de amor, tú nos has prometido una vida llena de felicidad. Aumenta en nosotros la fe y haz que animados por la esperanza de recibir lo prometido, sepamos mantenernos siempre activos y dispuestos a trabajar contigo en el cumplimiento de tus promesas. Nosotros te lo pedimos por Jesús, hijo tuyo, nuestro hermano y maestro. Amén

22 Ponte en medio de la comunidad y deja que rebose de tu interior la paz y la bendición que has recibido. Lo dicho, lo narrado por la Palabra tiene, ahora, que ser practicado en la vida Actúa con ellos para volver a reencarnar en la historia a Jesucristo, la Palabra hecha carne.

23 Mi compromiso en esta semana será: 1. Desde hoy voy a comenzar a vivir y amar cada instante de mi vida con alegría y aceptando que en todo momento esta Dios? 2. Voy a realizar un proyecto de vida para el 2011, donde este siempre presente Cristo y su Iglesia. 3. Encenderé el primer cirio de la corona de Adviento pidiendo a Jesús que Él sea la luz de mis decisiones personales en esta semana. (Desde el Evangelio de San Mateo 24,37- 44)


Descargar ppt "1 de Adviento Parroquia Santa María Magdalena Yacuanquer."

Presentaciones similares


Anuncios Google