La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

LA FORMACIÓN DE ÁREAS METROPOLITANAS EN SOCIEDADES INDUSTRIALES Y EN DESARROLLO. Postgrado en Arquitectura. M. Arq. Alfredo Ambriz Tapia. www.vidaurbana.net.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "LA FORMACIÓN DE ÁREAS METROPOLITANAS EN SOCIEDADES INDUSTRIALES Y EN DESARROLLO. Postgrado en Arquitectura. M. Arq. Alfredo Ambriz Tapia. www.vidaurbana.net."— Transcripción de la presentación:

1 LA FORMACIÓN DE ÁREAS METROPOLITANAS EN SOCIEDADES INDUSTRIALES Y EN DESARROLLO. Postgrado en Arquitectura. M. Arq. Alfredo Ambriz Tapia.

2 INTRODUCCIÓN: La formación del área metropolitana es más compleja que el proceso de aumento en dimensión y densidad de las aglomeraciones urbanas existentes. Algunos criterios de delimitación estadística no toman en cuenta el cambio cualitativo, que consiste en la difusión de las actividades y función en el espacio y la interpenetración de dichas actividades según una dinámica independiente de la contigüidad geográfica. En dicha área espacial ocurren actividades básicas, de consumo, de intercambio y de gestión. Algunas de estas actividades se concentran geográficamente en uno o varios puntos, mientras que otras se reparten con densidades variables. La organización interna de la zona implica una interdependencia jerarquizada de las distintas actividades. De este modo, la industria agrupa tipos técnicamente homogéneos, el comercio concentra la venta de productos especializados y el sistema de circulación se ajusta a estas tendencias.

3 TÉCNICA SOCIEDAD Y ÁREA METROPOLITANA. Frecuentemente se considera el progreso técnico como base de la metrópoli. La tecnología genera nuevas actividades de producción y de consumo y tiende a eliminar el obstáculo espacio. Durante la Revolución Industrial, la electricidad y el tranvía favorecieron la ampliación de las concentraciones urbanas en torno a la industria. La difusión del automóvil por su parte permitió la dispersión urbana en grandes zonas de residencia individual ligadas por vías rápidas. Si el progreso técnico permite, por un lado, la evolución de las formas urbanas hacia un sistema regional de interdependencias, por otro, impulsa cambios en las actividades sociales del sector productivo. La industria se libera cada vez más de factores rígidos, como materias primas o mercados localizados, pero depende cada vez más de mano de obra calificada.

4 TÉCNICA SOCIEDAD Y ÁREA METROPOLITANA. Si antes la ciudad dependía de la industria, ahora la industria depende de la ciudad. La evolución tecnológica favorece una reagrupación espacial de las actividades y la concentración de actividad en redes ya constituidas (Economía de escalas señalada por Bertaud para los mercados laborales). Los cambios en la industria de la construcción también han permitido la concentración de funciones en un espacio reducido: Primero a través de la construcción en vertical y posteriormente a través del fenómeno de la difusión residencial. Pareciera que la región metropolitana es un resultado de la evolución técnica, sin embargo, existe una dimensión social que Castells llama la Sociedad de Masas. La estandarización industrial y la uniformidad arquitectónica se ven acompañadas de una diversificación social que favorece una segregación espacial en el territorio.

5 TÉCNICA SOCIEDAD Y ÁREA METROPOLITANA. El dominio de la ideología individualista derivado de la marcada separación entre medio de trabajo, medio de residencia y actividades de esparcimiento, propicia la atomización de las relaciones sociales y el aislamiento dentro de grandes conjuntos colectivos de habitación. Estas tendencias tienen una dimensión política, ya que la concentración del poder político elimina gradualmente los particularismos locales y tiende a disminuir la importancia del medio físico en la determinación del sistema de relaciones funcionales y sociales, anulando la distinción entre rural y urbano.

6 EL SISTEMA METROPOLITANO EN LOS ESTADOS UNIDOS Este país ligó desde el principio industrialización y urbanización, ya que las concentraciones de población no dependían de una red preexistente. Se aumentó rápidamente la agrupación industrial acompañada de una centralización de funciones administrativas. Este crecimiento urbano determinado por el desarrollo económico tiene dos características: 1.- Un ritmo elevado debido a la débil tasa inicial de urbanización y a la migración masiva. 2.- El fenómeno de metropolitanización, debido al rápido crecimiento económico y a la concentración en algunos puntos de un territorio muy amplio.

7 EL SISTEMA METROPOLITANO EN LOS ESTADOS UNIDOS Estas situaciones iniciales trajeron como consecuencia fenómenos sociales y técnicos naturales, como el empleo del automóvil para transporte individual debido a la vertiginosa dislocación de nodos. (A diferencia de la alta densidad como condición inicial de desarrollo industrial en las ciudades europeas). Al ser la metrópoli del punto dominante en un conjunto territorial, es natural la creación de una red urbana. Las ciudades centrales generan redes de interdependencia económica y funcional. En este esquema, las ciudades centrales se especializan en comercio al por menor, y tienen influencia primaria sobre los movimientos de migración; influencia secundaria sobre los medios de comunicación; e influencia terciaria incluso a nivel mundial sobre la información y las finanzas.

8 EL SISTEMA METROPOLITANO EN LOS ESTADOS UNIDOS Alexanderson clasifica el perfil urbano de los Estados Unidos de la siguiente manera: 1.- Metrópolis nacionales 2.- Metrópolis regionales 3.- Capitales regionales sub-metropolitanas. 4.- Centros industriales diversificados con funciones metropolitanas. 5.- Centros industriales diversificados con débiles funciones metropolitanas. 6.- Centros industriales especializados. 7.- Tipos particulares (capital, instalaciones militares, turismo). Esta dinámica conduce a la creación de una forma espacial específica, conocida como zona metropolitana o megalópolis, un conjunto articulado de varias áreas metropolitanas dentro de una misma unidad funcional y social.

9 EL SISTEMA METROPOLITANO EN LOS ESTADOS UNIDOS La estructura interna de cada megalópolis puede caracterizarse así: Concentración de actividades terciarias en el CBD, y de actividades industriales en la corona urbana próxima. Dispersión de residencias individuales. Deterioro físico de la Ciudad Central, que termina ocupado por minorías étnicas. Reproducción de núcleos funcionales independientes de la ciudad (ciudad del borde de Garreau). No correspondencia entre las divisiones administrativas y los sistemas urbanos.

10 CRECIMIENTO URBANO EN SOCIEDADES EN DESARROLLO. Considerando el hecho de que el mayor índice de crecimiento se da en las naciones menos preparadas para ello, y el factor de movilización política de sus masas, es de entender el interés de las naciones occidentales de controlar las tasas de natalidad y el crecimiento urbano. A primera vista, urbanización y desarrollo económico parecen ligados. Brian Berry efectuó un análisis factorial con 43 índices de desarrollo para 49 países encontrando una relación inversa entre nivel tecnológico y económico, y características demográficas. También usó el grado de urbanización encontrando esta vez una relación directa. Otros indicadores que se corresponden al porcentaje de población en zonas metropolitanas son la diversificación industrial y la pluralidad de los intercambios exteriores de la sociedad (Gibbs y Martín).

11 CRECIMIENTO URBANO EN SOCIEDADES EN DESARROLLO. Sin embargo, estas investigaciones no explican la aceleración del crecimiento en las zonas subdesarrolladas, mayor incluso que en las regiones industrializadas y sin crecimiento económico concomitante. Por lo tanto, es evidente que el camino que están recorriendo las naciones en desarrollo no es necesariamente el mismo de los países industrializados, ni su destino será el mismo. Este fenómeno es llamado hiperurbanización, y se considera un obstáculo para el desarrollo al inmovilizar recursos que no son productivos, y al permitir la gestación de movimientos sociales en regiones parasitarias. Se concluye que el fenómeno de hiperurbanización, aunque es identificable, es difícil de comprender. Fórmulas sencillas arrojan correlaciones muy variables, y no consideran que el problema del subdesarrollo no es la falta de recursos, sino su distribución ineficiente.

12 LA URBANIZACIÓN DEPENDIENTE. La urbanización de los países subdesarrollados debe enmarcarse en el estudio del subdesarrollo mismo y sus causas, ya que es una fase del desarrollo mismo, no una condición permanente. En ocasiones, este subdesarrollo es resultado directo de relaciones de dominio y explotación como herencia de un periodo imperialista. Existen relaciones de dominación y dependencia que han producido relaciones asimétricas. Una sociedad es dependiente cuando la configuración de su estructura social, en el nivel económico, político e ideológico, refleja relaciones asimétricas con respecto a otra formación social que se encuentra en relación a la primera en situación de poder.

13 LA URBANIZACIÓN DEPENDIENTE. Por lo tanto, para entender el subdesarrollo, debe de estudiarse: La estructura social preexistente en la sociedad dependiente. La estructura social en la sociedad dominante. La relación o articulación entre ellas (el tipo de dominación). En este último rubro, podemos hablar de diferentes tipos de dominación: Dominación colonial: En la que los objetivos básicos son la administración directa de la explotación intensiva de los recursos. Dominación capitalista-comercial: A través de los términos de intercambio obteniendo materias primas a bajo precio y abriendo mercados para productos manufacturados a precios superiores a su valor. Dominación imperialista industrial y financiera: Mediante inversiones especulativas y creación de industrias locales. Se desarrolla en estos casos una relación entre la industrialización dominante y la urbanización dependiente.

14 LA URBANIZACIÓN DEPENDIENTE. Puede concluirse lo siguiente: 1.- El crecimiento acelerado de las aglomeraciones se puede deber a: a) el aumento de la tasa de crecimiento vegetativo, tanto urbana como rural b) la migración rural y urbana. El primer factor surge por el descenso de la mortalidad (medicina) y por el incremento de la natalidad como resultado de una fuerza de trabajo joven. Sin embargo, el fenómeno más importante es la migración, que resulta en mucho casos más de la descomposición rural que del atractivo de la sociedad urbana. La explotación de la tierra se ha vuelto ineficiente por el sistema político y social, y al mismo tiempo, competido a nivel mundial. 2.- La urbanización dependiente provoca una concentración en las aglomeraciones, una distancia considerable entre ellas y la ruptura (o inexistencia) de una red urbana de interdependencias funcionales en el espacio. Podría decirse que la solución es la industria a pequeña escala, pero se requiere una planificación para superar su escasa rentabilidad.

15 LA URBANIZACIÓN DEPENDIENTE. 3.- Existe una estructura intraecológica de grandes aglomeraciones que nada tiene que ver con las metrópolis tradicionales occidentales. Esto se acompaña de una población desempleada sin función en la sociedad urbana y que ya ha abandonado la economía rural. A este hecho se le denomina marginalidad, sin que esto implique que estén fuera de la sociedad.

16 EL CASO EN LATINOAMÉRICA. En estas sociedades, se ha acentuado el desequilibrio entre lo urbano y lo rural, y se complica identificar los índices significativos de industrialización por variables demográficas (absorción de población rural por sectores y edades, edad laboral, población productiva por el sector informal, etc.). Los datos estadísticos muestran una posible relación entre el aumento de la producción industrial real y el ritmo de urbanización. El impacto de la industrialización sobre las formas urbanas no se hace a través de un aumento en el empleo industrial, sino a través del sector servicios, que en Latinoamérica resulta muy engañoso, ya que incluye un sector informal especializado que, a pesar de ser clasificado como actividad marginal, resulta eficiente bajo sus propios criterios que nada tienen que ver con los objetivos económicos trazados por la población dominante.

17 EL CASO EN LATINOAMÉRICA. En conclusión, la urbanización latinoamericana se caracteriza por: Población urbana que supera la correspondiente al nivel productivo del sistema. No relación directa entre empleo industrial y urbanización. Asociación entre producción industrial y crecimiento urbano. Insuficiencia de empleo y servicios para las nuevas masas urbanas. Acentuación de la segregación por clases y polarización de la estratificación al nivel consumo.

18 PREGUNTAS DE DISCUSIÓN: ¿Sería recomendable una industrialización centrada en los recursos naturales más que en bienes de consumo en países en desarrollo? ¿Reorientaría esto la migración rural a zonas más productivas? ¿Bastaría esto para corregir las distorsiones espaciales heredadas del periodo colonial? Enumere las diferencias que existen entre la industrialización y la hiperurbanización en términos de: Forma física. Relación habitantes-ciudad. Compromiso con el bien común. Calidad de vida. Equidad.


Descargar ppt "LA FORMACIÓN DE ÁREAS METROPOLITANAS EN SOCIEDADES INDUSTRIALES Y EN DESARROLLO. Postgrado en Arquitectura. M. Arq. Alfredo Ambriz Tapia. www.vidaurbana.net."

Presentaciones similares


Anuncios Google