La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Ética y Desarrollo a escala humana Basado en el texto Desarrollo a escala humana de Manfred Max Neef y en la conferencia Economía transdisciplinaria para.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Ética y Desarrollo a escala humana Basado en el texto Desarrollo a escala humana de Manfred Max Neef y en la conferencia Economía transdisciplinaria para."— Transcripción de la presentación:

1 Ética y Desarrollo a escala humana Basado en el texto Desarrollo a escala humana de Manfred Max Neef y en la conferencia Economía transdisciplinaria para la sostenibilidad Colaboración de los estudiantes, Ángela Noreña, Bryan Uribe, David Andrade, Juan Carlos Ospina, Cindy Quiñónez, Carolina Patiño.

2 Índice 1. Algunas proposiciones 2. Necesidades y satisfactores 3. La pobreza y las pobrezas 4. Economía y patologías 5. Necesidades humanas: carencia y potencialidad 6. Necesidades humanas y sociedad 7. La reivindicación de lo subjetivo 8. Tiempo y ritmos de las necesidades humanas 9. Satisfactores y sus atributos 10. De la eficiencia a la sinergia

3 1. Algunas Proposiciones El DEH exige otro modo de ver las cosas, las personas, los procesos. El desarrollo tiene que ver con las personas, no con los objetos. Comprende al ser humano en su totalidad. ¿Cómo puede establecerse que un determinado proceso de desarrollo es mejor que otro? Un modelo de desarrollo es mejor cuando mejora la calidad de vida de las personas. El crecimiento no es lo mismo que el desarrollo y el desarrollo no precisa necesariamente crecimiento. La economía es un subsistema de un sistema mayor que es la biosfera y por lo tanto el crecimiento permanente es imposible. ¿Qué determina la calidad de vida de las personas? La calidad de vida está determinada por la capacidad que tienen las personas de satisfacer sus necesidades fundamentales. Ninguna economía es posible al margen de los servicios que prestan los ecosistemas. Se necesita un indicador del crecimiento cualitativo de la persona. ¿Cuál podría ser? 1. Los indicadores macroeconómicos no se refieren a las personas. El DEH trasciende la racionalidad económica convencional. La economía está para servir a las personas y no las personas a la economía. El indicador del crecimiento cualitativo de la persona es el que exprese la relación entre necesidades y satisfactores.

4 2. Necesidades y Satisfactores Tradicionalmente se ha creído que las necesidades humanas: Tienden a ser infinitas Cambian constantemente Varían de una cultura a otra Son diferentes en cada período histórico Tales suposiciones son incorrectas, ya que son producto de un error conceptual. El principal error es que no se explica la diferencia esencial entre las que son propiamente necesidades y los satisfactores de esas necesidades. Lo que está culturalmente determinado no son las necesidades humanas fundamentales, sino los satisfactores de esas necesidades. La persona es un ser de necesidades múltiples e interdependientes. Las necesidades fundamentales son limitadas, permanentes.

5

6

7

8 Postulados adicionales: Primero: las necesidades humanas fundamentales son pocas, delimitadas y clasificables. Segundo: Son invariables. Las necesidades humanas fundamentales son las mismas en todas las culturas y en todos los períodos históricos. Lo que cambia no son las necesidades sino las formas de satisfacerlas, los satisfactores.

9

10

11 Los Satisfactores Uno de los aspectos que define una cultura es su elección de satisfactores. La forma o medios para satisfacer una necesidad son los satisfactores, que cambian a lo largo del tiempo y en los diferentes sistemas culturales, políticos y económicos. Los satisfactores son cambiantes, ilimitados, los medios creencia tradicionales necesidades. Cada sistema económico, social y político adopta diferentes estilos para la satisfacción de las mismas necesidades humanas fundamentales. Los satisfactores definen la modalidad que una cultura o una sociedad atiende a las necesidades. Simultaneidades, complementariedades y compensaciones son características propias del proceso de satisfacción de las necesidades. Los satisfactores están referidos a la realización de las necesidades humanas de Ser, Tener, Hacer y Estar. Un mismo satisfactor puede realizar distintas necesidades en culturas distintas, o vivirse de distinta manera en contextos diferentes a pesar de que esté satisfaciendo las mismas necesidades.

12 3. La pobreza y las pobrezas Se sugiere no hablar de pobreza, sino de pobrezas. La matriz de las necesidades y de los satisfactores permite la reinterpretación de diversos conceptos, entre ellos el de pobreza. El concepto tradicional de pobreza es muy limitado, ya que la noción es estrictamente economicista. De hecho, cualquier necesidad humana fundamental que no es adecuadamente satisfecha revela una pobreza humana. Cada pobreza genera patologías, toda vez que rebasa, por su intensidad o duración, ciertos límites críticos.

13 4. Economía y Patologías Cada pobreza, si es suficientemente intensa, genera patologías que en ocasiones exceden al individuo y se constituyen en patologías colectivas. Crecimiento generalizado del desempleo. Las patologías son generadas por la insatisfacción sistemática de las necesidades humanas. No son problemas económicos, afectan a todas las dimensiones de la sociedad. Un individuo que sufre una prolongada cesantía cae en las cuatro etapas emocionales: 1. Shock. 2. Optimismo. 3. Pesimismo. 4. Fatalismo. La ultima etapa la transición de la inactividad a la frustración y de allí a un estado final de apatía donde la persona alcanza su más bajo nivel de autoestima. Endeudamiento externo del Tercer Mundo. Nuevo tipo de desempleo componente estructural del sistema económico mundial.

14 Consecuencias de la prolongada cesantía son: Sentirse cada vez menos protegido. Crisis familiares y los sentimientos de culpa destruyen sus relaciones afectivas. Falta de participación dará cabida a sentimientos de aislamiento y marginación. La disminución de la autoestima provoca una crisis de identidad. En conclusión la cesantía prolongada produce patologías. Como consecuencia de mayor alarma ya no se debe pensar en patologías individuales sino colectivas. La comprensión de las patologías colectivas exige investigación y acción transdisciplinaria.

15 5. Necesidades humanas: carencia y potencialidad Las necesidades revelan la manera mas apremiante del ser de las personas, en su doble condición experimental: carencia y potencialidad. Las necesidades patentizan la tensión constante entre la carencia y la potencia, propia de los seres humanos. Dejar las necesidades tan solo como una carencia implica en que esta sea nada más una necesidad fisiológica o subjetiva Cuando las necesidades se asumen como carencia, expresan la sensación de que falta algo. Implica restringirlas a lo puramente fisiológico o subjetivo. Comprender las necesidades como carencia y potencia previene contra toda reducción del ser humano a la categoría de existencia cerrada. Cuando comprometen, motivan y movilizan a las personas, las necesidades son potencialidad, posibilidad. Pueden llegar a ser recursos.

16 6. Necesidades humanas y sociedad Para evaluar un medio social en función de las necesidades humanas se debe examinar en qué medida el medio reprime, tolera o estimula que las posibilidades disponibles o dominantes sean recreadas y ampliadas por los propios individuos o grupos que lo componen. La estructura de producción y apropiación de bienes económicos en el capitalismo industrial ha condicionado de manera abrumadora los satisfactores dominantes. Se busca una organización económica en que los bienes potencien los satisfactores para vivir las necesidades de manera coherente, sana y plena.

17 7. La reivindicación de lo subjetivo Incluir los satisfactores como parte del proceso económico implica reivindicar lo subjetivo más allá de las puras preferencias en materia de objetos y artefactos. Se debe detectar de qué modo los satisfactores y bienes disponibles o dominantes limitan, condicionan, desvirtúan nuestras posibilidades de vivir las necesidades humanas Cuando el objeto de estudio es la relación entre los seres humanos y la sociedad, la universalidad de lo subjetivo no se puede sortear.

18 8. Tiempo y ritmos de las necesidades humanas Por carecer de suficientes datos empíricos, no podemos afirmar a ciencia cierta que las necesidades humanas fundamentales son permanentes. Las necesidades básicas como lo son la Subsistencia, la Protección, el Afecto, el Entendimiento, la Participación y el Ocio han estado inmersas en nosotros desde la creación. Las necesidades humanas cambian con la velocidad que corresponde a la evolución de la especie humana.

19 Los satisfactores, en cambio, tienen una doble trayectoria. Por una parte se modifican al ritmo de la historia y, por otra, se diversifican de acuerdo a las culturas y las circunstancias. Debido a la velocidad de producción y diversificación de los artefactos, las personas aumentan su dependencia y crece su alienación, a tal punto que es cada vez más frecuente encontrar bienes económicos (artefactos) que ya no potencian la satisfacción de necesidad alguna, sino que se transforman en fines en sí mismos.

20 Violadores o destructores Son aplicados con la intención de satisfacer una determinada necesidad, pero no sólo destruyen por completo la posibilidad de satisfacerla en un plazo mediato, sino que imposibilitan, por sus efectos colaterales, la satisfacción adecuada de otras necesidades. Ejemplo. Armamentismo. Pseudo satisfactores Son elementos que estimulan una falsa sensación de satisfacción de una necesidad determinada. Prostitución. Satisfactores inhibidores Son aquellos que por el modo en que satisfacen una necesidad determinada dificultan seriamente la posibilidad de satisfacer otras necesidades. Paternalismo. Satisfactores singulares Son aquellos que apuntan a la satisfacción de una sola necesidad, siendo neutros con respecto a la satisfacción de otras necesidades. Subsidio de alimentos. Satisfactores sinérgicos Son los que al satisfacer una necesidad determinada estimulan y contribuyen a la satisfacción simultánea de otras necesidades. Lactancia materna 9. Satisfactores y sus atributos

21

22

23

24

25

26 10. De la eficiencia a la sinergia Sobredimensiona la necesidad de subsistencia y obliga al sacrificio de otras necesidades, acabando por amenazar la propia subsistencia. Integrar la realización armónica de necesidades humanas en el proceso de desarrollo significa la oportunidad de que las personas puedan vivir ese desarrollo a escala humana desde sus comienzos. Un desarrollo capaz de conjugar la sinergia con la eficiencia quizás no baste para dar cumplimiento cabal a lo deseado; pero sí basta, y plenamente, para evitar que en el ánimo de las personas lo no deseado parezca inexorable.

27

28 Gracias


Descargar ppt "Ética y Desarrollo a escala humana Basado en el texto Desarrollo a escala humana de Manfred Max Neef y en la conferencia Economía transdisciplinaria para."

Presentaciones similares


Anuncios Google