La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Los Principios del Aprendizaje en San Juan Bosco.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Los Principios del Aprendizaje en San Juan Bosco."— Transcripción de la presentación:

1

2 Los Principios del Aprendizaje en San Juan Bosco

3 El fin de la educación consiste en tornar buenos a los jóvenes y salvarlos eternamente; todo lo demás: letras, ciencia, artes, oficios, se han de considerar como medios

4 Pensad, queridos hijos, que todos vosotros habéis sido creados para el paraíso...

5 Sólo la religión es capaz de comenzar y acabar la gran obra de una verdadera educación. Sin religión, no se consigue ningún fruto entre los jóvenes

6 Don Bosco, en su hacer pedagógico, siguió el Sistema preventivo... Es el suyo un verdadero Sistema, es decir, un conjunto de principios lógicamente coherentes, con fines claramente determinados y medios proporcionados Estos principios, generalísimos, pueden reducirse a tres: prevenir, razón, religión. Don Bosco los llama pilares de sustentación.

7 De estos principios pueden desprenderse otros...

8 1. REALISMO 2. EXPERIENCIA 3. ACTIVIDAD 4. PERSONALIZACION 5. FIJACION 6. TOTALIDAD 7. MOTIVACION 8. P. SOCIAL 9. P. DE PATRIA 10. P. FORMAL

9 1.REALISMO A.METODO B.APRENDIZAJE C.HOMBRE D.PALABRA E.MAESTRO

10 A. METODO Siempre me hizo pensar la conducta del Señor para con San Pablo cuando aún era éste perseguidor de los cristianos. Y paréceme ver en ella nuestra norma a seguir cuando tropecemos con corazones reacios a nuestra voluntad... No lo derriba del caballo súbitamente Jesús, sino después de largo caminar, después de haberle brindado ocasión de reflexionar acerca de la misión encomendada... allá, a las puertas de Damasco, se le manifiesta con todo su esplendor y autoridad. Fuerte a la par que mansamente, esclarece su razón para que conozca el error. Y en aquel preciso momento trocóse la índole de Saulo; y, de perseguidor de Cristo, llegó a ser apóstol de las gentes y vaso de elección

11 Sobre este divino modelo quisiera yo calcar a todos mis salesianos para que, con inspirada paciencia e industriosa caridad, esperaran, en nombre de Dios, el momento oportuno para corregir a sus alumnos...

12 Cualquier maestro o asistente podría zanjar toda cuestión con procedimientos radicales o violentos; pero tal proceder, si en ocasiones puede impedir algún desorden, jamás mejorará a nadie ni servirá para aumentar el afecto ni inyectarlo en corazón alguno

13 En caso de tener que corregir, guárdense los debidos miramientos: no se haga, en cuanto sea posible, la corrección en público, sino en privado... Cuando un alumno se muestre arrepentido de la falta cometida, sed fáciles en perdonarle, y perdonarle de corazón Cuando os sintáis movidos por la ira o estéis sobreexitados, absteneos de reprender, para que los chicos no crean que obráis por pasión; esperad el momento en que, depuesta toda la indignación, podáis hacerlo con serenidad y tranquilidad. Dígaseles al final una palabrita de cariño...

14 La expulsión debe ser el último recurso, sólo después de haber empleado, y sin resultado, todos los otros medios... Hablad, habladles mucho; advertid, advertid siempre. Aunque cayeran todos los días, todos los días llamadlos... Amables en el trato, pero firmes en exigirles el cumplimiento de sus deberes

15 B. APRENDIZAJE Vayan debidamente preparados en la materia objeto de la explicación. Esta preparación facilitará eficazmente a los alumnos la comprensión de las cuestiones, y al mismo tiempo aliviará notablemente la carga

16 C. HOMBRE Jamás perderá su actualidad el conocido programa de la antigüedad greco-romana: mens sana in corpore sano. Y debe entenderse en un sentido integral: lograr una justa colaboración entre los dos constitutivos del hombre. Hacer del cuerpo un digno colaborador del espíritu para la gloria de Dios

17 La infancia, la adolescencia, la juventud, son épocas de un extraordinario florecimiento de sentimientos y de afectos. El educador lo debe aprovechar

18 D. PALABRA... Pocas palabras: una sola idea de relieve que impresione, de suerte que los jóvenes se vayan a dormir bien penetrados de la verdad que les ha sido expuesta

19 E. MAESTRO No olvidemos nunca que representamos a los padres de esta amada juventud... Si pues, habéis de ser verdaderos padres de vuestros alumnos, es preciso que tengáis un corazón de padre...

20 El director conságrese enteramente a sus educandos, hállese siempre en medio de sus alumnos, a no ser que estén debidamente ocupados y asistidos. Dése a conocer a los educandos y trabaje él mismo para conocerlos a ellos. Debe hacer de padre, de médico, de juez, pero esté pronto a soportar y a olvidar. Que el director o los subalternos, como padres amorosos hablen, sirvan de guía en todo, aconsejen y con cariño corrijan

21 Para que su palabra goce de prestigio, destruya todo egoísmo personal. Se ha menester, además, de mucha paciencia. Trabájese con celo; utilícese cualquier ocasión para hacer el bien; pero siempre apacible, suave, pacientemente. ¿Que cuesta? De sobra lo sabemos; pero el vocablo paciencia se deriva de pati, que significa padecer, tolerar, sufrir. Si no supusiera esfuerzo, no sería paciencia

22 Los educadores nos asemejamos a los agricultores y jardineros. Miradlos: ¡cuán constantes, cuán perseverantes! ¡Cuántos cuidados prodigan a cada plantecilla para sacarla adelante! Hazte amar, si quieres ser obedecido. No seas superior, sino Padre

23 2. EXPERIENCIA

24 Cuídese de sacar provecho de lo sucedido durante el día dentro del colegio o fuera...

25 A los jóvenes procurad darles instrucciones sólidas, vívidas, ricas en imágenes, prácticas; catequesis bien preparadas, complementadas con breves pláticas de cinco minutos, como cierre de las oraciones de la noche, que depositen en el corazón de los jóvenes un pensamiento que acompañase su sueño

26 3. ACTIVIDAD

27 Es menester tener siempre ocupados a los muchachos. Amén de la clase y del oficio, tomen parte en la banda de música, en el clero juvenil o en otras actividades. De esta manera su mente trabajará de continuo. Si nosotros no los ocupamos, ellos se buscarán ocupación, y ciertamente con pensamientos y cosas no buenas

28 Pregunten a todos indistintamente y con frecuencia... La espontaneidad del alumno se manifiesta libremente a través de reflexiones, objeciones y preguntas provocadas por el mismo educador. Una salida ocurrente, un relato interesante, un intervalo divertido, están dentro del orden normal...

29 4. PERSONALIZACIÓN

30 Los chicos suelen manifestar uno de estos caracteres: bueno, ordinario, difícil y malo. Es nuestro estricto deber estudiar los medios conducentes para conciliarlos, a fin de hacer bien a todos, sin que unos perjudiquen a otros

31 Todo superior procure conocer a los alumnos; y para ello infórmese sobre su vida pasada, muéstrese amigo... La confianza de los jóvenes se gana procurando acercárnoslos; y el mejor medio es ir nosotros a ellos, trabajando para adaptarnos a sus gustos y haciéndonos semejantes a ellos: entrar con la suya para salir con la nuestra

32 5. FIJACIÓN

33 ¿De qué sirven los muchos conocimientos si están desligados, si no son debidamente comprendidos, profundizados, asimilados y al mismo tiempo rectamente orientados?

34 Por ello, al menos una vez al mes, den un ejercicio de prueba, y después de corregido, preséntenselo al director o al consejero escolástico No habrá rigor pero tampoco indulgencia; se harán las cosas paternalmente, sí, pero con justicia

35 Grande importancia tiene la memoria. Hay que cultivarla debidamente siguiendo las normas que enseña la pedagogía. Si adquirís variados y ordenados conocimientos, tendréis una grande ayuda para hacer mucho bien; pero sin el ejercicio de la memoria, poco servirá el haber estudiado y aprendido, porque con demasiada facilidad se olvidarán

36 6. TOTALIDAD

37 Tanto de los clásicos profanos como de los sagrados procurará sacar consecuencias morales siempre que las materias le brinden coyuntura para ello, mas con contadas palabras y suma tranquilidad...

38 7. MOTIVACIÓN

39 Que los educandos se den cuenta de que son amados... Pues quien advierte el cariño de que es objeto, ama; y quien es amado, lo alcanza todo, especialmente de los muchachos A los niños inclinados a la indiferencia, que son la mayoría, es necesario estimularlos al trabajo aun con pequeños premios y demostraciones de gran confianza, sin dejar por eso de vigilarlos

40 Entre los jovencitos es premio lo que se hace servir como premio. Ellos estiman las cosas conforme han aprendido a apreciarlas. No es lo mucho lo que les agrada, sino lo dado de corazón y oportunamente. ¿Queréis que os sugiera un premio muy grato a los alumnos? Decidle a un muchacho: Estoy contento de ti; se lo comunicaré a tus padres

41 8. PRINCIPIO SOCIAL

42 ...fue reconocido guía de la juventud pobre en vías de elevación social. Producto él mismo de la clase popular, se constituyó en conductor, ofreciéndoles los instrumentos para su elevación social: instrucción y calificación profesional En su infatigable obra de educador, no sólo impulsaron a Don Bosco motivaciones de índole religiosa, sino también sociales...

43 9. PATRIA

44 Don Bosco estaba destinado a dar a Europa y las Américas millares de excelentes ciudadanos, ¿Queréis una prueba? Desde veinticinco años –vale decir, desde la presencia de los Salesianos en Francia–, ni uno de sus alumnos compareció ante un tribunal... Fran ç ois Coppée, académico de Francia. No es empresa fácil plasmar a los italianos – escribía Juan Giolitti, en base a su prolongada experiencia de estadista– y, sin embargo, Don Bosco lo ha logrado. Esto representa un extraordinario triunfo para él, e incalculable fortuna para la nación

45 10. PRINCIPIO FORMAL

46 Cultivar sólo el entendimiento, con abandono de las demás facultades humanas, es deformar al hombre

47 En cambio, con el Sistema preventivo se trata de prevenir los males atentatorios a la inteligencia, a la voluntad y a la vida sobrenatural; o sea, el error (y de paso, la ignorancia), el vicio y el pecado: El error se previene con la instrucción educativa. El vicio, con la inoculación de los hábitos buenos o virtudes. El pecado, con los recursos de la religión, especialmente con la oración y los sacramentos. Todos estos recursos obran simultáneamente, porque la vida del hombre es una

48

49 Queridos jóvenes, os amo a todos de corazón...difícilmente podréis encontrar quien os ame más que yo en Jesucristo y que más desee vuestra felicidad

50 Todos sois mis hijos, y por salvaros daría mi vida Todos sois, como diría San Pablo, gaudium meum et corona mea: mi gozo y mi corona...

51

52 De los escritos de San Juan Bosco


Descargar ppt "Los Principios del Aprendizaje en San Juan Bosco."

Presentaciones similares


Anuncios Google