La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Examen directo de testigos o interrogatorio.. ¿Que es un interrogatorio?. Es el medio común por el cual una persona pretende obtener información que desea.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Examen directo de testigos o interrogatorio.. ¿Que es un interrogatorio?. Es el medio común por el cual una persona pretende obtener información que desea."— Transcripción de la presentación:

1 Examen directo de testigos o interrogatorio.

2 ¿Que es un interrogatorio?. Es el medio común por el cual una persona pretende obtener información que desea de otra.

3 ¿Que es el examen directo de testigos? El examen de testigos es una de las principales herramientas con que cuenta el litigante para producir efectivamente la información anunciada en el alegato de apertura.

4 Los testigos son unas de las fuentes de información que tendrá el tribunal para verificar si lo que sostienen los litigantes sea prueba o no el juicio.

5 Pues no basta que en un alegato se apertura se diga una circunstancia sin que exista una prueba porque el tribunal debe de inmediar con la prueba.

6 Por ello diremos que testigo es solo la persona que concurre físicamente a prestar su declaración en el juicio y se somete a las reglas del examen directo y al control propio del contra examen.

7 1.- La preparación previa.- Para llevar a una persona a declarar a juicio, el trabajo del litigante comenzará mucho tiempo antes de la audiencia de juicio. Deberá entrevistarse con la persona, tomar conocimiento de los hechos que relata, en la media de los posible verificar los mismos para constatar su veracidad, observar la forma de declarar de la persona, le lenguaje que utiliza, sus modos, sus actitudes, no para modificarlos si no para adaptarse y saber cómo preguntar para obtener la información precisa..)

8 Es necesario y de suma importancia diferenciar entre la preparación previa de un testigo a la practica ilegal de enseñar (aleccionar) o peinar (omisión de textos) a los testigos para que digan lo que el litigante necesita que digan en el juicio, ya que entre preparación, y el enseñar (aleccionamiento) y la omisión existe una gran diferencia, puesto que estas ultimas dos son practicas prohibidas.

9 La preparación previa no consiste únicamente entrevistarse con el testigo para saber que es lo que sabe sino también, implica que el litigante dé al testigo la confianza suficiente para declarar con libertad.

10 Es importante que el testigo conozca de antemano la dinámica de la audiencia y el rol de cada una de las partes, para que no se encuentre intimidado o sorprendido al momento de concurrir a una audiencia, puesto que es bastante extendido el temor que los ciudadanos tienen a concurrir a tribunales

11 Los litigantes deben explicar a sus testigos como se desarrollara la audiencia, cuales son las obligaciones que tendrán al momento de declarar, pero también cuales son sus derechos y cuales las obligaciones de las partes y el tribunal de forma tal que las personas no se sientan coaccionadas -o ese sentimiento disminuya- al momento de concurrir a juicio. (346)

12 Es importante también hacerles saber a los testigos que la información trascendente es la que efectivamente hayan percibido a través de sus sentidos.

13 Para el litigante es de suma importancia conocer cabalmente la declaración de los testigos preguntar varias veces sobre los mismos hechos previamente a la concurrencia al juicio, identificar -si existirán- contradicciones, vacios ambigüedades y solicitar a los testigos explicación sobre dichos puntos, de forma tal de no encontrase sorprendidos por la contra parte en el momento del juicio.

14 Es importante que el testigo sepa como será un examen y el contra examen, si es posible debe someterse a un testigo a un examen y contra examen en forma previa al juicio que le permita imaginar como se desarrollan las audiencias y cuales serán las condiciones concretas en que prestará su declaración.

15 Por una parte el abogado debe analizar el contenido de la declaración de cada testigo en el contexto de toda prueba Tener claro que va en mismo sentido Que no existen contradicciones y si existen buscar las explicaciones para éstas DEBE TRATAR DE EVITAR SOPREPESAS EN EL JUICIO Y PARA ELLO DEBE TRABAJAR EN LA PREPARACIÓN

16 Y por otra parte con relación al testigo concreto, el abogado debe conocer muy bien su lenguaje, sus modismos, su forma de expresarse, NO para cambiarlos (que es lo menos recomendable) Pues no es creíble que una persona que no completó su formación primaria comparezca a un tribunal hablando utilizando modismos o tópicos como un doctor en Derecho), sino para adaptar su propio lenguaje y hacerlo comprensible al testigo.

17 La conducción del examen directo está a cargo del abogador que propuso al testigo. El litigante no puede comenzar a declarar en lugar del testigo con los fines de mantener la conducción.

18 En el examen directo ESTAN PROHIBIDAS las preguntas sugestivas es decir aquellas que llevan implícita la respuesta ya sea con un SI o con un NO.

19 El litigante debe desarrollar la habilidad para pasar desapercibido durante la declaración del testigo pero a la vez estar atento a que la misma se produzca las proposiciones fácticas que necesita acreditar de acuerdo a su teoría del caso.

20 El abogado debe evitar hacer una sola pregunta y dejar que el testigo declare por si sólo todo lo que refiere constarle, esto no es conveniente pues es indicador de que el testigo fue enseñado a declarar (de echo en algunos casos declaran como quien repite un guion) y puede provocar una objeción argumentativa pues puede referir circunstancias o datos que en nada benefician ni perjudican el procesos.

21 No existe una pregunta tan abierta y amplia que posibilite una respuesta sobre todo lo que paso y no existe una persona común que conteste y cuente toda una narrativa a una sola pregunta.

22 Aquí lo importante de que el testigo no realice manifestaciones irrelevantes y concentrarlo en los temas verdaderamente importantes para su declaración.

23 Las herramientas que el litigante utilizará para producir información desde los testigos serán las preguntas. El litigante no podrá usar cualquier tipo de preguntas: Las SUGESTIVAS estarán prohibidas en el examen directo, en función a que obstaculizan la producción de información por su fuente.

24 Las preguntas abiertas son las que permiten que el testigo declare libremente sobre lo que se le consulta ¿Qué…? ¿Cómo…? ¿Cuando? ¿Dónde…? ¿Por qué…? ¿Explique…? ¿Describa…? Entre otros pero estos son indicativos de que la pregunta se ha formulado de manera abierta.

25 La principal ventaja que tienen las preguntas abiertas es que permiten mostrar la solidez del testigo en cuanto a su conocimiento de los hechos sobre los que declara.

26 Sin embargo, también existen desventajas para las preguntas abiertas sobre las cuales ya hemos hecho referencia A través de preguntas abiertas puede perderse el control del examen permitiendo que el testigo aporte información sin relevancia para el caso.

27 Un testigo que relata con demasiado detalle a través de preguntas abiertas puede generar la sensación de estar repitiendo un guión aprendido previamente.

28 Si el litigante le formula al testigo sólo preguntas abiertas difícilmente éste podrá entrar en los detalles del relato.

29 Por ejemplo: si el litigante pregunta que es lo que usted vio el día de los hechos la probable respuesta sea que el día 14 de febrero del presente año, iba en un autobús y al llegar a la calle Independencia esquina con 20 de noviembre al estar haciendo alto el carro que manejaba el ofendido, llegó por atrás el carro del imputado y sin hacer alto lo impactó este probable relato contiene muchos puntos que requieren aclaración por ejemplo: la marca de cada uno de los vehículos, color, si la visibilidad era buena, la hora en que se suscitaron los hechos, en que parte del autobús viajaba el testigo, como eran los ocupantes de cada uno de los vehículos etc.

30 Si el litigante continúa su relato con preguntas abiertas probablemente la siguiente seria y que paso después por lo que con los detalles que se requerían para el caso quedarían perdidos.

31 Para disminuir el riesgo de caer en alguno de esos supuestos, es recomendable combinar las preguntas abiertas con las preguntas cerradas.

32 Las preguntas cerrada se diferencian de las abiertas en que se formulan al testigo requiriendo una porción especifica de la información. En el ejemplo que acabamos de observar todas las preguntas que hicieron falta en el relato anterior son cerradas. ¿De qué marca el era el vehículo que estaba haciendo alto? ¿Qué color era el automóvil que lo impacto? ¿Cómo era la visibilidad?, ¿La hora en que se suscitaron los hechos?, ¿En que parte del autobús viajaba el testigo?, ¿Como eran los ocupantes de cada uno de los vehículos?

33 Son preguntas que si bien inician con preguntas abiertas, avanzando en la pregunta requieren informaciones muy puntuales, nombre, color, marca, luz, lugar, descripción etc. Es decir el testigo no es tan libre de decir lo que quiera porque quien lo examina le direcciona la pregunta hacia un punto concreto.

34 La diferencia entre una pregunta cerrada y sugestiva es que las cerradas se restringen el ámbito de respuesta al testigo y la sugestivas lo reducen a un simple SI o un NO, es importante hacer esta distinción y diferenciación porque en tanto las sugestiva están prohibidas en el examen directo las cerradas son parte muy importante en este.

35 La ventaja que presentan la formulación de preguntas cerradas es justamente que permiten al litigante un control mucho mayor de la información que el testigo va brindando la hacer preguntas que delimitan el ámbito de respuesta en forma bastante especifica, de esta forma no se corre el riesgo de que el testigo se pierda en su relato con detalles irrelevantes.

36 En contra partida si se formulan solo preguntas cerradas, se corre el riesgo de generar la impresión de que el testigo necesita un apoyo para declarar, debido a que no tienen tanto conocimiento de los hechos que pretende hacer creer.

37 La mejor forma de utilizar estas herramientas es combinarlas preguntas abiertas que permitan al testigo generar el marco amplio de información y preguntas cerradas que permitan al litigante puntualizar aspectos que son relevantes para el caso.

38 Esta utilización de herramientas permitirá tener declaraciones mas claras, con testigos que sean guiados pero con litigantes atentos a la necesidad de incorporar toda información relevante para su teoría del caso.

39 Como ya se ha dicho hay dos grandes ámbitos de trabajo en un examen directo de testigos la acreditación del testigo y el relato del testigo sobre su conocimiento de los hechos.

40 En materia de acreditación: para que el testimonio de una persona sea valorado positivamente a nuestro caso, es necesario generarle al tribunal elementos que le permitan asumir que la persona es creíble.

41 Esto tendrá que ver con aspectos distintos que van desde: la ausencia de interés de la persona a perjudicar o favorecer a alguna de las partes del caso, hasta la posibilidad concreta de tener la información que dice tener.

42 Pues tendrá que acreditar que la persona no tiene ninguna razón para mentir en el caso, que serán en general preguntas destinadas a descartar algún tipo de interés. También tendrá que acreditar sobre cada hecho que relate el testigo que hay buenas razones para creerle su relato que serán preguntas orientadas a verificar las condiciones de percepción del testigo tanto internas (preguntas sobre el estado de sus sentidos) como externas (preguntas sobre las condiciones climatológicas, distancias, cantidad de personas, tiempo transcurrido etec.)

43 El primer tema de acreditación (el testigo no tiene por que mentir en este juicio) generalmente se desarrollará a través de preguntas iniciales donde se consultará al testigo por su relación con las partes involucradas en el caso, la forma en que adquirió el conocimiento de la información que viene a relatar, sus posibles intereses de participar en el juicio.

44 El segundo tema de acreditación es más complejo por que no tiene un momento determinado sino que se ira dando a medida que relato vaya transcurriendo en la medida en la que el testigo vaya mencionando proposiciones fácticas que requieran una explicación en sentido de ¿por qué esta usted tan seguro que las cosas fueron así? además ¿Porque sabe usted esto que ha venido a relatar?, ¿como es que lo sabe?. Es decir el segundo ámbito de trabajo con el testigo será en el referente a su conocimiento de los hechos.

45 Una vez claros los ámbitos a los que debe orientarse el litigante en un examen directo (acreditación del testigo y de la información que vaya introduciéndose de la información que el testigo posee sobre la teoría del caso) una segunda cuestión a considerar es el orden de producción de la prueba testifical en dos sentidos; cual será el orden adecuado para que el litigante presente a sus testigos y cual será el orden interno de cada testigo.

46 En relación al orden de presentación de los testigos no existen reglas rígidas, pues depende de la estrategia adoptada por el litigante, si considera importante iniciar con la declaración de un testigo, luego con perito para introducir evidencia material y posterior con otro testigo que se refiera a la prueba material introducida por el perito y finalizar con otro perito, o viceversa será cuestión y táctica del litigante, puesto que no es necesario que los testigos sean allegados uno tras otro al igual que los testigos las estrategias las realiza el litigante de acuerdo al resultado que pretende obtener.

47 Si el litigante ha realizado correctamente la planeación de la teoría del caso, tendrá claro que información debe introducir al iniciar el juicio y como debe ir armando el rompecabezas para el tribunal; en consecuencia, le aparecerá con bastante claridad el orden de producción de la prueba.

48 Lo importan te es presentar los testimonios de manera cronológica de una forma que el tribunal (que no conoce el asunto) pueda seguir el hilo de la historia que el testigo esta relatando.

49 1.- Protagonizar. La función del litigante es producir la información pasando desapercibido. El protagonista de la declaración debe ser el testigo, que es quien introducirá la información que luego el tribunal valorará en su sentencia.

50 2.- Usar lenguaje hostil a los testigos.- El litigante debe desarrollar la versatilidad suficiente para poder manejarse en forma adecuada en los distintos niveles de lenguaje que los testigos presenten al momento de declarar, para poder hacerlo por una parte deben conocer a sus testigos y saber cuales son sus posibilidades y limitaciones y por la otra debe ser capaz de formular preguntas que logren traducir la jerga de los testigos a la jerga comprensible para los jueces.

51 3.- Ordenes rígidas.- El litigante debe estar en capacidad de hacer tantas preguntas como sean necesarias para obtener la información que requiere y no quedarse solo en las preguntas que originalmente pensó si éstas no le dan resultado, En ese sentido la flexibilidad en las conducción del examen directo es una buena característica

52 4.- pretender probar todo el caso con un solo testigo. Esto sucede por lo general cuando el litigante no tiene claridad sobre la información que puede aportar cada testigo al caso. Es de fundamental importancia que el litigante sepa que proposiciones fácticas son las que acreditarán en juicio con cada uno de los testigos que concurran. Si estamos en un caso en que el testigo tiene toda la información, por supuesto que nuestra obligación será examinarlo sobre toda esa información que posee, pero en un caso en el que el testigo sólo cuenta con una porción de la información, es un demerito en nuestra actuación pretender que el testigo hable de hecho que no le constan.

53 5.- Pretender usar todos los testigos para toda la información.- Es contraproducente tener una especie de lista de preguntas comunes y formularlas como mantra a todos los testigos que concurran, pues incluso traer diez testigos o mas a que declaren lo mismo resulta impertinente, esto traería como consecuencia que se presumiera que el litigante no conoce el caso y esta utilizando el juicio como etapa de investigación.

54 6.- Leer el examen directo. Si bien es cierto que es bueno que el litigante se prepare y piense sus preguntas que formulara e incluso que se haga de una ayuda para memoria para dichas preguntas NO RESULTA ADECUADO QUE CONCURRA AL JUICIO AL LEER LAS PREGUNTAS pues por una parte no se estaría privilegiando la oralidad y por otra ese actuar resta credibilidad al litigante en cuanto a que no conoce el caso y por ello debe de leer, pero principalmente por que cuando se lee el litigante se preocupa por el orden de las pregunta que por las respuestas que el testigo aporta y esto lo lleva a caer en peligro de perder la información importante que resulta presicos puntualizar o asumir, pues para ello al momento de realizar el examen directo, la concentración del litigante debe estar en atender al testigo, teniendo claros los bloques de información que buscará acreditar con éste.


Descargar ppt "Examen directo de testigos o interrogatorio.. ¿Que es un interrogatorio?. Es el medio común por el cual una persona pretende obtener información que desea."

Presentaciones similares


Anuncios Google