La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

1 Aimaras o Aymaras, pueblo amerindio que habita en la alta meseta del lago Titicaca, en el Alto Perú y Bolivia. Los aimaras fueron conquistados por los.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "1 Aimaras o Aymaras, pueblo amerindio que habita en la alta meseta del lago Titicaca, en el Alto Perú y Bolivia. Los aimaras fueron conquistados por los."— Transcripción de la presentación:

1

2 1 Aimaras o Aymaras, pueblo amerindio que habita en la alta meseta del lago Titicaca, en el Alto Perú y Bolivia. Los aimaras fueron conquistados por los incas en el año 1450, cuando formaban unos 80 reinos dispersos en un amplio territorio y enfrentados entre sí. A partir de 1535 los españoles conquistaron el Altiplano boliviano al mando de Diego de Almagro y ocho años después, en 1542, el virreinato del Perú incluiría ya la totalidad de su territorio. Lago Titicaca El lago Titicaca, al norte de Bolivia y sur de Per ú, es el m á s grande de Am é rica del Sur y el lago navegable de mayor altura del mundo. En la altiplanicie del lago habitan los descendientes de los antiguos aimaras, conquistados por los incas en torno al a ñ o En sus proximidades se encuentra el centro arqueol ó gico de Tiahuanaco, la ciudad de los dioses. Trabajadores aimara Un grupo de trabajadores aimara se dirigen a casa tras trabajar todo el día en los campos próximos a Achacachi. Aunque fueron conquistados por los incas en el siglo XV y después por los españoles, este pueblo indígena ha mantenido su cultura y lengua propia. En Bolivia, país de grandes recursos naturales pero de una pobreza crítica, la mayor parte de la población trabaja en la agricultura, el pastoreo o la minería.

3 Actualmente en el territorio que habitan los aimaras se encuentran los centros arqueológicos de Tiahuanaco y Pucará. Basan su subsistencia en la agricultura con la obtención de papa, maíz, cebada, quina y coca, el pastoreo de la llama y la alpaca, y la pesca en el lago Titicaca. También son diestros artesanos del metal, la cerámica, los tejidos y la cestería. La organización social está basada en el ayllu, forma andina del clan, al que pertenecen todos los parientes que tienen vínculos de sangre y que realizan en común las tareas agrícolas y ganaderas. La lengua aimara está muy difundida y la hablan diversos grupos indígenas como los collas, lupacas, pacasés y otros. Hoy, numerosos grupos aimaras han adoptado la lengua quechua. En la actualidad viven aproximadamente aimaras en Bolivia y en Perú. Suele usarse también la forma oxítona para designar a este pueblo: aimarás o aymarás. 2

4 3 Pueblo agricultor con una organizaci ó n conocida como sociedad dual (atribuida a la influencia incaica), que se divid í a en dos mitades: la de arriba, hacia la cordillera y la de abajo hacia el mar. De su agricultura, m á s espec í ficamente de sus cultivos, se sabe que estos se realizaban en el fondo de los valles, siendo irrigados por canales artificiales. De este modo, obten í an cosechas de ma í z, papa y algod ó n, este ú ltimo utilizado para la fabricaci ó n de ropa. La ganader í a practicada era de tipo trashumante, lo que significa que en verano los animales eran llevados a pastar a la cordillera y en invierno a la costa, donde adem á s se prove í an de peces, mariscos y animales marinos. Las construccionesque utilizaban para vivir eran chozas agrupadas en aldeas peque ñ as, hechas de ramas cubiertas de barro y techo de paja, a las que se sumaban unas bodegas subterr á neas empleadas para almacenar ma í z y otros alimentos. Se desconoce cu á les eran sus pr á cticas religiosas, pero se piensa que cre í an en la existencia de una vida extraterrenal, por el cuidado que pon í an al momento de enterrar a sus muertos, depositando c á ntaros con alimentos y otras ofrendas. Con el tiempo, fueron mejorando la calidad de las sepulturas, hasta confeccionar verdaderos ata ú des de piedra.

5 4 Los diaguitas fueron expertos artesanos, tanto metal ú rgicos como alfareros, e incorporaron a los adornos de oro y plata, piedras semipreciosas como el lapisl á zuli. Su cer á mica destaca por sus vasijas decoradas con dise ñ os geom é tricos en rojo, blanco, amarillo y negro, especialmente aquellas conocidas como jarro-pato y una forma de jarr ó n adoptada de los incas llamada ar í balo. Jarro ornitomorfo de la cultura diaguita. Vasija cerámica diaguita

6 5 A unos diez kil ó metros al noreste de San Pedro de Atacama, se han encontrado vestigios de civilizaci ó n humana de una antig ü edad que fluct ú a entre los 12 mil y los 10 mil a ñ os, existiendo all í testimonios arqueológicos, como cuchillos y puntas de proyectiles. El per í odo agro alfarero de la cultura atacameña distingue tres momentos: el primero de ellos se sit ú a entre los a ñ os 400 y 900 de la era cristiana, y se caracteriza por una alfarer í a roja pulida, por c á ntaros antropomorfos (con formas de hombre) y el uso de adornos y vasos de oro. El segundo, entre los a ñ os 900 y de nuestra era, muestra el empleo de una alfarer í a negra pulida, la influencia de la cultura peruana Tiahuanaco o Tiwanaku, el empleo de las tabletas para aspirar alucin ó genos, con figuras esculpidas de hombres, c ó ndores y felinos, y el uso del tambet á o adorno labial. El tercer per í odo, comprendido entre los a ñ os y 1.500, recibe la influencia de la civilizaci ó n incaica y deja como exponente la construcci ó n de fortalezas o pukar á s de piedra rodeadas de murallas con angostas calles y apretadas habitaciones. La decoraci ó n de su alfarer í a y los dibujos de los petroglifos confirman que los atacame ñ os pose í an una cultura con una elevada sensibilidad est é tica. Agricultores del norte Atacame ñ os En el desierto de Atacama, desde el r í o Loa hasta Copiap ó, se desarroll ó este proceso cultural de gran importancia.

7 6 El pueblo de los atacame ñ os utiliz ó importantes t é cnicas para el desarrollo agr í cola, destac á ndose el regad í o artificial mediante un sistema de canales que supl í an la falta de lluvias, y las terrazas o andenes que permit í a un ó ptimo aprovechamiento del agua. Cultivaron el ma í z, la papa, los frijoles, la calabaza y una especie de tabaco. En la ganader í a, domesticaron a la llama y la alpaca, para utilizarlas en la producci ó n de lana y como medio de transporte. La llama, como animal de carga, les permiti ó hacer largos viajes, para cambiar productos como pescado, guano y hojas de coca. Aunque se sabe muy poco respecto de su espiritualidad, se piensa que fueron creyentes en una vida futura, debido a la manera en como dispon í an los entierros con armas, vestidos y objetos de uso cotidiano. Tenían un idioma propio llamado kunza, del cual hoy apenas subsisten palabras aisladas. Peinetas hechas de madera y algodón, pertenecientes a la cultura San Pedro. Vaso policromo de la cultura atacameña

8 . Picunche, pueblo de la historia precolombina de Chile que habitaba al sur de la cultura diaguita y al norte de los mapuches en una zona situada entre los ríos Choapa y Toltén, recibiendo, de este modo, influencias de ambas culturas. Los picunches o gente del Norte eran un pueblo agricultor y alfarero, cuyo lenguaje era el mapudungun o lengua propia de los mapuches. Los picunches pertenecían al pueblo araucano que fue invadido y dominado por los incas, etapa durante la cual se acostumbraron a tributar y ser dominados por un poder extranjero. Por ello, los españoles encontraron muy poca resistencia y los picunches fueron serviciales y cooperadores durante el periodo de la conquista española. A pesar de pertenecer a los araucanos, eran un pueblo pacífico dedicado fundamentalmente a la agricultura y, en menor medida, a la ganadería. Conocían también la alfarería mucho más elaborada que la mapuche y los textiles. Sus viviendas eran de materiales sólidos, por lo que todavía se pueden encontrar casas de piedra que prueban la influencia diaguita e incaica en esta cultura.

9 EL TERRITORIO DE LOS MAPUCHES ESTA ORIGINADO POR CUATRO PUEBLOS (HISTORIA GENTE LUGAR) TANBIEN ESTAN LAS COSTUNBRES ( COSTUNBRES,RITUALES,CREENSIAS Los pueblos originarios mapuches ; LOS MAPUCHES ERAN UNOS DE LOS PUEBLOSMAS NUMEROSOS QUE AUN SIGEN EN LA ACTUALIDAD, LOS MAPUCHES AUN CONSERBAN EL LENJUAGE MAPUDUNGU. LOS MAPUCHES ABRIAN ABITADO TODA LA SONA DEL BALLE SENTRAL, DES PLASANDOSE PARSIAL MENTE AL SUR PRESIONADOS POR LOS ATACAMEÑOS LOS MAPUCHES ERAN UNOS DE LOS PUEBLOS MAS NUMEROSOS QUE AUN SIGEN EN LA ACTUALIDAD, LOS MAPUCHES AUN CONSERBAN EL LENJUAGE MAPUDUNGU. LOS MAPUCHES ABRIAN ABITADO TODA LA SONA DEL BALLE SENTRAL, DES PLASANDOSE PARSIAL MENTE AL SUR PRESIONADOS POR LOS ATACAMEÑOS LOS MAPUCHES VIVIAN PRINSIPAL MENTE EN RUCAS ESTAS CASAS NO TENIAN VENTANAS SOLO UNA PUERTA PRINSIPAL A LOS LADOS LAS CAMAS YY ALMEDIO UN FOGON

10 Los pueblos originarios mapuches ESTE PUEBLO SE UBICA EN LA SONA SENTRAL DE NUESTRO PAIS PRACTICAN LA ORNICULTURA Y GANADERIA A PARTE DE ASER GANADERIA PRACTICABAN LA CASERIA Y RECOLECTABAN FRUTOS POR ESO SU ALIMENTASION ERA BARIABLE

11 Los pehuenches fueron un pueblo nómade que habitó la región cordillerana del centro sur de nuestro país, específicamente, las dos vertientes de la Cordillera de Los Andes entre el río Maule y el volcán Lonquimay. Eran cazadores recolectores que iban por el territorio recogiendo el pehuén o piñón de las araucarias. De hecho, de este fruto proviene su nombre, el pehuenche es el hombre del pehuén. El pehuén era utilizado para fabricar una especie de harina que almacenaban junto a otros frutos y víveres en silos construidos bajo la tierra. Además, los hombres pehuenches cazaban guanacos, ñandúes y ciervos andinos utilizando boleadoras que confeccionaban con tripas y cuero de animal que rellenaban con piedras Fueron los chilenos los que deterioraron esta relación a mediados del siglo XIX, al iniciar la enajenación de tierras pehuenches de uso ancestral y reducir así drásticamente el territorio de las comunidades indígenas.

12 Entre el archipiélago de Chiloé y la península de Taitao deambulaban, a la llegada de los españoles, bandas de cazadores-recolectores que fueron denominados genéricamente, chonos. Organizados en pequeños grupos, viajaban sobre canoas de tablas cosidas llamadas dalcas, dedicándose a la caza de lobos marinos, peces y aves, así como a la recolección de mariscos, labor que realizaban las mujeres Tras la conquista española de Chiloé y el establecimiento del sistema de encomiendas en la isla en 1567, los chonos establecieron vínculos más permanentes con la población chilota. Tras repetidos viajes de misioneros jesuitas a los archipiélagos de las Guaiytecas y Chonos para evangelizar a los indios, un grupo de chonos se estableció en 1710 en la isla Guar, a la entrada del canal de Chacao. Los jesuitas instalaron allí una misión, cuya corta existencia no fue obstáculo para el progresivo mestizaje y aculturación de un pueblo que, ya hacia fines del siglo XVIII, había desaparecido como tal, y se había mezclado con el común de la población chilota.

13 Esta cultura, de vida nómade, vivió en el territorio insular de Tierra del Fuego. Se estima que hacia 1881, cuando se inicia la colonización moderna de la isla, había un total 4000 individuos, unos 2000 estaban en territorio chileno. Los Onas constituían un pueblo de cazadores recolectores pedestres de características físicas similares a los tehuelches. Vivían en pequeños grupos, formados por unas pocas familias, las que en conjunto sumaban más de veinticinco o treinta personas.El concepto de territorialidad de los onas era extraordinariamente fuerte. Los individuos de un territorio o haruwen podían disponer libremente y de un modo racional de los recursos que existían en su interior, sin provocar su sobreexplotación y deterioro.Los onas estaban constituidos por dos grupos: los selknam que habitaban el sector norte y central de la isla de Tierra del Fuego y los Haush, localizados en el extremo sureste.Su economía de subsistencia estuvo basada en la caza terrestre, recolección de frutos silvestres, como la murtilla y el calafate y algunos productos marinos. La actividad de la caza, fue sin duda la base más importante en la alimentación, siendo el guanaco la presa más importante, tanto por su carne como por su piel, que constituía la vestimenta base. Fueron muy hábiles en el uso del arco y flecha, arma principal con que contaban. Hacia el sector norte de la isla la presa más importante en la caza, la constituyó un pequeño roedor llamado coruro, muy abundante en el área. 12

14 La abundancia de aves, como caiquenes, patos silvestres, cisnes y flamencos, tambi é n fue de inter é s para su alimentaci ó n, tanto en la recolecci ó n de sus huevos como por su carne. Complementaban su dieta con algunos alimentos del litoral marino, para lo cual aprovechaban el periodo de baja mar para recolectar moluscos (choritos, lapas, almejas y caracoles). La vivienda consist í a en un toldo de trozos de piel cosidos, quedando un refugio muy abierto pero protegido al viento. La vestimenta era una capa confeccionada con pieles de guanaco, que les cubr í a desde el cuello a la rodilla. La mujer agregaba un delantal tambi é n de piel que le cubr í a el vientre hasta la rodilla. La pintura corporal represent ó una costumbre que tuvo por finalidad proteger la piel del clima fr í o, por cuanto la gruesa capa de arcilla conten í a tambi é n grasa animal. Generalmente usaban los colores rojo, blanco y negro. Mediante los diferentes s í mbolos que se pintaban, exteriorizaban su estado de á nimo. Su religi ó n era monoteista. Cre í an en Dios al cual llamaban Temaukel, y exist í a un mundo despu é s de la vida ubicado m á s all á del horizonte. Sus rituales estaban llenos de misticismo, utilizando sombreros c ó nicos y pint á ndose el desnudo cuerpo. 13

15 14 Alacalufe, pueblo precolombino chileno que habitaba la zona costera comprendida entre el golfo de Penas y el estrecho de Magallanes. Denominados a sí mismos kawésqar, fueron sus propios vecinos quienes en forma despectiva los llamaron alacalufes (come mejillones) por su costumbre de alimentarse de mariscos. Dedicados principalmente a la pesca, sus viviendas cónicas eran sencillas estructuras de palos curvados que sostenían ramas de follaje tupido, construidas para ser ocupadas durante los periodos de pesca y recolección de mariscos, donde sus mujeres eran diestras buceadoras. Una vez cumplida la tarea, las viviendas eran abandonadas para ser construidas de nuevo el año siguiente. Los alacalufes se trasladaban en embarcaciones llamadas hallef que fabricaban con tiras de madera cosidas, transportando sus escasos bienes e instrumentos, su alimento que consistía en pescado y mariscos y el fuego o fogata que mantenían siempre encendido, protegido sobre un fondo de arcilla en el interior de las embarcaciones

16 15 Durante el siglo XVI, hacia 1535, su población podía calcularse en unos a habitantes, pero entre los años 1880 y 1930 el asiduo contacto con otras culturas convirtió su territorio en un ir y venir de cazadores de lobos marinos (véase Foca). En esta misma época, las enfermedades infecto-contagiosas, las epidemias, el abuso del alcohol suministrado como salario por los blancos, el cambio de su abrigo tradicional (sus pieles de lobo por las ropas del blanco), la tuberculosis, la promiscuidad, hacinamiento y los cambios radicales en su forma de vida, fueron mermando la población de forma

17 16 Denominaci ó n y Origen: Los y á ganse o yamanas forman parte de una serie de pueblos que ocuparon los ambientes m á s agreste y m á s fr í os del mundo como es la Tierra del Fuego y que se agrupan bajo la denominaci ó n gen é rica de fueguinos. Se supone que llegaron a estas tierras tras cursar el Estrecho de Behring (que separa a Am é rica del Norte con Asia) hace m á s de 30 mil a ñ os, siguiendo a las manadas de mamuts y bisontes. Durante milenios poblaron el continente americano en sucesivas oleadas adapt á ndose a los diversos ambientes. Distribuci ó n geogr á fica: Estos n ó mades canoeros ocuparon desde la margen norte del canal Beagle hasta el Cabo de Hornos. Se han encontrado restos arqueol ó gicos en la Isla de los Estados y se especula que han navegado hasta las lejanas islas Diego Ram í rez. La ocupaci ó n en el Beagle data desde el A. de C. aproximadamente. Distribuci ó n geogr á fica: Estos n ó mades canoeros ocuparon desde la margen norte del canal Beagle hasta el Cabo de Hornos. Se han encontrado restos arqueol ó gicos en la Isla de los Estados y se especula que han navegado hasta las lejanas islas Diego Ram í rez. La ocupaci ó n en el Beagle data desde el A. de C. aproximadamente. Grupo lingüístico: A los "Yamanas" se los puede dividir en cuatro grupos al presentar dialectos distintos, pero todos ellos guardan patrones culturales similares. Estos fueguinos fueron los más estudiados a lo largo del tiempo ya que entre ellos se centró la actividad de los misioneros anglicanos y luego fueron descriptos sumamente bien por el padre Martín Gusinde. Canastos hechos de juncos Magallánicos utilizados Por los yáganse

18 17 Recursos y Costumbres relativas a su econom í a: Esta cultura, con gran dominio de los recursos mar í timos, una dieta bien adaptada y una embarcaci ó n realizada inteligentemente con las precarias herramientas que dispon í an y con los elementos que le brindaba la naturaleza hizo su irrupci ó n aproximadamente en el a.C. Los hombres yáganse, los ind í genas m á s australes del mundo, cazaban mam í feros marinos, como el lobo de mar, mientras que en tierra capturaban aves con lazos. Las mujeres se dedicaban principalmente a la recolecci ó n de mariscos. Poseían arco y flecha pera para la caza que ellos realizaban les rend í a mayor utilidad el arp ó n. Tanto para la caza de lobos marinos, con punta desmontable unida por un tiento, como para la caza de guanacos que consist í an en arpones de punta fija. Tambi é n usaban simples garrotes para la caza de ping ü inos y lobos marinos en la costa. Usaban hondas y lazos para la captura de aves. La pesca la realizaban con una l í nea, desprovista de anzuelo, y cebo en el extremo. Cosmolog í a y religi ó n: Los Yamanas contaban con "shamanes" (m é dicos-hechiceros) con dotes sobrenaturales. Pod í an controlar el clima, hablar con los esp í ritus, curar, matar, conseguir comida, en definitiva el control del bien y del mal en la eterna dualidad de los "shamanes"; eran buenos y malos seg ú n el momento. Se alcanzaba ese grado seg ú n la edad y el prestigio era muy importante. Ten í an distintas ceremonias siendo las principales la del "shiehaus", que deb í an pasar los adolescentes de ambos sexos para ser adultos, y el "kina reservado a los varones, donde luego reci é n eran considerados hombres. Los cantos eran mon ó tonos y las danzas tambi é n. Cosmolog í a y religi ó n: Los Yamanas contaban con "shamanes" (m é dicos-hechiceros) con dotes sobrenaturales. Pod í an controlar el clima, hablar con los esp í ritus, curar, matar, conseguir comida, en definitiva el control del bien y del mal en la eterna dualidad de los "shamanes"; eran buenos y malos seg ú n el momento. Se alcanzaba ese grado seg ú n la edad y el prestigio era muy importante. Ten í an distintas ceremonias siendo las principales la del "shiehaus", que deb í an pasar los adolescentes de ambos sexos para ser adultos, y el "kina reservado a los varones, donde luego reci é n eran considerados hombres. Los cantos eran mon ó tonos y las danzas tambi é n. Problemas que afectaron a las comunidades desde el punto de vista econ ó mico, pol í tico, cultural y/o medioambiental: El primer contacto con los europeos ocurri ó en 1520 cuando Hernando de Magallanes descubri ó el estrecho que lleva su nombre. Al observar las enormes fogatas que hac í an los onas en las riveras del estrecho le dio el nombre de Tierra del Fuego.Diversos corsarios, marinos e investigadores realizaron viajes por la zona en los siglos siguientes. El m á s importante, por la imagen mundial que dio de la zona, ocurri ó en En esa fecha lleg ó a la zona la fragata Beagle, comandada por Robert Fitz-Roy, que transportaba al cient í fico Charles Darwin. Es interesante ver los censos del pueblo Yamana: Seg ú n Thomas Bridges en 1884 hab í a contabilizado unos indios de los cuales 213 eran hombres, 314 mujeres y 413 ni ñ os. Esto incluye a toda la regi ó n y estim ó, a su vez, que la poblaci ó n total para mediados de siglo podr í a haber sido de unos habitantes. Las epidemias comenzaron con el asentamiento de los primeros europeos mucho antes de M á s interesante es la cifra que da para pocos meses despu é s que, luego de una epidemia de sarampi ó n entre octubre y diciembre de 1884, muere la mitad. Para 1886 el censo realizado por Bridges es de 397 personas. Este es uno de los motivos por los cuales decide dejar de actuar como misionero. En 1897 se realiza un censo en la Municipalidad de Ushuaia que arroja el n ú mero de 110. Para el Reverendo Lawrence el n ú mero no sobrepasa los 100 en El padre Gusinde estim ó la poblaci ó n en 50 para 1945 y nuestro Censo Ind í gena de 1966, da la cifra de "2". Los motivos pueden ser muchos, pero la conclusi ó n una sola: la total incompatibilidad del Yamana con la "civilizaci ó n" europea. Lo que casi no se da en ninguna regi ó n del mundo hoy se puede hallar en Tierra del Fuego: lugares deshabitados que, ocupados por los primitivos fueguinos fueron desalojados por los europeos para luego abandonarlos al no poder adaptarse a ellos. Casos como el de Pen í nsula Mitre y cientos de islas desiertas con restos arqueol ó gicos a flor de tierra, nos muestran claramente que ellos s í sab í an como vivir en ellos. Luego, en las ú ltimas d é cadas del siglo pasado, las concesiones aur í feras chilenas y la explotaci ó n ganadera convocaron a un importante volumen de europeos, muchos de los cuales simplemente usurparon las tierras de los ind í genas. El rumano Julius Propper adquiri ó una criminal fama por sus cacer í as de nativos, que é l hac í a fotografiar con mucho orgullo.

19 18 Los Chaná-Timbú habitaron en ambas márgenes del Río Paraná. En el sur de Santa Fe, nordeste de Buenos Aires, y Entre Ríos. Dividios en varias etnias, (mocoretáes, calchines, quiloazas, corondas, timbúes, caracáes, chanáes, beguaés), compartieron la misma base cultural. La etnia Chaná habitó las tierras bajas de lo que hoy es el Departamento de Victoria en la Provincia de Entre Ríos. Los chanaes o chanás fueron un pacífico pueblo próximo a los charrúascharrúas que habitaba en la República Oriental del Uruguay en la confluenciaRepública Oriental del Uruguay del río Negro con el río Uruguay, las costas e islas de este último y las islas delrío Negrorío Uruguay Delta del Paraná Delta del Paraná en la Argentina entre las provincias de,Argentina Buenos AiresBuenos Aires y hasta en la de Corrientes

20 19 Jíbaro es un término utilizado para referirse a los habitantes de las montañas, que vivían "en tierra" en el corazón de la isla, y son la columna vertebral de la cultura puertorriqueña. En 1820, Miguel Cabrera, un poeta de Arecibo, escribe "Coplas del Jíbaro." En 1835 "xibaro" superficies en francés y americano documentos. En 1849, el doctor Manuel Alonzo, publicó su libro, "Gibaro (antiguo español)." Es evidente, por escrito que estas "Jíbaro" las referencias a la vida rústica o estilo de vida, y que el término es común en la isla. Cabe señalar que el término Jíbaro, de acuerdo con la enciclopedia en línea católica, es también el nombre de un grupo tribal en América del Sur, que significa "montaña los hombres." Jíbaro significa "Pueblo del Bosque" en la lengua taína. Por lo tanto, el plazo, obviamente, vinieron con ellos, ya que emigró de América del Sur. Sin embargo "Jíbaro" - como se utiliza en Puerto Rico, no se utiliza el mismo en Cuba o la República Dominicana, que fueron pobladas con el mismo pueblo Taíno. A principios Puerto Rico era un bosque espeso con muy pocos y carreteras. Es más fácil tomar un barco para llegar al otro lado de la isla que a través de viajes. Aislados Este jíbaros y los ayudó a desarrollar su propia identidad. Municipios se zonas aisladas y los viajes entre los municipios no era común. Cada ciudad fue fundada con una iglesia católica como el "corazón" de la ciudad, y una plaza en frente. Cada pueblo tiene su propia patrona. La gente espera con interés anual de estos patrona festivales y celebraciones de Navidad.

21 20 La música era un componente importante en el desarrollo de la persona Jíbaro. Jíbaros hizo su propio entretenimiento y la mayor parte del tiempo que significaba la música. Con fuertes raíces español, los jíbaros se convirtieron en poetas, compositores, y una gran historia escrutadores. Se escribió y cantó coplas, décimas, seis chorreao, aguinaldos y villancicos, y cuentos de Juan Bobo. Fiestas tomó un nuevo significado para el exceso de trabajo, agotado y campesinos. vacaciones se convirtieron en acontecimientos importantes. Tradicionalmente un Jíbaro era un pobre hombre de montaña (como en el hillbilly de América), alguien de la montaña, en el campo o "la isla" como la que se refieren al corazón de la isla de Puerto Rico. No todos los residentes del interior de la isla se jíbaros. Hacendados Algunos eran de bien que hacer las familias. Hacendados El consideran Españoles, estaban bien educados, a menudo completar su educación en Europa, y habían públicos. Un Jíbaro es el campesino pobre y sin educación, y los analfabetos. Vivió en la pobreza extrema. Hizo ver con lo poco que tenía. Tenía la sabiduría natural. Otros rasgos tradicionalmente vinculados a jíbaros son la honestidad, la valentía, la hospitalidad, la autosuficiencia, y mucho Orgullo. Un jibarito sabía cómo trabajar la tierra, la leche de una vaca, cómo concoct remedios caseros para ambos su familia y sus animales utilizando yerbas. Él inventó "lechón en la varita" y sabía cómo usar un fogón. Hablo en tiempo pasado porque el verdadero Jíbaro está ahora muerto, ido para siempre, pero no olvidados. Más del 50% de los isleños de hoy tienen por lo menos un año de la universidad. Por lo tanto, no podemos decir que hay una verdadera izquierda jíbaros - sólo jíbaros de corazón.

22 21 Aguaruna o awajún (nombre preferido por los hablantes awajún), es una etnia de la selva amazónica peruana. Los aguarunas descienden de los fieros jíbaros, guerreros formidables que defendieron incansablemente su libertad y que, por lo mismo, se mantuvieron durante mucho tiempo fuera del alcance y el conocimiento del hombre occidental. Así, se enfrentaron a las invasiones incaicas, que no lograron someterlos. Tampoco los pudieron adoctrinar los sacerdotes, especialmente jesuítas y dominicos, muchos de los cuales murieron en el intento.selva amazónica peruana jíbaroshombreoccidental incaicasjesuítas Los aguarunas se extendieron por toda la cuenca del río Cenepa y lo que hoy es una parte del territorio sureño del Ecuador. Pertenecen al grupo lingüístico jíbaro, que abarca también a la lengua de los huambisas, los jíbaros propiamente dichos y los achuares. En Ecuador, los aguarunas toman el nombre de "shuar", pero son del mismo tronco jíbaro.cuencarío CenepaterritoriosureñoEcuadorlingüísticohuambisasachuares En el departamento de Amazonas, los aguarunas son mayoría entre las etnias nativas (un 90%, aproximadamente). El paso del tiempo ha determinado que, en gran medida, aguarunas y huambisas se mezclen y conformen una sola etnia. Viven en la provincia de Condorcanqui y forman un consejo aguaruna con alcaldes en distritos como El Cenepa, Santa María de Nieva y Río Santiago.departamento de Amazonas% etniaprovincia de CondorcanquialcaldesdistritosEl CenepaSanta María de NievaRío Santiago

23 22 Siendo por tradición migrantes, un gran contingente aguaruna se asentó en lo que hoy es el valle del Alto Mayo, en el departamento de San Martín. Sin embargo, el aislamiento territorial en el que viven es el principal problema que afrontan estos valerosos indígenas. Ellos constituyen una de las etnias nativas más pobres del mundo. La desnutrición crónica y las enfermedades agobian a sus integrantes. Su carácter libertario les obligó siempre a vivir marginados de la civilización occidental, cultivando, eso si, una riquísima vida espiritual incomprensible para la mayoría de peruanos. La llegada de colonos y la reducción de sus territorios ancestrales los han llevado a los extremos de miseria que hoy en día viven.migrantesvalle del Alto Mayo departamento de San Martínindígenasmundo enfermedadescivilizaciónperuanos colonosdía Su dieta es a base de plátanos, yuca y animales del monte. Los hombres usan coronas de plumas o tawas. Los más viejos visten el itipac (traje) y la mujer el buchak. Hacen humildes vasijas, ollas de barro y platos, tejen canastas de bejuco y elaboran asientos rudimentarios de madera. Aman su identidad cultural y la defienden singularmente, guiados por una cosmovisión interesante, quizá su más importante aporte a la antropología del Perú.plátanosyucaanimalesmonte hombresplumasmujermaderaculturalantropología

24 23 Los primeros habitantes de la isla lo fueron los indios Tainos. Esta tribu ind í gena tenían una forma de ser pasiva. El indio Taino se dedic ó principalmente a la siembra y la pesca. La belleza natural de la isla, prove í a un panorama exquisito donde se desenvolvi ó la base de la cultura de Borik é n, el nombre original de la isla. Los Tainos le nombraron Borik é n en honor al dios de la cosecha. Con su pan de casabe y amor a la tierra y la familia, el indio Taino es la mejor representaci ó n de la familia Puertorrique ñ a de hoy. Pero no todo en la vida del Taino fue paz y prosperidad. Otra tribu existente en el Caribe, eran los indios Caribe. La tribu Caribe era una, dedicada a destruir la vida de los otros ocupantes del área. Viajaban de isla en isla, robando sus cosechas y secuestrando a los trabajadores mas fuertes y las mujeres. Los ataques de los indios Caribe dejaban al Taino d é bil. Sus cosechas destruidas, su mano de obra debilitada y su vía de procreaci ó n disminuida, el Taino estaba destinado a un final pronto y brutal. Los primeros habitantes de la isla lo fueron los indios Tainos. Esta tribu ind í gena tenían una forma de ser pasiva. El indio Taino se dedic ó principalmente a la siembra y la pesca. La belleza natural de la isla, prove í a un panorama exquisito donde se desenvolvi ó la base de la cultura de Borik é n, el nombre original de la isla. Los Tainos le nombraron Borik é n en honor al dios de la cosecha. Con su pan de casabe y amor a la tierra y la familia, el indio Taino es la mejor representaci ó n de la familia Puertorrique ñ a de hoy. Pero no todo en la vida del Taino fue paz y prosperidad. Otra tribu existente en el Caribe, eran los indios Caribe. La tribu Caribe era una, dedicada a destruir la vida de los otros ocupantes del área. Viajaban de isla en isla, robando sus cosechas y secuestrando a los trabajadores mas fuertes y las mujeres. Los ataques de los indios Caribe dejaban al Taino d é bil. Sus cosechas destruidas, su mano de obra debilitada y su vía de procreaci ó n disminuida, el Taino estaba destinado a un final pronto y brutal.

25 24 En 1508 los primeros espa ñ oles llegaron a Puerto Rico. A esta llagada, Borik é n tenia alrededor de 30,000 Tainos pero en menos de 8 a ñ os su poblaci ó n indigena bajo a 4,000 debido principalmente a malnutrici ó n y enfermedades. A su final, el legado del Taino no se ha perdido. La cara del Taino se ve en el Puertorrique ñ o de hoy. Las facciones del Puertorrique ñ o son indiscutiblemente Tainas. Adicionalmente, muchos pueblos de la isla aun llevan su nombre dado por sus inhabitantes originales. Humacao, Guayama, Mayag ü ez y Utuado son solo unos de muchos s í mbolos que nos recuerdan a nuestra cultura y raices

26 25 1º Microsoft ® Encarta ® © Sitios web: 2º :imágenes de aborígenes chilenos y americanos y la información de elloswww.google.cl 3º 4º :aborígenes chilenoswww.icarito.cl


Descargar ppt "1 Aimaras o Aymaras, pueblo amerindio que habita en la alta meseta del lago Titicaca, en el Alto Perú y Bolivia. Los aimaras fueron conquistados por los."

Presentaciones similares


Anuncios Google