La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

La loquita de Jesus Por un gran amor. … En su primera comunión recibió la Hostia y se retiró a su puiesto, inclinó la abeza y permaneció absorta en dulce.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "La loquita de Jesus Por un gran amor. … En su primera comunión recibió la Hostia y se retiró a su puiesto, inclinó la abeza y permaneció absorta en dulce."— Transcripción de la presentación:

1 La loquita de Jesus Por un gran amor

2 … En su primera comunión recibió la Hostia y se retiró a su puiesto, inclinó la abeza y permaneció absorta en dulce diálogo con Jesús.

3 En aquel primer encuentro con su divino Amor hizo nuevos y fervorosos propósitos y se trazó un plan general de vida para el futuro. Vida de Amor, de mortificación y de sacrificio:

4 El primero fue el don total de si misma: alma corazón y vida para Jesús, con la promesa de querer amarlo y servirlo solo a Él en toda su existencia.

5 El segundo: preferir la muerte antes que ofender al señor con el pecado mortal

6 El tercero: Hacer conocer y amar a Dios para reparar las grandes ofensas que cada día Dios recibe de la gente, especialmente de las personas de mi familia.

7 Finalmente, Dios mio, dame una vida de amor, de mortificación y de sacrificio

8 Laura realiza rápidos progresos en la virtud y va sintiendo el deseo de consagrarse a Dios con votos para vincularse más estrechamente a Él y para siempre… pero había algo que impedía la realización de sus santas aspiraciones

9 Oh Jesús, si no puedo ser admitida entre aquellas que se consagran a Ti, a Ti me ofrezco y quiero ser toda Tuya, aunque deba permanecer en el mundo. Cuando obtiene el permiso, su conducta es intachable.

10 Gozaba mirando a las niñas nuevas que entraban al colegio:He ahí otra niña que llega para conocer a Dios y para aprender a amarlo.

11 Mostró siempre una inclinación sobresaliente a la piedad. Su inocente corazón no encontraba paz sino en las cosas de Dios. Decía con frecuencia: Para mi orar o trabajar es la misma cosa; es lo mismo orar, jugar o dormir. Haciendo aquello que debo hacer, hago aquello que Él quiere: esto es lo mismo que yo quiero, esta es mi mejor oración

12 Durante las funciones religiosas, Laura, no se dejaba vencer por el sueño, sabía vencerse y a las compañeras que le preguntaban cómo hacía, respondía simplemente:Lo castigo y lo hago huir

13 Las compañeras insistían:Pero cómo haces para castigar el sueño que no se ve y no se toca? Respondía:IYo no lo castigo directamente, pero cuando me quiere sorprender, me chuzo con una espina en el brazo: el sueño se espanta y huye... Y gracias a Dios hasta ahora me ha dado buenos resultados.

14 Quien quiere conservar puro el corazón debe mortificar los sentidos. Guiada por el Espíritu del Señor, Laura comprende muy pronto esta verdad. Por eso practica con empeño la mortificación interna y externa.

15 Las privaciones y los dolores de Jesús, su abandono, su pobreza y la obediencia eran los temas ordinarios de las riflexiones de Laura en las horas de silencio. Además tenía siempre presentes los propósitos de la Primera Comunión: reparar las ofensas que Dios recibe de los pecadores, por cuya salvación, ella habría dado gustosa la vida.

16 No hablaba nunca mal de nadie; al contrario hablaba soempre bien de todos, sabiendo encontrar las cosas buenas de cada uno. De si misma no hablaba nunca.

17 La obediencia debe ser sin reservas repetía con frecuencia. Amaba tanto esta virtud y la tenía en tanta estima que hacía depender de ella el avance y la perfeccion en las otras virtudes.

18 El obediente cantará victoria. Y así es. Si obedecemos a lo que nos ordenan, el demonio no encuentra de dónde agarrarse; se vencen además los otros enemigos del alma, porque la obediencia mantiene cerradas las puertas por donde elos entran.

19 Alguna de sus amigas más cercanas le preguntó cuáles eran las virtudes que ella más apreciaba: Laura rispondió:Todas. Pero las que más me gustan son: la humildad, la caridad y la pureza. Especialmente prefiero la obediencia porque contiene también las otras. El Señor ama y ayuda a los obedientes.

20 Para Laura era motivo de felicidad entretenerse con las compañeras más pobres. Repetía:Debemos amar y ayudar mucho a los pobres; Jesús decía que a los pobres pertenece el Reino de los Cielos.

21 Movida por una caridad heroica, pidió a su director espiritual el permiso para ofrecerse al Sagrado Corazón de Jesús como víctima por la salvación de los pecadores y de su mamá.

22 A los doce años, Laura sacrificaba la existencia y con alegría prefería la muerte para impetrar la conversón de una sola alma.

23 En su enfermedad, el continuo recuerdo de los sufrimientos de Jesús le infundía fuerza y le comunicaba, en secreto, un gran deseo de sufrir.

24 No le faltaron también los sufrimientos del espíritu. El Señor la probaba con frecuentes arideces interiores.Ah, Jesús, esta semana me has dejado sola.

25 La Eucaristía era para Laura el centro de sus aspiraciones.Tudos los sacramentos son importantes, pero la Eucaristía es elmás grande. En el bautismo recibimos la vestidura nupcial, en la comunión, el Esposode nuestras almas. Se pueden imaginar felicidad y alegría más grandes? Nuestro Dios Creador y Salvadore viene a nosotros, se une a nosotros. IHS

26 Del amor de Jesdús, como de una fuente emanaba en Laura otro amor, otra devoción: el amor y la devoción a María Santísima. Ella es mi Madre!

27 Su confianza en la ayuda de María y en la misericordia del Sagrado Corazón la animaban en la exigencias para el triunfo de la gracia y se ofreció en holocausto a Jesús y a su Madre, María.

28 Tu voluntad, Jesús! Sì, se cumpla en mi tu voluntad!

29 Laura había llegado al final de su camino sobre la tierra. Una sola cosa le faltaba aún.

30 Sí, mamá, yo muero. Yo misma se lo he pedido a Jesús: para obtener la gracia de que te conviertas a Dios!... Mamá, antes de morir no tendré la alegría de verte arrepentida? Querida Laura, te juro que de ahora en adelante haré lo que me pides. Sí! Estoy arrepentida y Dios es testigo de mi promesa!...

31 Laura da un amoroso beso al crucifijo que tenía entre sus manos. Lo abraza contra su corazón mientras sus labios pronunciaban suave y ardientemente: Gracias, Jesús! Gracias, María!... Muero contenta!

32 Sr. Alba Vernazza fma


Descargar ppt "La loquita de Jesus Por un gran amor. … En su primera comunión recibió la Hostia y se retiró a su puiesto, inclinó la abeza y permaneció absorta en dulce."

Presentaciones similares


Anuncios Google