La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

CAMBIO CLIMÁTICO: Verdades y Mitos by NyloNylo. Índice Introducción al calentamiento global Atmósfera, Efecto Invernadero, Sensibilidad climática, Efecto.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "CAMBIO CLIMÁTICO: Verdades y Mitos by NyloNylo. Índice Introducción al calentamiento global Atmósfera, Efecto Invernadero, Sensibilidad climática, Efecto."— Transcripción de la presentación:

1 CAMBIO CLIMÁTICO: Verdades y Mitos by NyloNylo

2 Índice Introducción al calentamiento global Atmósfera, Efecto Invernadero, Sensibilidad climática, Efecto Iris Paleoclimatología Eras de La Tierra, correlación CO2-Temperatura, el pasado reciente, el palo de hockey. El Sol Ciclos solares, manchas solares, viento solar, mínimos de Maunder y Dalton, Rayos Cósmicos Galácticos, Teoría. El clima en el siglo XX Histórico de temperaturas, ciclos climáticos, ENSO, PDO Previendo el futuro Predicciones de temperaturas, los polos, los glaciares, nivel del mar, huracanes, acidificación oceánica, osos polares… y el Sol.

3 Introducción al Calentamiento Global

4 La atmósfera terrestre En ausencia de vapor de agua, la atmósfera terrestre es una mezcla de gases bastante homogénea. El contenido en vapor de agua varía regional y temporalmente, y supone en promedio el 1% de la atmósfera. El IPCC calcula que la temperatura media de la atmósfera terrestre subirá entre 2 y 4,5ºC (~3ºC) por cada doblamiento de la concentración de uno de esos gases, el CO2, debido al efecto invernadero. El IPCC dice no poder descartar subidas de temperatura sustancialmente mayores que las citadas. Se estima y se acepta que, desde la revolución industrial, nuestras emisiones ya han elevado la concentración de CO2 en la atmósfera en un 40% (desde 280 hasta 387 ppm). Fuentes: Wikipedia, atmósferaWikipedia, atmósfera IPCC 4th Assesment Report (2007) Medidas de CO2 en Mauna Loa

5 Composiciones ACTUAL y FUTURA de la atmósfera terrestre ActualTras doblar CO2 Independientemente del efecto que el CO2 pueda tener sobre las temperaturas, ¿cabe decir que nos estamos cargando la atmósfera?

6 El Efecto Invernadero La Tierra recibe energía radiada desde el Sol, principalmente en el espectro visible, calentándose, y se enfría al liberarla a una longitud de onda mucho mayor, en el espectro infrarrojo. El efecto invernadero consiste en una reducción de la capacidad del planeta para enfriarse, debido a que ciertos gases de la atmósfera absorben parte de la radiación de la superficie terrestre y la reemiten hacia abajo.

7 Gases de Efecto Invernadero El CO2 es un gas de efecto invernadero, pero no es el principal gas de efecto invernadero. El efecto invernadero provocado por el CO2 es al menos un orden de magnitud inferior al del vapor de agua, que es causante directo del 90% del efecto invernadero de La Tierra. Está calculado y aceptado que la sensibilidad climática asociada al efecto invernadero del CO2 daría lugar a un incremento de sólo entre 1 y 1,2ºC de la temperatura por cada doblamiento de la concentración de CO2 en la atmósfera, en ausencia de otros cambios. El IPCC basa su cálculo de sensibilidad climática de entre 2 y 4,5ºC (3ºC es su best estimate) en una realimentación positiva del vapor de agua en la atmósfera, que también aumentaría, incrementándose el efecto invernadero total. Fuentes: IPCC 4th Assesment Report (2007)IPCC 4th Assesment Report (2007)

8 Sensibilidad climática Con la sensibilidad climática estimada por el IPCC de unos 3ºC por doblamiento de la concentración de CO2, al incremento del 40% del CO2 que el hombre YA ha provocado desde la revolución industrial le debería haber acompañado una subida de temperaturas de 1,5ºC. Sin embargo la subida de temperaturas experimentada ha sido, hasta la fecha, de sólo 0,7ºC. El IPCC explica esta discrepancia diciendo que el sistema aún no ha alcanzado su equilibrio, es decir, que aunque no siguiésemos aumentando la concentración de CO2, las temperaturas seguirían subiendo hasta alcanzar esos 1,5ºC de subida unas décadas después. Hay heat in the pipeline, o calentamiento por venir. Fuentes: Histórico de temperaturas globales GISTEMP, NASAHistórico de temperaturas globales GISTEMP, NASA

9 El Efecto Iris El efecto Iris es una teoría todavía no demostrada, pero tampoco refutada. Mediante este efecto, La Tierra autorregularía su temperatura. Funcionaría como un termostato planetario. Los negacionistas o escépticos pensamos que el efecto Iris tiene la capacidad de eliminar esa realimentación positiva que el IPCC da por sentada para elevar la sensibilidad al doblamiento del CO2 desde los teóricos 1,2ºC hasta los alarmantes 3ºC. Nos basamos en el reducido nivel de calentamiento observado hasta la fecha, y en el ciclo diario de nubosidad que tiene lugar en los trópicos (ver a continuación). El IPCC no cree que un aumento del vapor de agua en la atmósfera vaya a dar lugar automáticamente a un incremento de la nubosidad. No se pronuncia sobre el asunto y los modelos climáticos que utiliza no tienen en consideración este efecto. Calentamiento Más vapor de agua Más nubes Más albedo, menos insolación Enfriamiento

10 El Efecto Iris en los trópicos Es un hecho que el Efecto Iris ocurre en los trópicos, donde la cobertura nubosa sigue una evolución tipo conocida a lo largo del día: poca nubosidad por las mañanas va incrementándose según avanza el día y se calienta el mar, incrementando el albedo y limitándose el calentamiento que recibe del sol. Fuentes: Estudio de la regulación de las tormentas en las temperaturas, por Willis EschenbachEstudio de la regulación de las tormentas en las temperaturas, por Willis Eschenbach

11 El Efecto Iris: sí o no Aunque no ha podido ser refutado, el IPCC niega el Efecto Iris porque tampoco está científicamente demostrado, y los modelos climáticos con los que cuenta son capaces de reproducir el calentamiento terrestre reciente sin contar con este efecto. De hecho el IPCC dice textualmente que la mayor parte del incremento de temperaturas medias globales observado desde mediados del siglo XX es muy probablemente debido al incremento observado en las concentraciones de gases de efecto invernadero de procedencia humana. Los escépticos creemos en el Efecto Iris por lo reducido del calentamiento reciente (0,7ºC en lugar de 1,5ºC), por las evidencias de lo que ocurre en el trópico, y porque además somos capaces de encontrar causas naturales distintas del CO2 para explicar parte de ese calentamiento experimentado. Fuentes: Histórico de temperaturas globales GISTEMP, NASAHistórico de temperaturas globales GISTEMP, NASA IPCC 4th Assesment Report (2007)

12 LA PREGUNTA En el fondo, la gran pregunta que separa a los escépticos de los alarmistas es cuánto se calentará el planeta si se dobla la concentración de CO2, incluyendo todas las posibles realimentaciones positivas y negativas del sistema: ¿Cuál es la sensibilidad climática?

13 Paleoclimatología

14 La paleoclimatología es la ciencia que estudia cómo era el clima de La Tierra antes de que el hombre dejara constancia escrita de los datos pertinentes. A través de cálculos de las concentraciones de isótopos de ciertos elementos químicos en excavaciones del hielo antártico a gran profundidad y otros proxies es posible calcular, groso modo, el historial de temperaturas y de concentración de CO2 atmosférico en el pasado lejano del planeta. Los gráficos que mostraré a continuación están comunmente aceptados y no son objeto de discusión entre escépticos y alarmistas bien informados.

15 CO2 y Temperatura Evolución de la concentración del CO2 y la temperatura de la atmósfera en La Tierra. Fuente: Veizer, J., Ala, D., Azmy, K., Bruckschen, P., Buhl, D., Bruhn, F., Carden, G.A.F., Diener, A., Ebneth, S., Godderis, Y., Jasper, T., Korte, C., Pawellek, F., Podlaha, O. and Strauss, H., Sr/86Sr, d13C and d18O evolution of Phanerozoic seawater. Chemical Geology 161,

16 Correlación CO2 - Temperatura Tenemos información mucho más detallada de la fantástica correlación entre temperatura y CO2 en los últimos 800 mil años. Los alarmistas han utilizado en el pasado esta gráfica para demostrar cómo el CO2 afecta a la temperatura del planeta. Fuentes: Southern Hemisphere and Deep-Sea Warming Led Deglacial Atmospheric CO2 Rise and Tropical Warming, Lowell Stott, Axel Timmermann, and Robert Thunell (19 October 2007), Science 318 (5849), 435.

17 Outgassing Un análisis más detallado muestra que es la concentración de CO2 la que responde a los cambios de temperatura, con un retraso promedio de unos 800 años. Fue la temperatura la que provocó cambios en la concentración de CO2 en el pasado, y no al revés. Se debe al fenómeno del outgassing. El outgassing se produce porque la capacidad de los océanos para mantener CO2 y otros gases disueltos en el agua decrece con la temperatura. Al aumentar la temperatura del agua, se libera a la atmósfera parte del CO2 disuelto en el agua hasta alcanzarse un nuevo punto de equilibrio. Fuentes: Southern Hemisphere and Deep-Sea Warming Led Deglacial Atmospheric CO2 Rise and Tropical Warming, Lowell Stott, Axel Timmermann, and Robert Thunell (19 October 2007), Science 318 (5849), 435.

18 Implicaciones del Outgassing Aunque se acepta que en el pasado fueron fundamentalmente los cambios de temperatura los que originaron cambios en la concentración de CO2, esto no refuta el Efecto Invernadero: el CO2 podría haber amplificado los cambios de temperatura. Sin embargo también queda claro que han existido en el pasado causas naturales mucho más importantes que el CO2 que han ocasionado variaciones de temperaturas muy superiores a las que ahora experimentamos. Sabemos muy poco de esas causas. También queda claro que La Tierra ha pasado por épocas históricas con una concentración de CO2 atmosférico hasta 10 veces superior a la actual, sin que esto supusiera problema alguno para la vida en el planeta. De hecho, varias de estas épocas se caracterizaron por una gran exuberancia y proliferación de la vida. De esta vida provienen muchos depósitos de petróleo y gas natural que hoy extraemos incluso en el ártico.

19 El pasado reciente (Europa) El IPCC en 1990 publicaba esta gráfica de las temperaturas de los últimos 1000 años en Europa, que a más de uno le sorprenderá: Fuente: IPCC, 1st Assesment Report

20 El Palo de Hockey El IPCC en 2000, de la mano de Michael Mann, publicaba esta otra gráfica de las temperaturas de los últimos 1000 años en el Hemisferio Norte. Esta gráfica fue muy difundida y se la conoce como el Hockey Stick: Fuente: IPCC, 3rd Assesment Report

21 El fraude del Palo de Hockey El Palo de Hockey fue un análisis realizado con técnicas estadísticas inapropiadas, otorgando en la reconstrucción un peso muy destacado a los proxies de temperatura que mostraban lo que Mann quería, y que además son considerados claramente inapropiados como proxies de temperatura por las asociaciones de dendroclimatología por estar sujetos a estrés hídrico y mostrar una respuesta elevada por fertilización a cambios de la concentración de CO2: los Bristlecone Pine Trees. A pesar de que el estudio de Mann utilizaba cientos de proxies de temperatura, bastaba eliminar del estudio a los Bristlecone Pine Trees para que la figura del palo de hockey desapareciera. A día de hoy el Palo de Hockey se considera superado y el IPCC ya no trata de defenderlo, habiendo desaparecido de su último informe en El IPCC se ha retractado de afirmaciones anteriores donde calificaba a las actuales temperaturas como sin precedentes en los últimos 1000 años. Sin embargo, esto no ha sido obstáculo para que sigamos encontrando el Palo de Hockey en documentales alarmistas como Una verdad incómoda. Fuentes: Hockey sticks, principal components, and spurious significance, Steve McIntyre and Ross McKitrick (12 February 2005), Geophysical Research Letters Vol. 32, L03710 The Ababneh ThesisThe Ababneh Thesis: Analysis of Radial Growth Patterns of Strip-Bark and Whole-Bark Bristlecone Pine Trees in the White Mountains of California […]Analysis of Radial Growth Patterns of Strip-Bark and Whole-Bark Bristlecone Pine Trees in the White Mountains of California […]

22 La gran pregunta La gran pregunta que surge a continuación es clara: si en los últimos 1000 años la temperatura del planeta ha sufrido vaivenes superiores al actual sin que el hombre influenciara las concentraciones de CO2, ¿Qué provocó esos vaivenes de temperatura? Los modelos climáticos utilizados por el IPCC no son capaces de explicar esos vaivenes. El IPCC elude la pregunta y sigue manteniendo que no se puede explicar el calentamiento del siglo XX mediante causas naturales.

23 El Sol

24 El Sol: introducción Los ciclos solares son cambios de la polaridad magnética del Sol cada 11 años, aproximadamente. Las manchas solares son áreas de intensa actividad magnética en la superficie del Sol que inhiben la convección, formando áreas de temperatura reducida con menor intensidad lumínica. Muchas veces pueden ser percibidos desde La Tierra como manchas oscuras, sin necesidad siquiera de telescopios. La frecuencia de aparición de manchas solares varía enormemente a lo largo de un ciclo solar, siendo poco frecuentes al principio y al final de un ciclo, y muy frecuentes en medio.

25 El Viento Solar (I) El Viento Solar es un chorro de partículas cargadas, fundamentalmente electrones y protones, que es eyectado continuamente desde la atmósfera superior del Sol. Cuando es muy intenso da lugar a las auroras boreales. Existe una correlación clara entre la cantidad de manchas solares del Sol y la intensidad del viento solar: a mayor cantidad de manchas solares, más viento solar. La velocidad y presión del viento solar está sujeta a cambios de más del 10% a lo largo de un ciclo solar típico, en función de la cantidad de manchas solares.

26 El Viento Solar (II) Sin embargo la energía electromagnética que recibe La Tierra del Sol fundamentalmente en el espectro visible, la TSI (Total Solar Irradiance), apenas varía un 0,1% a lo largo de un ciclo solar. El IPCC descarta que el calentamiento observado durante el siglo XX tenga que ver con un cambio de comportamiento del Sol, debido a que la pequeñísima variación de la energía que emite no podría provocar un calentamiento tan grande en La Tierra. Por lo tanto el IPCC descarta que el Viento Solar, que sí ha experimentado grandes variaciones, tenga influencia sobre el clima de La Tierra. Fuentes: Wikipedia – Solar Wind, Solar Cycle, SunspotSolar WindSolar CycleSunspot IPCC 4th Assesment Report (2007)

27 Viento Solar y Manchas Solares El viento solar se lleva midiendo desde hace sólo 50 años. Sin embargo, las manchas solares llevan siendo estudiadas desde hace casi 400 años. Debido a la alta correlación observada entre la intensidad del Viento Solar y la proliferación de manchas solares, éstas son consideradas un indicador fiable de la intensidad del viento solar en el pasado. Se asume, sin que sea objeto de debate entre alarmistas y escépticos, que el viento solar experimentó en el pasado los mismos mínimos que se han observado en la frecuencia de las manchas solares: los mínimos de Maunder y de Dalton.

28 Maunder Minimum A finales del siglo XVII, hubo un período de 30 años en los que sólo se contabilizaron 50 manchas solares, cuando lo normal hoy en día para un período similar serían más de A este período con manchas solares casi inexistentes se le conoce como el Maunder Minimum. El Mínimo de Maunder coincidió con la parte central y más fría de la conocida como Little Ice Age ( d.C.), una época durante la cual Europa y América, y posiblemente el resto del mundo, experimentaron inviernos terriblemente fríos. El Támesis y los canales de Holanda se congelaban con asiduidad, los glaciares de los Alpes avanzaron destruyendo aldeas enteras, y el mar entre Suecia y Dinamarca se llegó a congelar en 1658 permitiendo la invasión de Zealand. La población de Islandia se redujo a la mitad, las colonias nórdicas de Groenlandia desaparecieron por hambre, se batieron récords de nevadas por toda Europa, y hubo años de hambre y muerte por la irregularidad de las cosechas. Debido a que no existe un mecanismo demostrado científicamente que relacione manchas solares o viento solar con el clima terrestre, el IPCC achaca esta coincidencia a la pura casualidad. El IPCC tampoco admite como válido que la LIA afectase a todo el globo, por falta de información sobre otras regiones.

29 Dalton Minimum Entre 1790 y 1830, la cantidad de manchas solares observadas promedió sólo una tercera parte de lo que ha sido habitual, por ejemplo, durante el siglo XX. A este período de baja actividad solar se lo conoce como el Dalton Minimum. El Mínimo de Dalton fue otro período de bastante frío en Europa, aunque no tanto como el observado durante el Mínimo de Maunder. Algunas estaciones meteorológicas alemanas registraron bajadas de 2ºC en la temperatura promedio en un período de sólo 20 años. En 1816 se produjo el año sin verano, donde comportamientos anormales de la climatología destruyeron cosechas en Europa y América, cayeron nevadas de 30 cm en Quebec en Junio y se observó hielo de río incluso en Pensylvania durante Julio y Agosto. El IPCC tampoco reconoce una relación de causalidad entre la baja actividad solar y el frío experimentado durante estos años. Fuentes: Wikipedia – Maunder Minimum, Little Ice Age, Dalton MinimumMaunder MinimumLittle Ice AgeDalton Minimum IPCC 4th Assesment Report (2007)

30 Otros Mínimos y Máximos Gracias al análisis de la proporción de isótopos de Carbono 14 en anillos de árboles, que se sabe fuertemente correlada con la actividad solar, tenemos información sobre otros Mínimos y Máximos anteriores al comienzo de la observación sistemática de las manchas solares. A pesar de que tenemos constancia en registros históricos de que todos los máximos coincidieron con períodos cálidos o de calentamiento en Europa y todos los mínimos con períodos fríos o de enfriamiento, el IPCC no reconoce que exista una relación de causalidad entre la actividad solar y el clima, ni que lo ocurrido en Europa se pueda extrapolar al resto del mundo. Fuente: Reimer, PJ, MGL Baillie, E Bard, A Bayliss, JW Beck, CJH Bertrand, PG Blackwell, CE Buck, GS Burr, KB Cutler, PE Damon, RL Edwards, RG Fairbanks, M Friedrich, TP Guilderson, AG Hogg, KA Hughen, B Kromer, G McCormac, S Manning, CB Ramsey, RW Reimer, S Remmele, JR Southon, M Stuiver, S Talamo, FW Taylor, J van der Plicht, CE Weyhenmeyer (2004). "IntCal04 Terrestrial Radiocarbon Age Calibration, 0–26 cal kyr BP". Radiocarbon 46 (3):

31 Galactic Cosmic Rays Los GCR son una radiación a base de partículas cargadas de altísima energía y que se cree procedente de explosiones de supernovas. La Heliosfera se define como la región del espacio dentro de la Heliopausa, que es la frontera entre la zona donde predomina el viento solar y la zona donde los GCR son mayoritarios. Esta frontera no está quieta: se encuentra más cerca o más lejos del Sol según la intensidad del viento solar. Aunque La Tierra está bien dentro de la Heliosfera, protegida por el Viento Solar, algunos GCR logran alcanzar a La Tierra. La cantidad puede medirse en monitores de neutrones, y se ha observado que está fuertemente anticorrelada con las manchas solares. Fuentes: Wikipedia – Galactic Cosmic Rays, Cosmic Rays, Neutron MonitorGalactic Cosmic Rays Neutron Monitor

32 Teoría de los GCR La razón por la que el IPCC rechaza la influencia del Sol en los vaivenes climáticos de, al menos, los últimos 1000 años, es que no existe ninguna teoría científica que explique convincentemente de qué manera podría el viento solar provocar esos cambios, cuando la energía que nos llega del sol se mantiene casi constante. Henrik Svensmark, un científico del Instituto Danés para la Investigación Espacial, postuló hace ya algunos años un mecanismo por el cual esa influencia sería factible. Se la conoce como la Teoría de los Rayos Cósmicos Galácticos (GCR). La teoría aún no ha sido demostrada, y no puede considerarse científica en sentido estricto, pero tampoco ha podido ser refutada, de momento es una conjetura. Actualmente hay en marcha un experimento en el CERN, el proyecto CLOUD, que pretende dirimir la cuestión. La teoría dice que los GCR pueden ser un factor importante en la formación de nubes, al descomponer ciertas moléculas atmosféricas en iones que posteriormente pueden servir de núcleos de condensación en torno a los cuales se forman las gotas que conforman las nubes. Entonces, una mayor afluencia de GCR daría lugar a un incremento de la cobertura nubosa del planeta, provocando que una porción mayor de esa energía sea reflejada al espacio en vez de calentar la superficie terrestre. Fuentes: Influence of Cosmic Rays on Earths Climate, Henrik Svensmark, Physical Review Letters, 15th October 1998Influence of Cosmic Rays on Earths Climate, Henrik Svensmark, Physical Review Letters, 15th October 1998 The CLOUD Project

33 A favor de la Teoría de los GCR La correlación entre el nivel de actividad del Sol y el clima terrestre es bastante clara, dondequiera que tenemos datos para comparar ambas. Una sensibilidad al CO2 tan alta como la que sugiere el IPCC es prácticamente descartable, a juzgar por lo que sabemos del clima en épocas pasadas. De lo contrario habríamos entrado fácilmente en efectos de escapada. Permite explicar gran parte del calentamiento del siglo XX solamente por la actividad solar, reduciendo la sensibilidad real al CO2. Las grandes reducciones de temperatura de hasta 10ºC de la Tierra en eras geológicas pasadas (y en la actual) han podido coincidir con el paso de nuestro sistema solar por los brazos de la Vía Láctea, con mayor concentración de GCR.

34 En contra de la Teoría de los GCR Aunque la comunidad científica acepta que los GCR faciliten la aparición de núcleos de condensación para la formación de nubes, no se ha demostrado que sea un efecto significativo. Técnicamente, podría tener una influencia miles de veces menor que otros factores.

35 El Clima en el siglo XX

36 Temperaturas en el siglo XX Existen varios sets de temperaturas publicados por distintos organismos que pretenden representar la evolución de la anomalía de la temperatura global del planeta durante el siglo XX. Entre ellos destaca el de GISTEMP, perteneciente a la NASA. Es el más utilizado. Los escépticos pensamos que las técnicas que emplea probablemente exageran el calentamiento reciente, pero aún así las aceptamos como punto de partida para discutir la evolución de temperaturas. Fuentes: GISTEMPGISTEMP GISTEMP data

37 Weather is not Climate Los alarmistas suele presentar el hecho de que la tendencia de subida de la temperatura entre 1975 y 1998 es mucho mayor que la que había antes como prueba de que el calentamiento global se está recrudeciendo al aumentar nuestras emisiones de CO2. Sin embargo, rechazan que la ausencia de una tendencia alcista de temperaturas en la última década signifique que el calentamiento se ha terminado. Weather is not climate. ¡Ya podían utilizar el mismo criterio para calificar la subida entre el 75 y el 98!

38 Vaivenes de ~30 años La gráfica de temperaturas anterior muestra vaivenes claros en las temperaturas que cambian la tendencia aproximadamente cada 30 años. Estos vaivenes se neutralizan a largo plazo, pero a corto plazo alteran sustancialmente las tendencias de calentamiento o enfriamiento. Se sabe de varios fenómenos naturales que parecen regular estos vaivenes, aunque no las causas de los mismos. Entre estos fenómenos destacan los oceánicos ENSO (El Niño Southern Oscillation) y PDO (Pacific Decadal Oscillation). Escoger las últimas décadas del siglo XX como prueba de un calentamiento acelerado es ventajista, porque ambos fenómenos estaban en fase positiva favoreciendo el calentamiento, y sabemos que eso a la larga se cancela. Además, como ya hemos visto, la actividad solar estaba en uno de sus máximos.

39 ENSO Determinadas configuraciones de las anomalías de temperatura en el Pacífico Sur tienen un gran efecto sobre las condiciones climáticas, fundamentalmente en Sudamérica y en Australia. Aunque se empezó a medir en los años 50, se cree que los vaivenes de aproximadamente 30 años de duración en la frecuencia de aparición de fenómenos de El Niño y La Niña se vienen produciendo desde mucho antes, pues conocemos los efectos que estas anomalías provocan, y podemos estudiar cómo fueron en el pasado. Cuando hay El Niño, la temperatura planetaria sube apreciablemente, el clima sudamericano se hace lluvioso y el australiano por el contrario se vuelve más seco. Cuando hay un fenómeno de La Niña ocurre lo contrario.

40 Pacific Decadal Oscillation Determinadas configuraciones de las anomalías de temperatura del Pacífico Norte, entre Canadá y Corea, también tienen un efecto sobre las condiciones climáticas locales. Cuando la PDO está en fase positiva, la temperatura planetaria tiende a subir, y cuando está en fase negativa tiende a bajar. Cambia de fase cada 30 años aproximadamente. Además, el hielo del Ártico también tiende a desaparecer en las fases positivas y reaparecer en las negativas. La productividad biológica del océano también se ha visto afectada por las fases positiva y negativa de la PDO. Es probable que PDO y ENSO estén relacionados, y que la fase de la PDO afecte a la frecuencia de aparición de fenómenos de El Niño y La Niña. Fuentes: NASAs Jet Propulsion Laboratorty – SCIENCE – El Niño / La Niña & PDONASAs Jet Propulsion Laboratorty – SCIENCE – El Niño / La Niña & PDO Wikipedia: PDOPDO

41 Previendo el futuro

42 Predicciones de Temperatura (I) Los alarmistas creen que vamos a seguir una línea de calentamiento superior a la tendencia observada en el último cuarto del siglo XX. Prevén un calentamiento que se irá recrudeciendo extraordinariamente (ver gráfico, línea rosa) Los escépticos creemos que la tendencia observada en el último cuarto de siglo no es la verdadera tendencia subyacente sino que está exagerada por los ciclos positivos de ENSO / PDO, y que la sensibilidad al CO2 es inferior a la que clama el IPCC. Aún así, puesto que el efecto invernadero existe, la tendencia también irá in crescendo, pero más al estilo de la línea amarilla del gráfico mostrado. Ambas predicciones asumen que no haya cambios significativos en la actividad solar.

43 Predicciones de Temperatura (II) En los últimos 10 años, las temperaturas no han subido. La explicación de los alarmistas es que el calentamiento sí se ha producido, pero no lo vemos. Ha sido almacenado temporalmente en el fondo del mar, pero terminará saliendo. Y desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos…

44 Predicciones de Temperatura (III) La afirmación de que se ha producido cierto calentamiento pero las corrientes marinas lo han sumergido carece de toda base científica o pruebas al respecto. Es una afirmación gratuita. El proyecto ARGOS, consistente en miles de sondas marinas robotizadas que, desde 2004, periódicamente analizan la temperatura del mar, en distintos puntos del globo, a profundidades entre 0 y 400 metros, no muestra ninguna tendencia de calentamiento del mar a ninguna profundidad.proyecto ARGOS

45 ¿Quién tiene razón? Sólo el paso del tiempo podrá poner a cada uno en su sitio. De momento, la evolución de los últimos 10 años se ha aproximado más a las predicciones de los escépticos que a las de los alarmistas. La defensa de los alarmistas es que tiene que pasar más tiempo. Sin embargo quieren que actuemos ya, sin esperar a que se confirme o desmienta nada. En cualquier caso las predicciones de los escépticos cuentan con que el Sol mantenga un nivel de actividad tan alto como ha sido habitual en el siglo XX. Si la actividad del Sol cayera a niveles más normales, las predicciones escépticas serían revisadas a la baja.

46 Otras predicciones Aparte de las predicciones de subidas de temperaturas, los alarmistas realizan otra serie de predicciones sobre efectos terribles que sufriremos por culpa del calentamiento. Entre ellas destacan: –Rápida subida del nivel del mar. –Derretimiento de los polos, en especial del ártico. –Desaparición de los glaciares. –Aumento de la frecuencia de fenómenos atmosféricos extremos. –Acidificación de los océanos. –Desaparición de los osos polares.

47 El Nivel del Mar El nivel del mar ha estado subiendo sin parar desde el final de la última glaciación. La velocidad de subida lleva varios milenios estabilizada entorno a 2mm/año, o 20cm/siglo, aunque puede experimentar ligeras variaciones en la velocidad de subida en períodos cortos de tiempo.

48 El Nivel del Mar (II) Si miramos los últimos 15 años, la subida se ha incrementado muy ligeramente: la tendencia es de 3,2 mm/año o 32 cm/siglo. Durante el siglo XX subió sólo 18 cm. Esta tendencia daría lugar a una subida inferior a la que proyecta el IPCC. Pero el IPCC cuenta con que la tendencia siga acelerando. Sin embargo, durante los últimos 3 años el nivel del mar no ha subido NADA, CERO.

49 El derretimiento de los polos (I) La evolución del hielo marino en el Hemisferio Norte sólo la llevamos midiendo por satélite desde Por tanto siempre la hemos medido estando la PDO en fase positiva. En los 30 años de mediciones se observa una clara tendencia a la baja. En 2007 se alcanzó un mínimo atípico debido a una configuración inusual de corrientes y vientos que desplazaron el hielo a latitudes inferiores donde se derritió. Esto fue aprovechado por los alarmistas para predecir el fin del hielo en el ártico en 5 años. En 2008, como no podía ser de otra forma, el hielo comenzó su lenta recuperación, y en lo que llevamos de 2009 ha sido en todo momento superior a la media de los últimos 5 años.

50 El derretimiento de los polos (II) Aunque por entonces no se medía, tenemos indicios a partir de registros de barcos mercantes y fotografías de que, la última vez que la PDO estuvo en fase positiva, el hielo del ártico también se redujo considerablemente, estando a mediados de los años 40 y 50 en niveles similares a los de hoy. Por lo tanto, la actual reducción del hielo marino del ártico no es un fenómeno sin precedentes, sino que más bien parece un fenómeno cíclico.

51 El derretimiento de los polos (III) Mientras el hielo marino en el Hemisferio Norte se reducía, el hielo marino en el Hemisferio Sur ha estado aumentando. En los 30 años de mediciones se observa una clara tendencia al alza. A primeros de 2008 se alcanzó un máximo positivo en la anomalía de hielo marino en el Hemisferio Sur de casi 2 millones de km2 con respecto a la media en el período de referencia. Durante todo el año 2009, la anomalía se ha mantenido en valores positivos, siendo ahora (10/06/2009) de +1 millón de km2: tenemos 10,8 millones de km2 de hielo marino cuando lo normal para la fecha serían 9,8. Tenemos un 10% de más.

52 El derretimiento de los polos (IV) Globalmente, considerando conjuntamente ambos hemisferios, se aprecia una pérdida tipo de km2, sobre un valor total que oscila alrededor de los 19 millones. Hablamos por tanto de una pérdida de sólo el 2,5% a lo largo de 30 años de unas condiciones climáticas favorecedoras del calentamiento. Adicionalmente sabemos que aunque se derritiese todo, el nivel del mar no subiría absolutamente nada, porque se trata de hielo marino flotante. Sólo el derretimiento de hielo emergido, ubicado sobre plataformas continentales (Antártida, Groenlandia, glaciares varios), así como la expansión térmica, darían lugar a una subida del nivel del mar.

53 Glaciares menguantes (I) Muchos glaciares en todo el mundo están retirándose lentamente y algunos están en riesgo de desaparición. Esta retirada es particularmente notable en zonas de Groenlandia, donde áreas muy extensas que antes estaban cubiertas de hielo están dando lugar a praderas verdes en los meses de verano. Esta retirada de glaciares, sin embargo, no está siendo observada en Los Andes, sudamérica, donde no se percibe ninguna tendencia desde 1950.

54 Glaciares menguantes (II) La retirada de los glaciares no es un fenómeno sin precedentes. De hecho, al retirarse éstos, se están encontrando restos arqueológicos y biológicos que datan de la Edad Media y que prueban que en esos lugares ya se retiró el hielo con anterioridad, y no sólo eso, sino que el clima era lo bastante benigno como para permitir el desarrollo de especies de plantas que hoy no podrían crecer ahí por hacer demasiado frío. Restos orgánicos encontrados en Groenlandia tras retirada de glaciar (70º45N, 22ºW), datados entorno al año 1000 dC, prueban temperaturas necesariamente superiores a las actuales en esa época, y que la retirada de los glaciares no es sin precedentes.

55 Glaciares menguantes (III) Pese a las mayores temperaturas, no parece que las gentes de la Edad Media tuviesen ningún problema climático, ni que viviesen ahogados por el nivel del mar. Al contrario, vivieron épocas de prosperidad y buenas cosechas, razón por la que los historiadores del clima conocen a la época como el Óptimo Climático Medieval. Groenlandia en inglés se dice Greenland, Tierra Verde. No la bautizaron así los vikingos por el color de la nieve. Groenlandia, más atrás en el tiempo: Atrapados en núcleos de hielo de años de antigüedad se han encontrado trazas de ADN pertenecientes a especies de plantas e insectos que sugieren que las temperaturas entonces eran hasta 5 grados superiores a las actuales.

56 Meteorología Extrema (I) A raíz del huracán Katrina que asoló Nueva Orleans en 2005 aparecieron estudios alarmistas indicando que, como consecuencia del calentamiento global, deberíamos esperar un aumento de los fenómenos atmosféricos extremos, tanto en cantidad como en virulencia. Se presentaron estudios mostrando una tendencia alcista del número de ciclones de categorías 4 y 5 entre 1974 y Se dijo que el calentamiento del mar hace que haya más energía disponible para que se desencadenen estos fenómenos. Se han presentado estudios mostrando un incremento de la mortalidad provocada por estos fenómenos. Se han elaborado predicciones fatalistas sobre lo que cabe esperar en el futuro en relación a estas tormentas extremas, afirmando que los más castigados serán los más pobres.

57 Meteorología Extrema (II) Desde 2005 el índice de energía ciclónica acumulada en el planeta ha caído a plomo. En estos momentos está en un mínimo histórico desde que se viene midiendo, hace 30 años. Se ha demostrado que el incremento de mortalidad de la población humana debido a eventos de este tipo observada en las últimas décadas se ha debido a incrementos de la población que habitaba en las zonas de riesgo.

58 Acidificación de los océanos (I) Algunos estudios han estimado que el pH de la superficie oceánica se redujo, entre 1971 y 1994, desde aproximadamente 8,179 hasta 8,104 (-0,075). Esta acidificación se debe a una mayor absorción del CO2 atmosférico por parte del mar, debido a que las mayores concentraciones atmosféricas rompen el equilibrio previamente existente. Estudios han estimado que si la concentración de CO2 atmosférico pasa a 560 ppm en 2050, el pH se habrá reducido a 7,949 (-0,230). Se cree que la reducción del pH afectará negativamente a organismos calcificantes como cocolitóforos, corales, crustáceos y moluscos.

59 Acidificación de los océanos (II) Sin embargo, los corales de todo el mundo siguen creciendo de manera natural, salvo allí donde son destruidos físicamente por el hombre con pesca submarina o redes de arrastre. Para tratar de alarmarnos nos informan de que la velocidad a la que crecen se ha reducido en los últimos años, pero aún así están en expansión, no en peligro. Estos organismos calcificantes aparecieron por primera vez en La Tierra, y prosperaron, cuando las condiciones eran de mucho más CO2 atmosférico y, por tanto, unos océanos bastante más acidificados que en la actualidad. Algunas especies de cocolitóforos han mostrado una capacidad de calcificación y fotosíntesis superior al aumentar la presión parcial atmosférica de CO2. Otras especies en cambio han visto su capacidad reducida. Por tanto la relación no está clara. Índices de calcificación de la Gran Barrera de Coral en los últimos 400 años. La caída de 2004/2005 no es sin precedentes.

60 Extinción de los osos polares (I) En EEUU se ha declarado en peligro de extinción al oso polar. La razón es que este animal tiene su hábitat natural en el hielo marino del ártico. Puesto que los alarmistas prevén que el hielo del ártico termine desapareciendo del todo en verano, esto pondría en grave peligro el modo de vida de este animal. Los alarmistas temen que un deshielo demasiado rápido haga que los osos tengan que nadar enormes distancias para encontrar un nuevo lugar de apoyo y mueran ahogados, pese a ser grandes nadadores. Imagen utilizada en el documental una verdad incómoda de Al Gore para mostrar a unos osos polares que han quedado aislados en un bloque de hielo en medio del océano.

61 Extinción de los osos polares (II) El oso polar sobrevivió al período interglacial Eemiense, más cálido que el actual Holoceno. La población de osos polares ha estado creciendo durante las últimas décadas en la mayoría de las regiones en las que habitan. Para que las poblaciones crecieran, ha bastado con prohibir su caza. Al oso polar se le ha cazado durante siglos porque, a pesar de lo mono que queda en los anuncios de coca-cola y en los peluches, se trata de un carnívoro depredador de hombres ferocísimo que ataca en cuanto te ve. Aún así, se ha convertido en un icono del medioambientalismo radical. El osito Knut, zoológico de Berlín, en dos instantáneas tomadas con un año de diferencia.

62 El futuro del Sol A día de hoy no podemos predecir el nivel de actividad de los futuros ciclos solares. Sin embargo, una vez examinados los comienzos de un ciclo solar, podemos predecir bastante bien cómo evolucionará éste. La actual predicción de la NASA para el ciclo solar 24 dice que será el ciclo solar con menor actividad desde el ciclo solar 16, a principios del siglo pasado, y el noveno menos activo desde que se numeran (1750). Predicciones del IPCC vs escépticos, considerando un comportamiento del sol similar al observado durante el siglo XX. Una actividad más reducida modificaría a la baja las predicciones escépticas, pero no las del IPCC.

63 Ciclo Solar 24 La NASA ya se ha visto obligada a revisar sus predicciones para el ciclo solar 24 en dos ocasiones, ambas a la baja. Sabemos que tendrá que volver a modificarlas al menos una vez más, también a la baja. No se puede descartar aún que el ciclo solar 24 pueda tener un nivel de actividad tan reducida como tuvieron los ciclos 5 y 6, durante el Mínimo de Dalton. Si las tesis escépticas de la influencia del Sol en el clima resultaran ciertas, deberíamos asistir a una tendencia de enfriamiento clara durante los próximos 10 años. Cambios en las predicciones de la NASA para el siguiente ciclo solar. Sabemos gracias a Leif Svaalgard que tendrán que volver a revisar la última a la baja, debido a la discontinuidad que presenta con respecto a los datos reales.

64 La baja actividad reciente La presión del viento solar se encuentra en un mínimo histórico, desde que se empezó a medir. La heliopausa se ha debilitado en un 25% durante la última década y también se encuentra en un mínimo histórico desde que se viene estudiando, hace 50 años ha sido el año con más días sin manchas solares desde 1913 (266 de 366, 73%) lleva camino de batirle (144 de 187, 77%).

65 Conclusiones Con todo lo aquí presentado, sigue siendo imposible saber, del calentamiento global observado, cuánto ha sido por culpa del CO2 y cuánto se ha debido a otras causas. No existen evidencias sólidas en ninguna de las direcciones sostenidas por alarmistas ni escépticos. La única manera de poder descartar unas cosas u otras será la observación directa de la evolución de temperaturas de los próximos años, puesto que las predicciones de unos y otros difieren sustancialmente. Está bien empezar a implantar políticas invocando el principio de precaución, por si acaso resulta que de verdad estamos ante un problema gravísimo. Sin embargo es necesario informar a los ciudadanos de que ese podría no ser el caso, y los ciudadanos tienen el deber de exigir a los gobernantes que las políticas implementadas también contemplen esa posibilidad y tengan marcha atrás, antes de que se efectúen cambios irreversibles en nuestras estructuras económicas y de bienestar.


Descargar ppt "CAMBIO CLIMÁTICO: Verdades y Mitos by NyloNylo. Índice Introducción al calentamiento global Atmósfera, Efecto Invernadero, Sensibilidad climática, Efecto."

Presentaciones similares


Anuncios Google