La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

HISTORIA GENERAL DE LAS EMPRESAS. DE LA EDAD MEDIA A LA EDAD MODERNA.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "HISTORIA GENERAL DE LAS EMPRESAS. DE LA EDAD MEDIA A LA EDAD MODERNA."— Transcripción de la presentación:

1 HISTORIA GENERAL DE LAS EMPRESAS

2 DE LA EDAD MEDIA A LA EDAD MODERNA

3 ANTECEDENTES DEL FEUDALISMO Tras la desaparición del Imperio Carolingio, se hizo evidente en Europa una debilidad general y absoluta por parte de los reyes. Junto con esto, nuevas invasiones asolaron a Europa (vikingos, daneses, suecos y noruegos, pueblos nómades de raza amarilla, jinetes húngaros y búlgaros y piratas beréberes de África). Todo ello creó un clima de inseguridad que llevó a la gente a buscar protección a la sombra de un hombre poderoso, abandonando la ciudad y su decaído comercio e industria para trasladarse a los campos del señor feudal. El feudalismo fue un sistema político, social y económico que se desarrolló durante la Edad Media, alcanzando sus formas más características entre los siglos X y XV.

4 CRONOLOGIA DEL FEUDALISMO

5

6 EL ESPACIO GEOGRAFICO DEL FEUDALISMO El feudalismo alcanzó su madurez en el siglo XI y tuvo su máximo apogeo en los siglos XII y XIII. Su cuna fue la región comprendida entre los ríos Rin y Loira, dominada por el ducado de Normandía. Al conquistar sus soberanos, a fines del siglo XI, el sur de Italia, Sicilia e Inglaterra y ocupar Tierra Santa en la primera Cruzada, establecieron en todas estas zonas las instituciones feudales. España también adoptó un cierto tipo de feudalismo en el siglo XII, al igual que el sur de Francia, el norte de Italia y los territorios alemanes. Incluso Europa central y oriental conoció el sistema feudal durante un cierto tiempo y en grado limitado, en particular el Imperio bizantino tras la cuarta Cruzada. Los llamados feudalismos del antiguo Egipto y de Persia, o de China y Japón, no guardan relación alguna con el feudalismo europeo, y sólo son superficialmente similares. Quizá fueran los samuráis japoneses los que más se asemejaron a los caballeros medievales, en particular los sogunes de la familia Ashikaga; pero las relaciones entre señores y vasallos en Japón eran diferentes a las del feudalismo de Europa occidental.

7

8

9 Mapa de la Península Ibérica en la Edad Media Baja

10 LOS RASGOS DEL FEUDALISMO Feudalismo, sistema contractual de relaciones políticas y militares entre los miembros de la nobleza de Europa occidental durante la alta edad media. El feudalismo se caracterizó por la concesión de feudos (casi siempre en forma de tierras y trabajo) a cambio de una prestación política y militar, contrato sellado por un juramento de homenaje y fidelidad. Pero tanto el señor como el vasallo eran hombres libres, por lo que no debe ser confundido con el régimen señorial, sistema contemporáneo de aquél, que regulaba las relaciones entre los señores y sus campesinos. El feudalismo unía la prestación política y militar a la posesión de tierras con el propósito de preservar a la Europa medieval de su desintegración en innumerables señoríos independientes tras el hundimiento del Imperio Carolingio.

11 LA MULTIPLICACIÓN DE FEUDOS

12 LA SOCIEDAD FEUDAL

13 LA FEUDALIDAD Y LA ORGANIZACIÓN DE LA ARISTOCRACIA Nobleza y caballería Los formas del poder aristocrático Las relaciones feudovasalláticas y el ritual del homenaje Diseminación y anclaje espacial del poder

14 NOBLEZA Y CABALLERÍA La aristocracia, clase dominante en el Occidente medieval, se caracteriza por la conjunción del dominio sobre los hombres, del poder sobre la tierra y de la actividad guerrera. La nobleza ( conocidos o bien nacidos ) como grupo social y no como cualidad, no es sino la forma tardía y establecida de la aristocracia medieval. Ser noble es ante todo una pretensión para distinguirse de los común, mediante un modo de vida, mediante actitudes y mediante signos de ostentación que van de la vestimenta a las maneras de comportarse a la mesa, pero sobre todo mediante un prestigio heredado de la ascendencia. La aristocracia se define por el prestigio de sus orígenes, reales o principescos, condales, o ducales ( cuando no se atribuyen antepasados míticos ). Por otra parte, habría que darles un lugar a los milites, en principio simples guerreros al servicio de los castellanos y que vivían en su entorno como ejecutantes militares, pero en el siglo XI y durante el siglo XII su ascenso se incrementa a medida que reciben tierras y castillos en recompensa por sus servicios. La redefinición del grupo aristocrático alrededor del calificativo de miles y de la pertenecía a la caballería se logra mediante la celebración de un ritual ( el espaldarazo ) y que está provisto de un código éticos cada vez más estructurado, llevándose a cabo una asimilación tendencial entre nobleza y caballería ( miles y nobilis tienden a volverse sinónimos ). El espaldarazo es una simple entrega de armas, después de una formación ideológica y militar necesaria a la reproducción del grupo, cuando el joven recibe su espada y sus armas de un noble tan eminente como sea posible. El ritual a menudo está precedido por una noche de oración en la iglesia; y la espada, antes de ceñirla en la cintura del nuevo caballero, se coloca previamente en el altar y se bendice, dando con ello un papel importante a la Iglesia en la estructuración de la ideología caballeresca.

15 LA PALMADA: GOLPE EN LA NUCA O EN EL HOMBRO

16 CEREMONIA DE CABALLERÍA

17 LAS FORMAS DEL PODER ARISTOCRÁTICO La Iglesia consideraba que los gobernantes lo eran por la gracia de Dios y estaban revestidos de un derecho sagrado. En su forma más clásica, el feudalismo occidental asumía que casi toda la tierra pertenecía al príncipe soberano bien el rey, el duque, el marqués o el conde que la recibía de nadie sino de Dios. Un elemento esencial para caracterizar a la aristocracia alrededor del término de miles y de los códigos de caballería, lo representa el castillo, donde la castellanización de Occidente, entre los siglos X y XII, es el fundamento de dicha reorganización. El castillo es el corazón al mismo tiempo práctico y simbólico del poder de la aristocracia, de su dominación sobre las tierras y los hombres. El castillo es el lugar donde vive el señor, sus parientes y sus soldados. El La actividad principal de la aristocracia, y a sus ojos la más digna, es sin duda la guerra, cuyo fundamento es el código de honor, que impone un deber de venganza, no sólo de los crímenes de sangre, sino también de los atentados de los bienes. Los torneos son otra manera de exhibir la dominación de la aristocracia mediante la demostraciones de fuerza destinada a impresionar, batallas ritualizadas y medios para obtener recompensas de matrimonios con heredadas de alto rango y adquirir altas posiciones. La caz es otra actividad emblemática de la nobleza. Estas actividades tienen una finalidad material y una significación simbólica, que apunta a manifestar prestigio y hegemonía social.

18

19

20 TORNEO DE CABALLERÍA

21 LA ESPADA Y LA CRUZ El clero era también parte de la nobleza; asimismo poseía tierras extensas y se servía del trabajo de los siervos. Los campesinos eran la gran base sobre la que descansaba la producción material. Sus condiciones eran cualitativamente superiores al esclavo, que carecía de todo derecho y era considerado una mercancía. Aunque carecía de derechos ciudadanos y estaba ligado a la tierra, el siervo era dueño de parte de su fuerza de trabajo y reconocido como individuo.

22 CLERO, NOBLES Y PLEBEYOS

23 RELACIONES DE DOMINIO ENTRE CLERO, NOBLES Y SIERVOS

24 Relaciones de vasallaje

25 LAS RELACIONES FEUDOVASALLÁTICAS Y EL RITUAL DEL HOMENAJE El príncipe cedía los feudos a sus barones, los cuales le rendían el obligado juramento de homenaje y fidelidad por el que prestaban su ayuda política y militar, según los términos de la cesión. Los nobles podían ceder parte de sus feudos a caballeros que le rindieran, a su vez, homenaje y fidelidad y les sirvieran de acuerdo a la extensión de las tierras concedidas. De este modo si un monarca otorgaba un feudo de doce señoríos a un noble y a cambio exigía el servicio de diez caballeros, el noble podía ceder a su vez diez de los señoríos recibidos a otros tantos caballeros, con lo que podía cumplir la prestación requerida por el rey

26 RELACIONES DE VASALLAJE Los nobles estaban ligados al rey por un pacto de fidelidad. El rey concedía el feudo a cambio de que el noble se comprometiese a prestarle ayuda militar y consejo en el gobierno. El rey era el señor del noble y este último se convertía en vasallo del rey. El vasallaje conllevaba una ceremonia muy ritualizada en la que el vasallo prestaba homenaje a su señor, poniendo sus manos entre las de este y besándole en la cara o en la boca, le juraba fidelidad y se obligaba a ofrecerle su ayuda y su apoyo, sobre todo militar. Por su parte, el señor se comprometía a asegurarle su protección y a mantenerle en su propia casa o a concederle un castillo o unas tierras con las que mantenerse él mismo. A su vez, los nobles y monasterios podían tener vasallos propios, que solían ser nobles menos importantes. A cambio de jurar lealtad a su señor, estos últimos les daban una parte de sus tierras, es decir, un feudo más pequeño. De esta forma, una cadena de lazos personales ligaba al rey con todos los nobles del reino.

27 PRIVILEGIOS Y DERECHOS En Inglaterra, la Carta Magna definió las obligaciones de los vasallos del rey; por ejemplo, no era obligatorio procurar ayuda económica al monarca salvo en tres ocasiones: en el matrimonio de su hija mayor, en el nombramiento como caballero de su primogénito y para el pago del rescate del propio rey. En Francia fue frecuente un cuarto motivo para este tipo de ayuda extraordinaria: la financiación de una Cruzada organizada por el monarca. El hecho de actuar como consejeros condujo a los vasallos a exigir que se obtuviera su beneplácito en las decisiones del señor que les afectaran en cuestiones militares, alianzas matrimoniales, creación de impuestos o juicios legales.

28 Componentes del Feudalismo

29 EL AUGE DEL CAMPO Y DE LA POBLACIÓN (SIGLOS XI A XIII) La presión demográfica Los progresos agrícolas Las otras transformaciones técnicas Una explicación del auge

30 ECONOMÍA FEUDAL

31 CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO Entre el siglo XI y principios del XIV, la población de Inglaterra habría pasado de 1.5 a 3.7 millones de habitantes; la del dominio germánico de 4 millones a 3.7 millones; la de Italia de 5 millones a 10 millones; la de Francia de 6 millones a 15 millones. Semejante crecimiento demográfico nunca se había alcanzado en Europa desde la revolución neolítica y la invención de la agricultura y no se volverá a observar hasta la Revolución industrial, convirtiéndose en un hecho mayor de la historia occidental. Este crecimiento se obtiene por la conjunción de un incremento en la fecundidad y de una regresión de las causas de mortalidad, en particular una incidencia menor de las hambrunas, que durante un siglo y medio transcurre un largo respiro sin que el hambre se deje sentir de manera generalizada. El resultado es un alza muy notable de la vida promedio de las poblaciones occidentales. La esperanza de vida no rebasaba los 20 años en el siglo II en el apogeo de la Roma antigua, mientras que en el año 1300 se eleva hasta los 35 años. Muestra clara que la Edad Media no fue del la época oscura y tenebrosa, que frecuentemente se menciona, sino también fue una época constructura de civilización.

32 LOS PROGRESOS AGRÍCOLAS Para resguardar de la hambruna a una población que se multiplica por dos fue necesario incrementar la producción agrícola. En todas partes, Occidente se caracteriza en la Edad Media Alta por una naturaleza rebelde o domesticada a medias, por culturas itinerantes e incapaces de rebasar rendimientos irrisorios, así como por un hábitat frágil e inestable. En una primera etapa los poblados extienden de manera progresiva su dominio cultivado y luego se multiplican nuevos establecimientos, aldeanos o monásticos, en el corazón de zonas antiguamente vírgenes. En este momento se crea la red de poblados tal como va a subsistir en lo esencial hasta el siglo XIX, y se vive en Europa el mayor incremento de las superficies cultivadas desde los tiempos prehistóricos. El progreso sólo tiene verdadero sentido en la medida que se integra un nuevo sistema técnico, igualmente caracterizado por la mejora de la tracción animal. Los bueyes, que se empleaban tradicionalmente, van cediendo su lugar a los caballos, que son más fuertes y nerviosos, capaces de jalar un utillaje más pesado y de sacar un arado atascando en un suelo denso. Durante el feudalismo las fuerzas productivas adquirieron mayor desarrollo que en el esclavismo. El uso del hierro y los aperos elevó la producción agrícola en cantidad, calidad y diversidad: prosperaron la viticultura, la horticultura y la ganadería. El auge del campo es también el de la crianza de caballo, de bovinos, de ovinos y de cerdo

33

34

35 FERIAS FEUDALES

36 LAS OTRAS TRANSFORMACIONES TÉCNICAS El mejoramiento de las técnicas en el uso de los metales, principalmente el hierro, y la invención del molino (de agua y de viento) como fuerza motriz, permitieron perfeccionar los instrumentos de trabajo. El molino de agua es consustancial al paisaje del campo occidental, aunque también de las ciudades. Junto a los avances y descubrimientos se desarrollaron los oficios artesanales, que se concentraron en las ciudades. Esta producción de bienes estaba destinada al intercambio e impulsó el comercio. Los artesanos del campo llevaban sus productos al mercado y ferias de las ciudades, y crecía la producción artesanal en los talleres urbanos. Esta producción de mercancías basada en el trabajo personal se denomina producción mercantil simple. Entre los siglos XVI y XVII el uso del torno de hilar se extendió por Europa. En 1600 se inventó el telar de cintas. La utilización de la pólvora desarrolló la artillería. La invención de la brújula estimuló la navegación. Con todo, el progreso de las fuerzas productivas era lento y rutinario: las relaciones de producción las frenaban. El alto peso de las cargas tributarias y las limitaciones sociales, políticas y jurídicas desincentivaban su progreso. El avance de los oficios y el comercio en las ciudades se veía limitado por los impuestos y trabas que imponía la nobleza. Pese a ello, a fines del feudalismo el poder económico se había concentrado en una nueva capa social surgida en los oficios urbanos: los dueños de los talleres o maestros burgueses. Se engendraba un nuevo modo de producción.

37

38

39 UNA EXPLICACIÓN DEL AUGE Con respecto al clima, después de una fase fría empieza un recalentamiento entre 900 y 950, para prolongarse hasta finales del siglo XII provocando un retroceso de los hielos, una ganancia de la altitud de la vegetación y una elevación de los niveles de las aguas subterráneas, lo que aumenta las posibilidades de instalación de poblados. La reorganización feudal confiere un mejor asentamiento a los señores, deseosos en lo sucesivo de obtener mayores dividendos de sus dominios y capaces de someter a las poblaciones aun control más estricto. Así como la decadencia de la esclavitud, que incita a un progreso técnico y quizás explica la contribución de la aristocracia a la difusión de las nuevas técnicas. De manera más general, la actitud de la Iglesia, que mezcla la concepción penitencial del trabajo como esfuerzo redentor y forma de adoración divina, y una nueva actitud ante una naturaleza en vías de desacralización lo que predispone a la innovación técnica. Un marco explicativo más incluyente, señalaría que las causalidades sociales parecen las más pertinentes, pues tienen que ver con las condiciones de posibilidad, a la vez materiales e ideológicas, indispensables para semejante auge productivo, más allá de los medios técnicos y humanos necesarios para ponerlos en marcha.

40

41 EL ESTABLECIMENTO DEL SEÑORIO Y LA RELACIÓN DEL DOMINIUM El nacimiento de la aldea y el encelulamiento de los hombres La relación de dominium Tensiones del señorío ¿Una dominación total?

42 Localización territorial

43 EL NACIMIENTO DE LA ALDEA Y EL ENCELULAMIENTO DE LOS HOMBRES Los principios básicos del feudalismo giran en torno al feudo y los vasallos. Un feudo es una propiedad, normalmente tierras, ganadas a cambio de un servicio militar. Un vasallo jura lealtad al señor que obtiene el feudo. El señor tiene la ultima palabra sobre todas las cosas. El vasallo esta obligado a asistir financieramente y ayudar militarmente al señor. A cambio, el señor esta obligado a respetar y proteger al vasallo. Al igual que un caballero sirve a un rey, el campesino confía en el caballero para una protección similar.

44 OBLIGACIONES DEL VASALLO La prestación militar era fundamental en el feudalismo, pero estaba lejos de ser la única obligación del vasallo para con su señor. Cuando el señor era propietario de un castillo, podía exigir a sus vasallos que lo guarnecieran, en una prestación denominada custodia del castillo. El señor también esperaba de sus vasallos que le atendieran en su corte, con objeto de aconsejarle y de participar en juicios que afectaban a otros vasallos. Si el señor necesitaba dinero, podía esperar que sus vasallos le ofrecieran ayuda financiera. A lo largo de los siglos XII y XIII estallaron muchos conflictos entre los señores y sus vasallos por los servicios que estos últimos debían prestar.

45

46 Territorialidad del feudalismo

47 DISEMINACIÓN Y ANCLAJE ESPACIAL DEL PODER Un noble podía conservar la totalidad de sus feudos bajo su dominio personal y mantener a sus caballeros en su señorío, alimentados y armados, todo ello a costa de sufragar las prestaciones debidas a su señor a partir de su propio patrimonio y sin establecer relaciones feudales con inferiores, pero esto era raro que sucediera ya que los caballeros deseaban tener sus propios señoríos. Los caballeros podían adquirir dos o más feudos y eran proclives a ceder, a su vez, parte de esas posesiones en la medida necesaria para obtener el servicio al que estaban obligados con su superior. Mediante este subenfeudamiento se creó una pirámide feudal, con el monarca en la cúspide, unos señores intermedios por debajo y un grupo de caballeros feudales para servir a la convocatoria real.

48 AUTORIDAD REAL Los monarcas, durante toda la época feudal, tenían otras fuentes de autoridad además de su señorío feudal. El renacimiento del saber clásico supuso el resurgimiento del Derecho romano, con su tradición de poderosos gobernantes y de la administración territorial. El florecimiento del comercio y de la industria dio lugar al desarrollo de las ciudades y a la aparición de una incipiente burguesía, la cual exigió a los príncipes que mantuvieran la libertad y el orden necesarios para el desarrollo de la actividad comercial. Esa población urbana también demandó un papel en el gobierno de las ciudades para mantener su riqueza. En Italia se organizaron comunidades que arrebataron el control del país a la nobleza feudal que incluso fue forzada a residir en algunas de las urbes. Las ciudades situadas al norte de los Alpes enviaron representantes a los consejos reales y desarrollaron instituciones parlamentarias para conseguir voz en las cuestiones de gobierno, al igual que la nobleza feudal. Con los impuestos que obtuvieron de las ciudades, los príncipes pudieron contratar sirvientes civiles y soldados profesionales. De este modo pudieron imponer su voluntad sobre el feudo y hacerse más independientes del servicio de sus vasallos.

49 Burguesía

50 EL DESARROLLO DE LAS RELACIONES JURÍDICAS La figura jurídica del feudo estaba contenida en el derecho consuetudinario de Europa occidental y en aspectos feudales como la tutela y el matrimonio, la revertibilidad y la confiscación, que continuaron en vigor después de que la prestación militar hubiera desaparecido. En Inglaterra las posesiones feudales fueron abolidas por ley en 1660, pero se prolongaron en algunas zonas de Europa hasta que el derecho consuetudinario fue sustituido por el Derecho romano, proceso concluido por el emperador Napoleón a principios del siglo XIX.

51 CONFLICTO El alto peso de las cargas tributarias y las limitaciones sociales, políticas y jurídicas desincentivaban su progreso. El avance de los oficios y el comercio en las ciudades se veía limitado por los impuestos y trabas que imponía la nobleza. Pese a ello, a fines del feudalismo el poder económico se había concentrado en una nueva capa social surgida en los oficios urbanos: los dueños de los talleres o maestros burgueses. Se engendraba un nuevo modo de producción.

52 DECADENCIA El feudalismo alcanzó el punto culminante de su desarrollo en el siglo XIII; a partir de entonces inició su decadencia. El subenfeudamiento llegó a tal punto que los señores tuvieron problemas para obtener las prestaciones que debían recibir. Los vasallos prefirieron realizar pagos en metálico (scutagium, tasas por escudo) a cambio de la ayuda militar debida a sus señores; a su vez éstos tendieron a preferir el dinero, que les permitía contratar tropas profesionales que en muchas ocasiones estaban mejor entrenadas y eran más disciplinadas que los vasallos. Además, el resurgimiento de las tácticas de infantería y la introducción de nuevas armas, como el arco y la pica, hicieron que la caballería no fuera ya un factor decisivo para la guerra. La decadencia del feudalismo se aceleró en los siglos XIV y XV. Durante la guerra de los Cien Años, las caballerías francesa e inglesa combatieron duramente, pero las batallas se ganaron en gran medida por los soldados profesionales y en especial por los arqueros de a pie. Los soldados profesionales combatieron en unidades cuyos jefes habían prestado juramento de homenaje y fidelidad a un príncipe, pero con contratos no hereditarios y que normalmente tenían una duración de meses o años. Este feudalismo bastardo estaba a un paso del sistema de mercenarios, que ya había triunfado en la Italia de los condotieros renacentistas.

53 LA REVOLUCIÓN BURGUESA "El estamento burgués, inicialmente tributario de la nobleza feudal, compuesto de vasallos y siervos de todas clases, ha conquistado una posición de poder tras otra a lo largo de una duradera lucha contra la nobleza, y en los países más desarrollados ha acabado por tomar el poder en vez de ésta; en Francia lo hizo derribando a la nobleza de un modo directo; en Inglaterra, aburguesándola progresiva mente y asimilándola como encaje ornamental de la burguesía misma -dice Engels en 'Anti-Dühring' (1878)-. Mas ¿cómo ha conseguido eso la burguesía? Simplemente, transformando la situación económica de tal modo que esa transformación acarreó antes o después, voluntariamente o mediante lucha, una modificación de la situación política. La lucha de la burguesía contra la nobleza feudal es la lucha de la ciudad contra la tierra, de la industria contra la propiedad rural, de la economía dineraria contra la natural, y las armas decisivas de los burgueses en esa lucha fueron sus medios eco nómicos en continuo aumento, por el desarrollo de la industria, que empezó artesanalmente para progresar luego hasta la manufactura, y por la exten­sión del comercio. Durante toda esta lucha el poder político estuvo de la parte de la nobleza, con la excepción de un período en el cual el poder real utilizó a la burguesía contra la nobleza para mantener en jaque a un estamento por medio del otro; pero a partir del momento en que la burguesía, aún impotente políticamente, empezó a hacerse peligrosa a causa de su creciente poder económico, la monarquía volvió a aliarse con la nobleza y provocó así, primero en Inglaterra y luego en Francia, la revolución de la burguesía".

54 EL RENACIMIENTO


Descargar ppt "HISTORIA GENERAL DE LAS EMPRESAS. DE LA EDAD MEDIA A LA EDAD MODERNA."

Presentaciones similares


Anuncios Google