La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

La Roca La roca Un hombre dorm í a en su caba ñ a cuando de repente una luz ilumin ó la habitaci ó n y apareci ó Dios.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "La Roca La roca Un hombre dorm í a en su caba ñ a cuando de repente una luz ilumin ó la habitaci ó n y apareci ó Dios."— Transcripción de la presentación:

1

2 La Roca

3 La roca Un hombre dorm í a en su caba ñ a cuando de repente una luz ilumin ó la habitaci ó n y apareci ó Dios.

4 El Se ñ or le dijo que ten í a un trabajo para é l y le ense ñó una gran roca frente a la caba ñ a. Le explic ó que deb í a empujar la piedra con todas sus fuerzas. El hombre hizo lo que el Se ñ or le pidi ó. Durante a ñ os, d í a a d í a, desde que sal í a el sol hasta el ocaso, el hombre empujaba la fr í a piedra con todas sus fuerzas... y é sta no se mov í a. Todas las noches el hombre regresaba a su caba ñ a muy cansado y sintiendo que todos sus esfuerzos eran en vano.

5 El hombre empez ó a sentirse frustrado, "He estado empujando esa roca mucho tiempo, y no se ha movido"

6 El hombre ten í a la impresi ó n de que la tarea que le hab í a sido encomendada era imposible de realizar y que é l era un fracaso. Estos pensamientos incrementaron su sentimiento de frustraci ó n y desilusi ó n.

7 La roca " ¿ Por qu é esforzarme todo el d í a en esta tarea imposible? "Señor, he trabajado duro. He empleado toda mi fuerza para conseguir lo que me pediste pero, aún así, no he podido mover la roca ni un milímetro ¿Qué pasa? ¿Por qué he fracasado? "

8 La roca El Se ñ or le respondi ó con compasi ó n y ternura: "Querido amigo, te dije que tu tarea era empujar la roca con todas tus fuerzas, y lo has hecho. Nunca dije que esperaba que la movieras Nunca dije que esperaba que la movieras. Tu tarea era empujar. Ahora vienes a m í sin fuerzas a decirme que has fracasado, pero, ¿ en realidad fracasaste?

9 M í rate ahora, tus brazos y tus piernas est á n fuertes y musculosos, tu espalda fuerte y bronceada, tus manos callosas por la constante presi ó n,

10 A pesar de la adversidad has crecido mucho y tus habilidades ahora son mayores. Cierto, no has movido la roca, pero tu misi ó n era empujar y confiar en m í. Eso lo has conseguido. Ahora, querido amigo, yo mover é la roca"

11 Algunas veces, cuando escuchamos la palabra del Se ñ or, tratamos de utilizar nuestra inteligencia para descifrar su voluntad, cuando en realidad Dios s ó lo nos pide confianza en É l. Debemos ejercitar nuestra fe que mueve monta ñ as, conscientes que es Dios quien al final logra moverlas.

12 La roca Cuando todo parezca ir mal... ¡ S Ó LO EMPUJA ! Cuando estés agotado por el trabajo... ¡ SÓLO EMPUJA ! Cuando la gente no se comporte como crees que debería... ¡ SÓLO EMPUJA !

13 La roca Cuando tienes dificultades... ¡ S Ó LO EMPUJA ! Cuando la gente simplemente no te comprende... ¡ SÓLO EMPUJA ! Cuando te sientas agotado y sin fuerzas... ¡ SÓLO EMPUJA !

14 Entrega tus miedos a Jes ú s, É l siempre te ayuda y acompa ñ a en el camino.

15


Descargar ppt "La Roca La roca Un hombre dorm í a en su caba ñ a cuando de repente una luz ilumin ó la habitaci ó n y apareci ó Dios."

Presentaciones similares


Anuncios Google