La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

El Mercado del Acero en Chile Otto Kunz Sommer. Presidente

Presentaciones similares


Presentación del tema: "El Mercado del Acero en Chile Otto Kunz Sommer. Presidente"— Transcripción de la presentación:

1 El Mercado del Acero en Chile Otto Kunz Sommer. Presidente
El Mercado del Acero en Chile Otto Kunz Sommer Presidente Cámara Chilena de la Construcción

2 Antecedentes Intranquilidad de nuestros socios debido a alzas registradas en el precio interno de las barras de acero para hormigón; insumo sin sustitutos en el mercado.   En Chile, la oferta es abastecida por dos empresas: CAP y Gerdau Aza. Existía sospecha de que estaban ejerciendo poder de mercado, que impedía que precios se fijaran de acuerdo a condiciones de mercados internacionales.

3 Diagnóstico: 1) Evolución de los Precios
1) Investigación por parte de la Gerencia de Estudios de la CChC de la Evolución de los Precios, tanto internos como externos, del insumo en cuestión. Frente a la situación descrita, y con la finalidad de prestar apoyo ante la inquietud manifestada por sus socios, la Cámara Chilena de la Construcción elaboró un plan de acción. En primer lugar, se le encargó a la Gerencia de Estudios de la Institución realizar una investigación sobre la evolución de los precios, tanto internos como externos, del insumo en cuestión. En el Gráfico Nº1 podemos apreciar: Precio Interno por sobre Precio Externo. Precio Externo medido en dólares: Prácticamente constante en el Sólo en el 2004 un alza considerable. Evolución del Precio Externo medido en dólares entre Enero 2003 – Mayo 2004 : aumento de 42% Enero 2003 = 100

4 Diagnóstico: 1) Evolución de los Precios
Gráfico Nº2: Mientras que desde principios del año pasado el precio externo medido en pesos comenzó a caer, el precio interno se mantuvo constante. Precio Interno medido en pesos registró, en enero del 2004, un alza de 13% y, en marzo del mismo año, un alza de 8%, mientras que el precio externo en pesos a partir de enero del 2004 tuvo un alza de 35% (hasta mayo del mismo año). Alza acumulada, entre enero del 2003 y mayo del 2004, del precio externo del acero medido en pesos fue sólo de un 25%, cifra menor al alza de un 39% que se registra para igual período en el precio externo medido en pesos. Enero 2003 = 100

5 Diagnóstico: 1) Evolución de los Precios
Caída en el precio externo medido en pesos (que no es otra cosa que el precio internacional multiplicado por el tipo de cambio), causada por disminución del tipo de cambio registrada en Chile durante el 2003, no fue traspasada al precio final pagado por los consumidores del insumo. Esto claramente no ocurrió cuando el precio externo comenzó a aumentar, pues en este caso el precio interno si registró un alza. Así se pudo comprobar que el precio interno fue, el período analizado, superior al externo.

6 Diagnóstico: 2) Cambio en el Costo de los Fletes
Luego de comprobar que el precio interno en el período analizado se mantuvo por sobre el precio externo, se analizó qué parte de este hecho podría ser explicado por cambios en el Costo de los Fletes, los cuales representan aproximadamente un 10% del precio final del insumo. Éstos efectivamente aumentaron fuertemente a partir de septiembre del 2003, debido a la escasez relativa de barcos provocada por el aumento en la demanda china por materias primas, anotaron un máximo en febrero del 2004 y luego el índice de costo de flete (Baltic) cayó en más de un 40%, por lo que el argumento ya no servía. Luego de comprobar que el precio interno en el período analizado se mantuvo por sobre el precio externo, se analizó qué parte de este hecho podría ser explicado por cambios en el costo de los fletes. Se encontró que la fuerte demanda china por materias primas en el 2003 y parte del 2004 provocó una escasez relativa de barcos, lo que se tradujo en una desmesurada alza de estos costos para las principales rutas marítimas comerciales: el índice Baltic[1] comenzó un abrupto escalamiento a partir de septiembre del 2003, alcanzando valores máximos en febrero del Sin embargo, y tomando en cuenta que el costo de flete representa aproximadamente el 10% del precio final de este insumo, si bien dicho costo podía explicar (al menos en parte) el diferencial existente entre el precio interno y externo ocurrido el año pasado, dicho argumento ya no servía para la diferencia encontrada para el 2004, porque desde el máximo anotado en febrero hasta mayo, el índice de costo de flete había caído en más de un 40%. [1] Este índice corresponde a una ponderación de los costos de flete para las principales rutas marítimas comerciales.

7 Diagnóstico: 3) Consumo Interno de Acero
Se procedió a verificar la Evolución del Consumo Interno de Barras de Acero para Hormigón. Ésta se muestra a continuación: El gráfico anterior permite apreciar que en el 2003 las importaciones representaron el 5,8% del total del consumo aparente, en tanto que para el período enero – abril del presente año, dicho porcentaje descendió a 2,3%. Estos resultados permiten inferir que el mercado interno para las barras de acero ara hormigón es más bien “cerrado” al exterior.

8 Diagnóstico: 3) Consumo Interno de Acero
El gráfico anterior le permitió a la Institución comprobar un importante hecho, el cual se venía observando desde fines de la década pasada: la proporción de importaciones sobre el consumo aparente es cada vez menor. De lo anterior se puede inferir que las barras de acero para hormigón vendidas en los mercados internacionales NO estaban siendo una alternativa para los consumidores del insumo.

9 Estrategia de Acción por parte de la CChC
La estrategia consistió, en el corto plazo, en hacer pública la información encontrada, utilizando como herramientas el sitio web (www.camaraconstruccion.cl), el Informe Mach (una documento bimensual de análisis, diagnóstico y proyección a 1 – 2 años de la situación económica del país y del sector), y por último, diversas apariciones en la prensa nacional. Por otro lado, la estrategia de largo plazo utilizada para subsanar la situación verificada consistió en promover el estudio de un posible cambio a la norma “NCh 204 Acero–barras laminadas en caliente para hormigón armado”. Con todos estos antecedentes en las manos, la Cámara Chilena de la Construcción realizó una estrategia que tuviera como resultado el que los precios internos del acero no sólo se mostrasen flexibles al alza cuando su referente internacional subiese, sino que también disminuyesen cuando los precios externos cayesen. Para que esto ocurra es necesario que las importaciones de barras de acero de hormigón se transformen en una real oferta alternativa a la producción nacional.   La estrategia consistió, en el corto plazo, en hacer pública la información encontrada, utilizando como herramientas el sitio web (www.camaraconstruccion.cl), el Informe Mach (una documento bimensual de análisis, diagnóstico y proyección a 1 – 2 años de la situación económica del país y del sector), y por último, diversas apariciones en la prensa nacional.  Por otro lado, la estrategia de largo plazo utilizada para subsanar la situación verificada consistió en promover el estudio de un posible cambio a la norma “NCh 204 Acero–barras laminadas en caliente para hormigón armado”.

10 Acerca de la “Nch 204” Fue diseñada pensando en prevenir efectos sísmicos propios de nuestro país. Sus características específicas, fundamentadas en las consecuencias del terremoto ocurrido en Chile en 1960 (intensidad 9.5 en escala Richter), hacen que las importaciones se realicen “a pedido”, y además que sea poco viable para los mercados internacionales mantener stocks. Conclusión: el acero pierde para Chile las características propias de un commodity. La norma existente fue diseñada originalmente –dada la tecnología y métodos de construcción existentes en aquella época– con el objeto prevenir los efectos sísmicos que son propios al territorio nacional. Esto producto de la fuerte intensidad del terremoto ocurrido en nuestro país en 1960, el cual alcanzó una intensidad de 9,5 en la escala de Richter, la que constituye la mayor magnitud registrada de un terremoto en la historia sísmica mundial. Este impactante desastre natural obligó los calculistas de antaño a repensar en las características exigidas a los insumos de la construcción. Lo anterior se explica mejor al observar la siguiente figura, la cual fue extraída de “Resistencia de Materiales, Segunda Parte, Teoría y Problemas más Complejos” (1962), de Timoshenko, S., Profesor de Mecánica Teórica y Práctica de la Universidad de Stanford.

11 Acerca de la “Nch 204” Oabcd : fatigas verdaderas cuando la deformación es pequeña. Para deformaciones mayores se debe multiplicar las ordenadas de la curva Oabcd por la relación (A0: área inicial de la sección recta primitiva; A1: área final de la sección de rotura), pues debe tenerse en cuenta la reducción del área de sección para encontrar la fatiga verdadera. Así se obtiene la curva bc’d’. En la práctica, esto se ha traducido en que el producto demandado por las empresas chilenas difiera significativamente de los estándares habitualmente más demandados y ofertados en los mercados internacionales. De este modo, las importaciones de este tipo de acero se hacen habitualmente a pedido, de acuerdo a los requerimientos específicos de la norma chilena; y el cumplimiento de ésta debe estar garantizada en el lugar de origen por inspectores nacionales acreditados. Dadas estas exigencias, la factibilidad económica de realizar la importación de este tipo de acero queda sujeta a volúmenes muy significativos –lo cual implica un alto costo en flete–, por lo que no es posible comprar estos productos en el mercado internacional simplemente porque estén en stock y/o a un precio conveniente. Asimismo, dado que el producto demandado por las empresas chilenas es muy distinto a los estándares internacionales, los pedidos se deben realizar con mucha anticipación, lo que implica un importante costo en términos de tiempo y de planificación. Por su parte, para los productores internacionales no es viable económicamente mantener stocks del producto que es demandado por las empresas nacionales, por cuanto Chile es un pequeño demandante. Por tanto, dadas estas implicancias que tiene la norma chilena tanto en la demanda como en la oferta de acero, finalmente el precio al que se puede acceder en el mercado internacional no es conveniente, dejando exclusivamente la provisión del material a la producción interna. Fuente: “Resistencia de Materiales, Segunda Parte, Teoría y Problemas más Complejos”, Timoshenko, S. (1962)

12 Propuesta por parte de la CChC
La CChC está estudiando proponer como alternativa homologar en nuestro país la norma que rige en Estados Unidos para las zonas de San Francisco y California La principal razón de esta propuesta radica en que Estados Unidos es el segundo mayor demandante de acero en el mundo, lo que hace que siempre existan stocks disponibles a precios convenientes en los mercados internacionales. Esto facilitaría la importación del insumo para nuestro país permitiendo que éste se transforme en una real alternativa a la producción nacional.

13 Propuesta por parte de la CChC
Sin embargo, y como punto final, no podemos dejar de mencionar que en caso de la homologación de la norma de nuestro país con la estadounidense (más específicamente, con la que rige las zonas de San Francisco y California), probablemente se observaría una mayor volatilidad en el precio interno como la que se observa para el precio internacional. Como ejemplo de lo anterior, se muestra a continuación la evolución del precio externo (tanto en dólares como en pesos) para un plazo aproximado de 10 años:

14 Enero 2003 = 100

15 Enero 2003 = 100

16 El Mercado del Acero en Chile Otto Kunz Sommer. Presidente
El Mercado del Acero en Chile Otto Kunz Sommer Presidente Cámara Chilena de la Construcción


Descargar ppt "El Mercado del Acero en Chile Otto Kunz Sommer. Presidente"

Presentaciones similares


Anuncios Google