La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Señor: Haz de nuestro hogar un sitio de tu amor. Que no haya injuria porque Tú nos das comprensión. Que no haya amargura porque Tú nos bendices. Que no.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Señor: Haz de nuestro hogar un sitio de tu amor. Que no haya injuria porque Tú nos das comprensión. Que no haya amargura porque Tú nos bendices. Que no."— Transcripción de la presentación:

1 Señor: Haz de nuestro hogar un sitio de tu amor. Que no haya injuria porque Tú nos das comprensión. Que no haya amargura porque Tú nos bendices. Que no haya egoísmo porque Tú nos alientas. Que no haya rencor porque Tú nos das el perdón. Que no haya abandono porque Tú estás con nosotros. Que sepamos marchar hacia Ti en nuestro diario vivir. Que cada mañana amanezca un día más de entrega y sacrificio. Que cada noche nos encuentre con más amor de esposos. Haz, Señor, de nuestras vidas que quisiste unir una página llena de Ti. Haz, Señor, de nuestros hijos lo que Tú anhelas: ayúdanos a educarles y orientarles por el camino. Que nos esforcemos en el consuelo mutuo. Que hagamos del amor un motivo para amarte más. Que demos lo mejor de nosotros para ser felices en el hogar. Que cuando amanezca el gran día de ir a tu encuentro nos concedas el hallarnos unidos para siempre en Ti. Amén. Oración muy efectiva y corta para los problemas en el matrimonio, se reza diez veces al día, prueba y me darás la razón: Inmaculado Corazón de María, por favor mueve el corazón de mi esposa (o) AQUÍ SE DICE SU NOMBRE y dale la Llama de Amor de Tu Corazón Inmaculado. Esto y verás que con esta oración los esposos vuelven en seguida. También se puede aplicar por gente con quienes tengas dificultades, ya sea vecinos, compañeros de trabajo, etc. etc. y se acaban las dificultades porque la Santísima Virgen renueva los corazones de las personas que le encargamos. Oraciones para los Esposos Haz que seamos lo suficientemente honestos para preguntarnos: "Dónde hemos estado juntos y hacia dónde podemos ir? Haz que seamos lo suficientemente valientes para preguntarnos: "En qué hemos fallado?" Haz que seamos lo suficientemente fuertes para decir:"Para mí, nosotros estamos primero." "Ayúdanos, juntos a reexaminar nuestro compromiso bajo la luz del amor, de buena voluntad, abiertamente, con compasión. *

2 ORACIÓN DE LOS ESPOSOS Aunque tengamos tanta buena voluntad, nuestro espíritu, sin embargo, es muy inconstante y nuestra voluntad muy frágil. Por eso, estamos los dos, aquí, pidiéndote ayuda. Para que nuestro amor permanezca sólido y grande, a fin de que no sea un beso furtivo o un efímero encuentro,y sepamos olvidar nuestras propias preocupaciones para pensar un poco en las del otro... Haz que formemos los dos un sólo corazón y una sola alma, en la alegría como en el dolor; unidos para enfrentar la vida, sus dificultades, sus combates; unidos para educar a nuestros hijos, haciendo de ellos hombres y mujeres que cumplan con su deber; unidos para la felicidad, unidos para el sufrimiento, por un amor que crece y santifica. Aquel amor que, modelo de las esposas u de las madres,oh María, nos enseñaste en la humilde casa de Nazaret. María, Madre. Esto, sólo esto, te estamos pidiendo los dos. Amén. ORACIÓN DE LOS ESPOSOS Señor, Jesús, tú nos has unido por el sacramento del Matrimonio. Te damos gracias. Gracias por todas las alegrías que nacen de la recíproca comunión; gracias por nuestros hijos y por la paz de nuestro hogar. Te pedimos: que mantengas vivo cada día, nuestro amor; no permitas que se pierda a causa de la monotonía o de la actividad de la vida. No permitas que jamás nos falte algo que comunicarnos y que vivamos el uno junto al otro como extraños. Enséñanos como podemos cada día avivar nuestra vida en común y haz que siempre sepamos perdonarnos y que podamos siempre ayudarnos en nuestras decisiones. Danos fuerza para poder enfrentarnos juntos a todas las penas. Como a todas las pruebas. Señor, te pedimos que renueves en cada uno de nosotros, cada día, tu amor. Amén.

3 CONSAGRACIÓN DEL MATRIMONIO AL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA (Madre Adela Galindo, SCTJM) fuente: corazones.orgcorazones.org "Oh, Corazón Inmaculado de María, refugio seguro de nosotros pecadores y ancla firme de salvación, a Ti queremos hoy consagrar nuestro matrimonio. En estos tiempos de gran batalla espiritual entre los valores familiares auténticos y la mentalidad permisiva del mundo, te pedimos que Tu, Madre y Maestra, nos muestres el camino verdadero del amor, del compromiso, de la fidelidad, del sacrificio y del servicio. Te pedimos que hoy, al consagrarnos a Ti, nos recibas en tu Corazón, nos refugies en tu manto virginal, nos protejas con tus brazos maternales y nos lleves por camino seguro hacia el Corazón de tu Hijo, Jesús. Tu que eres la Madre de Cristo, te pedimos nos formes y moldees, para que ambos seamos imágenes vivientes de Jesús en nuestra familia, en la Iglesia y en el mundo. Tu que eres Virgen y Madre, derrama sobre nosotros el espíritu de pureza de corazón, de mente y de cuerpo. Tu que eres nuestra Madre espiritual, ayúdanos a crecer en la vida de la gracia y de la santidad, y no permitas que caigamos en pecado mortal o que desperdiciemos las gracias ganadas por tu Hijo en la Cruz. Tu que eres Maestra de las almas, enséñanos a ser dóciles como Tu, para acoger con obediencia y agradecimiento toda la Verdad revelada por Cristo en su Palabra y en la Iglesia. Tu que eres Mediadora de las gracias, se el canal seguro por el cual nosotros recibamos las gracias de conversión, de amor, de paz, de comunicación, de unidad y comprensión. Tu que eres Intercesora ante tu Hijo, mantén tu mirada misericordiosa sobre nosotros, y acércate siempre a tu Hijo, implorando como en Caná, por el milagro del vino que nos hace falta. Tu que eres Corredentora, enséñanos a ser fieles, el uno al otro, en los momentos de sufrimiento y de cruz. Que no busquemos cada uno nuestro propio bienestar, sino el bien del otro. Que nos mantengamos fieles al compromiso adquirido ante Dios, y que los sacrificios y luchas sepamos vivirlos en unión a tu Hijo Crucificado. En virtud de la unión del Inmaculado Corazón de María con el Sagrado Corazón de Jesús, pedimos que nuestro matrimonio sea fortalecido en la unidad, en el amor, en la responsabilidad a nuestros deberes, en la entrega generosa del uno al otro y a los hijos que el Señor nos envíe. Que nuestro hogar sea un santuario doméstico donde oremos juntos y nos comuniquemos con alegría y entusiasmo. Que siempre nuestra relación sea, ante todos, un signo visible del amor y la fidelidad. Te pedimos, Oh Madre, que en virtud de esta consagración, nuestro matrimonio sea protegido de todo mal espiritual, físico o material. Que tu Corazón Inmaculado reine en nuestro hogar para que así Jesucristo sea amado y obedecido en nuestra familia. Qué sostenidos por Su amor y Su gracia nos dispongamos a construir, día a día, la civilización del amor: el Reinado de los Dos Corazones. Amén.

4 ORACIÓN PARA LOS MATRIMONIOS CON PROBLEMAS Que nuestros corazones se abran al amor incondicional por el otro. Que pensemos en lo bueno que podemos compartir. Que no nos critiquemos sino que nos apoyemos. Que dejemos entrar a Dios en nuestras vidas. Que se suavicen nuestras almas. Que la coraza que hemos creado se derrita con el poder de la oración. Que el plan de Dios se cumpla en nosotros. ORACIÓN PARA SANACIÓN DE LOS MATRIMONIOS Le pedimos al Señor que sane la negatividad que hemos heredado de generaciones pasadas, para pedirle que sane nuestro matrimonio, para que seamos más felices que antes. En el nombre de Jesucristo, rompo todos los patrones de profunda infelicidad matrimonial de mi árbol genealógico. En el nombre de Jesucristo, digo no a todo sometimiento de la esposa y a todas las expresiones de falta de amor en el matrimonio. Paro todo odio, deseo de muerte, cualquier deseo o intenciones malas en las relaciones matrimoniales. En el nombre de Jesucristo, acabo con toda transmisión de violencia, venganza, rencor, de vicios y todo comportamiento negativo, toda infidelidad y decepción. En el nombre de Jesucristo, pongo fin a toda transmisión codificada que impide relaciones duraderas. En el nombre de Jesucristo, renuncio a todo esquema de tensión matrimonial, de divorcio y de falta de sensibilidad. En el nombre de Jesucristo, termino con todos los esquemas que están profundamente arraigados, en ese sentirse atrapado en un matrimonio infeliz y en todos los sentimientos de vacío y fracaso. Padre, perdona a mis familiares por todas las formas que han deshonrado el sacramento del matrimonio. Haz que en toda mi familia haya muchos matrimonios felices, llenos de amor, fe, fidelidad y cariño. Bendícelos, llénalos con tu misericordia, tu luz y tu paz. No apagarán el amor ni lo ahogarán océanos ni ríos. (Cantares 8,7) Que Dios derrame sobre ustedes todas sus bendiciones, la Virgen los arrope en su manto y Jesus los inunde de su amor

5 Padre Santo, tú has creado al hombre y a la mujer para que el uno sea para el otro ayuda y apoyo. Acuérdate hoy de nosotros, protégenos y concédenos que nuestro amor crezca cada día más y sea siempre entrega y don. Ilumínanos y fortalécenos en la tarea de la formación de nuestros hijos para que sean auténticos cristianos. Haz que vivamos juntos largo tiempo en alegría y paz, para que nuestros corazones unidos puedan elevar siempre hacía tí la alabanza y la acción de gracias.


Descargar ppt "Señor: Haz de nuestro hogar un sitio de tu amor. Que no haya injuria porque Tú nos das comprensión. Que no haya amargura porque Tú nos bendices. Que no."

Presentaciones similares


Anuncios Google