La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

REVOLUCIÓN INDUSTRIAL. HOLANDA Y EL COMERCIO Los holandeses debieron un gran florecimiento económico al fomento metódico que de sus intereses realizaron.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "REVOLUCIÓN INDUSTRIAL. HOLANDA Y EL COMERCIO Los holandeses debieron un gran florecimiento económico al fomento metódico que de sus intereses realizaron."— Transcripción de la presentación:

1 REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

2 HOLANDA Y EL COMERCIO Los holandeses debieron un gran florecimiento económico al fomento metódico que de sus intereses realizaron los duques de Borgoña y sus sucesores, los Habsburgos. Con todo, los Países Bajos septentrionales no lograron conquistar un lugar hegemónico en el comercio mundial hasta el día en que se produjo la decadencia de España. Pero, mientras Brujas y Amberes se veían animadas por los comerciantes forasteros, contentándose sus ciudadanos con servirles de intermediarios, los holandeses, imitando el ejemplo de los italianos, tomaron a su cargo la navegación marítima. Sus veleros cruzaban el BáItico, transportando los granos de Danzig. Cálculos tales como los de Colbert en 1634, quien asignaba a la flota holandesa las tres cuartas partes de la total europea, con buques; o los de Petty, quien le concedía last (de dos toneladas). De todos modos, a juzgar por ellas, la flota holandesa, que a fines del siglo XV igualaba a la alemana con last, al terminar el XVI la duplicaba con sus más de last y equivalía a las de Alemania, Francia e Inglaterra juntas; en los últimos años del siglo XVII contaba con last, es decir, el doble de todos los barcos alemanes, ingleses y franceses.

3 GALERA HOLANDESA EN VIAJE A LA INDIA

4 LOS APORTES DE MAX WEBER ( ) Holanda fue el gran emporio para pesca, cereales, vinos, sal, madera, materiales para construcción de buques, tejidos de lana y productos coloniales. Esta situación comportaba, para Holanda, en más de un aspecto, una política comercial diferente de la que habían venido siguiendo incluso otras ciudades comerciales. El tráfico de cereales hubo de sujetarse a las más diferentes limitaciones, en interés del abastecimiento de la población indígena. Gracias a la libertad de tráfico, Holanda podía esperar una afluencia tan copiosa, que por ella favorecía en alto grado el propio consumo. A fines del siglo XVII se calculaba que, de last de granos, se reservaban el 27,5% para Amsterdam, el 29% para el resto de Holanda, mientras el 43% restante se destinaba a la ulterior exportación. El intercambio comercial sacó a colación la importancia del capital. Sólo la teneduría de libros por partida doble, tal como la habían estructurado los italianos entre los siglos XIII y XVI, permite al hombre de negocios la penetración lógica de la materia, el examen de su situación. Simon Stevin introdujo en Holanda la partida doble italiana. En 1609 fue creado el Banco de Amsterdam, y todos los pagos importantes debían realizarse asentándolos en sus libros, con lo cual se evitaba el engorroso recuento de las diversas y heterogéneas monedas.

5 LA NUEVA ÉTICA PROTESTANTE Anteriormente la libertad de comercio se había desenvuelto, en un punto importante, en contraposición con la moral dominante. La Iglesia prohibía la percepción de intereses; por eso el rédito aparecía con frecuencia en forma velada. Ya en el siglo XVI, Calvino y el jurista francés Molinäus habían rehabilitado el interés del capital numerario, fundamentándose en su similitud con la renta de otro capital invertido en casas o tierras de cultivo; sin embargo, los escritos del holandés Salmasius (3) fueron los que produjeron la revolución decisiva en esta cuestión. Los escrúpulos religiosos que en otro tiempo habían limitado el comercio, desaparecieron. "Libre debe ser el comercio en todas partes, hasta en el infierno", tal era el lema central de los mercaderes de la época. Weber observa que estas doctrinas proveen de respuestas a la realización de una forma de actuar en el mundo. Por ejemplo, el cumplimiento de ciertas reglas éticas y morales en el transcurso de la vida y trabajo cotidianos le permite al hombre protestante el gozar de los beneficios de la salvación en este mundo. El hombre que en el mundo terrenal goza de un cierto éxito material ve en esto un símbolo del encontrarse en estado de gracia, indicio de la salvación.

6 WEBER Y LA ÉTICA PROTESTANTE En todo caso, lo absolutamente nuevo era considerar que el más noble contenido de la propia conducta moral consistía justamente en sentir como un deber el cumplimiento de la tarea profesional en el mundo. Tal era la consecuencia inevitable del sentido, por así decirlo, sagrado del trabajo, y lo que engendró el concepto ético- religioso de profesión: concepto que traduce el dogma común a todas las confesiones protestantes, opuestos a la distinción que la ética católica hacía de las normas evangélicas en praecepta y consilia y que como único modo de vida grato a Dios reconoce no la superación de la moralidad terrena por medio de la ascesis monástica, sino precisamente el cumplimiento en el mundo de los deberes que a cada cual impone la posición que ocupan la vida, y que por lo mismo se convierte para él en profesión. (Primera Parte, Cap. III, pág. 88):

7 LA COMPAÑÍA DE LAS INDIAS ORIENTALES Con la Compañía de las Indias Orientales quedó creada en 1602 la primera gran organización capitalista moderna, el modelo de las sociedades anónimas. Allí se fusionaron empresas comerciales y navieras competidoras denominadas Voorkompanien, hasta el punto de que puede hablarse de precursores de los modernos trusts o cártels. La Compañía era una unión de capitales que tenía el lucro por finalidad. Se le dotaba de una constitución, copiada de la del Estado, y quedaba bajo la vigilancia del Gobierno, el cual nombraba también a los primeros directores. Dicha constitución era aristocrática. Las acciones de las Compañías de las Indias constituyeron pronto una base del negocio bursátil, que se desarrolló en gran escala ante todo en Amsterdam. Holanda debió su potencia capitalista al comercio, pero hay que reconocer que también contribuyeron al fomento del capital las ramas de la actividad anejas a aquél, tales como las construcciones navales, la industria cervecera y la azucarera. El comercio mayorista de Amsterdam tuvo bajo su dependencia la industria textil.

8 COMPAÑÍA DE LAS INDIAS ORIENTALES

9 REVOLUCIÓN INDUSTRIAL En primer lugar, cuando hablamos de revolución industrial no nos referimos a una simple aceleración del crecimiento económico, sino a una aceleración del crecimiento determinada y conseguida por la trasformación económica y social... A fines del siglo XVIII esta transformación económica y social se produjo en una economía capitalista y a través de ella. En segundo lugar, esta revolución industrial fue la primera de la historia. Lo que no significa que partiera de cero, o que no puedan hallarse en ella fases primitivas de rápido desarrollo industrial y tecnológico. Sin embargo, ninguna de ellas inició el crecimiento económico auto-sostenido por medio de la constante revolución tecnológica y transformación social. En tercer lugar, al ser la primera es por ello distinta a las revoluciones industriales subsiguientes. No puede explicarse en termino de factores externos tales como, la imitación de técnicas avanzadas, la importación de capital o el impacto de una economía mundial ya industrializada. La revolución industrial inglesa fue precedida por lo menos por doscientos años de constante desarrollo económico que echó sus cimientos. Sin embargo no puede explicarse sólo en términos puramente británicos, ya que Inglaterra formaba parte de una economía más amplia que podemos llamas economía mundial de los estados marítimos europeos

10

11 LA REVOLUCIÓN AGRÍCOLA La principal actividad económica en la economía inglesa del siglo XVIII era la AGRICULTURA, que vio aumentada su productividad gracias ala introducción de mejoras en las técnicas de cultivo. Esta productividad permitió que, al crecer tanto la población, una parte de ella pudiera trabajar en actividades no agrícolas. La nueva agricultura consistió en la combinación de tres elementos: introducción de cultivos novedosos, la alimentación de la ganadería en establos y la eliminación del barbecho. A los nuevos sistemas de rotación se agregaron mejoras en las herramientas (los arados de hierro y la primera sembradora), en la selección de semillas y en los sistemas de cría de ganado. La nueva agricultura permitió romper con el círculo vicioso de la contraposición entre agricultura y ganadería. La introducción de mejoras en la agricultura fue acompañada por modificaciones en el sistema de propiedad. A principios del siglo XVIII, la mitad de las tierras eran explotadas con el sistema de campos abiertos, de origen medieval. Los campesinos tenían derechos de pastura, recolección de leña y de caza en las tierras comunales incultas. Hacia 1830 esta forma de explotación de la tierra había desaparecido como consecuencia de las LEYES DE CERCAMIENTOS que establecían la obligatoriedad de cercar tierras que podían ser de cultivo, de pastoreo o incultas. Estas leyes, que habían comenzado en el siglo XVI, se multiplicaron en la segunda mitad del siglo XVII, en general, por presión de los grandes propietarios.

12 CAMBIOS EN EL SECTOR AGRÍCOLA

13 FUNCIONES DE LA AGRICULTURA PARA LA INDUSTRIALIZACIÓN Las consecuencias de los cercamientos fueron que una proporción alta de pequeños propietarios se vio obligada a vender sus tierras a grandes propietarios locales o inversores. También se perjudicaron los campesinos sin tierras que ocupaban campos comunales y, en general, todos perdieron la posibilidad de utilizar esos predios para el pastoreo. Los campesinos expulsados de sus tierras se transformaron en jornaleros o arrendatarios con contratos de corto plazo. De este modo la Agricultura estuvo preparada...para cumplir sus tres funciones fundamentales en una era de industrialización: aumentar la producción y la productividad para alimentar a una población no agraria en rápido y creciente aumento, proporcionar un vasto y ascendente grupo de potenciales trabajadores para las industrias y suministrar un mecanismo para la acumulación de capital para los sectores más modernos de la economía. E.H.

14 EFECTOS DEL CERCAMIENTO El Parlamento publica un decreto de enclousure générale, con lo que se legalizaban multitud de apropiaciones de terrenos arables e incluso pastos y yermos. A principios del siglo XVIII la estructura de la propiedad de la tierra era: a) 200 grandes familias latifundistas poseen el 25 % de las tierras que explotan mediante arrendatarios; b) La Gentry (pequeña nobleza) y algunos no nobles enriquecidos, tenían propiedades de tipo medio. En total un 50% de la tierra, que cultivaban por medio de arrendatarios, los farmers. c) La yeomanry, pequeños propietarios, muy numerosos y que en total, poseen el 25% de la tierra Las principales consecuencias en el campo inglés por los cercados fueron: a) La aparición de empresas agrícolas explotadas de forma capitalista y la desaparición de los openfield. b) La expulsión de muchos farmers, al pasar muchos propietarios a trabajar las tierras con asalariados. c) Disminución de la pequeña propiedad: no pueden pagar los cercados o la legalización de su propiedad, y han de vender. d) Los cottagers (campesinos sin tierra) empeoran sus condiciones de vida, ya que ahora no pueden pastar sus animales, ni coger leña ni cazar. e) Mejora la productividad, lo que produjo excedentes que permitieron un importante crecimiento de la población f) Estos cambios permiten una mayor extensión de la industria en el campo, ya que muchos campesinos tenían más tiempo y necesidad de recursos, lo que a su vez, permitió la extensión de la moneda en zonas rurales.

15 LA POBLACIÓN EUROPEA EN EL SIGLO XIX.

16 PROTO-INDUSTRIALIZACIÓN: SECTOR MANUFACTURERO La actividad proto-industrial y manufacturera tuvo un crecimiento sostenido a lo largo del siglo XVIII, sus formas tradicionales sobrevivieron a la RI y se combinaron con el sistema de fábrica. También fueron el punto de partida de la acumulación de capital, para la capacitación de la mano de obra, para la constitución de un sector empresario y para la conformación de redes comerciales. La PRODUCCIÓN ARTESANAL podía se llevaba a cabo en los centros urbanos y los suburbios, aunque gran parte del avance industrial de la Inglaterra del siglo XVIII consistió en su expansión a través del sistema de industria a domicilio. La industria domiciliaria tenía como principal ventaja su flexibilidad. El capital podía circular fluidamente de una industria a otra, ya que la parte inmovilizada en inversiones fijas era muy reducida, mientras la fuerza de trabajo era flexible y muy barata, dado que se trataba de una ocupación a tiempo parcial.

17 INDUSTRIA DOMICILIARIA

18 MANUFACTURA CENTRALIZADA Difundida en la minería, metalurgia, algunas ramas de la industria textil, del vidrio, de la cerveza, el papel, sal y otros rubros. En general se basaba en técnicas de trabajo intensivo, en la disciplina de la mano de obra artesanal y (a través de él) en la maximización de las habilidades como resultado del trabajo artesanal. Antes de la introducción de la máquina, en estas industrias vendían su fuerza de trabajo aquellos que habían sido despojados de la propiedad de los medios de producción, pero que aún controlaban parte del proceso productivo con el conocimiento venido de la experiencia del trabajo artesanal.

19 MANUFACTURA CENTRALIZADA Mujeres hilando lana a mano en un taller, antes de la introducción de la maquinaria industrial que las desplazó de este campo laboral.

20 CONDICIONES FAVORABLES PARA LA INDUSTRIALIZACIÓN : EL MERCADO INTERNO La conformación de un mercado interno en Gran Bretaña a lo largo del siglo XVIII se vio favorecida por una serie de factores. Crecimiento de la población. Ausencia de fronteras internas y de cargas feudales. Sistema de transportes y comunicaciones: desde mediados del siglo XVII se destinaron fuertes inversiones públicas y privadas a la extensión del sistema fluvial (construcción de canales) y a la construcción de nuevos puentes y carreteras. Población rural integrada al mercado en su condición de consumidor de productos manufacturados. No existe a fines del siglo XVIII en Inglaterra una economía de subsistencia. Los mercados urbanos en gran escala de bienes de consumo barato se desarrollaron tempranamente. A fines del siglo XVIII predomina la tendencia a otorgar un rol determinante al mercado interno mediante la protección de la producción local en detrimento de las industrias textiles artesanales de las colonias.

21 CONDICIONES FAVORABLES PARA LA INDUSTRIALIZACIÓN : EL MERCADO EXTERNO Con un mercado interno consolidado, Inglaterra contaba con la ventaja de poder acceder a un amplio mercado externo. Era una potencia marítima mundial en el siglo XVIII, poseía importantes territorios coloniales y tenía relaciones comerciales gracias a la extensión de su poderío naval y a su política exterior, con las colonias españolas y portuguesas en América. El Estado había sustentado mediante su política exterior, la expansión económica y comercial. De su participación en las guerras, Inglaterra había obtenido territorios coloniales y tratados de comercio preferenciales. Las ACTAS DE NAVEGACIÓN del siglo XVII que establecieron privilegios para los barcos ingleses en el comercio de ultramar, habían servido para proteger a la flota inglesa y debilitar el poderío naval holandés. Una vez puesta en marcha el proceso de cambio, una proporción creciente de la producción de los sectores más modernos de la industria estuvo destinada al mercado externo.

22 CONDICIONES FAVORABLES PARA LA INDUSTRIALIZACIÓN : NUEVAS FORMAS POLÍTICAS La política estaba engranada en los beneficios. Las peticiones específicas de los hombres de negocios podían encontrar resistencia en otros grupos de intereses (los terratenientes por ejemplo); sin embargo, en conjunto se aceptaba que el dinero no sólo hablaba, sino que gobernaba. Todo lo que un industrial necesitaba adquirir para ser admitido entre los regidores de la sociedad era bastante dinero. La cultura de la búsqueda del beneficio se anclaba en dos siglos de expansión colonial y mercantil, por lo que el desafío más importante estaba vinculado a un cambio fundamental respecto de obtener riqueza. La primera etapa de la Revolución industrial fue técnicamente un tanto primitiva no porque no se dispusiera de mejor ciencia y tecnología, o porque la gente no tuviera interés en ellas, o no se les convenciera de aceptar su concurso. Lo fue tan sólo porque, en conjunto, la aplicación de ideas y recursos sencillos (a menudo ideas viejas de siglos), normalmente nada caras, podía producir resultados sorprendentes. La novedad no radicaba en las innovaciones, sino en la disposición mental de la gente práctica para utilizar la ciencia y la tecnología que durante tanto tiempo habían estado a su alcance yen el amplio mercado que se abría a los productos, con la rápida caída de costos y precios. No radicaba en el florecimiento del genio inventivo individual, sino en la situación política que encaminaba el pensamiento de los hombres hacia problemas solubles.

23

24

25 LA INDUSTRIA ALGODONERA: ÍCONO DE LA REVOLUCIÓN La manufactura del algodón fue un típico producto secundario derivado de la dinámica corriente de comercio internacional, sobre todo colonial, sin la que, como hemos visto, la Revolución industrial no puede explicarse. La única industria de algodón puro conocida por Europa a principios del siglo XVIII era la de la India, cuyos productos vendían las compañías de comercio en el extranjero y en el mercado nacional, donde se enfrentaban con la oposición de los manufactureros de la lana. La industria lanera inglesa logró que en 1700 se prohibiera su importación, consiguiendo así accidentalmente para las futuras manufactureras nacionales de algodón una suerte de vía libre en el mercado interior. Más del 90 por ciento de las exportaciones británicas de algodón fueron a los mercados coloniales, especialmente a África. La notabilísima expansión de las exportaciones a partir de 1750 dio su ímpetu a esta industria: entre entonces y 1770 las exportaciones de algodón se multiplicaron por diez.

26 INDUSTRIA DEL ALGODÓN

27 EL AVANCE DE OTRAS INDUSTRIAS La industria siderúrgica: utilización del coque y desarrollo del pulido y el laminado; abaratamiento de los costos de los instrumentos agrícolas, de la maquinaria industrial (primero las máquinas a vapor y luego la textil) y finalmente posibilitando la construcción y el desarrollo de los ferrocarriles. Utilización de energía mineral: el carbón se lo utilizó como combustible de las máquinas a vapor y como fuente de calor y de transformaciones químicas en la industria del hierro. Nuevas fuentes de energía: a lo largo del siglo XIX, el gracias a una serie de innovaciones tecnológicas se incrementó el aprovechamiento de la energía hidráulica y se creo la máquina a vapor con usos diversos en la producción manufacturera, minera y en el transporte marítimo y terrestre.

28 llLocomotora Máquina de Vapor Mule Jenny

29 FERROCARRIL

30


Descargar ppt "REVOLUCIÓN INDUSTRIAL. HOLANDA Y EL COMERCIO Los holandeses debieron un gran florecimiento económico al fomento metódico que de sus intereses realizaron."

Presentaciones similares


Anuncios Google