La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Els diners. La moderna banca española había nacido con la creación de Banco de San Carlos en 1782, que emitió los vales reales, primera experiencia española.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Els diners. La moderna banca española había nacido con la creación de Banco de San Carlos en 1782, que emitió los vales reales, primera experiencia española."— Transcripción de la presentación:

1 Els diners

2 La moderna banca española había nacido con la creación de Banco de San Carlos en 1782, que emitió los vales reales, primera experiencia española de papel moneda. La situación de bancarrota a la que el gobierno sometió al banco, al obligarle a emitir un número más que excesivo de vales reales y la devaluación de los mismos, obligaron a la creación del Banco de San Fernando (1829), que absorbía al anterior y realizaba operaciones de banca estatal. En 1844 el financiero marqués de Salamanca impulsó la creación del Banco de Isabel II, banca comercial que en 1847 estuvo al borde de la quiebra de la que se salvó al fusionarse con el anterior y formar el Nuevo Banco Español de San Fernando, base del que luego será el Banco de España. Este banco y otros como el Banco de Barcelona, obra del financiero Manuel Girona, creado en 1844, tenían el privilegio de emisión de papel moneda. Junto a estos bancos se crearon otros de ámbito más regional o de menor actividad

3 Entre 1848 y 1855, los liberales reformaron a fondo el sistema monetario implantando el real dividido en 100 céntimos como unidad básica del sistema, que desplazó al secular maravedí. En 1864, se implantó el escudo de plata de diez reales como unidad monetaria. Hasta después de la revolución de 1868 no se llegaría a la completa modernización del sistema al adoptarse la peseta como unidad monetaria, pero los pasos hacia esta dirección ya se habían tomado a partir de 1848.

4 La reforma monetaria fue el mayor acierto de Laureano Figuerola, cristalizada en el decreto de 19 de octubre de 1868 (a un mes escaso de la Revolución) que establecía la peseta como unidad monetaria. La medida se tomó como consecuencia del interés español por la Unión Monetaria Latina, una especie de mercado común monetario creado por Francia, Bélgica, Suiza e Italia. Aunque España no llegó a adherirse totalmente a ella, buscó alinear su moneda con el franco, la más fuerte y de referencia de la Unión. Como, además, la economía española dependía en gran medida del flujo de capitales franceses y belgas, disponer de una moneda asimilada al franco facilitaría las transacciones de capital, parte importante de la política más liberal de los progresistas. La peseta era una moneda de origen catalán, ya utilizada anteriormente. Su valor era muy aproximado al franco de la época que era de 5,0 gramos de plata. La peseta valía 5,2 gramos de plata, por lo que su peso se redujo a 5,0, igualándola al franco. De paso, la reforma de Figuerola establecía un sistema monetario cuyo patrón de facto sería la plata. La reforma monetaria se completó en 1874, al otorgarse al Banco de España el monopolio en la emisión de billetes. Las pesetas en billetes del Banco de España se convirtieron, por su comodidad, en la base esencial de nuestra oferta monetaria. El Banco de España se convertía así en el banco nacional español por excelencia. Los antiguos bancos emisores se transformaron en sucursales del Banco de España, o tuvieron que cambiar su horizonte

5 Durante la Restauración, y sobre todo a partir de planeó por los distintos gobiernos la intención de adoptar el patrón oro. Villaverde había intentado culminar su política estabilizadora, vinculando, de una vez para siempre a España con el patrón oro. De ahí que el proyecto de Ley de 21 de octubre de 1903 estableciese en su artículo 1º que dentro del sistema monetario creado por el Decreto ley de 19 de octubre de el Gobierno adoptará las disposiciones que conduzcan con mayor eficacia a restablecer la circulación y la libre acuñación de la moneda de oro; Pero, aunque España nunca adoptó el sistema patrón oro, se comportó como si lo hubiera hecho. Existía el compromiso creíble de seguir el régimen internacional, pero no se tomó ninguna decisión formal al respecto. El temor a no disponer de las reservas auríferas para hacer frente al sistema patrón oro fue un factor determinante en la indecisión de los gobiernos. Pero esta política no fue negativa para España. Ciertamente la reforma fiscal de Fernández Villaverde, en la medida que saneó las finanzas públicas favorecía la entrada de España en el sistema de patrón oro, ya que trajo consigo una mejora de la reputación española a la hora de hacer frente a los pagos de la deuda pública. Los pagos regulares permitieron a las autoridades españolas considerar seriamente la opción de adoptar el patrón oro formalmente, una opción que se mantuvo abierta hasta el final de la Restauración. En este sentido, España gozó de los beneficios del sistema monetario internacional, sin adoptarlo de hecho. De forma intencionada o por necesidad, la política monetaria de los gobiernos liberales fue, globalmente, correcta.

6


Descargar ppt "Els diners. La moderna banca española había nacido con la creación de Banco de San Carlos en 1782, que emitió los vales reales, primera experiencia española."

Presentaciones similares


Anuncios Google