La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

El abandono de Nuria. Había una vez, en un colegio, una niña nueva. Se llamaba Nuria. Ella era muy solitaria. También habían otras dos niñas de la misma.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "El abandono de Nuria. Había una vez, en un colegio, una niña nueva. Se llamaba Nuria. Ella era muy solitaria. También habían otras dos niñas de la misma."— Transcripción de la presentación:

1 El abandono de Nuria

2

3 Había una vez, en un colegio, una niña nueva. Se llamaba Nuria. Ella era muy solitaria. También habían otras dos niñas de la misma clase, que se llamaban Sara y Alba. Eran gemelas y a las dos les gustaba mucho investigar. Las tres niñas iban en el mismo autobús, para ir y venir del colegio a sus casas.

4 Sara y Alba siempre veían que Nuria se bajaba sola en una parada que había una casa abandonada. Un día, Sara y Alba se bajaron en la parada de Nuria, sin que ella se enterara. Cuando Nuria entró a la casa se escuchaban gritos. De repente, estaba todo en silencio, Sara y Alba miraron por un hueco que había en la ventana, y lo vieron todo con sangre.

5 Veían la sombra de una niña con un cuchillo en la mano. Como no vieron a nadie entraron. Primero, vieron el salón. En una mesita que había al lado del sillón había un teléfono sonando. Entonces, al oir el teléfono vino Nuria corriendo a cogerlo. Tenía la mano llena de sangre. Sara y Alba, se escondieron detrás de una mesa. Del teléfono salía una voz que le decía a Nuria: -Tienes que ir al parque que está al lado del colegio, para ver a tu nueva madrastra, porque la otra se ha muerto.

6 Eva Nuria, cogió su chaqueta y salió corriendo de la casa hacía el parque. Cuando la vio era muy diferente a la otra. Su nueva madrastra se llamaba Eva y su padrastro Andrés. Su nueva madrastra era muy elegante. Tenía una casa gigante, porque era rica. El nuevo padrastro de Nuria se pasaba casi todo el día trabajando y a veces se iba de viaje muy lejos.

7 Sara y Alba se asomaron por la puerta de la cocina de la antigua casa de Nuria. Vieron a la antigua madrastra en el suelo muerta. Entonces creyeron que la había matado Nuria. Las gemelas fueron a la nueva casa de Nuria, porque no querían que también matase a su nueva madrastra. A Nuria no le gustaba la nueva casa le daba un poco de miedo, porque era muy grande y no tenía alarma. Sara y Alba entraron a la nueva casa de Nuria. Le perseguían para ver lo que hacía. Nuria, que había salido a ver el jardín de su nueva casa, creía que le perseguían, al principio le daba igual pero al llegar a la piscina ya le parecía muy raro.

8 Entonces avisaron a Eva para que no le pasara nada. Cuando llegaron para decírselo, el que perseguía a las tres niñas en el colegio, estaba intentando matar a Eva. Entonces Nuria, como fue a ver qué pasaba, se dirigió a la cocina cogió un cuchillo y se lo clavó en la espalda al asesino y lo mató.

9 Cuando estaba en el borde de la piscina se dio la vuelta para ver quién era y como se asustó, se cayó al agua. Sara y Alba avisaron a Eva. Eva llamó al hospital y vino la ambulancia. Encontraron a Nuria ahogándose en la piscina. En el hospital la tuvieron que ingresar una semana. Sara y Alba iban algunos días al hospital a visitarla. Nuria se encontraba muy mal. Cuando Nuria volvió al colegio, alguien perseguía a Sara, Alba y Nuria. Iba con un cuchillo en la mano. Como sabían que pasaba algo raro, se fueron corriendo. Sara y Alba se lo dijeron a sus padres pero era demasiado tarde, ya estaban muertos.

10 Días después, Eva encontró un papel que decía que Nuria era su hija, Eva se sorprendió y lo guardó en secreto. Lo mismo pasó con las nuevas madrastras de Sara y Alba. Al día siguiente, las tres madres fueron a buscar a sus hijas al colegio y le enseñaron el papel. Sara y Alba le preguntaron a sus madres que quién era la madre que tenían antes y les dijeron que era una señora que las había adoptado. Sara y Alba se juntaron y se alegraron mucho de saberlo. Le pidieron perdón a Nuria, pero ella dijo que daba igual, que no pasaba nada y que le podían pedir perdón haciéndose su amiga, porque ella no tenía ninguna amiga. Sara y Alba le dijeron que si. Fin


Descargar ppt "El abandono de Nuria. Había una vez, en un colegio, una niña nueva. Se llamaba Nuria. Ella era muy solitaria. También habían otras dos niñas de la misma."

Presentaciones similares


Anuncios Google