La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Concha Caraballo Ortega T: 646 457 2 57.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Concha Caraballo Ortega T: 646 457 2 57."— Transcripción de la presentación:

1 Concha Caraballo Ortega T:

2 1- Una amenaza activa el sistema parasimpático:. Subida de adrenalina. Estado de alerta. 2-Puede alterar las percepciones normales: ignorar el hambre, el cansancio o el dolor. 3- La amenaza despierta emociones de miedo y de ira. Estos cambios son reacciones de adaptación normales; movilizan a la persona amenazada para que lleve a cabo una acción: luchar o huir.

3 Estos cambios de reacción, que son normales en el momento de la amenaza, persisten cuando ha terminado el peligro real, incluso durante años. Ejemplos: Experimentación de una emoción intensa sin tener un recuerdo claro del acontecimiento Recuerdo con todo detalle del acontecimiento, pero sin ninguna emoción. Experimentar irritabilidad y activación sin conocer el motivo.

4 Los muchos síntomas de estrés postraumático pueden ordenarse en tres categorías principales. La hiperactivación porque hay una persistente expectativa de peligro. la intrusión porque deja una huella indeleble el momento traumático. la constricción porque hay en embotamiento como consecuencia de la rendición.

5 Hiperactivación Estados de alerta Problemas para dormir Intrusión Recuerdos Sueños Acciones Constricción Alteración de la conciencia Encerrarse en sí misma

6 Los acontecimientos traumáticos condicionan el sistema nervioso humano. Ejemplos: Hipervigilancia El nivel de alerta básico está elevado. No hay una atención relajada. Este aumento de la reacción también afecta al sueño de modo que tardan más en quedarse dormidas, son más sensibles al ruido y de despiertan más veces durante la noche que las personas normales.

7 El trauma paraliza el curso del desarrollo normal porque hace incursiones repetidas en la vida de la persona. Es lo que Freud llamaba la fijación en el trauma Reviven el hecho como si estuviera ocurriendo una y otra vez en el presente. Y esto ocurre durante mucho tiempo después de que haya pasado el peligro.

8 Los recuerdos traumáticos tienen una serie de cualidades inusuales: No se aglutinan como los recuerdos normales en una narrativa verbal y lineal que es asimilada en la historia de una vida. Carecen de una narrativa normal y de un contexto Están codificados en forma de sensaciones vívidas e imágenes, no de palabras.

9 En su forma comparten los rasgos inusuales de los recuerdos traumáticos. Así: En ocasiones incluyen fragmentos del acontecimiento traumático de forma exacta, con poca o ninguna elaboración imaginativa. A menudo se repiten sueños idénticos. Las pesadillas traumáticas pueden ocurrir en las fases del sueño en las que las personas no suelen soñar.

10 Las personas traumatizadas reviven el momento del trauma en pensamientos y en sueños, como hemos visto y hay que añadir, que también en sus acciones. Esta reproducción de las escenas traumáticas es muy evidente en los juegos de los niños. Pueden llegar a ser literales de manera tal que no hacen falta explicaciones para entenderlos. Los reproducen tal cual ha sido la escena traumática.

11 Los adultos, también recrean el momento de terror, tanto de forma literal como disfrazada. La mayoría de las veces no son conscientes de que lo están haciendo. Explicación: Revivir la experiencia traumática es un intento espontáneo y fracasado de resolución. Puede suponer conseguir dominarlo.

12 Ejemplos: Caminar por la calle por la que fue violada a pesar de la amenaza de que la volvería a pasar si la veían de nuevo por ahí, para no sentirse derrotada Hacer del trauma tu profesión ( enfermera de urgencias ) Lo cierto es que revivir el trauma acarrea la intensidad emocional de la situación original, ya sea en forma de recuerdos, sueños o acciones.

13 La constricción es el tercer síntoma post_ traumático. Refleja la rendición, la indefensión. Puesto que revivir el trauma conlleva sufrimiento emocional insoportable, las personas tratan de evitarlo con la intención de autoprotegerse. Y lo hacen: * Encerrándose en sí misma. * Alterando la conciencia, que provoca cambios en la percepción de los hechos y de las sensaciones físicas.

14 La alteración de la conciencia tiene lugar : En el momento en que se vive la situación traumática realmente Síntoma de intrusión. Cuando se revive el acontecimiento posteriormente en el pensamiento

15 Cuando una persona está indefensa porque resulta inútil la resistencia, el sistema de autodefensa se bloquea y la persona escapa de la situación alterando su estado de conciencia. Ejemplos: Hipnotizarse: Como los conejos ante los focos del coche Paralizarse: Estaba paralizada, como una muñeca de trapo. Estatua de sal. Congelada.

16 Con anestesia parcial o pérdida de sensaciones determinadas. La persona puede sentir que el acontecimiento no le está pasando a ella, como si lo estuviera observando desde fuera de su cuerpo como si toda la experiencia fuera un mal sueño del que se despertará poco después

17 Estos cambios en la percepción se combinan con una sensación de indiferencia, extrañamiento emocional y con una profunda pasividad que hace que la persona renuncie a toda iniciativa y resistencia. Los síntomas constrictivos también afectan a la anticipación y la planificación del futuro. Disminuye la confianza hacia su propia capacidad para hacer planes y tomar iniciativas, con creciente superstición y pensamiento mágico y con una mayor dependencia en los talismanes y augurios.

18 Con el tiempo, disminuyen los síntomas intrusivos y predominar los de evitación o constrictivos. Estos síntomas constrictivos son negativos: carecen de dramatismo; no son fácilmente reconocibles y a menudo no se reconoce su origen en un acontecimiento traumático. Con el paso del tiempo es más fácil ignorar el origen. Los síntomas postraumáticos pueden ser confundidos con rasgos de la personalidad de la víctima ( olvidadiza, que no se entera, poco inteligente, callada, apática, miedosa,

19 Los acontecimientos traumáticos ponen en duda las relaciones humanas básicas. Rompen los vínculos de familia, amistad, amor y comunidad. Destruyen los conceptos fundamentales de la victima sobre la seguridad del mundo, el valor positivo de la persona y el sentido de la vida. Las personas traumatizadas se sienten absolutamente abandonadas, absolutamente solas, exiliadas del sistema humano y divino de cuidado y protección que mantienen la vida.

20 Las personas traumatizadas sufren daños en las estructuras básicas del yo: Pierden la confianza en sí mismas, en otras personas, y en Dios. Su autoestima se ve asaltada por experiencias de humillación, culpa e indefensión. Su capacidad para la intimidad se ve comprometida por intensos y contradictorios sentimientos de necesidad y miedo. La identidad que se había afirmado antes del trauma queda destruida.

21 El trauma prolongado y repetido solo pasa en circunstancias de cautividad. Solo sucede cuando la víctima está prisionera, es incapaz de escapar y está bajo el control del perpetrador. Evidentemente estas condiciones se dan en las cárceles y campos de concentración pero también pueden ocurrir en cultos religiosos, burdeles y otros entornos de explotación sexual organizada, así como en la familia. Las barreras pueden ser invisibles pero son en todo caso muy poderosas.

22 La cautividad hace que la víctima esté en continuo contacto con el perpetrador, crea un tipo especial de relación, una relación de control coercitivo Hay un impacto psicológico cuando hay necesidad de subordinación al control coercitivo En situaciones de cautividad el perpetrador se convierte en la persona más poderosa de la vida de la víctima, y la psicología de ésta se ve moldeada por las acciones y creencias del perpetrador.

23 Los métodos para obtener control sobre otra persona se basan en infligir el trauma psicológico de forma sistemática y repetida. Son técnicas organizadas de debilitamiento y desconexión. Están pensadas para causar terror e indefensión y para destruir el sentido del yo de la víctima en relación con los demás. No es necesario utilizar la violencia física para que la víctima viva en un constante estado de miedo. Se utiliza más la amenaza de muerte

24 Además de aterrorizar, el perpetrador busca destruir el sentido de autonomía de la víctima. Esto se consigue observando minuciosamente y controlando el cuerpo de la víctima y sus funciones corporales: Las mujeres describen largos periodos en los que se vieron privadas de sueño durante sesiones de celosos interrogatorios, por tener relaciones sexuales así como tener que pasar por un meticuloso escrutinio de su forma de vestir, peso y dieta.

25 El uso de recompensas intermitentes para atar a la víctima alcanza su forma más elaborada en los maltratos domésticos. La víctima puede intentar huir después de una explosión de violencia. Se la persuade de que regrese, no utilizando más amenazas, sino con disculpas, expresiones de amor, promesas de cambio así como apelando a su lealtad y compasión. Insiste en que su comportamiento dominante sencillamente demuestra su necesidad desesperada y su amor por ella.

26 Junto a acusaciones implacables de infidelidad, el maltratador exige que su víctima le demuestre su fidelidad abandonando su trabajo y con él, la fuente de independencia económica, sus amistades e incluso los vínculos con su familia. A medida que va quedando más aislada, su dependencia aumenta a todos los niveles incluso para la información y el sustento emocional. Cuanto más asustada está, más tentada se siente a aferrarse a la única relación que le está permitida; la relación con el captor.

27 En ausencia de cualquier otra conexión humana, intentará encontrar la humanidad en él. Como carece de otro punto de vista, la victima empezará a ver el mundo a través de los ojos del maltratador. El vínculo emocional que se desarrolla entre una mujer maltratada y su abusador, tiene unas características propias basadas en el cariño especial existente entre ellos. En los abusos domésticos la victima va haciéndose prisionera poco a poco, a través del cortejo.

28 Leonore Walker definió el Ciclo de la violencia a partir de su trabajo con mujeres. Este ciclo, tiene tres partes diferenciadas que son: Acumulación de Tensión, por parte del agresor Estallido de Tensión: La violencia finalmente explota, dando lugar a la agresión. Luna de Miel: El agresor pide disculpas a la víctima, le hace regalos y trata de mostrar su arrepentimiento. Con el tiempo, es cada vez más grave la agresión y mas pequeña la parte de luna de miel

29 La mujer que está emocionalmente involucrada con un maltratador interpreta en un principio su posesión como una muestra de amor apasionado. Puede que al principio se sienta halagada y reconfortada por el intenso interés que muestra hacia cada aspecto de su vida. A medida que va haciéndose más dominante ella disculpa o minimiza su comportamiento, no solo porque le teme, sino porque también siente algo hacia él y porque no puede comprender que alguien que la quiera le haga daño de esa manera.

30 Para evitar desarrollar la dependencia emocional tendrá que llegar a tener una visión nueva e independiente de su situación, en activa contradicción con el esquema de valores de su abusador. No solo tendrá que evitar desarrollar empatía con el abusador, sino que también tendrá que borrar el cariño que siente por él. Tendrá que hacerlo a pesar de los persuasivos argumentos del maltratador de que solo un sacrificio más, una prueba más de su amor, terminará con la violencia y salvará la relación.

31 La repetición del trauma amplifica todos los síntomas de hiperactivación del síndrome de estrés postraumático. Siempre están hipervigilantes, ansiosas y agitadas. Insomnio y pesadillas Padecen numerosos tipos de síntomas somáticos: Tensión alta, dolores de cabeza, problemas gastrointestinales, dolores abdominales, de espalda o pélvicos. Así como de temblores, sensación de ahogo, palpitaciones… La depresión prolongada está generalizada.

32 Sentimientos de ira: Hacia el maltratador Hacia quienes no la ayudaron, permaneciendo indiferentes. Es una ira inexpresada. Hacia sí misma. Hay una marcada tendencia al suicidio. Las explosiones ocasionales de ira pueden alejar al superviviente más de los demás e impedir que se reconstruyan sus relaciones, perpetuando el aislamiento.

33 La cautividad prolongada altera todas las relaciones humanas incluso muchos años después de la liberación. Produce alteraciones en la identidad de la víctima porque la imagen de su cuerpo, las imágenes que tiene de los demás, los valores e ideales que le dan una sensación de coherencia y propósito, han sido invadidas y derribadas sistemáticamente Trastornos de la personalidad, de disociación, de la alimentación severos

34 Esta presentación fue creada por Concha Caraballo para su exposición en la Convención de Defensa Femenina CONAF en noviembre de 2012.


Descargar ppt "Concha Caraballo Ortega T: 646 457 2 57."

Presentaciones similares


Anuncios Google