La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Vigésimo tercer programa EL QUINTO MANDAMIENTO DE LA LEY DE DIOS ES: NO MATARÁS (II)

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Vigésimo tercer programa EL QUINTO MANDAMIENTO DE LA LEY DE DIOS ES: NO MATARÁS (II)"— Transcripción de la presentación:

1 Vigésimo tercer programa EL QUINTO MANDAMIENTO DE LA LEY DE DIOS ES: NO MATARÁS (II)

2 Inciamos nuestro programa con un videoclip confeccionado con la música y la letra de una canción de Ricardo Arjona TEOLOGÍA PARA TODOS

3 «Donum vitae» Instrucción sobre el respeto de la vida humana naciente y la dignidad de la procreación. Congregación para la Doctrina de la Fe, Card. Ratzinger (febrero de 1987)

4 Sobre Bioética. Pone barreras morales a la manipulación genética. Enseña que no puede permitirse el derecho a crear una vida humana con el fin de destruirla después.

5 Algunas ideas del documento «Donum Vitae» Fruto de numerosas consultas. Una introducción con principios fundamentales de carácter antropológico y moral. Tres partes:

6 La primera parte tratará del respeto debido al ser humano desde el primer momento de su existencia. La segunda sobre las técnicas sobre la procreación humana. La tercera sobre la relación existente entre ley moral y ley civil.

7 Si el progreso tecnológico no está encauzado por la moral, puede atentar contra la dignidad de la persona humana. No todo lo que es técnicamente posible es moralmente admisible. Es inmoral producir embriones humanos destinados a ser explotados como "material disponible".

8 Tanto en el caso de los fetos muertos, como cuando se trata de cadáveres de personas adultas, toda práctica comercial es ilícita y debe ser prohibida. Desde el punto de vista moral, sólo es verdaderamente responsable, para con quien ha de nacer, la procreación que es fruto del matrimonio...

9 El hijo tiene derecho a ser concebido, llevado en las entrañas, traído al mundo y educado dentro del matrimonio. Está prohibido concebir con ayuda de un gameto procedente de una tercera persona. También los «vientres de alquiler» que van contra la unidad del matrimonio.

10 Las técnicas de fecundación in vitro son contrarios a la dignidad de ser humano propia del embrión y, al mismo tiempo, lesionan el derecho de la persona a ser concebida y a nacer en el matrimonio y del matrimonio.

11 También la "fisión gemelar y la clonación, deben ser considerados contrarios a la moral en cuanto que están en contraste con la dignidad tanto de la procreación humana como de la unión conyugal. Es inmoral la congelación de embriones.

12 Todo hombre, nacido o no nacido, enfermo incurable o desbordante de salud, es hijo de Dios. No puede ser explotado por otro hombre. Siempre será verdad que toda ciencia necesita de la conciencia. «Las intervenciones sobre el embrión humano sólo son lícitas si tienen como fin la mejora de sus condiciones de vida»

13 Sería una monstruosidad que unos hombres «fabricaran» a otros infradotados intelectualmente, sumisos y dóciles, pero muy fuertes físicamente, para su servicio en trabajos duros o peligrosos. Sería una nueva forma de esclavitud. Por eso la Congregación para la Doctrina de la Fe en la «Donum Vitae» dice que la clonación humana es contraria a la moral.

14 «Donum Vitae»: III. MORAL Y LEY CIVIL La intervención de la autoridad política se debe inspirar en los principios racionales que regulan las relaciones entre la ley civil y la ley moral. La misión de la ley civil consiste en garantizar el bien común de las personas mediante el reconocimiento y la defensa de los derechos fundamentales, la promoción de la paz y de la moralidad pública

15 La ley civil no puede sustituir a la conciencia ni dictar normas que excedan su competencia. Los derechos inalienables de la persona deben ser reconocidos y respetados. Estos derechos no están subordinados ni a los individuos ni a los padres, y tampoco son una concesión de la sociedad o del estado: pertenecen a la naturaleza humana y son inherentes a la persona en virtud del acto creador que la ha originado.

16 Entre esos derechos fundamentales: a) el derecho de todo ser humano a la vida y a la integridad física desde la concepción hasta la muerte; b) los derechos de la familia y del matrimonio como institución y, en este ámbito, el derecho de los hijos a ser concebidos, traídos al mundo y educados por sus padres.

17 En Francia, en 1986 se consiguieron ochocientos «niños probeta», pero se destruyeron diez mil doscientos seres humanos. El Dr. Justo Aznar, Jefe del Depto. de Biopatología Clínica del Hospital de la Fe de Valencia, dice que por cada niño «in vitro» que nace se pierden cuarenta vidas humanas.

18 El Dr. Jacques Testart cuenta cómo a veces coinciden en la misma habitación una mujer que va a abortar y otra que está sometida a tratamiento para lograr la fecundación «in vitro». ¿No sería más lógico que la segunda adoptara al niño de la primera, en lugar de que tengan que morir cuarenta niños probeta para que ella consiga uno?

19 EL SUICIDIO es un pecado contra este mandamiento, es decir, quitarse a sí mismo la vida deliberadamente y por propia iniciativa. El suicidio es pecado grave porque la vida no nos pertenece a nosotros, sino a Dios, que nos la ha entregado en usufructo.

20 «El suicidio lo cometen frecuentemente personas que por enfermedad, o por otras causas, no son totalmente dueñas de sí mismas. De ordinario es difícil medir el grado de responsabilidad y de culpabilidad que contraen».

21 Con palabras del Compendio (n.470): El suicidio y la cooperación voluntaria, es una ofensa grave al justo amor de Dios, de sí mismo y del prójimo; por lo que se refiere a la responsabilidad, ésta puede quedar agravada en razón del escándalo o atenuada por particulares trastornos psíquicos o graves temores.

22 Presentación del P. Juan María Gallardo para


Descargar ppt "Vigésimo tercer programa EL QUINTO MANDAMIENTO DE LA LEY DE DIOS ES: NO MATARÁS (II)"

Presentaciones similares


Anuncios Google