La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

C u r s o para padres y catequistas dePrimeraComunión Curso del Instituto de Formación Teológica por Internet ( I. F. T. I. ) www.institutodeteologia.org.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "C u r s o para padres y catequistas dePrimeraComunión Curso del Instituto de Formación Teológica por Internet ( I. F. T. I. ) www.institutodeteologia.org."— Transcripción de la presentación:

1 C u r s o para padres y catequistas dePrimeraComunión Curso del Instituto de Formación Teológica por Internet ( I. F. T. I. ) 1

2 Primera lección I. La Creación PRIMER DÍA. Hace mucho, muchísimo tiempo, Dios creó el cielo y los ángeles. El cielo es maravilloso. Allí vive Dios con sus ángeles. Abajo no existía nada. Era aquello un gran vacío oscuro y triste. Dios dispuso: que se haga la tierra. Y la tierra se hizo. Porque todo lo que Dios dispone se realiza de inmediato. Pero continuaba la oscuridad. Entonces dijo Dios: hágase la luz. Y la luz se hizo. Así terminó el primer Día de la Creación. 2

3 SEGUNDO DÍA. Dios creó el cielo azul que vemos desde la tierra, que no es el cielo donde viven Él y sus ángeles. Es el cielo por donde navegan las nubes y que quieren alcanzar los barriletes. El cielo de las golondrinas y las cañitas voladoras. TERCER DÍA. Al principio la tierra y el agua estaban mezcladas, formando un gran barrial. En el Tercer Día, Dios separó la tierra y el agua. Así creó los mares, los lagos y las lagunas. En la tierra firme hizo brotar los yuyos y los rosales. Y mandó que crecieran árboles como son los robles y ombúes, ceibos y pinos. Todo fue quedando lindo. 3

4 CUARTO DÍA. El cuarto día Dios creó el sol, la luna y las estrellas. Para que el sol nos alumbrara de día, para que haya amaneceres y ocasos, para abrigar a los chicos pobres en invierno y para que la sombra parezca más fresca en verano. A la luna y a las estrellas las creó para que las noches fueran menos negras, para que los pequeños les hagan versos a la luna y para que tengan dónde llegar los cohetes espaciales. QUINTO DÍA. Dios creó las aves y los peces. O sea que creó los pájaros y los pescados. El benteveo y la mojarrita, los caranchos y los pejerreyes, la ballena, los cóndores, el tiburón y las calandrias y los pájaros dieron gloria a Dios cantando en las ramas. Y los peces esperaron a los pescadores, ya que no había pescadores todavía. 4

5 SEXTO DÍA. Cuando llegó el Sexto Día, creó todos los animales que no fueran pájaros ni pescados. Desde los elefantes hasta las lauchas, desde los rinocerontes hasta las comadrejas. El león y el caballo. La cucaracha y el mamboretá. Piojos y víboras. Perros y gatos. Y después Dios decidió: ahora voy a crear al hombre. Fabricó una figura de barro, más o menos del tamaño de una persona, sopló sobre ella y le dio un alma inmortal. La figura tomó vida. Fue el primer hombre y se llamó Adán. 5

6 SÉPTIMO DÍA. Terminaba su obra, Dios descansó. Y así nos enseñó que conviene tomarse un resuello, después de trabajar mucho y bien. Objetivo: Los chicos han de asimilar que Dios es autor de todo lo creado y que debemos agradecerle cuanto de bueno recibimos. 6

7 II. Verdades del Compendio (nn. 50 a 58) - Dios es Todopoderoso: es «el Fuerte, el Valeroso» (Sal 24, 8). - Nada es imposible para Él. - Su omnipotencia es universal y misteriosa. - Se manifiesta en la creación del mundo de la nada y del hombre por amor. - Pero sobre todo en la Encarnación y en la Resurrección de su Hijo. - La creación manifiesta el amor omnipotente de Dios. - Es el primer paso de la Alianza de Dios con su pueblo. - Es el comienzo de la historia de la salvación, que culmina en Cristo. 7

8 - Es la primera respuesta a los interrogantes fundamentales sobre nuestro origen y nuestro fin. - El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son la causa del mundo, aunque la obra de la Creación se atribuye especialmente a Dios Padre. - El mundo ha sido creado para gloria de Dios. - Dios ha creado el universo libremente con sabiduría y amor. - El mundo no es el fruto de una necesidad, de un destino ciego o del azar. - Dios crea «de la nada» (–ex nihilo–: 2 M 7, 28) un mundo ordenado y bueno. 8

9 - Él lo transciende de modo infinito. - Dios conserva en el ser el mundo que ha creado y lo sostiene y guía. - La divina Providencia consiste en la manera como Dios conduce a sus criaturas a la perfección última. - Dios otorga y pide al hombre, respetando su libertad, que colabore con la Providencia mediante sus acciones, sus oraciones. También con sus sufrimientos. - Dios no es, en modo alguno, ni directa ni indirectamente, la causa del mal. 9

10 -El gran mal moral es el pecado de los hombres; raíz de los restantes males. -Dios no permitiría el mal si no hiciera salir el bien del mal mismo. - Esto Dios lo ha realizado ya admirablemente con ocasión de la muerte y resurrección de Cristo. - Del mayor mal moral, la muerte de su Hijo, Dios ha sacado el mayor de los bienes, la glorificación de Cristo y nuestra redención. 10

11 III. INSTRUCCIÓN GENERAL DEL MISAL ROMANO PROEMIO El Concilio de Trento ya había reconocido el gran valor catequético contenido en la celebración de la Misa. El Concilio Vaticano II consideró profundamente, como lo hiciera el de Trento, el carácter didáctico y pastoral de la sagrada Liturgia. Concilio de Trento Concilio Vaticano II 11

12 El Concilio de Trento exhortó a los pastores de almas una adecuada catequesis: para que las ovejas de Cristo no padezcan hambre... El santo Sínodo manda a los pastores y a cuantos tienen cura de almas que en la celebración de la Misa, por sí mismos o por medio de otros, expliquen algo de lo que se lee en la Misa, y además expongan algún misterio de este santísimo sacrificio, principalmente en los domingos y días de fiesta. 12

13 CAPÍTULO 1: IMPORTANCIA Y DIGNIDAD DE LA CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA La celebración de la Misa es el centro de toda la vida cristiana. En ella culmina la acción por la que Dios santifica al mundo, y el culto que los hombres tributan al Padre. Además en ella se conmemoran los misterios de la redención, en el transcurso del año. Las demás acciones sagradas y todas las obras de la vida cristiana se relacionan con ella, de ella manan y a ella se ordenan. 13

14 Por lo tanto es de suma importancia que la celebración de la Misa se ordene de tal modo que ministros y fieles saquen de ella frutos más abundantes. O sea: que lleve a los fieles a una participación consciente, activa y plena, de cuerpo y alma, ferviente por la fe, esperanza y caridad. Así lo desea vivamente la Iglesia y lo exige la naturaleza misma de la celebración. Se debe procurar seleccionar y ordenar aquellas formas y elementos propuestos por la Iglesia que, atendiendo a las circunstancias de personas y lugares, favorezcan más intensamente una participación activa y plena, y respondan mejor a la utilidad espiritual de los fieles. 14

15 Los obispos deben empeñarse en que los presbíteros, diáconos y fieles laicos, comprendan siempre con mayor profundidad el sentido genuino de los ritos y de los textos litúrgicos, y así tiendan a una celebración activa y fructuosa de la Eucaristía. El sacerdote es servidor de la sagrada Liturgia y que no le está permitido en la celebración de la Misa añadir, quitar o cambiar cosa alguna por iniciativa propia. IV. Oraciones La Señal de la Cruz El Padrenuestro 15

16 En pocas palabras (Consejos de Mónica Heller: Madre y catequista) El Señor no hace nada sin revelar su secreto a sus servidores (Amós 3, 7). …no se preocupen de cómo van a hablar o qué van a decir: lo que deban decir se los dará a conocer en ese momento, porque no serán ustedes los que hablarán, sino que el Espíritu de su Padre hablará en ustedes… (Mt 10, 19-20).

17 Este intenta ser un mensaje para todos los catequistas, en particular, para quienes recién se inician en esta práctica de evangelización. Lo que más nos asusta es el no estar preparado, el no saber hablar, el no ser convincente… esos sólo son miedos, y como tales, nos paralizan. Pero Dios nos ha llamado, y será Dios mismo Quien nos ayudará por todos los medios para que estemos a la altura de las expectativas y demos gracias a Dios por poder ser Su dócil instrumento, un santo nexo entre Dios y nuestros hermanos.

18 Nada es casual… Aquel que libremente acoge el ministerio de la Palabra, recibe también los dones adecuados para poder desempeñar eficazmente dicho servicio dentro de la Iglesia. Es cierto que no solamente eres llamado, sino que también tus niños, en la catequesis, son llamados a escuchar, en tu voz, la Palabra de Dios.

19 Los primeros destinatarios de la catequesis somos… Papá y mamá ¿Por qué? ¿Por qué? Porque somos los primeros catequistas de nuestros hijos. Evangelizados nosotros, podremos evangelizar a nuestros niños. Primer beneficiado – el niño o la niña que recibe la catequesis ; (es decir, los catequizandos ). Abuelos-tíos-padrinos de bautismo si papá o mamá, por alguna razón, no pudieran concurrir.

20 Presentación confeccionada por el Padre Juan María Gallardo ( Para ywww.institutodeteología.org Con el aporte Mónica Heller (


Descargar ppt "C u r s o para padres y catequistas dePrimeraComunión Curso del Instituto de Formación Teológica por Internet ( I. F. T. I. ) www.institutodeteologia.org."

Presentaciones similares


Anuncios Google