La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

El Pecado P. Juan María Gallardo Extracto del Manual de Moral Fundamental, de Jorge A. Palma.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "El Pecado P. Juan María Gallardo Extracto del Manual de Moral Fundamental, de Jorge A. Palma."— Transcripción de la presentación:

1 El Pecado P. Juan María Gallardo Extracto del Manual de Moral Fundamental, de Jorge A. Palma

2 Naturaleza Es: –toda palabra, acto o deseo contrario a la ley de Dios (S. Agustín, Contra Faustum I, 22, c. 27). Es: –La transgresión: es decir violación, desobediencia; –voluntaria: porque se trata no sólo de un acto puramente material, sino de una acción formal, advertida y consentida; –De la ley divina: o sea, de cualquier ley obligatoria, ya que todas reciben su fuerza de la ley eterna.

3 Si la transgresión afecta a una ley moral grave, se produce el pecado mortal; si una leve, el pecado venial. En el primer caso hay un verdadero alejamiento de Dios; en el segundo, sólo una desviación del camino que nos conduce a Él. Cuando el hombre peca gravemente se pierde para sí mismo y para Dios: se encuentra sin sentido y sin dirección en la vida, pues el pecado desorienta esencialmente en relación al fin sobrenatural eterno.

4 Sus dos aspectos El pecado supone: –A) El alejamiento o aversión a Dios: Que se da propiamente en el pecado mortal. No importa que no tenga la intención directa de ofender a Dios. –B) La conversión a las criaturas: En todo pecado existe el goce ilícito de un ser creado. Casi siempre es esto lo que busca el hombre al pecar sin pretender directamente ofender a Dios.

5 Es una verdadera ofensa a Dios Porque es el supremo legislador. Porque es el último fin del hombre. Porque es el bien sumo e infinito. Porque es nuestro gobernador (del que el hombre se sustrae), bienhechor (que el hombre desprecia) y juez (al que el hombre no teme, ni respeta).

6 Otros desórdenes que conlleva El pecado conlleva otros desórdenes: –1. Una lesión a la razón natural: Es una vera stultitia (S.Th., I-II, q. 71) contra la recta razón. –2. Una lesión al orden social: Los pecados de los hombres son causa de situaciones objetivamente injustas, de carácter social, político, económico, cultural, etc. –3. Una lesión al Cuerpo Místico de Cristo: Todo pecado repercute en la Iglesia, pues se desarrolla en el misterio de la comunión de los santos.

7 Comunión del pecado En su Exh. Ap. Reconciliación y Penitencia, el Papa J.P. II, afirma: Se puede hablar de una ´comunión del pecado´, por el que un alma que se abaja, abaja consigo a la Iglesia y, en cierto modo, al mundo entero. En otras palabras, no existe pecado alguno, aun el más íntimo y secreto, el más estrictamente individual, que afecte exclusivamente al que lo comete.

8 Clasificación del pecado Original: El pec. De Adán y Eva, que se transmite... Personal: El de cada individuo. Habitual: Estado de pecado. Actual: Cada transgresión de la ley divina. Interno: En la mente o en el corazón. Externo: Con palabras o hechos. Formal: Si se actúa contra la propia conciencia. Material: Con conciencia recta pero errónea. Comisión: Una acción positiva contra un precepto. Omisión: Ausencia de un acto exigido. Mortal y venial: Los veremos particularmente.

9 La especie moral ínfima Para la confesión es necesario declarar los pecados según su especie moral ínfima (cfr.. CIC, c. 988); es decir, que el pecado ha de ser expresado de forma tal que no admita inferiores subdivisiones en especies distintas. –Así, no se puede decir tan sólo: me acuso de un pecado mortal contra la caridad, o de un pecado de lujuria; hay que especificar si fue de pensamiento, deseo, palabra, de tal obra, etc., añadiendo las circunstancias que puedan modificar su especie. En el caso de los pecados mortales, ha de decirse siempre, además, el número de veces que se cometió. (Si resulta difícil: el n°. aproximado)

10 Distinción de los pecados Trataremos tres distinciones fundamentales: primero las enumeraremos; luego las desarrollaremos. A) Distinción teológica: es la que existe entre el pecado mortal y el venial. B) Distinción específica: es la que existe entre pecados de diversa naturaleza o especie. C) Distinción numérica: es la que existe entre los diversos actos pecaminosos.

11 Distinción numérica El número de pecados se determina con las siguientes consideraciones. 1) Cuando se trata de pecados específicamente diversos es muy fácil distinguir su número; si uno mata y roba a la vez, es claro que se cometen dos pecados distintos. 2) Cuando se trata de un mismo acto que incluye objetos diferentes, se cometen tantos pecados como especies. Ej.: quien roba a dos personas. 3) Cuando se trata de un solo acto interno, que tiende a un solo objeto, habrá nuevo pecado cada vez que se renueve el consentimiento.. 4) Cuando se trata de un acto externo habrá nuevo pecado cada vez que hay un acto completo. Ej.: Curiosidad...

12 Distinción específica Son específicamente distintos: 1) Los pecados que se oponen a diversas virtudes: Ej.: la gula a la templanza; el robo a la justicia. 2) Los pecados que se oponen a la misma virtud por exceso que por defecto: Ej.: la presunción y la desesperación; la soberbia y la pusilanimidad. 3) Los pecados que se oponen a diversos objetos de una misma virtud: la justicia, por ej. Comprende cuatro bienes diferentes –vida, fama, honor y propiedad- que originan cuatro pecados. Los pecados que quebrantan leyes o preceptos dados por motivos diversos. Ej.: asistir a Misa por cumplir el precepto y por cumplir una penitencia.

13 El pecado mortal Es la transgresión deliberada y voluntaria de la ley moral, en materia grave. Se llama mortal porque implica la muerte del alma a la vida de la gracia, ya que supone incurrir en los dos elementos constitutivos del pecado: aversión a Dios y conversión a las criaturas (en el pecado venial, en cambio, sólo se incurre propiamente en uno de ellos: la conversión a las criaturas). (...) cuando por medio del pecado el alma comete una acción desordenada que llega hasta la separación del fin último -Dios- al que está unida por la caridad, entonces se da el pecado mortal (J.P. II, Exh. Ap. Reconciliación y Penitencia)

14 El pecado mortal en relación con Dios En relación con Dios el pecado mortal supone: A) gravísima injusticia contra su supremo dominio al sustraerse de su ley; B) desprecio de la amistad divina, manifestando enorme ingratitud paraquien nos ha colmado de tantos y tan excelentes beneficios; C) renovación de la causa de la muerte de Cristo; D) violación del cuerpo del cristiano como templo del Espíritu Santo. Por todo ello, el pecado mortal encierra una maldad en cierto modo infinita.

15 El pecado mortal en relación al hombre A) El alma queda privada de la gracia divina, de las virtudes infusas y de los dones del Espíritu Santo. B) La pérdida de la presencia de la Santísima Trinidad en el alma. C) La pérdida de los méritos adquiridos durante la vida. D) El oscurecimiento de la inteligencia que la misma ceguera de la culpa lleva consigo. E) La pérdida del derecho a la gloria eterna. F) El reato de pena y la esclavitud de Satanás.

16 Enseña el Magisterio Todos los pecados mortales, aun los de pensamiento, hacen a los hombres hijos de la ira y enemigos de Dios (Trento ses. 14, cap. 5). (Es así aunque el pecador no quiera el alejamiento de Dios). Definimos además que, según la común ordenación de Dios, las almas de los que salen del mundo con pecado mortal actual, inmediatamente después de la muerte descienden al infierno (Benedicto XII, Dz 531. También Mt. 25, Mc. 9, 42, Apoc. 14, 11; S. Th., I-II, q. 87, a. 3).

17 Condiciones para que haya pec. mortal Para que haya pecado mortal se requiere que la acción reúna tres condiciones: Materia grave: Factor objetivo. Plena advertencia y Perfecto consentimiento: Factores subjetivos.

18 Materia grave No todos los pecados son igualmente graves, puesto que caben distintos grados de desorden objetivo en los actos malos, así como distintos grados de maldad subjetiva al cometerlos. Para reconocer si la materia es grave, habrá que decir que todo aquello que sea incompatible con el amor a Dios supone materia grave en sí misma (es claro, p. ej., que la blasfemia o la idolatría no admiten compatibilidad con el amor a Dios). Tal incompatibilidad viene dada por las mismas fuentes de la Teología Moral, en concreto:

19 1) Las enseñanzas de la SSEE: en muchos textos se habla de pecados que excluyen del Reino de los Cielos (Ej.: Mt. 5,22 o bien I Cor. 6,9-10: no os engañéis: ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los sodomitas, ni los ladrones, ni los avaros, ni los blasfemos, ni los rapaces, poseerán el reino de Dios). 2) Las de la Iglesia, que por ser depositaria e intérprete de la Revelación divina y de la ley natural, dictamina con su magisterio la licitud o ilicitud de acciones concretas. 3)Las razones teológicas que ponderan los motivos que hacen considerar las acciones como graves.

20 División de los pecados mortales Los teólogos y doctores de la Iglesia suelen dividir los pecados en dos categorías especiales: Los que de suyo siempre son mortales (llamados también, intrínsecamente mortales o pecados graves ex toto genere suo); es decir, qu no admiten parvedad de materia, salvo falta de plena advertencia o perfecto consentimiento. (p. ej., la blasfemia, la idolatría, la lujuria, etc.). Los que no siempre son mortales (llamados pecados mortales ex genere suo), admiten parvedad de materia (p. ej.: el robo).

21 Plena advertencia Se refiere a dos cosas: 1) La advertencia del acto mismo: es necesario darse cuenta de lo que se está haciendo (p. ej., no advierte totalmente la acción el que está dormido); 2)La advertencia de la malicia del acto: es necesario advertir –aunque sea confusamente- que se está haciendo un pecado. Para que haya pecado no es necesario advertir que se está ofendiendo a Dios; basta darse cuenta que se realiza un acto malo.

22 Perfecto consentimiento Como el consentimiento sigue naturalmente a la advertencia, debe decirse que sólo es posible hablar de consentimiento pleno cuando la ha habido. –Si no hubo advertencia plena del acto o de su malicia, puede también decirse que falla el perfecto consentimiento para la realización de ese acto o para su imputabilidad moral. Es importante distinguir entre sentir una tentación y consentirla. Es distinto el consentimiento semi-pleno o la falta del consentimiento de la acción que se realiza bajo coacción. Ej. Idolatría bajo amenaza.

23 El pecado venial Es la transgresión de la ley de Dios en la que no se dan con totalidad alguno (s) de los componentes del pecado mortal. Se da si la materia es leve o –con materia grave- la advertencia o el consentimiento no fueron plenos. Difiere sustancialmente del mortal ya que NO implica la aversión a Dios. Es un desorden en el que se conserva la ordenación fundamental al fin último. No priva de la gracia santificante, de la amistad con Dios, de la caridad, ni de la bienaventuranza.

24 Condiciones para que haya pec. venial El pecado puede ser venial por dos razones: 1) porque la materia sea leve. 2) porque siendo la materia grave, la advertencia o el consentimiento no han sido perfectos. El pecado venial objetivamente considerado puede hacerse subjetivamente mortal: 1) por conciencia errónea. 2) por un fin gravemente malo. 3) por acumulación de materia. 4) por las graves consecuencias del pecado venial.

25 Efectos del pecado venial 1) Actualiza la desobediencia, el desprecio e ingratitud para con Dios. 2) Disminuye el fervor de la caridad, alejándonos de la cercanía divina y dificultando la práctica de la virtud. 3) Aumenta los castigos del purgatorio. 4) Disminuye el grado de gloria en el cielo que habríamos merecido ante Dios sin esos pecados. 5) Como efecto más grave, el pecado venial predispone al mortal, pues a base de ceder en lo poco se pierden fuerzas para rechazar el pec. mortal.

26 Pecados especiales A) Pecados contra el Espíritu Santo: tienen en común el desprecio formal de algún don recibido para apartarse del pecado. –Ej.: La presunción de salvarse sin méritos, la desesperación, la impugnación de la verdad cristiana conocida, la obstinación en el pecado y la impenitencia final. B) Pecados que claman el cielo: su influencia nefasta en el orden social pide venganza de lo alto. –Ej.: el homicidio, la sodomía, la opresión de los débiles, la retención del salario a los obreros. C) Pecados capitales: otros proceden de ellos como su fuente. –Ej.: Soberbia, avaricia, lujuria, ira, gula, envidia y pereza.

27 Las imperfecciones Son transgresiones voluntarias no ya de los preceptos obligatorios de la ley, sino de lo que es un simple consejo o conveniencia para la salvación. Es un rechazo voluntario de las gracias actuales que Dios nos va dando para que en cada momento hagamos lo que es de su agrado. Es no decir a Dios siempre que sí. Dios, en su Sabiduría infinita ha determinado hasta en sus últimos detalles lo que es de su agrado en cada momento de nuestra vida.

28 Causas del pecado La causa universal de todo pecado es el egoísmo o amor desordenado de sí mismo(S.Th., I-II,q.84,a.2) Otras causas. Causas internas: son las heridas que el pecado origina dejó en la naturaleza humana: –1) La herida del entendimiento: la ignorancia. –2) La herida del apetito concupiscible: la concupiscencia. –3) La herida en el apetito irascible: la debilidad. –4) La herida en la voluntad: la malicia. Causas externas: –1) El demonio y 2) Las criaturas (escándalo/cooperación)

29 Las tentaciones Son aquellas sugestiones interiores que, procediendo de causas tanto internas como externas, incitan al hombre a pecar. Actúan de tres maneras: –1) engañando al entendimiento con falsas ilusiones, haciendo ver, p. ej., la muerte muy lejana, la salvación muy fácil, a Dios más compasivo que justiciero, etc. –2) debilitando nuestra voluntad, haciéndola floja a base de caer en la comodidad, la negligencia, etc. –3) instigando los sentidos internos, principalmente la imaginación, con pensamientos de sensualidad, de soberbia, de odio, etc.

30 Tentaciones y pecado Las tentaciones son pecado no cuando las sentimos sino sólo cuando voluntariamente las consentimos. La tentación sólo puede incitar a pecar, pero nunca obliga a la voluntad, que permanece siempre dueña de su libre albedrío. Ninguna fuerza interna o externa puede obligar al hombre a pecar. Fiel es Dios que no permitirá que seáis tentados sobre vuestras fuerzas, sino que de la misma tentación os hará sacar provecho (I Cor. 10,13).

31 Medios para vencer las tentaciones 1) Los medios sobrenaturales: Son los más importantes. La oración, la frecuencia de los sacramentos y la devoción a la Sma. Virgen. 2) La mortificación de los sentidos: Fortalece la voluntad para que pueda resistir en el momento de la tentación. 3) Evitar la ociosidad: Pues origina muchas dificultades en la lucha contra el pecado. 4) Huir de las ocasiones de pecado: Nunca es lícito exponerse voluntariamente a peligro próximo de pecar.

32 La ocasión de pecado Es toda aquella situación en la que el hombre se encuentra en peligro de caer en pecado. Se distingue de la tentación al ser una realidad externa que se presenta como objetivo del pecado. La tentación, en cambio, es sólo una sugestión. Puede ser: –A) próxima: si el peligro de pecar es muy grande y la comisión de pecado casi segura. –B) remota: si el peligro de pecar no es grande. –C) voluntaria: si el hombre la busca libremente. –D) necesaria: cuando es física o moralmente inevitable.

33 Principios morales de la ocasión de pec. 1) La ocasión próxima voluntaria de pecar es gravemente pecaminosa. –Es condición previa e indispensable para recibir la absolución, pues no manifestaría sincero arrepentimiento el que no se aparte de la ocasión próxima voluntaria. 2) En la ocasión próxima necesaria, el hombre debe emplear todos los medios a su alcance para alejar en lo posible la ocasión de pecar y restarle influencia. En otras palabras, debe convertir la ocasión próxima en remota. 3) Es imposible al hombre evitar todas las ocasiones remotas de pecar, especialmente en relación al pecado venial.


Descargar ppt "El Pecado P. Juan María Gallardo Extracto del Manual de Moral Fundamental, de Jorge A. Palma."

Presentaciones similares


Anuncios Google