La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

María Olivia Mönckeberg P. Profesora titular Universidad de Chile Jornadas de Reflexión Interna, Sesión Inagural, Salón de Honor Santiago, 19 de agosto.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "María Olivia Mönckeberg P. Profesora titular Universidad de Chile Jornadas de Reflexión Interna, Sesión Inagural, Salón de Honor Santiago, 19 de agosto."— Transcripción de la presentación:

1 María Olivia Mönckeberg P. Profesora titular Universidad de Chile Jornadas de Reflexión Interna, Sesión Inagural, Salón de Honor Santiago, 19 de agosto de 2009 Universidades, Negocio y Concentración Señales en el Escenario 2009

2 Difícil competencia Hoy se viven las consecuencias de la destrucción de la educación pública: es el resultado de lo que proyectaron los asesores civiles que gobernaron con Pinochet en las décadas de 1970 y Muchos de ellos, hoy encabezan potentes grupos económicos y son dueños de las principales universidades privadas. La tendencia a la concentración en este negocio se empieza a advertir, como en otros sectores de la economía. En un escenario donde 60 establecimientos llamados universidades se disputan a los posibles estudiantes hay 16 universidades cuyo propietario es el Estado. Las universidades estatales quedaron gravemente heridas y limitadas en sus funciones. Los aportes no han sido suficientes: cubren menos de la cuarta parte de sus presupuestos y en muchos casos, menos del 15%. Se debaten por obtener recursos para autofinanciarse. Algunas se han mercantilizado, a tal punto que pierden el sentido de universidad pública. Deben competir –por alumnos y por fondos- en un mercado poco transparente: la educación se transa como un servicio más. Las más poderosas privadas despliegan fuertes campañas publicitarias para atraer clientes. Los mismos que en dictadura trataron de destruir y debilitar desde el gobierno a las universidades estatales, hoy desde las suyas, de los centros de estudio, medios de comunicación y desde el Parlamento buscan impedir que se fortalezcan. Y demandan subsidios del Estado para sus propios negocios. En los últimos 19 años, las reglas del mercado y los muchos intereses en juego han sido obstáculo para que las universidades públicas asuman un desarrollo eficaz.

3 Mercado en movimiento El mercado de las universidades ha mostrado notable movimiento en el último tiempo: grandes grupos económicos toman el control de las privadas nacidas después de Se empieza a advertir una tendencia a la concentración, como en otros sectores. Ejemplos contundentes reafirman que el lucro es el motor para un gran número de ellas. Se efectúan compra-ventas por millones de dólares, aunque supuestamente las corporaciones no podrían tener utilidades ni venderse. El grupo Laureate, bajo el control ahora de un fondo de inversiones canadiense, inauguró las compra ventas de carteras de alumnos, cuando adquirió Las Américas. Después compró la Andrés Bello en 2004 y el Instituto Profesional AIEP. Es así dueño de las dos universidades privadas más masivas. A su vez, la Andrés Bello, en 2008, se tragó a la Universidad Marítima, que nació en 1990 cuando la Armada le entregó las instalaciones a la Fundación Carlos Condell. En 2007, la Marítima cerró sus matrículas y la Andrés Bello funciona en sus edificios. Las Américas y Andrés Bello suman más del doble de alumnos que los que tiene la Universidad de Chile. El presidente del directorio de Las Américas es Hermann Chadwick Piñera, presidente de la Asociación de Concesionarias de Infraestructura y vicepresidente del Consejo Nacional de Televisión. El directorio de Laureate para la región andina lo preside el ex director de Presupuesto de Pinochet Jorge Selume Zaror, antiguo socio de Alvaro Saieh –dueño de Copesa y Corpbanca-.

4 Mercado en movimiento (2) Esta semana Laureate anunció la adquisición de una tercera: la Universidad de Viña del Mar, por la que se pagó más de quince millones de dólares, según versiones extraoficiales. Asumió como rector el ex jefe de Educación Superior Julio Castro, quien estaba trabajando para ese consorcio. El rector de Las Américas es Pedro Undurraga, del grupo Inacap (U. Tecnológica) muy cercano a Paulina Dittborn, ex vicepresidenta del Consejo Superior de Educación, y su esposo, el ex ministro de Educación de Pinochet, Juan Antonio Guzmán Molinari, dirigente de la Sofofa. También en la región de Valparaíso, en 2007 la Universidad de Aconcagua había sido adquirida por el grupo empresarial Ariztía, que la fusionó con la de Rancagua. Esta última desapareció tras la fusión. Los dueños del CEPECH, adquirieron recientemente el 60 por ciento de la Universidad de Ciencias de la Informática, Uncinf. Este grupo –también ligado a la UDI- nació del preuniversitario de la FECECH (Agrupación de centros estudiantes designados de la U. de Chile) en los 80 y es dueño del Instituto Profesional de Santiago (IPS) y del Preuniversitario CEPECH, uno de los tres mayores del país. Entre sus dueños está el secretario general de la Empresa El Mercurio y editor dominical del diario de Agustín Edwards, Carlos Schaerer.

5 Mercado en movimiento (3) Un fondo estadounidense, Apollo Group, compró la UNIACC a prinicipios de 2008, y como en otros casos, mantuvo su administración, liderada por el prorrector Daniel Farkas. Pertenece a ese grupo Eugenio Díaz, vicepresidente del Consejo Superior de Educación. Parte de los antiguos dueños de la Andrés Bello, entre los que están Julio Cordero y Andrés Navarro, tomaron el control de la Universidad San Sebastián, junto a Alejandro Pérez y Luis Ernesto Videla. Tras las operaciones comercialesl, se advierte el aumento de la presencia de militantes de la UDI en puestos directivos. Juan Hurtado Vicuña, líder de uno de los principales grupos económicos de hoy, compró junto a fondo de inversiones Linzor la mayoría de las acciones de la Corporación Santo Tomás: la entidad creada por Gerardo Rocha incluye la UST, un instituto profesional, centro de formación técnica y colegios. Hurtado es el presidente de ENTEL, accionista de Pucobre y del Consorcio Nacional de Seguros, uno de los grandes beneficiados con las privatizaciones de ex empresas públicas. Calificado en el lugar Nº13 de los más ricos de Chile, según un ranking de la Universidad del del Desarrollo. La presencia de estos grupos se suma a otros que controlan la Universidad Mayor, en cuyo directorio históricamente ha estado un grupo de ex ministros de Pinochet. Su rector, Rubén Covarrubias, encabeza los movimientos en pro del apoyo estatal a las privadas.

6 Negocio ideológico No todas tienen como objetivo obtener utilidades económicas, aunque de paso, también les interese. Para las universidades de Los Andes, del Desarrollo y Adolfo Ibáñez, las llamadas de la cota mil, por el sacerdote Felipe Berríos, lo fundamental es su objetivo ideológico. Son tres universidades que participan activamente en esta dimensión del negocio de la educación superior. Las tres están entre las que cobran los aranceles más elevados, tienen proyecto académico, han logrado acreditarse por cinco años y apuntan directamente a la formación de elites. Los Andes pertenece al Opus Dei. La U del Desarrollo a militantes de la UDI: Hernán Büchi (presidente), Joaquín Lavín, Ernesto Silva Bafalluy, Federico Valdés Lafontaine y al grupo PENTA. La Adolfo Ibáñez es de la Fundación de ese nombre, ligada a la familia Ibáñez (Córpora, D&S entre otras empresas) y defiende el ideario neoliberal. En la misma línea se puede agregar la Finis Terrae, de los Legionarios de Cristo, aunque hasta ahora con menores resultados en acreditación.

7 Educación para una elite Influir en la formación de elites profesionales e intelectuales es parte de su proyecto académico. Todas ellas están empezando a disputar el sector ABC1 –en lenguaje del marketing- a la Pontificia Universidad Católica (PUC), lo que explicaría cierta inquietud en esa universidad tradicional. Las estadísticas sobre procedencia de los alumnos son elocuentes: En 2008 entró a la Universidad de Los Andes un 92,4 % de estudiantes de colegios particulares; sólo un 2 % (21 personas) era de colegios municipales. A la Universidad Adolfo Ibáñez ingresó un 87% de alumnos de colegios particulares pagados y apenas un 3,5% de municipales. A la Universidad del Desarrollo llegó un 75,3% de colegios particulares pagados y un 7,1% de municipales. En otras de las privadas consolidadas, la Universidad Diego Portales, el 14% venía de colegios municipales, y más del 47% de particulares pagados. Los datos del DEMRE de 2009 indican que a la PUC ingresaron estudiantes. De ellos un 66% proviene de colegios particulares pagados; un 23% subvencionados y casi un 11% de municipales. La Universidad del Opus Dei ha sido fuerte competencia de la PUC en donaciones en los últimos años. Gracias a los recursos disponibles, está desarrollando, además, una fuerte política de becas - publicitada en la prensa-, orientada a los estudiantes de colegios públicos de excelencia, con un doble objetivo: captar alumnos con buenos puntajes y llegar con su influencia valórica a esos sectores.

8 En el Consejo de Rectores El origen de los estudiantes es muy diferente en las universidades públicas y en las particulares tradicionales. A todas entra una proporción mayoritaria de alumnos de colegios municipales y de particulares subvencionados. Entre las estatales, la proporción de alumnos de colegios municipales es superior al 40% en la Universidad de Los Lagos (58,7%); Universidad del Bío-Bío (45,4%); Universidad de Talca (46,5%); Universidad de Atacama (45,1%). La Usach alcanza un 37%. Reciben también una gran proporción de estudiantes de colegios municipales dos corporaciones tradicionales con marcado carácter regional y sentido público: la U. de Concepción (42%) y la Austral (42%). Y las derivadas de la Universidad Católica que se hicieron autónomas en los 90: U. Católica de la Santísima Concepción (53%); Católica del Maule (53%) y Católica de Temuco (40%). La proporción de alumnos procedentes de colegios subvencionados es significativa en todas las del Consejo de Rectores. Aparte de la PUC, sólo a la U de Chile (35%), la Técnica Federico Santa María (24%), y la U.Católica de Valparaíso (19,7%) estudiantes de colegios particulares en porcentajes superiores al 15%. La de Valparaíso bordea el 15%. En particulares tradicionales como la U de Concepción, la Austral, la Santa María y las católicas regionales la proporción de municipales y subvencionadas también es más equilibrada. Las privadas masivas reciben, asimismo, miles de estudiantes de colegios municipales y subvencionados que contraen cuantiosas deudas para pagar estudios de dudosa calidad.

9 Todas iguales El sólo dato del origen del ingreso, según la dependencia de los colegios de origen marca que no todas las universidades son iguales. El compromiso con la sociedad, la diversidad, la pluralidad son factores que marcan la diferencia. En la actualidad, la mayoría de las nuevas universidad privadas prácticamente no realizan investigación. Esta se desarrolla en universidades públicas o particulares subvencionadas. Y muchas no forman personas con valores democráticos. Estas universidades privadas post 81 han ido ganando posiciones incluso en la obtención de financiamiento estatal, bajo el argumento de que lo importa es que contribuyan a la educación superior. Por eso, desde su nacimiento tuvieron exenciones tributarias igual que las públicas. Pueden acceder al AFI (Aporte Fiscal Indirecto), a fondos concursables, y sus alumnos a créditos con aval del Estado, con la sola condición de estar acreditadas. Reciben donaciones y los donantes pueden descontar impuestos a la renta o global complementario. Y pretenden que no exista siquiera el Aporte Fiscal Directo. El argumento de los representantes de las privadas es que lo único que debe hacer la diferencia es la calidad…definida por ellos. Señalan que no importa la historia o la tradición (No hay que mirar al pasado es la frase que se escucha) ni la pertenencia al Estado. Según sus detractores, debe ser abolido el concepto de universidades tradicionales y no reconocen la importancia de las estatales ni el sentido público de las universidades. En el futuro deberían sólo distinguirse las universidades de excelencia y de las otras dice Ernesto Silva Bafalluy, el rector de la Universidad del Desarrollo, uno de los portavoces de las posiciones privatistas desde 1973.

10 Baja inversión del Estado Hoy los aranceles de los estudiantes son la principal fuente de financiamiento de todas las universidades en Chile. La masificación se ha hecho a expensas del pago que efectúan las personas o las deudas que contraen. Chile es uno de los países del mundo con menor gasto público en educación superior. El país destina un 2,1 por ciento del PIB a educación superior, pero el Estado sólo destina un 0,3 por ciento. El esfuerzo lo están haciendo las familias: 1,8 por ciento proviene de recursos privados, a través de aranceles y matrículas de los alumnos, con impredecibles consecuencias para el desarrollo del país y la convivencia social. Un porcentaje creciente de eso se financia mediante el endeudamiento bancario. Las ilusiones de hoy se pueden convertir en frustraciones, deudas y conflictos.

11 Parece necesario y urgente que el Estado cambie sustancialmente su política frente a la educación superior en dos sentidos: Haciéndose cargo de sus propias universidades. Regulando este mercado oscuro donde las cosas no son lo que dicen ser y se transan miles de millones de pesos, a cambio de educación de dudosa calidad. Es necesario fortalecer la institucionalidad que regule y fiscalice lo que está ocurriendo. Mientras más avanza el tiempo, grupos económicos y financieros van tomando posiciones más fuertes en las privadas: serán rivales más peligrosos para las públicas y para las que no lucran con la educación. Las privadas post 81 –ligadas a grupos de poder económico- tratarán de proyectar un tipo de sociedad acorde con sus intereses. En una sociedad fragmentada y segmentada, donde la desigual distribución de ingreso es uno de los principales problemas del país, el espacio que aporta una universidad pública es imprescindible y parece urgente una política de fortalecimiento de las universidades estatales. Consolidar y profundizar la democracia requiere de espacios pluralistas, donde la libertad de pensamiento y el debate de ideas y la tolerancia sean realidad. Desde diversos puntos de vista –cultural, social, como forjador de pensamiento y conocimiento- la sociedad requiere universidades públicas potentes. Las universidades públicas –o las que tengan real sentido público- están en condiciones de fomar mujeres y hombres capaces de encauzar el desarrollo equitativo y sustentable de Chile en el siglo XXI, preocupados de afianzar una sociedad democrática, solidaria y pluralista. Para todo eso se requiere una nueva institucionalidad acorde con los problemas que presenta el escenario actual. Nueva institucionalidad


Descargar ppt "María Olivia Mönckeberg P. Profesora titular Universidad de Chile Jornadas de Reflexión Interna, Sesión Inagural, Salón de Honor Santiago, 19 de agosto."

Presentaciones similares


Anuncios Google