La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

La primera industrialización en Inglaterra (1760-1860). Francisco Comín (Universidad de Alcalá, Madrid)

Presentaciones similares


Presentación del tema: "La primera industrialización en Inglaterra (1760-1860). Francisco Comín (Universidad de Alcalá, Madrid)"— Transcripción de la presentación:

1 La primera industrialización en Inglaterra ( ). Francisco Comín (Universidad de Alcalá, Madrid)

2 Material didáctico elaborado por Francisco Comín Comín, a partir de su obra: Historia Económica Mundial. De los orígenes a la actualidad, Madrid, Alianza Editorial. Tercera reimpresión, Los gráficos pueden encontrase en la web de Alianza Editorial.

3 Índice Introducción. 1.- El experimento de la primera revolución industrial. 2.- Las ventajas geopolíticas de Europa. 3.- El papel de las instituciones en la industrialización. 4.- El comercio exterior privilegiado.

4 Introducción ¿Por qué fue revolucionaria la revolución industrial? –Porque permitió escapar a la humanidad de la trampa malthusiana de las economías agrarias. La revolución industrial posibilitó el crecimiento simultáneo de la renta per cápita y de la población. –Hasta entonces la evolución de estas variables había sido divergente (gráficos 5.2, 5.3 y 5.4).

5 ¿Por qué la revolución industrial tuvo lugar en Inglaterra? El triunfo del sistema capitalista posibilitó la industrialización, –que dio lugar al crecimiento económico moderno. Las instituciones capitalistas fueron imprescindibles para asegurar el crecimiento económico a muy largo plazo.

6 Los factores explicativos de la revolución industrial. Fueron diversos factores: –el medio geográfico, la transición demográfica, los cambios sociales y culturales, las iniciativas empresariales, las innovaciones tecnológicas y la nueva organización de las fábricas. Particular importancia tuvio el papel de las instituciones, –concretamente por la revolución política y el papel del Estado.

7 1.- El experimento de la primera revolución industrial Capitalismo, industrialización y crecimiento económico Los cambios que acompañaron a la primera revolución industrial Las interpretaciones institucionales de la revolución industrial.

8 1.1.- Capitalismo, industrialización y crecimiento económico. La primera revolución económica fue la revolución neolítica, –que marcó la transición de las economías recolectoras a las economías agrarias. La segunda revolución económica fue la revolución industrial, –que dio lugar al nacimiento de las sociedades industriales. Esta revolución industrial comenzó en Inglaterra a mediados del siglo XVIII y todavía continúa en la actualidad.

9 La larga duración de las revoluciones económicas. En comparación con las revoluciones políticas, –las revoluciones económicas son procesos largos que pasan casi inadvertidos para los contemporáneos. La revolución neolítica tardó algunos milenios en difundirse por el planeta (desde el al A. C.). La revolución industrial está durando, por ahora, un par de siglos.

10 El origen del crecimiento económico. La revolución industrial fue el acontecimiento económico más importante en la historia contemporánea. El crecimiento económico moderno fue acompañado por las altas tasas de crecimiento del producto per cápita. –El PIB per cápita mundial creció un 1,6 % anual entre 1820 y –Esta tasa era ocho veces superior a la de la época precapitalista.

11 Las instituciones europeas y la revolución industrial. La revolución industrial y el crecimiento económico sólo tuvieron lugar en Europa –y en algunas naciones que tenían instituciones europeas. Europa es el continente con mayor concentración de economías desarrolladas –Que tienen un alto nivel de renta per cápita. Estos países desarrollados atesoran unas características comunes –que son las que explican la industrialización.

12 Primera característica: la cultura occidental. Todos los países desarrollados tienen una cultura occidental (grecolatina). Están situados en Europa o en territorios que habían sido colonizados por europeos (como los Estados Unidos, Canadá y Australia). –La excepción es Japón (que se occidentalizó con la revolución Meiji).

13 La segunda característica común es institucional. Los países desarrollados son economías capitalistas de mercado con intervención y regulación del Estado. Es decir, son economías mixtas, que conjugan tres elementos básicos para el crecimiento económico: –1) un régimen legal que garantiza los derechos de propiedad privada de los medios de producción; –2) el funcionamiento de los mercados para la asignación de los recursos; –3) la actuación del Estado para la regulación de los mercados y la provisión de bienes públicos.

14 Tercera, las economías desarrolladas están capitalizadas. Tienen unas altas dotaciones de capital productivo, –de capital social fijo y de capital humano. Estas altas dotaciones de capital se consiguieron tras la realización de grandes inversiones: –1 empresariales en capital tangible, y –2) del Estado en obras públicas y en educación.

15 La larga gestación del capitalismo en Europa. Estas características se fueron gestando en Europa desde el siglo XI –los burgueses de las ciudades, –y se consolidaron con las revoluciones burguesas. La primera tuvo lugar en Inglaterra, con la Revolución Gloriosa de –Después vendría la Revolución Francesa de 1789 y su generalización por Europa, por las invasiones de Napoleón. El capitalismo estableció unas instituciones y unas reglas de juego –que se mostraron imprescindibles para la industrialización y el crecimiento económico.

16 1.2.- Los cambios que acompañaron a la primera revolución industrial. La revolución industrial fue un importante fenómeno social, –que afectó a todas las facetas de la actividad humana. Las instituciones (el Estado) también cambiaron profundamente con las revoluciones burguesa e industrial. Las creencias religiosas y el papel de la Iglesia se transformaron: –de contar con rentas propias derivadas de sus inmensas propiedades y del diezmo, la Iglesia pasó a sobrevivir de las limosnas de los fieles o de las transferencias del Presupuesto del Estado.

17 Los cambios políticos. Los regímenes absolutos del Antiguo Régimen se fueron transformando en sistemas políticos representativos y constitucionales: –1) primero en regímenes constitucionales con sistemas electorales censitarios (siglo XIX); –2) después, en regímenes democráticos, con sufragio universal (siglo XX).

18 Las instituciones del Estado evolucionaron. 1) La burguesía europea impuso sus intereses a través del Estado liberal. –Comportamientos sociales como la caridad y el socorro a los pobres cambió desde finales del siglo XVIII; el tratamiento político del pauperismo pasó a ser una cuestión de orden público. 2) Las clases obreras fueron se organizaron en sindicatos y partidos socialistas, –y consiguieron reformar en el sistema político (seguros sociales, antecedentes del Estado del Bienestar).

19 La primera industrialización británica fue autónoma y única. En la industrialización, los demás países fueron "seguidores" de Inglaterra. Esto tuvo ventajas e inconvenientes: –1) los industriales continentales se enfrentaron a la competencia de la industria británica. 2) los países europeos atrasados tenían el modelo británico para copiar o para modificar; –el Estado intervino para corregir los errores de aquella primera industrialización; 3) los países seguidores pudieron emular las técnicas productivas –e importar maquinaria y técnicos británicos.

20 1.3.- Las interpretaciones institucionales de la revolución industrial. Conciben la revolución industrial como un cambio fundamental en las instituciones económicas: –en los derechos de propiedad, en papel del Estado y en las reglas de las transacciones mercantiles. La generalización de los mercados, competitivos e impersonales, de bienes y de factores de producción –condujo a la industrialización.

21 Destacan las interpretaciones institucionales siguientes: Karl Marx: lo esencial fue la aparición del capitalismo en sustitución del régimen feudal; Toynbee: la clave fue la sustitución de la ley (la autoridad) por los mercados como mecanismo de asignación de los recursos; Polanyi: el nacimiento de la economía de mercado sustituyó a la tradición como mecanismo en la asignación, North: lo importante fue el establecimiento de los derechos de propiedad privada.

22 2.- Las ventajas geopolíticas de Europa sobre Asia Europa no superaba a los imperios asiáticos El mercado interno no fue condición necesaria de la industrialización La importancia del sistema de Estados rivales y la cultura de Europa El papel de las variables geopolíticas Las instituciones políticas del capitalismo La cambios institucionales hacia el capitalismo en la Inglaterra de la Edad Media.

23 ¿Por qué la industrialización ocurrió en Europa y no en Asia? Antes, los economistas del mundo occidental pensaban que los países asiáticos estaban más atrasados que las naciones europeas en la Edad Moderna. Ahora se piensa que las sociedades asiáticas experimentaron cambios económicos y mejoraron los sistemas productivos hasta el siglo XVIII.

24 2.1.- Europa no superaba económicamente a los imperios asiáticos. Durante la Edad Media, el mundo del Islam y la China Sung tenían unos sistemas económicos más avanzados que la Europa occidental. Los tres grandes inventos medievales (la brújula, la imprenta y la pólvora) fueron inventos chinos. Las actividades empresariales de la India y la China eran tan racionales como las realizadas en la Europa medieval. Las densas poblaciones de China y la India prueban del éxito de aquellos sistemas agrarios. Los textiles de algodón de la India y las sedas y las porcelanas de la China eran las industrias punteras del mundo.

25 Las asiáticas eran economías más abiertas. Para los patrones mercantilistas europeos de la época, el Océano Índico que se encontraron los descubridores a principios del siglo XVI era un paraíso de laissez-faire. Muchos puertos (Calcuta y Malaca) tenían políticas comerciales mucho más liberales que las de cualquier ciudad o Estado europeo de aquel tiempo. Los europeos no llevaron a Asia el liberalismo comercial, sino la restricciones monopolísticas al comercio, impuestas por la violencia y las armas, por parte de las monarquías europeas y las Compañías de las Indias Orientales.

26 La importancia de los factores geográficos. Las economías asiáticas, como China, India y Japón no eran sociedades estáticas, sino que evolucionaban por sendas similares a la Europa occidental: 1) en la dimensión y eficiencia de los mercados, 2) el avance de la educación, 3) el desarrollo científico y tecnológico y 4) la definición de los derechos de propiedad. Como estos factores no presentaban grandes diferencias, hay que buscar la explicación de la Industrialización Europea en otros factores.

27 2.2.- El mercado interno no fue condición necesaria de la industrialización. El caso chino muestra que la existencia de amplios mercados no fue una condición suficiente para la industrialización, ya que el mercado chino generaba una amplia demanda y estaba bastante integrado. Por el contrario, el caso inglés muestra que la industrialización se hizo con un mercado interior más reducido, pero recurriendo a los mercados exteriores. Los mercados exteriores, por tanto, fueron una condición necesaria para la industrialización en Inglaterra.

28 2.3.- La importancia del sistema de Estados rivales y la cultura de Europa. 1) La fragmentación política de Europa permitió: –A) una amplia variedad de políticas económicas y sistemas políticos alternativos; –B) una competencia entre los Estados para conseguir la supremacía económica y militar. 2) En el Renacimiento se conformó una cultura común en Europa, –en la que las ideas atravesaban las permeables fronteras. 3) Asimismo, aquel sistema de Estados europeos contribuyó a la revolución científica del siglo XVII –y a la difusión de la Ilustración del siglo XVIII.

29 2.4.- El decisivo papel de las variables geopolíticas. Si la rivalidad entre los Estados se combina con la geografía, entonces ambos se revelan como factores relevantes: 1) La localización periférica de la Europa occidental protegió a los países atlánticos de los mongoles. 2) Los conflictos en las antiguas rutas comerciales asiáticas estimularon a los europeos (los genoveses del siglo XII) a la búsqueda de rutas marítimas alternativas hacia las mercancías exóticas de Asia.

30 Siguen las variables geopolíticas. 3) Los Estados europeos potenciaron su poder naval para asegurar las rutas comerciales. La industria naval diseñó barcos que eran fortalezas flotantes. La combinación de armas y velas creó los imperios europeos. 4) Las potencias del Sur (Portugal y España) estaban en el origen de los vientos y las corrientes favorables del Atlántico, que les condujeron hacía América. En suma, la situación geográfica proporcionó las economías atlánticas una ventaja sustancial en la carrera hacia las Indias occidentales y hacia la industrialización.

31 2.5.- Las imprescindibles instituciones políticas del capitalismo. 1) El marco institucional provocó diferentes respuestas políticas en las regiones del Viejo Mundo (Eurasia), frente unos mismos choques externos: –A) La respuesta de la Europa occidental ante la de la peste negra fue más favorable para el desarrollo del capitalismo: aumentaron los salarios y hubo diferenciación de campesinos; los comerciantes se impusieron a los artesanos. –B) En los países musulmanes, la peste negra originó un aumento de los impuestos sobre el comercio y la industria, que fue perjudicial.

32 2) Los mercaderes europeos pudieron imponer su política mercantilista. El surgimiento de la actividad comercial desde el siglo XI aumentó el poder de los burgueses –que acabaron controlando las ciudades y luego el Estado. Desde el siglo XVI, las monarquías europeas aplicaron una política mercantilista que fue decisiva para la expansión europea a ultramar y el desarrollo del capital comercial. Veamos estos cambios seculares hacia el capitalismo en Europa.

33 2.6.- La cambios institucionales hacia el capitalismo en la Inglaterra de la Edad Media. La revolución industrial fue precedida por unos cambios seculares que crearon unas clases medias (la burguesía) en las ciudades. Hubo cuatro fenómenos que revelaron las transformaciones de los agentes, las instituciones y los mercados europeos desde el siglo XI: –1) El descenso de los tipos de interés; –2) La alfabetización de la población; –3) La ampliación del tiempo de trabajo; –4) Un descenso de la violencia individual.

34 1) El descenso de los tipos de interés; En Inglaterra medieval los tipos de interés real cayeron del 25 % al 10%, –y en la revolución industrial ya habían caído al 4 o el 5%. Esto fue posible por el creciente ahorro y por la revolución financiera, que ayudó a movilizarlo.

35 2) La mayor alfabetización de la población; En la época medieval, sólo los clérigos sabían leer. Entre 1580 y 1780, el porcentaje de alfabetos varones en Inglaterra aumentó del 30 al 60%. La educación fue financiada privadamente, –con participación de fundaciones benéficas (la iglesia de la reforma).

36 3) La ampliación del tiempo de trabajo; La jornada de trabajo se amplió en el campo y en las fábricas de las ciudades, –por la protoindustrialización. La transición hacia jornadas de trabajo más largas ya había ocurrido en Inglaterra antes de la revolución industrial.

37 4) Una atenuación de los comportamientos violentos. Disminuyeron las tasas de homicidio en la Inglaterra, entre 1190 y 1800; Cayó el gusto de la población por los espectáculos sangrientos.

38 Una selección a favor de las clases educadas. En suma, la creación de una nueva sociedad más ahorradora, menos violenta, más trabajadora y más alfabetizada fue un proceso selectivo secular, que preparó el capitalismo. Las clases más ricas y con mayor educación crecieron más rápidamente que las clases pobres y analfabetas. Ahora nos centraremos en el análisis de la industrialización en Inglaterra, comparando con el continente europeo (Francia).

39 3.- El papel de las instituciones en la Industrialización británica La importancia de las instituciones La revolución política y el papel del Estado Los cambios sociales y empresariales Los mercados competitivos y la disminución de los precios La reasignación de la fuerza de trabajo hacia la industria Los salarios y el Estado La financiación del Estado a través de la deuda pública La protección del Estado a los terratenientes.

40 Hay varias causas de la industrialización. El caso inglés muestra que la industrialización es un fenómeno muy complejo. No puede explicarse por una sola causa. Entre los factores destacaron las instituciones capitalistas. Pero el crecimiento económico y el cambio institucional se influyeron mutuamente. Nos fijaremos en la evolución del Estado y las instituiciones.

41 3.1.- La importancia de las instituciones. Las instituciones establecidas por la revolución gloriosa fueron decisivas para la industrialización, porque aseguraron los derechos de propiedad privada y limitaron la arbitrariedad de los gobiernos. Todos los países que se industrializaron antes de 1917 pasaron por revoluciones burguesas que habían establecido: la propiedad privada, el mercado y el Estado liberal

42 La mayor presión fiscal. El régimen parlamentario aumentó la presión fiscal en Gran Bretaña, hasta el 16% (entre 1688 y 1815). En el siglo XVIII, la presión fiscal británica fue del 20%; en Francia el 13% (gráfico 5.6). En los regímenes parlamentarios, los ciudadanos pagaban más impuestos que en las monarquías absolutas. Los ciudadanos ingleses admitían una mayor presión fiscal porque controlaban (Parlamento), cómo se administraban y gastaban los impuestos.

43 El mayor gasto público (en Defensa) En Inglaterra, el 83% del gasto del gobierno se destinaba a gastos militares; de ellos, el 60% se destinaba a la Royal Navy. El gasto militar suponía el 16% de la renta nacional (superaba a la inversión privada). Los gastos se financiaban con una tributación regresiva (impuestos sobre el consumo) y con el recurso a la deuda pública (por la revolución financiera y la responsabilidad en la gestión de la deuda).

44 El gasto militar aumentó el poder británico. Entre 1688 y 1815, el mayor gasto militar de Inglaterra consiguió el objetivo de la política mercantilista (la hegemonía naval). Con ella venció a las naciones competidoras (España, Holanda y Francia) y expandió su imperio y sus mercados coloniales. La victoria militar de los ingleses permitió superar comercialmente a las potencias rivales.

45 El gasto militar fue imprescindible para la industrialización británica. Los economistas liberales argumentaron que el gasto militar desplazó a la inversión privada. Suponían que los mercados coloniales hubieran sido accesibles sin la hegemonía naval de Inglaterra. Pero no era así. El imperio permitió grandes ganancias a los empresarios privados ingleses El imperio impulsó el crecimiento del comercio exterior, sin el cual la industrialización no hubiera sido posible.

46 3.2.- La revolución política y el papel del Estado. A mediados del siglo XVIII, las instituciones políticas británicas y su política económica se diferenciaban del continente europeo. Destacaron tres diferencias: 1.- El parlamento y los derechos de propiedad. 2.- Una política mercantilista menos rigurosa. 3.- El papel positivo de la beneficencia y de la mayor presión fiscal.

47 El parlamento y los derechos de propiedad. La revolución burguesa ocurrió antes Inglaterra (Revolución Gloriosa de 1688) que en Francia (1789). El Parlamento británico controló el poder de la Corona: 1) Evitó las contribuciones y las levas arbitrarias sobre la población. 2) Mejoró la definición y garantía de los derechos de propiedad privada (tierra).

48 A) Los cercamientos y la creación de los mercados de tierra y trabajo. Los cercamientos de tierras (enclosures) aprobados por el Parlamento acabaron con el sistema de campos abiertos (open fields) y establecieron la propiedad privada. Los terratenientes pasaron de ser nobles feudales a propietarios privados (aunque conservaron los títulos de nobleza, perdieron las prerrogativas) Los campesinos fueron expulsados de las tierras y no tuvieron más opción que ofrecerse como asalariados en el mercado.

49 B) El nuevo Estado protegió la propiedad privada. El Parlamento aseguró la protección de la propiedad privada a través de los tribunales y de la policía, financiados por el Estado. Los derechos de propiedad privada redujeron los costes de transacción y permitieron el desarrollo de mercados. La profundización del mercado permitió la especialización productiva, la división del trabajo y las economías de escala por las empresas.

50 Una política mercantilista menos rigurosa. La política económica durante la industrialización Inglesa siguió siendo mercantilista (como en el continente europeo). Las diferencias radicaron en: 1) el mayor pragmatismo de la política mercantilista en Inglaterra; 2) el gobierno británico no compitió con los empresarios privados (no creó reales fábricas).

51 1) Menor rigor en la aplicación de la política mercantilista durante el siglo XVIII. La legislación mercantilista se incumplió ampliamente en Inglaterra, por el interés de las nuevas clases propietarias que controlaban el Parlamento. Apenas se respetaban las leyes contra la usura o la fijación de los precios del pan. La ley contra la especulación bursátil (la Bubble Act, aprobada en 1720) no impidió que siguieran creándose sociedades anónimas.

52 2) El Estado británico no creó reales fábricas. En Inglaterra, el mercantilismo nunca alcanzó la forma empresarial que tuvo en la Francia de Colbert o en la Prusia de Federico el Grande, donde las reales fábricas fueron un instrumento de industrialización. En Gran Bretaña no hizo falta el Estado empresario, porque las carreteras, los canales y los ferrocarriles se construyeron por empresas privadas; incluso las escuelas eran privadas.

53 La misma política exterior que en el continente. El régimen parlamentario en Gran Bretaña no optó por una política económica liberal y de laissez-faire. Al contrario, en el siglo XVIII: 3) Siguió la protección frente al exterior. 4) Siguieron las prohibiciones y los privilegios comerciales.

54 3) Siguió la protección frente al exterior. El proteccionismo exterior de Gran Bretaña se mantuvo hasta 1825, cuando se rebajaron los aranceles. El efecto de las prohibiciones era aumentar el contrabando. Algunas leyes destinadas a proteger a las industrias tuvieron efectos contrarios: los industriales laneros consiguieron la prohibición de la importación de tejidos de algodón de Asia (1700) y de su producción en el interior (1721). El resultado fue impulsar la industria del algodón, porque se desarrolló la industria del fustán (no era algodón puro y quedó exento de la prohibición).

55 4) Las prohibiciones y los privilegios comerciales. El gobierno británico controló el comercio exterior y creó compañías privilegiadas de comercio hasta el siglo XIX. Las leyes impedían la importación de granos y que los buques extranjeros importaran mercancías. Se concedieron monopolios a las compañías comerciales (la East India Company). La apertura al exterior llegó con: 1) la abolición de las Leyes de Cereales, en 1846, y 2) la derogación de las Leyes de Navegación en

56 A) Las críticas de los clásicos a la beneficencia. Gran Bretaña tenía una beneficencia pública gestionada por los ayuntamientos (las leyes de pobres y la ley de asentamientos). Los economistas clásicos criticaron las antiguas Ley de Pobres, porque: 1) Reducían el incentivo a trabajar. 2) Incrementaban la tasa de natalidad (empeorando, a la larga, la situación de los pobres, porque caerían los salarios); 2) Obstaculizaban la emigración de los jornaleros hacia la industria.

57 B-1) Las Leyes de Pobres fueron positivas. 1) Los ayuntamientos pagaban los subsidios a los trabajadores en paro estacional; así quedaban en la localidad y aseguraban a los terratenientes la mano de obra. 2) La vieja Ley de Pobres, que prohibía la expulsión de inmigrantes sin recursos, se derogó en 1795, pero antes no había frenado la movilidad de los trabajadores. 3) La beneficencia permitió a los trabajadores ingleses incurrir en los riesgos de la emigración; en otros lugares de Europa (Irlanda) los emigrantes podían morían de hambre, al no existir auxilios municipales, y no emigraban.

58 B-2) Las leyes de pobres garantizaron la mano de obra a la industria. 1) Porque permitían a los empresarios despedir trabajadores en las crisis, sin que éstos emigraran o murieran de hambre. 2) Los asilos de pobres (workhouses) educaron a los desempleados en la dura disciplina del trabajo fabril, y fueron una fuente de mano de obra para las fábricas.

59 Las ventajas de una mayor presión fiscal La alta presión fiscal permitió a su majestad británica financiar un buen ejército y una poderosa armada, que tuvo dos efectos: 1) conquistar el mayor imperio y asegurar amplios mercados coloniales. 2) crear una fuerte demanda de armamento y de barcos, que estimuló la revolución industrial: a) por las compras directas de material bélico; b) porque favoreció el desarrollo tecnológico (desbordamiento tecnológico).

60 Los efectos de desbordamiento técnico de la industria militar. 1) la técnica del laminado y del pudelado de Cort se perfeccionó en los arsenales de la Armada británica; 2) la fresadora de Wilkinson, que perforaba los cilindros de la máquina de vapor de Watt, se había inventado para hacer el alma de los cañones.

61 Los efectos positivos de la guerra para el ejército vencedor. Las consecuencias de las guerras internacionales libradas entre 1756 y 1815 fueron negativas para los países vencidos (España, Holanda y Francia). Pero fueron muy positivas para Inglaterra, que venció en todas las guerras. Aquí hay una clave importante de la industrialización inglesa.

62 La relevancia de los factores políticos para la industrialización. Los factores políticos fueron determinantes: 1) el sistema parlamentario creó en Inglaterra unas reglas de juego propicias al crecimiento económico; en el continente europeo seguía el Antiguo Régimen; 2) los impuestos recaudados por el Estado británico eran mayores pero la carga fiscal por contribuyente era menor (en Inglaterra tributaba toda la población; en Francia los estamentos privilegiados seguían exentos). 3) la propiedad privada era sagrada en las islas británicas; en el continente eran frecuentes las confiscaciones (Napoleón).

63 Las revoluciones burguesas en el continente. La legislación revolucionaria (tras las invasiones napoleónicas) impuso las instituciones capitalistas, en el continente europeo. Las guerra y las revoluciones: a) tuvieron secuelas sobre la economía a corto plazo; b) generaron reacciones políticas (los absolutismos conservadores y las comunas revolucionarias): c) crearon incertidumbres entre los inversores, retrasando el crecimiento económico en el continente.

64 La importancia de la estabilidad política para el crecimiento. Gran Bretaña tuvo una notable estabilidad política, pues sus instituciones realizaban los cambios políticos por medios pacíficos. La estabilidad política de Gran Bretaña durante la industrialización contrasta abiertamente con la historia de Francia, que sufrió cuatro revoluciones en las ocho décadas posteriores a LOS CAMBIOS POLÍTICOS FUERON PARALELOS A LOS CAMBIOS SOCIALES.

65 3.3.- Los cambios sociales y empresariales. A mediados del siglo XVIII, la sociedad británica tenía unas características burguesas más desarrolladas que el continente europeo: a) una mayor movilidad social de la población; b) un mayor pragmatismo personal; c) la ausencia de estamentos con privilegios legales y de campesinos con servidumbres personales; d) el predominio de la propiedad privada;

66 Siguen cambios sociales. e) el funcionamiento de los mercados de productos y de factores (tierra y trabajo); f) una notable acumulación de capital (ahorro), procedente de la tierra, del comercio (incluido el de esclavos) y de las colonias, g) una mayor dotación de empresarios y trabajadores (protoindustrialización). La amplia oferta de empresarios y técnicos fue una causa fundamental en la industrialización.

67 Los mayores riesgos de los empresarios ingleses. Desde 1660, los cambios sociales, religiosos y políticos hicieron de la riqueza acumulada con el esfuerzo personal el determinante de la posición social. Los industriales británicos se arriesgaban en el establecimiento de fábricas y muchos de ellos fracasaron. Los beneficios pecuniarios no compensaban los riesgos asumidos; las inversiones arriesgadas se explican por la recompensa del mayor prestigio social conseguido por el éxito empresarial.

68 La traición de la burguesía en el continente. Hasta 1789, en Francia el éxito social dependía de la pertenencia al estamento privilegiado (nobleza y clero) y del gasto suntuario. La riqueza de los negocios no permitía el ascenso social; a no ser que… se adquiriera un título de nobleza. La traición de la burguesía indica que muchos comerciantes e industriales destinaron sus beneficios empresariales a comprar de tierras y de títulos feudales (para conseguir prestigio social).

69 3.4.- Los mercados competitivos y la disminución de los precios. ¿Quién se benefició más de los inventos durante la primera revolución industrial? Los empresarios no salieron tan beneficiados. Los innovadores que tuvieron éxito ganaron poco dinero, en comparación con el riesgo. Muchos empresarios se arruinaron con los negocios industriales. Se beneficiaron más los consumidores, porque la competencia llevó a repercutir los aumentos de la productividad en bajadas de precios.

70 La ley de patentes se incumplía. Aunque los inventos se patentaban, el Estado no hacía cumplir las leyes de patentes. Los inventores no disfrutaron de las ganancias del monopolio temporal que, en teoría, garantizan las patentes. No había retribución para los inventos, porque las innovaciones eran copiadas por otros empresarios seguidores. De ahí, la competencia empresarial y los bajos precios.

71 3.5.- La reasignación de la fuerza de trabajo hacia la industria. Los empresarios no sufrieron escasez del factor trabajo. El problema fue la reasignación del mismo: 1) de las actividades precapitalistas (los campos abiertos trabajados por campesinos) a las explotaciones capitalistas (los jornaleros contratados por los arrendatarios capitalistas tras los cercamientos de tierras); 2) de la actividad agraria y los talleres artesanales dispersos por el campo a las fábricas concentradas en las ciudades.

72 La concentración de los trabajadores en las fábricas (workhouses). Para atraer a los campesinos a las fábricas hubo dos estrategias: 1) ofrecer salarios más altos que en la agricultura; 2) una labor de mentalización de los trabajadores por parte del Estado. El Estado británico colaboró mediante la beneficencia y los asilos de pobres (workhouses), donde se recluía a los miserables para enseñarles los hábitos del trabajo fabril (y resolver un problema de orden público y sanitario).

73 3.6.- Los salarios y el Estado. Los salarios pagados en las fábricas dependían de la fuerza de negociación del empresario y de los trabajadores. La posición negociadora de éstos era reducida pues los sindicatos y las huelgas estaban prohibidos por el Estado liberal; En consecuencia, los salarios fabriles dependían del coste de oportunidad del trabajo (los bajos salarios del sector tradicional)

74 El Estado y las condiciones de trabajo. La oferta de trabajo en Inglaterra creció por: A) el crecimiento de la población activa; B) el aumento de las horas trabajadas por obrero.

75 A) El aumento de la población activa; Durante la industrialización inglesa, la población activa estaba constituida por los mayores de seis años. En la agricultura trabajaba toda la familia. En las fábricas y minas, los niños y las mujeres constituyeron una fuerza de trabajo estratégica para la revolución industrial. La población activa aumentó por el crecimiento de la población.

76 B) El aumento de las horas trabajadas por obrero. La transformación de los campesinos en obreros industriales aumentó las horas de trabajo por persona ocupada, por dos motivos: 1) la ampliación del calendario laboral anual y de la jornada laboral; en las minas y en la industria doméstica del textil, eran normales las jornadas de trabajo de hasta 14 y 16 horas. 2) la reducción del desempleo estacional (en la agricultura el trabajo se concentraba en la siembra y la cosecha) y encubierto (en la familia había más trabajadores de los necesarios para cultivar sus tierras).

77 El desempleo y la beneficencia. No es seguro que la revolución industrial redujera el desempleo, por dos razones: 1) las fluctuaciones cíclicas se ampliaron con la industrialización, tras 1760; 2) los despidos eran más frecuentes en las fábricas. En cualquier caso, con la revolución industrial aumentó el número de incapacitados y de mendigos. Estos quedaron desamparados, porque el Estado liberal descuidó las cuestiones de la beneficencia.

78 3.7.-La financiación del Estado a través de la deuda pública. En Inglaterra, la deuda pública era un activo seguro desde la Revolución Gloriosa. Se cotizaba en bolsa y era también bastante líquida. Fue el medio fundamental de financiación del Estado (en las guerras), pero salió más barata en Inglaterra.

79 La ausencia de crowding-out. La inversión industrial no se vio desplazada por la financiación del Estado británico. La razón fue que aumentó la tasa de ahorro. Por tanto, la financiación de las guerras napoleónicas desplazó al consumo privado pero no a la inversión industrial. Prueba de que no hubo tensión en los mercados financieros (por las emisiones de deuda pública durante la industrialización) es que no aumentaron los tipos de interés reales.

80 Los bancos y la financiación empresarial. En Inglaterra, los empresarios industriales se financiaron con recursos propios (su riqueza personal y la reinversión de los beneficios). Los recursos ajenos procedían de parientes y conocidos en los mercados informales. Los bancos ayudaron a la industrialización porque financiaron el capital circulante de la industria y el comercio, descontando letras de cambio y facilitando descubiertos. Ello permitió que las empresas destinaran sus recursos propios a la inversión en capital fijo.

81 3.8.- La protección del Estado a los terratenientes. El crecimiento de la productividad de la tierra se aceleró desde 1640, por la generalización de los cercamientos (que permitieron mayores inversiones agrarias y la rotación de cultivos). El Estado protegió a la agricultura, porque las Leyes de Cereales de 1670 prohibían la importación de cereales (se importaban de contrabando). Durante la industrialización, tras 1760, la demanda de alimentos creció más que su oferta.

82 El aumento de los precios de los alimentos. En consecuencia, los precios aumentaron y las hambrunas amenazaron a la población. Los precios de los alimentos aumentaron más en , por las guerras napoleónicas y las malas cosechas. Durante el siglo XVIII, en Inglaterra hubo una menor escasez de alimentos que en Francia, donde las crisis de subsistencias provocaron motines generalizados (revolución 1789).

83 La interrelación entre la revolución agraria y la revolución industrial. Después de 1800, la productividad agrícola creció más rápidamente, impulsada por la revolución industrial: 1) las mejoras en los transportes abarataron el abastecimiento de las ciudades. 2) la agricultura dispuso de inputs más eficientes y más baratos; El aumento de la productividad en la agricultura permitió producir más alimentos con menos trabajadores. Los jornaleros que sobraban emigraron a las ciudades (industria).

84 4.- El comercio exterior privilegiado. Hasta el siglo XIX, el comercio exterior se centraba en las colonias, en un régimen de monopolio para las compañías inglesas privilegiadas de comercio (Indias Orientales). El comercio exterior fue fundamental para la industrialización: 1) aseguró la importación de artículos de consumo y materias primas (algodón, azúcar, café, te, hierro, cereales y madera). 2) proporcionó a la industria inglesa unos amplios mercados para colocar su producción.

85 La importancia del comercio exterior. El comercio exterior se sextuplicó, entre 1700 y 1800; creció más que la producción británica y la población. Las exportaciones se centraban en las industrias líderes: en la industria algodonera las exportaciones fueron el 60 % de las ventas totales (1840) (gráfico 5.1). Desde 1800, la relación real de intercambio (Px/Pm) empeoró para Gran Bretaña, porque los avances tecnológicos redujeron los precios de los productos de exportación (gráfico 5.7).

86 La relevancia del Imperio británico y el Tesoro. Las colonias fueron ruinosas para el Tesoro británico (los impuestos de las mismas fueron inferiores a los gastos de defensa del imperio). Pero las colonias fueron rentables para los empresarios británicos, sobre todo para los comerciantes (se amasaron grandes beneficios privados).

87 Lo que es bueno para el comercio es bueno para Inglaterra. En la política mercantilista se mezclaban los intereses privados y los intereses públicos, alrededor del Imperio. Algunos piratas operaban con bandera, patente y financiación de la Corona británica; las empresas privadas se beneficiaban de la fuerza del Impero. Las compañías privilegiadas recibían el monopolio para explotar económicamente ciertas regiones, poniendo sus ejércitos privados al servicio de la Corona, en las colonias y en las guerras.

88 Material didáctico elaborado por Francisco Comín Comín, a partir de su obra: Historia Económica Mundial. De los orígenes a la actualidad, Madrid, Alianza Editorial. Tercera reimpresión, Los gráficos pueden encontrase en la web de Alianza Editorial.

89


Descargar ppt "La primera industrialización en Inglaterra (1760-1860). Francisco Comín (Universidad de Alcalá, Madrid)"

Presentaciones similares


Anuncios Google