La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

20 11 CICLO A. 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "20 11 CICLO A. 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A."— Transcripción de la presentación:

1 20 11 CICLO A

2

3 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A

4 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A Hoy es Domingo de Pascua. Es el Domingo de los domingos: cada misa dominical es un memorial de la resurrección, centro de nuestra fe y esperanza. La Pascua es también el punto de partida de la Iglesia. Hoy es el «tercer día» del Triduo Pascual y a la vez el primero de la Cincuentena. Hoy es el domingo más importante del año, del que reciben sentido todos los demás. Para bastantes fieles este es el día en que comienzan a celebrar la Buena Noticia de la Resurrección del Señor, porque no han acudido a la Vigilia Pascual. Vale la pena que la celebración de hoy sea particularmente festiva y expresiva.

5 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A El Cirio Pascual, encendido por primera vez la noche anterior, va a acompañarnos a lo largo de siete semanas, y todos tendrían que captar su sencillo y simpático mensaje de alegría y estímulo. un solo día La «octava» de Pascua, los ocho días que abarcan el domingo 1º y 2º y los días intermedios, se viven en la comunidad cristiana como un solo día. en este día solemnidad En el prefacio de todos estos días se dirá cada vez «en este día en que Cristo, nuestra Pascua...». Y cada día recibiremos la bendición solemne al final de la celebración, como si cada uno fuera realmente «solemnidad» en la clasificación de los días litúrgicos. Esta semana no admite ninguna otra festividad de Santos. Si coinciden, se recuperarán en la semana siguiente.

6 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A P REPARACIÓN INVOCACION INVOCACION AL ESPIRITU SANTO

7 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A Espíritu Santo, ven, para que nos dispongamos a escuchar la Palabra que nos hace el anuncio gozoso del Angel: que el Padre resucitó a su Hijo de entre los muertos. Abre nuestra mente y nuestro corazón para que la nueva creación, que es el cuerpo glorioso de Jesús, irrumpa dentro de nuestra vieja tierra, para que, atentos a la Palabra, todos, hombres y mujeres, podamos percibir ese nuevo comienzo que el Padre establece en nuestra historia. Ven, Espíritu Santo, a consumar la obra iniciada por el Hijo Amén.

8 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A ¿QUÉ DICE ¿QUÉ DICE el texto? L ectura

9 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A Hch.10, 34a.37-43: Hemos comido y bebido con El después de su resurrección Hemos comido y bebido con El después de su resurrección. El libro de los Hechos de los Apóstoles es una óptima lectura para el tiempo pascual. Comunidad de Jesús Resucitado Aquellos primeros cristianos fueron la «Comunidad de Jesús Resucitado», nacida de la Pascua. El Señor sigue actuando en ella, invisiblemente, por medio de su Espíritu, y visiblemente por medio de su Iglesia. El primer pasaje que leemos es el testimonio de Pedro, en casa del pagano Cornelio, sobre la resurrección de Cristo.

10 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A Lucas da mucha importancia a este episodio de la conversión de Cornelio: le dedica dos capítulos enteros, el 10 para narrar cómo sucedió, y el 11 para explicar cómo Pedro dio cuenta a la comunidad de Jerusalén de lo acontecido. apertura universalista también a los paganos. Es un hecho fundamental para motivar la apertura universalista de la comunidad cristiana también a los paganos. catequesis lo mataron colgándolo de un madero, pero Dios lo resucitó al tercer díalos que creen en él, reciben el perdón de los pecados El testimonio principal de Pedro, que repite en todas sus «catequesis» o discursos, delante del pueblo o de las autoridades, y aquí en casa de unos paganos, es: «lo mataron colgándolo de un madero, pero Dios lo resucitó al tercer día», y «los que creen en él, reciben el perdón de los pecados». La 1a lectura de hoy nos ofrece el testimonio de quienes vivieron aquel acontecimiento y que, cambiando radicalmente sus vidas, dan testimonio de ello. Con respeto y veneración escuchamos lo que nos dicen en este día de Pascua.

11 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A Sal.118 (117): Este es el día en que actuó el Señor: ¡sea nuestra alegría y nuestro gozo! este es el día en que actuó el Señor... la diestra del Señor es poderosa... no he de morir, viviré... la piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular El salmo no podía ser otro que el 118(117), el más «pascual» del Salterio: «este es el día en que actuó el Señor... la diestra del Señor es poderosa... no he de morir, viviré... la piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular». Resurrección de Jesús De las actuaciones poderosas de Dios en la historia de la salvación, para nosotros la principal es esta de la Resurrección de Jesús. «sea nuestra alegría y nuestro gozo» Podemos repetir con convicción: «sea nuestra alegría y nuestro gozo».

12 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A Col. 3 Col. 3, 1-4: Busquen los bienes de allá arriba, donde está Cristo. ya que habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de allá arriba El pasaje de Pablo en su carta a los Cristianos de Colosas es el más apropiado para este domingo. Es breve pero denso y estimulante: «ya que habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de allá arriba» aspiren a los bienes de arriba entonces también ustedes aparecerán, juntamente con él, en glor Celebrar la Pascua del Señor es asumir coherentemente lo que representa de novedad de vida en el Espíritu: «aspiren a los bienes de arriba», porque caminamos hacia la misma meta que Cristo: «entonces también ustedes aparecerán, juntamente con él, en gloria».

13 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A a los bienes de arriba La Palabra de Dios, por medio de San Pablo en este día de Pascua, nos invita a levantar nuestro corazón «a los bienes de arriba»" y no a quedarnos en los de la tierra. don de Dios vida nueva que viene de arriba. No podemos perder de vista que la salvación no es fruto de conquistas humanas ni de los esfuerzos que realicen los hombres, sino que es un «don de Dios», es una vida nueva que viene de arriba.

14 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A Jn. 20, 1-9: Vieron y creyeron PROCLAMACIÓN DEL EVANGELIO DE JESUCRISTO SEGÚN SAN JUAN R/. Gloria a Ti, Señor. (cfr. Mt 28,1-10; Mc 16,1-8; Lc 24,1-12) primer día de la semana María Magdalena va al sepulcro 1 El primer día de la semana, muy temprano, cuando todavía estaba oscuro, María Magdalena va al sepulcro y observa que la piedra está retirada del sepulcro. 2 Llega corriendo a donde estaban Simón Pedro y el otro discípulo, el que era muy amigo de Jesús, y les dice: Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto. – Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto.

15 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A 3 Salió Pedro con el otro discípulo y se dirigieron al sepulcro. 4 Corrían los dos juntos; pero el otro discípulo corría más que Pedro y llegó primero al sepulcro. 5 Inclinándose vio las sábanas en el suelo, pero no entró. 6 Después llegó Simón Pedro, que le seguía y entró en el sepulcro. Observó los lienzos en el suelo 7 y el sudario que le había envuelto la cabeza no en el suelo con los lienzos, sino enrollado en lugar aparte. vio y creyó 8 Entonces entró el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; vio y creyó. 9 Todavía no habían entendido que, según la Escritura, él debía resucitar de entre los muertos. Palabra del Señor. R/. Gloria a Ti Señor Jesús.

16 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A Re-leamos el texto para interiorizarlo: Es importante que nos respondamos a las preguntas: - ¿Qué personajes aparecen en el texto que hemos leído? Jesús, la Magdaloena, Pedro, Juan... ¿Qué les cuenta la Magdalena a los Apóstoles?, ¿Qué hacen ellos? Según S. Juan, María Magdalena fue el primer discípulo en descubrir la tumba de Jesús vacía; por lo tanto es una de las primeras en dar testimonio de la resurrección del Señor. Fue a través de ella como los Apóstoles (Pedro y Juan) se enteraron que Jesús había resucitado de entre los muertos, como lo había prometido.

17 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A ¿Por qué María Magdalena fue tan temprano al lugar donde Jesús había sido enterrado, pensando que estaría todavía ahí? Porque era una discípula fiel, llena de amor al Señor, e inspirada en la esperanza de ver otra vez vivo al Señor. El amor de la Magdalena la llevó a descubrir el misterio de la resurrección, y luego después a encontrar a Jesús resucitado.

18 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A ¿QUÉ NOS DICE ¿QUÉ NOS DICE el texto? Medit ACIÓN

19 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A Vamos a saborear en nuestro interior todo el rico mensaje de los textos que hemos escuchado con atención: Tenemos una experiencia de todos los días y es que, ante un acontecimiento que llama nuestra atención e interés, vamos en busca de información detallada acerca de él. Ante el gran acontecimiento de la Resurrección de Jesús es la Palabra de Dios quien nos ofrece esa información. En aquellos tiempos no había periodistas o reporteros gráficos que lo consignaran en sus crónicas. Pero hubo unos testigos que lo han transmitido por escrito y, también por la Tradición, a los que nosotros acudimos por la importancia de la noticia que se nos ofrece

20 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A Como lo leemos en el texto de los Hechos, la esencia del mensaje apostólico era la resurrección de Jesús de la muerte. Este hecho confirmó su divinidad, su Evangelio y nuestra propia salvación. Y los mismos Apóstoles fueron testigos cualificados del hecho de la resurrección de Jesús. La Semana Santa carecería de interés si terminara en el Viernes Santo. Celebraríamos la muerte de un hombre famoso, de un gran profeta de Dios, de un gran bienhechor de los hombres. Pero en la cruz se terminó todo y, en el sepulcro en el que le pusieron sus familiares y amigos, quedaba encerrada toda su vida y admiración. No les faltaron dificultades, persecuciones y martirio. Pero en verdad, primero los Apóstoles y luego otros discípulos, como los diáconos o Pablo y Bernabé, dieron un valiente testimonio de Cristo Jesús y fueron edificando comunidades llenas de fe y alegría. Hace bien la comunidad cristiana en mirarse al espejo de los Hechos de los Apóstoles en estas semanas, para estimularse a seguir su ejemplo de firmeza en la fe y en su maduración.

21 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A Los discípulos el viernes se dispersaron decepcionados. Y nosotros no nos reuniríamos para recordar aquello. Pero hubo un hecho crucial: ¡la resurrección de Jesús! Y ese hecho: * da sentido a la Semana Santa, * es la base de nuestra fe, * es el fundamento de nuestra esperanza.

22 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A «no solamente pasó por el mundo haciendo el bien, sino que Dios le resucitó de entre los muertos». Jesús, como dice el Apóstol San Pedro en la lectura que hacemos hoy, «no solamente pasó por el mundo haciendo el bien, sino que Dios le resucitó de entre los muertos». Jesús resucitó para que nosotros, alcanzando el perdón de los pecados, resucitemos con él. hecho histórico La Resurrección del Señor no la podemos recordar como un simple «hecho histórico», por muy importante que fuera; como, por ejemplo, una «batalla», una «catástrofe», una «fiesta»... La recordamos y, sobre todo, la celebramos como culmen de su vida redentora. San Pablo acentúa el significado de la resurrección del Señor para la vida cristiana. En un sentido a la vez espiritual y muy verdadero, también nosotros hemos resucitado con Cristo de la muerte de nuestro pasado de pecado, para vivir una nueva vida de acuerdo con Cristo.

23 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A testigos de la resurrección del Señor Nuestra resurrección espiritual la conocemos por la fe, pero puede ser revelada a los demás por nuestro ejemplo y buenas obras. Así nos hacemos, como los primeros Apóstoles, testigos de la resurrección del Señor. En el evangelio de Juan, nos encontramos con la experiencia de María Magdalena, testigo del sepulcro vacío, que corrió a anunciarlo a los apóstoles, convirtiéndose así en « apóstol de los apóstoles », la primera evangelizadora de la Buena Noticia de la Pascua. También Pedro y Juan ven el sepulcro vacío. Ninguno de ellos se acaba de creer que Jesús haya resucitado: «no habían entendido la Escritura: que él había de resucitar de entre los muertos».

24 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A «Este es el día en que actuó el Señor» ¡Aleluya! «a quien mataron colgándolo de un madero, Dios lo resucitó al tercer día y lo nombró Juez de vivos y muertos». La resurrección de Cristo es la gran noticia que proclamó con valentía Pedro, en su catequesis en casa de Cornelio: que a ese Jesús, el Ungido por el Espíritu, «a quien mataron colgándolo de un madero, Dios lo resucitó al tercer día y lo nombró Juez de vivos y muertos». «¡No está aquí: ha resucitado!». Vale la pena que resuene, también en las misas de este domingo, el anuncio gozoso del ángel a las mujeres (según el evangelio de la noche): «¡No está aquí: ha resucitado!». Es bueno detenernos en esta convicción - «Cristo es el que vive»-, porque nos hace falta para seguir con más ánimos nuestro camino cristiano.

25 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A «en este día has abierto las puertas de la vida por medio de tu Hijo, vencedor de la muerte», «que renovados por el Espíritu, vivamos en la esperanza de nuestra resurrección futura». No puede ocultar su alegría la oración colecta: «en este día has abierto las puertas de la vida por medio de tu Hijo, vencedor de la muerte», y pide que esta Pascua histórica que estamos celebrando nos oriente hacia la eterna: «que renovados por el Espíritu, vivamos en la esperanza de nuestra resurrección futura». «rebosantes de gozo pascual, celebramos estos sacramentos». La alegría de la Pascua es evidente también en la oración sobre las ofrendas: «rebosantes de gozo pascual, celebramos estos sacramentos». El prefacio describe lapidaria y magistralmente el contenido de la fiesta de hoy: «Cristo, nuestra Pascua, ha sido inmolado: muriendo, destruyó nuestra muerte, resucitando, restauró la vida».

26 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A Los apóstoles, testigos Leyendo, desde hoy, el libro de los Hechos de los Apóstoles durante el Tiempo Pascual, se nos propone el ejemplo de aquella comunidad que dio testimonio de su fe en Cristo Jesús y se dejó guiar por su Espíritu en su expansión al mundo conocido. «no está aquí, ha resucitado». Las primeras «evangelizadoras» fueron las mujeres. En el evangelio de la Vigilias Pascual son las mujeres que acudieron al sepulcro las que oyeron de labios del ángel la noticia: «no está aquí, ha resucitado». En el evangelio de Juan es Magdalena la que va al sepulcro, lo ve vacío, y corre a anunciarlo a los apóstoles.

27 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A Luego van a ser los apóstoles, los ministros de la comunidad, los que más oficialmente aparecen en el libro de los Hechos como anunciadores de la Pascua. «nos lo hizo ver, no a todo el pueblo, sino a los testigos que él había designado, a nosotros, que hemos comido y bebido con él después de la resurrección». Pedro, en casa de Cornelio, es consciente de que Cristo les ha encomendado este anuncio: «nos lo hizo ver, no a todo el pueblo, sino a los testigos que él había designado, a nosotros, que hemos comido y bebido con él después de la resurrección». «nosotros somos testigos... nos encargó predicar al pueblo, dando solemne testimonio de que Dios lo ha nombrado juez de vivos y muertos». E insiste: «nosotros somos testigos... nos encargó predicar al pueblo, dando solemne testimonio de que Dios lo ha nombrado juez de vivos y muertos».

28 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A ¿QUÉ LE DECIMOS NOSOTROS ¿QUÉ LE DECIMOS NOSOTROS a DIOS? Or ACIÓN

29 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A Padre Santo, la resurrección que has dado a tu Hijo, no es un simple hecho interior, desencarnado,. acaecido en las esferas abstractas de los espacios vacíos o de las almas sin cuerpo. El resucitado es el Jesús terreno, ciudadano de nuestra tierra. Lo has resucitado con su corporeidad, con la totalidad de su persona. Ahora también queremos percibir, bajo el velo de los signos sacramentales, la voz de Jesús que nos dice: «soy Yo, no teman; toquen m i cuerpo; saquen pan y vino; celebremos la fiesta de la nueva vida». Ante esta revelación, sentimos el pasmo y e temor, pero también el gozo y la alegría. Una inmensa esperanza surge en nuestros corazones y nosotros ahora, contagiados por el testimonio y la fe de los Apóstoles, tenemos la experiencia de que la causa de Jesús sigue.

30 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A El que hoy resucita es el que fue crucificado y pasó tres días bajo tierra. Te alabamos porque en Cristo, resucitado de entre los muertos, has desvelado el poder oculto de su cruz; el poder de su amor obediente hasta la muerte, la fuerza de su entrega a la humanidad. El Resucitado ha tomado consigo al mundo para encaminarlo hacia su resurrección y gloria. Que en un día resucitemos todos para que cantemos eternamente tus alabanzas. Amén.

31 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A ¿QUÉ NOS PIDE HACER ¿QUÉ NOS PIDE HACER la PALABRA? Contemplacin ACIÓN Acción Acción

32 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A «el sepulcro vacío» El Evangelio de hoy nos ofrece la gran noticia de la Resurrección de Jesús. Pero «el sepulcro vacío» al que llegaron los Apóstoles está mostrando el proceso que los mismos Apóstoles recorrieron en el camino de su fe. «vieron y creyeron» Contrastando lo que vieron en el sepulcro a la luz de las Escrituras, pueden decir que «vieron y creyeron». Aquella noticia trastornó los aconteceres del mundo. Algunos pensaban que a Jesús le habían quitado, borrado, del mundo al dejarlo enterrado. Pero se equivocaron porque Jesús es el Hijo de Dios vivo. Hoy, al igual que entonces, algunos pretenden borrar a Dios: * de nuestra vida, * de nuestra convivencia, * de nuestras costumbres, * de nuestras tradiciones.

33 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A «el Dios de la vida». Pero se equivocan porque Dios saldrá victorioso ya que no puede renunciar a ser «el Dios de la vida». «gran noticia»… Con la gran alegría por la resurrección de Jesús, demos testimonio de esa resurrección como hicieron aquellos primeros cristianos que conocieron la «gran noticia»… «ve y diles a mis hermanos que me verán en Galilea». A María Magdalena, que fue al sepulcro a llorar su pena por la muerte de Jesús, el Señor le dijo: «ve y diles a mis hermanos que me verán en Galilea». «vayan y digan a todos que el Señor ha resucitado». Y ése es el mensaje que hoy se nos transmite a todos: «vayan y digan a todos que el Señor ha resucitado».

34 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A Ese acontecimiento es el fundamento de nuestra fe. Un acontecimiento y una fe que nadie podrá borrar del mundo y que nosotros la vivimos con gozo. «Cristo, que es la Vida, ha vencido a la muerte» Un acontecimiento que es la base de nuestras celebraciones eucarísticas y que debemos transmitir a todos: que «Cristo, que es la Vida, ha vencido a la muerte», como cantamos en el himno de la misa de hoy: « Lucharon vida y muerte en singular batalla y, muerto el que es Vida, triunfante se levanta».

35 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A Dios ha dicho «sí» a su Hijo y a la humanidad. El grano de trigo, sepultado en la tierra, ha muerto, pero ha renacido y dará fruto abundante. Es también la fiesta de nuestra liberación y nuestra resurrección. Podemos manifestar con aleluyas solemnes y flores nuestra alegría de cristianos seguidores del Resucitado.

36 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A Carácter bautismal de la Pascua Pascua es la fiesta bautismal, porque en el Bautismo es cuando por primera vez nos sumergimos en la muerte y resurrección, en la nueva vida del Señor. Este día, y todo el Tiempo Pascual, tiene carácter bautismal. «estos sacramentos en los que tan maravillosamente ha renacido y se alimenta tu Iglesia» sacramentos de la «iniciación cristiana»: En la oración sobre las ofrendas hablamos de «estos sacramentos en los que tan maravillosamente ha renacido y se alimenta tu Iglesia», o sea, los sacramentos de la «iniciación cristiana»: Bautismo, Confirmación, Eucaristía Bautismo, Confirmación, Eucaristía «tu Iglesia, renovada por los sacramentos pascuales…». La oración después de la comunión insiste: «tu Iglesia, renovada por los sacramentos pascuales…».

37 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A Nosotros, testigos de la Pascua El libro de los Hechos nos recuerda que la historia continúa. Se puede decir que no tiene último capítulo: nosotros mismos, a inicios del siglo XXI, seguimos escribiendo estos «Hechos». En el rito copto, que celebran los cristianos sobre todo de Egipto, cuando se proclama este libro en Misa, el lector dice al final, a modo de aclamación: «Y la Palabra de Dios sigue creciendo, en esta Iglesia y en todas las Iglesias».

38 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A Ahora somos nosotros los que en nuestro siglo nos comprometemos a anunciar a Cristo a este mundo, a nuestra familia, a nuestros amigos, a la sociedad. dar testimonio de que Jesús es el Salvador: En casa de Cornelio, un pagano, o en medio de una sociedad también paganizada, tenemos que dar testimonio de que Jesús es el Salvador: en nuestra familia, en el mundo de educación, en el cuidado de los ancianos y enfermos, en la actividad profesional, en los medios de comunicación.

39 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A Vida pascual La Pascua de Cristo debe contagiarnos también a nosotros y convertirse en Pascua nuestra, de modo que imitemos la vida nueva de Jesús. «buscamos los bienes de allá arriba» Vivimos en este mundo, y nuestro compromiso con la tarea que aquí tenemos encomendada es serio, pero los cristianos «buscamos los bienes de allá arriba», porque estamos en camino y somos ciudadanos de otro mundo, el mundo en el que ya ha entrado Cristo Resucitado. Vivamos la Pascua con nuestra alegría, nuestra entrega por los demás, nuestra energía para el bien, nuestra valentía en la lucha contra el mal y contra toda injusticia, nuestra esperanza y novedad de vida.

40 No se pasa de lo viejo a lo nuevo sin estar unido con Cristo. El Bautismo en la Muerte y Vida del Señor nos obliga a esta unión profunda que realiza nuestra propia transformación. La gestión ritual no produce sus frutos sino a condición de que repercuta en la vida. -Sólo una Eucaristía celebrada dentro del acto eclesial evangelizador cobrará su NOVEDAD, no por lo accesorio, sino por la interpelación que la Palabra nos hace y por la interpretación de los signos que ocurren en la vida. De ahí brotará la novedad que testimoniaremos en el mundo. -Nos comprometemos a: * Hacer del amor a Jesús el móvil de nuestro obrar. * Saber leer en los signos de muerte la vida que surge. * Compartir más nuestra fe. Domingo de PASCUA CICLO A

41 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A Algunas preguntas para pensar durante la semana 1.Comprobemos nuestra fe en nuestra propia resurrección. 2. Si esto es verdad, ¿cómo debería influir en mi manera de vivir?

42 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A MARIA, Nuestra Señora de la Pascua, ruega por nosotros.

43 20 11 ¡ Aleluya ! Alaben al Señor en su templo, alábenlo en su augusto firmamento. Alábenlo por sus magníficas proezas, alábenlo por su inmensa grandeza. Alábenlo al son de trompetas, alábenlo con arpas y cítaras. Alábenlo con tambores y danzas, alábenlo con cuerdas y flautas. Alábenlo con címbalos sonoros, alábenlo con címbalos vibrantes. ¡ Todo ser que alienta alabe al Señor ! ¡ Aleluya! (Salmo 150)

44 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A P. Carlos Pabón Cárdenas, eudista


Descargar ppt "20 11 CICLO A. 20 11 Domingo de PASCUA CICLO A."

Presentaciones similares


Anuncios Google