La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Dengue, Aedes aegypti, y reconstrucción post-huracán en el Caribe y América Central: Prevención y control después de un desastre natural (2002) Frank Cortez-Flores,

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Dengue, Aedes aegypti, y reconstrucción post-huracán en el Caribe y América Central: Prevención y control después de un desastre natural (2002) Frank Cortez-Flores,"— Transcripción de la presentación:

1 Dengue, Aedes aegypti, y reconstrucción post-huracán en el Caribe y América Central: Prevención y control después de un desastre natural (2002) Frank Cortez-Flores, PhD, DDS, MS, MPH Departamento de Salud Internacional Escuela de Salud Pública Universidad Loma Linda

2 Los huracanes han demostrado ser un desastre natural muy importante y costoso para el Caribe y América Central. Implacable lluvias y los vientos salvajes, que acompañan a los huracanes, producen deslizamientos de tierra devastadores, produciendo inundaciones sostenidas. A raíz de los huracanes, miles de habitantes tienen una capacidad disminuida para ir diario con su vida, como consecuencia de casas destruidas o gravemente dañadas, condiciones de vida deplorables e incremento de riesgos para la salud. Introducción Los huracanes han demostrado ser un desastre natural muy importante y costoso para el Caribe y América Central. Implacable lluvias y los vientos salvajes, que acompañan a los huracanes, producen deslizamientos de tierra devastadores, produciendo inundaciones sostenidas. A raíz de los huracanes, miles de habitantes tienen una capacidad disminuida para ir diario con su vida, como consecuencia de casas destruidas o gravemente dañadas, condiciones de vida deplorables e incremento de riesgos para la salud.

3 Los huracanes inevitablemente agravan la frágil salud de un segmento de la población, que ya son vulnerables de la población que vive dentro y fuera de la ruta destructora. Su impacto más crítico es evidente en términos de deterioro grave de las condiciones de salud ambiental, limitada disponibilidad de agua potable y saneamiento y la reducción de la capacidad local de prestación de los servicios de salud.

4 Dengue es actualmente la enfermedad viral transmitida por vector, más importante afectando a las personas en morbi-mortalidad. Epidemias repetidas de dengue y fiebre del dengue hemorrágico afectan a millones de individuos en áreas tropicales del mundo, incluyendo al Caribe y América Central, habitadas por el mosquito Aedes aegypti.

5 Por otra parte, el resurgimiento actual de Aedes aegypti, después de huracanes, ha dado lugar a hiperendemicidad, epidemias de dengue más frecuentes, y el surgimiento de fiebre de dengue hemorrágico/síndrome de choque de dengue.

6 En consecuencia, el principal objetivo de este estudio, fue identificar y analizar los factores dominantes que influyen en el resurgimiento de fiebre de dengue después de desastres naturales como los huracanes. Este estudio también describe un método de vigilancia del dengue y describe los esfuerzos para prevenir, controlar y erradicar el dengue (Aedes aegypti) con el enfoque de detallar los posibles problemas que deberán ser abordados para prevenir adicionales brotes de dengue. Vigilancia de laboratorio deberá considerarse el elemento más importante en tal sistema de alerta temprana. La transmisión del virus del dengue deberá ser monitoreada para determinar cuales serotipos están presentes, su distribución, y el tipo de enfermedad asociada.

7 Significancia y propósito del estudio La diseminación geográfica y el mantenimiento del dengue, depende de la continua introducción de virus en las poblaciones susceptibles de humanos, diseminándose en ellas y la transmisión de bajo nivel durante períodos no epidémicos. La transmisión continua del dengue representa una carga para la salud pública, tanto en términos de costos del control del dengue, así como por las posibles consecuencias graves de una epidemia de fiebre hemorrágica del dengue. La incidencia creciente de la enfermedad en América, junto con una mayor frecuencia de dengue epidemia causada por múltiples serotipos del virus, ha aumentado el riesgo de epidemia de dengue hemorrágica, una de las principales causas de hospitalización y muerte entre los niños en el sudeste de Asia.

8 Huracanes han interrumpido la implementación de las actividades de control del vector del dengue (Aedes aegypti) y, como resultado de las tormentas tropicales que acompañanan a los huracanes, fomentan la creación de nuevos habitats y condiciones óptimas en las cuales Aedes aegypti, se multiplica. Los nuevos habitats del vector son establecidos debido a agua estancada, acumulada en contenedores naturales o hechos por el hombre y sin cubrir y estanques que son hechos por las inundaciones por las tormentas. En muchas partes de el Caribe y América Central, la fiebre del dengues está resurgiendo como un problema de salud pública importante. No obstante hay un incremento en la incidencia, las causas y la extensión de ese incremento no se han documentado. Desastres naturales, como los huracanes, empeoran una situación ya mala de por sí, generando mayor vulnerabilidad a la fiebre hemorrágica del dengue y mortalidad.

9 En vista de estos retos que las comunidades podrían encarar para asegurar que un adecuado y efectivo programa de prevención y control en el sitio, el completo apoyo y recursos de las agencias de salud pública gubernamentales, locales, nacionales e internacionales será crítico para permitir la implementación de un sistema operacional efectivo de vigilancia para el dengue. Por lo tanto, ayudando a restablecer, reforzar y fortalecer el monitoreo del dengue y las capacidades de vigilancia de las agencias de salud pública del Caribe y América Central y protegiendo a sus ciudadanos de riesgos a la salud post-huracanes.

10 Metodología para prevención y control Un programa de vigilancia y control del dengue en toda la región, es esencial para habilitar a las autoridades de salud para tomar decisiones críticas y de ahí, reducir el tiempo de respuesta y minimizar la morbi-mortalidad posterior a un huracán. Excepto en las regiones donde la erradicación de Aedes aegypti puede lograrse, la estrategia del programa deberá ser cambiada de uno de erradicación por uno de control, basado en las acciones señaladas abajo: - La distribución de Aedes aegypti deberá ser determinada en todas las regiones, especialmente en áreas urbanas; y - El status de Aedes albopictus, un vector muy eficiente deberá determinarse intensificando los programas de vigilancia para prevenir la diseminación de este vector potencial para el dengue.

11 En última instancia, este estudio ayudará a mejorar la vigilancia de las enfermedades infecciosas de los países afectados y mejorará la capacidad de sus autoridades de salud a fin de vigilar y evaluar la situación epidemiológica mediante el fortalecimiento de la supervisión general de la enfermedad y la salud de los sistemas de información por: - Ofrecer asistencia para establecer sistemas para reunir, almacenar, procesar e interpretar datos epidemiológicos; - Fortalecer las capacidades de laboratorio y diagnósticas para generar datos confiables; y - Desarrollar sistemas de comunicación para asegurar líneas confiables de comunicación en futuros desastres.

12 Un enfoque regional a la prevención y control Integración en toda la región de un sistema de vigilancia del dengue y el programa de control puede reunir a los países para abordar las dimensiones transfronterizas de mitigación de los desastres naturales y la reconstrucción del huracán. Un enfoque regional puede simplificar la vigilancia del dengue transfronteriza para proporcionar una capacidad de alerta temprana que permita medidas urgentes de control de mosquitos que se aplicarán y las grandes epidemias que se pueden evitar después de un huracán. Puede ayudar a fortalecer los vínculos transnacionales, especialmente en lo que se refiere al intercambio de información. Las lecciones aprendidas en un país puede ser compartidas por toda la región, con lo que se ayuda a reducir la duplicación. Un enfoque regional no sólo reduce la duplicación de esfuerzos, pero hace hincapié en la necesidad fundamental de mitigar los desastres y crear comunidades más sanas.

13 Huracanes Mitch y Georges D urante la semana del 26 de octubre 1998, el huracán Mitch, una de las tormentas más fuertes y más perjudiciales que haya azotado el Caribe y América Central, arrasó Honduras, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Belice y Costa Rica. La pérdida de vidas y la devastación a la propiedad por las lluvias torrenciales, inundaciones y deslizamientos de tierra era enorme. Efectos de la catástrofe natural que se intensificaron por factores de origen humano. La deforestación a gran escala y el cultivo de tierras marginales inducida por la presión demográfica provocaron aludes masivos. Las inundaciones fueron exacerbadas por la falta de adecuada ordenación de cuencas hidrográficas. La población rural pobre, con acceso limitado a la tierra, a menudo viven en zonas marginales de alto riesgo, y por lo tanto llevó la peor parte de los efectos del desastre.

14 El huracán Mitch resultó en miles de millones de dólares en daños y miles de vidas perdidas. Las inundaciones y deslizamientos de tierra, amplificada por la pobreza del medio ambiente y la gestión inadecuada del uso de la tierra, fueron la principal causa de devastación. El huracán Mitch dejó en claro la relación entre la gestión de las cuencas hidrográficas inadecuada y el impacto aguas abajo. Los impactos de la gestión inadecuada de las tierras, las malas prácticas agrícolas, el pastoreo excesivo, la deforestación, mala colocación de urbanizaciones, y contaminación de la cuenca alta se manifiestan en la cuenca baja por los extremos en la disponibilidad y la calidad de los suministros de agua, una mayor vulnerabilidad de las poblaciones y daños económicos por los desastres naturales, la reducción de la capacidad generadora de energía debido a la sedimentación de los cursos de agua, y daños en los ecosistemas costeros.

15 Según las Naciones Unidas, la pérdida de vidas y daños a la infraestructura agrícola, comercial e industriales, prácticamente acabó con el desarrollo alcanzado en los últimos 20 años en algunas zonas de la región. Según estimaciones preliminares, los daños para la región indican a continuación: - Más de 10,000 defunciones, 9,000 desaparecidos y 12m000 heridos; - Pérdidas de viviendas, hospitales y clínicas y escuelas estimadas en $1.34 billones; - Daños a infraestructura de agua, sanidad, energía, caminos, puentes y vías de tren estimados en $1.04 billones; - Pérdida de bienes en sectores agrícolas, de manufactura y servicios estimados en $2.91 billones.

16 Dengue y Aedes aegypti: estrategias de prevención y control, objetivos Los brotes de fiebre del dengue, después de un huracán / tormentas tropicales en el Caribe y los países de América Central puede aumentar el riesgo de transmisión autóctona en el futuro. Las recientes lluvias torrenciales e inundaciones han dificultado los esfuerzos de control por salud pública ya que algunas zonas han quedado inaccesibles para una encuesta eficaz de las necesidades en salud. Por otra parte, los mosquitos vectores se encuentran ampliamente distribuidas en esos países y la poca conciencia de funcionarios de la comunidad de salud pública y de médicos sobre el dengue y los métodos de diagnóstico de laboratorio especializados no están disponibles a nivel local, la transmisión del dengue puede pasar desapercibida.

17 Los virus del dengue consiste en un subgrupo de cuatro antígenos estrechamente relacionados, pero distintos que se pueden distinguir por métodos serológicos y se designan como DEN-1, DEN-2, DEN-3 y DEN-4, que pertenecen al género Flavivirus, la familia Flaviviridae. El espectro de la enfermedad oscila entre autolimitada a enfermedad grave con complicaciones que puede producir la muerte. La infección primaria con cualquier serotipo puede conducir a la enfermedad aguda con fiebre y otros síntomas que pueden desaparecer después de 3 ó 4 días. El paciente puede recuperarse por completo, o la fiebre puede volver con una erupción dentro de 1-3 días. El virus del dengue persiste a través de un ciclo de transmisión a través de Aedes aegypti de persona a persona. Después de alimentarse con sangre, el mosquito puede transmitir el virus después de un periodo de 8-12 días de incubación extrínseca.

18 Los mosquitos Aedes aegypti no son aparentemente afectados por la infección con el virus del dengue; el dengue no acorta su periodo de vida ni tampoco modifica su comportamiento. Sin embargo, los riesgos ambientales pueden determinar si Aedes aegypti sobrevive el tiempo suficiente para pasar el virus del dengue que transporta. La exposición secundaria a un serotipo diferente puede colocar al paciente en riesgo de las formas más graves de la infección: la fiebre hemorrágica del dengue o de síndrome de choque por dengue. El tiempo de vida del mosquito Aedes aegypti, el vector principal de la fiebre del dengue, es generalmente de 21 días, aunque el tiempo de vida y el período de incubación, dependen de la temperatura y la precipitación. El mosquito permanece infectante de por vida.

19 No existe un tratamiento específico para la fiebre del dengue. El desarrollo de vacunas es difícil, ya que cualquiera de los cuatro serotipos de dengue diferentes, pueden causar la enfermedad y porque la protección frente a sólo uno o dos de estos serotipos en realidad podría incrementar el riesgo de una enfermedad más grave. Sin embargo, se está avanzando en el desarrollo de vacunas que pueden proteger contra los cuatro serotipos. En la actualidad, el único método de controlar o prevenir el dengue es la lucha contra el mosquito vector (Aedes aegypti), que se reproduce principalmente en envases artificiales que retengan agua. Un elemento esencial, entre otros, de un programa de control integral y eficaz, debe incluir: 1. Un sistema de vigilancia integral y eficaz de densidad del vector (Aedes aegypti) y de la enfermedad (Dengue).

20 En suma, los brotes de fiebre del dengue, después de un huracán en el Caribe y América Central y la presencia de los mosquitos vectores competentes aumentan la probabilidad de transmisión autóctona en el futuro en esta región. Un programa de vigilancia activa basada en laboratorios pueden detectar casos de dengue participando todos los cuatro serotipos del dengue. Un programa de vigilancia activa puede demostrar que las infecciones por dengue están ocurriendo a un ritmo mucho mayor que la reflejada por los anteriores programas de vigilancia pasiva y esto a su vez demuestra que el riesgo de transmisión del dengue local puede estar aumentando.

21 Además, los avances en la comprensión de la ecología del organismo patógeno, vectores y sus reservorios y huéspedes han dirigido los investigadores de salud pública para evaluar una gama más amplia de los factores ambientales que promueven la prevalencia de la enfermedad, la producción de vectores de enfermedades, y la aparición y mantenimiento de la enfermedad focos. Los avances en el tratamiento informático, Sistema de Información Geográfica (SIG) y Sistema de Posicionamiento Global (GPS), permiten más fácilmente integrar datos ecológicos, ambientales y de teledetección para el fin de desarrollar modelos predictivos que pueden ser utilizados en la vigilancia de la enfermedad y actividades de control. Estas nuevas capacidades llevarán a una mejora significativa en la resolución espectral, espacial y temporal, lo que hace posible abordar cuestiones de salud pública que anteriormente se consideraban más allá de las capacidades técnicas de teledetección.

22 Las capacidades de la tecnología de teledetección no han sido completamente distribuido en El Caribe y Centro América los investigadores de salud pública y los organismos que podrían estar usándolos. Los objetivos de este esfuerzo de salud pública deben ser: 1. Generar una guía para los sistemas de satélite y productos de datos que podrían ser utilizados para investigación en salud pública, vigilancia, control y modelización de la distribución de las enfermedades humanas. 2. Desarrollar y mantener una base de datos de salud pública en Internet que contengan datos epidemiológicos y ambientales, así como sensor de las características individuales y los datos del producto.

23 Los siguientes criterios deberían aplicar: 1. Los productos de datos debería ser bastante sencillo de usar (no requieren una gran cantidad de complejos de pre- procesamiento que requiere algoritmos de dominio público o calibración de muchos otros instrumentos). 2. Los datos deben ser productos digitales no fotográfico, para facilitar su uso en sistemas de información geográfica y modelos, así como integrarse con otros datos. Los siguientes criterios deberían aplicar: 1. Los productos de datos debería ser bastante sencillo de usar (no requieren una gran cantidad de complejos de pre- procesamiento que requiere algoritmos de dominio público o calibración de muchos otros instrumentos). 2. Los datos deben ser productos digitales no fotográfico, para facilitar su uso en sistemas de información geográfica y modelos, así como integrarse con otros datos.


Descargar ppt "Dengue, Aedes aegypti, y reconstrucción post-huracán en el Caribe y América Central: Prevención y control después de un desastre natural (2002) Frank Cortez-Flores,"

Presentaciones similares


Anuncios Google