La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Abril 2007 Siervo bueno y fiel Curso de Doctrina Social de la Iglesia.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Abril 2007 Siervo bueno y fiel Curso de Doctrina Social de la Iglesia."— Transcripción de la presentación:

1 Abril 2007 Siervo bueno y fiel Curso de Doctrina Social de la Iglesia

2 III. EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA 12. El matrimonio y la familia en el mundo actual 13.Indisolubilidad y misión del matrimonio

3 12. El matrimonio y la familia en el mundo actual La familia, en los tiempos modernos, ha sufrido quizá como ninguna otra institución, la acometida de las transformaciones amplias, profundas y rápidas de la sociedad y de la cultura Familiaris consortio n. 1

4 Una institución natural Etimología: Matrimonio deriva de los vocablos latinos matris, mater y munium

5 El Catecismo en el n° 1601 nos dice: La alianza matrimonial, por la que el varón y la mujer constituyen entre sí un consorcio de toda la vida, ordenado por su misma índole natural al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole, fue elevada por Cristo Nuestro Señor a la dignidad de sacramento entre bautizados (CIC, can. 1055,1)

6 El matrimonio tiene su origen en Dios, quien al crear al hombre lo hizo una persona que necesita abrirse a los demás, con una necesidad de comunicarse y que necesita de compañía. No está bien que el hombre esté solo, hagámosle una compañera semejante a él. (Gen. 2,18)

7 La familia es la primera célula de la sociedad humana, pues ni histórica, ni conceptualmente se puede pensar en la sociedad sin la familia.

8 La sociedad actual propone: a) hablar de modelos de familia o de formas familiares (para englobar también a las relaciones homosexuales); b) sustituir el término familia por la expresión curso de la vida (para dar entrada a los diversos tipos de familias. ¿Qué pasa con la familia?

9

10 La persona homosexual debe ser plenamente respetada en su dignidad y animada a seguir el plan de Dios con un esfuerzo especial en el ejercicio de la castidad. Este respeto no significa la legitimación de comportamientos contrarios a la ley moral ni, mucho menos, el reconocimiento de un derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo, con la consiguiente equiparación de estas uniones con la familia (n. 228)

11 Fines del matrimonio El bien de los esposos: tiene que existir un verdadero amor de entrega, de donación. Hay que crecer en el amor y en la fidelidad. Generación y educación de los hijos: Este amor debe de traer como consecuencia los hijos, pero no basta con tenerlos, también hay que educarlos.

12

13 Inseparabilidad Cada acto conyugal debe realizarse en el pleno respeto de su fin integral: el amor mutuo de los esposos y la apertura a la vida.

14 Evolución histórica El matrimonio, como institución natural, en virtud de la voluntad del Creador, no tiene como fin primario e íntimo el perfeccionamiento personal de los esposos, sino la procreación y la educación de la nueva vida.

15 Vemos como la familia ha ido evolucionando

16 Una sociedad no puede evolucionar positivamente sin su célula principal: la familia.

17

18

19

20 Actualmente vemos a la familia y al matrimonio como un estorbo con el que hay que terminar. Parece ser que ambas instituciones ya son anticuadas para la evolución de la sociedad por lo que hay que destruirlas a como de lugar.

21 El futuro del matrimonio

22 El problema demográfico Es conocido principalmente por su Ensayo sobre el principio de la población (1798), en el que expone el principio según el cual la población humana crece en progresión geométrica, mientras que los medios de subsistencia lo hacen en progresión aritmética. Thomas Robert Malthus economista inglés, considerado el padre de la Demografía.

23 Crecimiento Aritmético Crecimiento Geométrico Alimentos Población

24 Además, según Malthus, los recursos para la vida están limitados y, cuando se hayan agotado, la vida humana desaparecerá. Así, llegará un punto en el que la población no encontrará recursos suficientes para su subsistencia (catástrofe maltusiana).

25 Criterios y consignas La Iglesia quiere afrontar el tema y conoce su amplitud y su complejidad. Hay que denunciar la manipulación de la opinión pública. La manipulación estadística es muy frecuente en esta materia. Hay que distinguir el problema de la demografía y el problema de la contracepción.

26 Son moralmente condenables, como atentados a la dignidad de la persona y de la familia, los programas de ayuda económica destinados a financiar campañas de esterilización y anticoncepción o subordinados a la aceptación de dichas campañas. La solución de las cuestiones relacionadas con el crecimiento demográfico se debe buscar, más bien, respetando contemporáneamente la moral sexual y la social, promoviendo una mayor justicia y una auténtica solidaridad para dar en todas partes dignidad a la vida, comenzando por las condiciones económicas, sociales y culturales (n. 234)

27 Se invita a los esposos a practicar la paternidad responsable. La fecundidad ideal es la fecundidad racional, por la que hombres procrean hijos en tanto en cuanto los pueden educar de manera sana. Sólo los esposos tienen el derecho de decidir el número de sus hijos, y el Estado debe cuidar de no interferir, ni en el derecho de casarse, ni en el derecho de decidir que familia quieren. Hay que promover una cultura pro-vida, basada en el aprecio por el don de la vida humana y en una justa jerarquía de valores.

28 La ética sexual Toda la ética sexual se deriva de la finalidad de la sexualidad humana. Es contrario a la ética el ejercicio sexual sin apertura a la vida y sin amor esponsal. Por tanto, se excluyen la masturbación, la homosexualidad, las relaciones prematrimoniales y las extra-matrimoniales, los métodos anticonceptivos y contraceptivos. Muchos de estos temas tienen aspectos jurídicos-éticos anexos.

29 El fin del matrimonio determina todos los derechos y deberes de este estado; el derecho al acto conyugal, el derecho y deber de la fidelidad, de la colaboración en la educación de los hijos, el derecho y el deber de la cohabitación estable, de la mutua ayuda físico-espiritual.

30 Lo sobrenatural es suplantado por lo meramente humano; lo humano por lo animal; lo espiritual por lo material. Lo económico se pone en lo más alto de la escala de valores. El placer sensible se erige en criterio de felicidad: "nada hay mejor que la sensualidad"

31 Los padres tienen una particular responsabilidad en la esfera de la educación sexual (n. 243)

32 Se requiere, por tanto, apostar por la familia. Apostar por la familia es creer que la familia es el ámbito natural donde se trasmite, cuida y valora la vida de cada ser humano.

33 Apostar por la familia es entender que la familia es un espacio donde se practica la donación. En ella se aprende a conjugar el verbo «compartir», incluso en medio de una sociedad que nos trata de enseñar a conjugar únicamente el verbo «competir».

34 Apostar por la familia es experimentar que la familia, además, es el hogar donde se suscitan los verdaderos valores que liberan al ser humano y que le dan sentido a su existencia, porque es el ámbito donde mejor se puede desarrollar la interioridad de la persona.

35 Apostar por la familia es vivir que la familia es el lugar donde se encuentran diferentes generaciones y donde se ayudan mutuamente a crecer en la solidaridad y el compromiso

36 Apostar por la familia es creer que la familia es el espacio más propio de encuentro y comunión para la persona. Apostar por la familia es creer, en definitiva, que vivir en familia es enseñar la vida como una vocación al amor.

37 a)Ser fiel a la opción de la vocación del Matrimonio b) Ser coherente en la formación de los hijos c) Ser firme en las convicciones d) Vivir una espiritualidad en el matrimonio y la familia Retos

38 "Surgirán nuevos frutos de santidad si la familia sabe permanecer unida, como auténtico santuario del amor y de la vida" Juan Pablo II

39 En la familia se aprende a conocer el amor y la fidelidad del Señor, así como la necesidad de corresponderle (n. 210) La familia tiene su fundamento en la libre voluntad de los cónyuges de unirse en matrimonio, respetando el significado y los valores propios de esta institución, que no depende del hombre, sino de Dios mismo (n. 215) El amor conyugal está por naturaleza abierto a la acogida de la vida (n. 230). El tema de la familia lo desarrolla el Compendio en los nn. del 209 al 254

40 13. Indisolubilidad y misión del matrimonio El matrimonio es la alianza de varón y mujer para toda la vida. En el matrimonio el varón y la mujer se entregan el uno al otro para siempre.

41

42 La comunión conyugal se caracteriza no sólo por su unidad, sino también por su indisolubilidad: -esta unión íntima, en cuanto donación mutua de dos personas, lo mismo que el bien de los hijos, exigen la plena fidelidad de los cónyuges y reclaman su indisoluble unidad Familiaris consortio n° 20

43 Infidelidad

44 La unidad y la indisolubilidad son dos características esenciales del matrimonio y condicionan enormemente la misión que la familia está llamada a realizar.

45 Problemas que esta doctrina debe afrontar a nivel político y legislativo Se puede apreciar la crisis que está sufriendo la familia como institución.

46 Hay movimientos que promueven otras formas de unión. Se ataca a la Iglesia por no apoyar el divorcio

47 La familia tiene su origen y modelo en la Santísima Trinidad Modelo teológico del matrimonio

48 Dios ha creado al hombre a su imagen y semejanza: llamándolo a la existencia por amor, lo ha llamado al mismo tiempo al amor […] El amor es, por tanto, la vocación fundamental e innata de todo ser humano Familiaris consortio, n° 11

49 Enraizada en la donación personal y total de los cónyuges y exigida por el bien de los hijos, la indisolubilidad del matrimonio halla su verdad última en el designio que Dios ha manifestado en su Revelación: El quiere y da la indisolubilidad del matrimonio como fruto, signo y exigencia del amor absolutamente fiel. Familiaris consortio, n° 20 Unidad e indisolubilidad

50 La poligamia no respeta la igualdad de los derechos de la persona y, además, perjudica la educación de los hijos. Unidad En este régimen, la mujer es exclusiva para el hombre, pero el hombre no es exclusivo para la mujer.

51 El matrimonio exige estabilidad Indisolubilidad

52 La indisolubilidad es la forma más conveniente para lograr los fines del matrimonio y de la sociedad. La indisolubilidad vista desde el amor conyugal que implica permanencia.

53

54 El divorcio, no sólo no arregla casos de matrimonios en dificultad, sino que los destruye. Sólo la indisolubilidad asegura una procreación verdaderamente digna de los hijos.

55 El matrimonio no es un empeño del uno hacia el otro, sino el empeño de ambos por un bien más allá de sí.

56 Yo tengo derecho a ser feliz Mi matrimonio es estéril ¿Qué pasa si fracasa el amor? Hay casos -límite- cuya continuación es muy dañina Objeciones contra la indisolubilidad

57 El matrimonio es la donación total de una persona a otra en la búsqueda de una meta. Nunca se sabe lo que está por delante, pero no se debe abandonar la lucha.

58

59 No es el matrimonio lo que falla, sino que es uno mismo el que desiste de ser fiel

60 La ley del divorcio está transmitiendo el mensaje de que en el mismo momento en que se constituye el matrimonio, a nivel legal, ya no se cree en la institución legal del matrimonio

61 La naturaleza del amor conyugal exige la estabilidad de la relación matrimonial y su indisolubilidad (n. 225)

62 La familia está constituida como íntima comunidad de vida y de amor Misión y funciones de la familia

63 La doctrina de la Familiaris consortio sobre la misión de la familia, podemos dividirla en cinco bloques: La formación de una comunidad de personas El servicio a la vida La educación La participación en la sociedad La participación en la Iglesia

64 Aristóteles consideraba que la ausencia de una vida familiar sana llevaría a la destrucción de la sociedad Una comunidad de personas Familiaris consortio nn 18-27

65

66 Sin el amor la familia no puede vivir, crecer y perfeccionarse como comunidad de personas

67 El ejercicio de la sexualidad debe ser racional y humano, tomando siempre en cuenta la dignidad de los esposos y de los hijos que han de nacer. La sexualidad se debe regir por la generosidad y la responsabilidad: generosidad para compartir el don de la vida; responsabilidad para pensar en la educación, la situación económica, habitacional, sanitaria, tanto de los hijos como de los padres. Servicio a la vida Familiaris consortio nn 28-35

68 Por educación entendemos el desarrollo de las posibilidades corporales, intelectuales, humanas y espirituales de los niños, que los capaciten para el cumplimiento, en virtud de su propia responsabilidad, de sus tareas vitales esenciales. La función educativa Familiaris consortio nn 36-41

69 En la familia se aprenden las virtudes sociales más importantes: el amor al prójimo y la justicia; la obediencia y el justo mando. Sin estas virtudes toda convivencia sería imposible entre los hombres. La familia célula básica de la sociedad Familiaris consortio nn 42-48

70 La Familiaris consortio desarrolla a este respecto los siguientes puntos: la familia como unidad evangelizadora, como centro de oración y como propulsora del amor hacia la comunidad. La familia en la Iglesia Familiaris consortio nn 49-64

71 El derecho a elegir libremente el estado de vida. El derecho a casarse libremente. El derecho a la procreación responsable. El derecho-deber de respetar y proteger la vida humana. El derecho de educar a los hijos. Carta a las familias

72 El derecho de existir y progresar como familia. El derecho a la libertad religiosa. El derecho de ejercer su función social y política. El derecho de contar con una adecuada política familiar.

73 El derecho a una organización del trabajo que no disgregue a la familia. El derecho a una vivienda decente. El derecho de las familias emigrantes a la misma protección que se da a las otras familias.

74 GRACIAS


Descargar ppt "Abril 2007 Siervo bueno y fiel Curso de Doctrina Social de la Iglesia."

Presentaciones similares


Anuncios Google