La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

1 Jesucristo, Dios y hombre verdadero Síntesis del Conocimiento Teológico.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "1 Jesucristo, Dios y hombre verdadero Síntesis del Conocimiento Teológico."— Transcripción de la presentación:

1 1 Jesucristo, Dios y hombre verdadero Síntesis del Conocimiento Teológico

2 2 Dios viene al hombre Al llegar la plenitud de los tiempos, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer (Ga 4,4). El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros (Jn 1,14). La existencia histórica de NSJC es una verdad de fe que fácilmente se puede probar. Nació, vivió y murió en un preciso momento histórico. No es un mito, ni una leyenda.

3 3 Historiografía no-cristiana (fugaces aunque significativas alusiones) 1. Flavio Josefo, en las Antiquitates Iudaicae, obra escrita en Roma entre los años 93 y 94. (Cf. 20, 200; y el conocido y debatido pasaje de 18, 63-64). 2. Tácito, en los Annales redactados entre el 115 y el 120, hace explícita mención de Cristo «ajusticiado por obra del procurador Poncio Pilato bajo el imperio de Tiberio» (15, 44,3).

4 4 TEXTO: Flavio Josefo Existió en este tiempo Jesús, hombre sabio, si cabe llamarle hombre, ya que hacía cosas extraordinarias y era maestro de hombres que acogen con placer la verdad. Atrajo a sí a muchos judíos y también a muchos griegos. Era el Mesías. Habiéndole castigado Pilatos con la cruz, por denuncia de los varones notables entre nosotros, sin embargo, no desistieron aquellos que le habían amado desde el principio. Se les apareció al tercer día de nuevo vivo, según habían dicho de antiguo los divinos profetas acerca de él esta y otras mil cosas admirables. Todavía hoy no ha decaído la tribu de los que, a partir de él, son llamados cristianos (Antigüedades Judaicas, XVIII, 63-64).

5 5 Historiografía no-cristiana (2) 3. Suetonio en su Vita Claudii, escrita en torno al 121, narra la expulsión de los Judíos de Roma ya que «bajo la instigación de un cierto Cresto provocaban frecuentes tumultos» (25, 4). 4. Plinio el Joven, desde Bitinia refiere a Trajano, entre el 111 y el 113, que un gran número de personas solía reunirse «un día establecido, antes del alba, para cantar alternamente un himno a Cristo como a un Dios» (Epistolae, 10, 96).

6 6 El testimonio de los Evangelios «Ignorar las Escrituras es ignorar a Cristo mismo» San Jerónimo Comm. in Is., Prol.: PL 24, 17. Son un testimonio verdadero; una visión de fe, basada en un testimonio histórico preciso. «He decidido yo también, después de haber investigado diligentemente todo desde los orígenes, escribírtelo por su orden, ilustre Teófilo... » (Lc 1, 3). No pretenden ser una biografía completa de Jesús según los cánones de la ciencia histórica moderna. Escritos bajo la acción iluminada del Espíritu Santo.

7 7 El texto original de los Evangelios Los autógrafos originales se perdieron: el papiro dura sólo unos 200 años. Hay 88 papiros de los s.II a IV. El más antiguo datado (hacia el año 125) es el P 52, Papiro Rylands, con unos versículos del c. 18 de San Juan. Nos han llegado manuscritos griegos (códices) en pergamino a partir del s. IV: el códice Vaticano, el Sinaítico, el Alejandrino, el Ephremi rescriptus, etc. Se conservan más de 50,000 ejemplares con versiones completas o parciales del NT en lenguas antiguas. Por ejemplo, de las obras de Sófocles se conservan 100 manuscritos griegos todos posteriores al s. XIII.

8 8 The John Rylands Library Papiro: Fragmento del Cuarto Evangelio ca. 125 Originalmente descubierto en Egipto Jn XVIII, 31-33; ata1/dg/text/fragment.htm [31] Les dijo Pilato: Tomadle vosotros y juzgadle según vuestra ley. Los judíos le respondieron: A nosotros no nos está permitido dar muerte a nadie. [32] Así se cumplía la palabra que Jesús había dicho al señalar de qué muerte había de morir. [33] Pilato entró de nuevo en el pretorio, llamó a Jesús y le dijo: ¿Eres tú el Rey de los judíos? Pilato le dijo: ¿Luego, tú eres Rey? Jesús contestó: Tú lo dices: yo soy Rey. Para esto he nacido y para esto he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad; todo el que es de la verdad escucha mi voz. [38] Pilato le dijo: ¿Qué es la verdad? Dicho esto, se dirigió de nuevo a los judíos y les dijo: Yo no encuentro en él ninguna culpa.

9 9 The John Rylands Library Juan 18, 31-33; 37-38: [31] Les dijo Pilato: Tomadle vosotros y juzgadle según vuestra ley. Los judíos le respondieron: A nosotros no nos está permitido dar muerte a nadie. [32] Así se cumplía la palabra que Jesús había dicho al señalar de qué muerte había de morir. [33] Pilato entró de nuevo en el pretorio, llamó a Jesús y le dijo: ¿Eres tú el Rey de los judíos? Pilato le dijo: ¿Luego, tú eres Rey? Jesús contestó: Tú lo dices: yo soy Rey. Para esto he nacido y para esto he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad; todo el que es de la verdad escucha mi voz. [38] Pilato le dijo: ¿Qué es la verdad? Dicho esto, se dirigió de nuevo a los judíos y les dijo: Yo no encuentro en él ninguna culpa.

10 10 Jesucristo manifestó su divinidad con su vida, su doctrina y sus milagros En su juicio lo declaró: Yo soy Mc 14, 61s. Sus gestos son divinos, por ejemplo, su: Autoridad para enseñar: Mc 1,22-27; Mt 5, , Poder sobre la naturaleza: Mc 4,41 Poder sobre la enfermedad: Mt 4,23;… Poder sobre la muerte: Lc 7, 11; Mt 9, 18ss Poder de perdonar pecados: Mc 2, 5 Exigencia de dejar todo para seguirle: Mt 10, 37; Mc 8, 34ss

11 11 Gestos divinos de Jesucristo (sigue): La trascendencia de sus palabras: Mt 24, 35 Necesidad de seguirle para alcanzar la salvación: Jn 10,9; 11, 25. El cumplimiento en Él de las profecías: Mc 10, 32ss Su gloriosa resurrección. Todo esto nos ha llegado por el testimonio de los primeros: «Lo que existía desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que contemplamos y tocaron nuestras manos acerca de la Palabra de vida... » (1 Jn 1,1).

12 12 La unión hipostática La Encarnación del Hijo de Dios no significa que Jesucristo sea en parte Dios y en parte hombre, ni que sea el resultado de una mezcla confusa entre lo divino y lo humano. Se hizo verdaderamente hombre sin dejar de ser verdaderamente Dios. Jesucristo es verdadero Dios y verdadero hombre (Catecismo = CEC 464 ). A esta unión de la naturaleza humana con la naturaleza divina en la Persona del Hijo se llama unión hipostática (hipóstasis ~ persona –individuo)

13 13 Las dos Naturalezas Bartolomé Esteban Murillo, Las dos Trinidades London, National Gallery

14 14 Herejías que negaron la unión hipostática Docetismo (dokein = aparecer): afirma que la Humanidad de Cristo no es verdadera, sino sólo aparente. 1Jn 4, 2-3. CEC 465. Arrianismo: herejía sobre la Divinidad de Cristo. La naturaleza del Hijo de Dios era distinta de la naturaleza del Padre. Condenado por C. de Nicea (a. 325). CEC 465.

15 15 Herejías que negaron la unión hipostática (2). Nestorianismo: Afirma que en Cristo había dos personas, una divina y otra humana. El C. Efeso (a. 431) enseñó que en Cristo hay sólo una Persona, la divina, que ha asumido la naturaleza humana. María es Madre de Dios CEC 466. Monofisismo: en Cristo hay sólo una naturaleza. El C. de Calcedonia (a. 451) condenó esta herejía: en Cristo hay dos naturalezas, la divina y la humana,sin confusión, sin cambio, sin división, sin separación, CEC 467.

16 16 TEXTO: La unión hipostática; dos naturalezas, una persona «Se ha de reconocer a un solo y mismo Cristo Señor, Hijo único en dos naturalezas, sin confusión, sin cambio, sin división, sin separación. La diferencia de naturalezas de ningún modo queda suprimida por su unión, sino que quedan a salvo las propiedades de cada una de las naturalezas y confluyen en un solo sujeto y en una sola persona». Concilio de Calcedonia, año 451. (DS ), CEC 467.

17 17 Entendimiento y Voluntad en Jesucristo El conocimiento humano de Cristo: Ciencia humana: que no puede de por sí ser ilimitada. Pudo crecer en sabiduría, en estatura y en gracia, Lc 2,52, CEC 472. Ciencia infusa: penetración divina de los secretos del corazón de los hombres, CEC 473. Ciencia beata: el conocimiento íntimo e inmediato que tiene de su Padre celestial, CEC 474. Hay en Jesucristo dos Voluntades y dos operaciones, las divinas y las humanas, CEC 475.

18 18 El poder de Cristo, su adoración «para que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en la tierra y en los abismos, y toda lengua confiese: ¡Jesucristo es el Señor!, para gloria de Dios Padre» Flp 2, El Greco, Adoración del Nombre de Jesús, London, National Gallery

19 19 El acróstico del pez = pez.

20 20 El motivo de la Encarnación La Encarnación es un don completamente gratuito. El Credo afirma: Por nosotros los hombres y por nuestra salvación bajó del cielo. El Verbo se hizo carne: para salvarnos, reconciliándonos con Dios (cfr. CEC, 457); para que conociésemos el amor de Dios (cfr. CEC, 458); para ser nuestro modelo de santidad (cfr. CEC, 459); para hacernos partícipes de la naturaleza divina: que llegáramos a ser hijos de Dios (cfr. CEC, 460).

21 21 Kejaritomene: gratia plena María es la excelsa Hija de Sión, elegida desde toda la eternidad por Dios para ser la Madre de su Hijo. Respetando su libertad (cfr. LG 55s). Fue llena de gracia (kejaritomene) Lc 1, 28. Santa: inmune de toda mancha de pecado. Adornada, además, de virtudes y dones. Singular cercanía con la Trinidad: Hija de Dios Padre, Madre de Dios Hijo, Esposa de Dios Espíritu Santo. Preservada inmune del pecado original, desde el primer instante de su concepción, en atención a los méritos de su hijo Jesucristo (Inmaculada Concepción).

22 22 Madre de Dios: al que concibió como hombre, y que puede llamarse su hijo según la carne, es el Hijo eterno del Padre. CEC 495. Siempre virgen. Virgen y Madre CEC 502. Su Asunción a la gloria del cielo como Reina del universo. CEC 966. Madre nuestra, Jn 19,26s; y Madre de la Iglesia: Cuerpo Místico de Cristo. Medianera de todas las gracias. CEC 969s.

23 23 Las profecías de la Encarnación El protoevangelio: Gn 3,15 CEC 410. La alianza con Noé y Abraham, renovada con los patriarcas y Moisés y recordada por los profetas. Jesús dijo: Examinad las Escrituras... Jn 5,39. A. Sería de la tribu de Judá y de la familia de David, Is 11, 1.; Jr 23, 5. B. El lugar de su nacimiento: Belén Miq 5,1. C. Su pasión y muerte, 4° canto del siervo de Yahwé: Is 52, 13 a 53, 12. D. Su reino espiritual, universal y perpetuo: 2Sam 7, 14.

24 24 Las figuras del Mesías Figuras principales del Redentor en el A. Testamento son: 1. El inocente Abel, Gn 4,8 2. El sacerdote Melquisedec, rey de Salem, Gn 14, El sacrificio de Isaac, Gn El casto José vendido por sus hermanos, Gn El cordero pascual, Ex La serpiente de bronce levantada en el desierto, Nm 21,9. 7. El profeta Jonás.

25 25 Los nombres de Cristo Jesús: significa ´Dios salva´. CEC 430 y 435. Cristo: significa Ungido o Mesías. Fue ungido por el Espíritu Santo para ser Sacerdote, Maestro (profeta) y Rey. CEC 436 y 439. Señor (Kyrios) significa la soberanía divina: poder honor y gloria debidos a Dios. CEC 449. Unigénito de Dios: Él es Hijo de Dios por naturaleza. Primogénito entre muchos hermanos (Rm 8, 29) por Él somos hijos adoptivos; hijos por participación y coherederos. CEC 443. El Nuevo Adán: inaugura una nueva creación CEC 504. Nuevo linaje, Él es Cabeza de la Iglesia, Ef 1,22. CEC 359.

26 26 Cristo: Maestro, Sacerdote, Rey Maestro o profeta: enseña con autoridad el conocimiento de Dios Trino. Sacerdote: Se ofrece a sí mismo a Dios en el sacrificio de la Cruz Hb 9,14. Rey: ejerce su realeza atrayendo a todos los hombres a sí, por su muerte y resurrección. Toda la vida de Cristo es redentora.


Descargar ppt "1 Jesucristo, Dios y hombre verdadero Síntesis del Conocimiento Teológico."

Presentaciones similares


Anuncios Google