La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Bosquejo de la Teoría Anarquista del Conocimiento de Paul Feyerabend Ps Jaime Ernesto Vargas Mendoza Asociación Oaxaqueña de Psicología A.C.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Bosquejo de la Teoría Anarquista del Conocimiento de Paul Feyerabend Ps Jaime Ernesto Vargas Mendoza Asociación Oaxaqueña de Psicología A.C."— Transcripción de la presentación:

1 Bosquejo de la Teoría Anarquista del Conocimiento de Paul Feyerabend Ps Jaime Ernesto Vargas Mendoza Asociación Oaxaqueña de Psicología A.C.

2 La ciencia es esencialmente una empresa anarquista: el anarquismo teórico es mas humanitario y mas proclive a estimular el progreso, de lo que son sus alternativas legales y ordenadas. Esto se puede ver tanto al examinar los episodios históricos, como mediante el análisis abstracto de la relación entre las ideas y las acciones. El único principio que no inhibe el progreso dice: todo se vale. Por ejemplo, podemos usar hipótesis que contradigan teorías bien confirmadas o resultados experimentales bien establecidos. Podemos hacer avanzar a la ciencia mediante procedimientos contra inductivos.

3 La condicionalidad consistente, que demanda que las nuevas hipótesis estén de acuerdo con teorías aceptadas, resulta irracional debido a que preserva a la vieja teoría y no a la mejor teoría. Las hipótesis que contradicen teorías bien confirmadas nos proporcionan evidencia que no podría obtenerse de ninguna otra manera. La proliferación de teorías es benéfica para la ciencia, al tiempo que la uniformidad lesiona su poder crítico. La uniformidad además daña el libre desarrollo de lo individual. No hay ninguna idea, por vieja y absurda que esta sea, que no sea capaz de mejorar nuestro conocimiento. La historia completa del pensamiento se absorbe en la ciencia y se utiliza para mejorar cada una de las teorías.

4 Ninguna teoría tiene explicación para todos los hechos de su dominio, aunque no siempre es la teoría a la que hay que maldecir. Los hechos se constituyen a partir de viejas ideologías y el colapso entre los hechos y las teorías puede ser una prueba del progreso. También constituye un primer paso en nuestros intentos por encontrar los principios implícitos en las nociones familiares de observación.

5 Los resultados que hasta ahora se han obtenido sugieren la abolición de la distinción entre un contexto de descubrimiento y un contexto de justificación, con lo que se desacredita la distinción relacionada, entre términos observacionales y términos teóricos. Ninguna de estas distinciones juega un papel en la práctica científica. Los intentos por reforzar estas supuestas diferencias pueden tener consecuencias desastrosas.

6 En relación a la ciencia, la razón no puede ser universal y la sinrazón no puede ser excluida. Esta característica de la ciencia permite una epistemología anarquista. El reconocer que la ciencia no es sacrosanta y que el debate entre ciencia y mito ha cesado sin tener un ganador de algún lado, hace mas fuerte aún el argumento anarquista.

7 La ciencia es mas parecida al mito de lo que la filosofía científica está preparada a admitir. Se trata de una de muchas formas de pensamiento que ha desarrollado la humanidad y no necesariamente de la mejor. Resulta conspicua, ruidosa e imprudente, pero es inherentemente superior solo para aquellos que ya han decidido a favor de cierta ideología o que han aceptado esta suposición sin haber examinado nunca sus ventajas y limitaciones. Y como la aceptación o el rechazo de las ideologías debe dejarse a cada individuo, esto implica que la separación del estado y la iglesia debe suplementarse con la separación del estado y la ciencia... Tal separación es nuestra única oportunidad de alcanzar el humanismo del que somos capaces y que nunca hemos logrado.

8 La idea de que la ciencia puede y debe llevarse a cabo de acuerdo con reglas fijas y universales es poco realista y perniciosa. Es poco realista debido a que toma con ligereza los talentos del hombre y las circunstancias que lo motivan o producen su desarrollo. Y resulta perniciosa luego que el intento de reforzar las reglas para aumentar nuestra capacidad profesional, lo hace a expensas de nuestra calidad humana. Adicionalmente, la idea va en detrimento de la ciencia misma, debido a que niega las complejas condiciones físicas e históricas que influyen al cambio científico. Hace a nuestra ciencia menos adaptable y mas dogmática : cada regla metodológica se asocia con suposiciones cosmológicas y el uso de la regla hace que demos por sentado que tales suposiciones son correctas.

9 El empirismo, por ejemplo, da por un hecho que la experiencia sensorial es el mejor espejo del mundo, comparado con el pensamiento puro. También podría considerarse que los artificios de la Razón dan mejores resultados que el juego libre de nuestras emociones. Tales suposiciones pueden ser perfectamente plausibles e incluso verdaderas. Aún así, uno ocasionalmente debería ponerlas a prueba. Ponerlas a prueba significa que dejemos de usar la metodología asociada con ellas y hagamos ciencia de manera diferente, para ver qué sucede. Todas las metodologías tienen sus limitaciones y la única regla que sobrevive, dice: todo se vale.

10 Actualmente reconocemos que el racionalismo, asociado con la ciencia, no puede ayudarnos en el tema de la relación entre ciencia y mito, y también sabemos, a partir de investigaciones de otro tipo, que los mitos son ampliamente mejores que lo que los racionalistas están dispuestos a admitir. Para mostrar las sorprendentes semejanzas entre mito y ciencia, recordemos brevemente el interesante documento de Robin Horton titulado El Pensamiento Tradicional Africano y la Ciencia Occidental...

11 Horton examina la mitología africana y descubre en ella las siguientes características : la búsqueda de la teoría es una búsqueda por unificar aparentes complejidades subyacentes. La teoría pone las cosas en un contexto causal mas amplio que el contexto causal que proporciona el sentido común : tanto la ciencia como el mito cubren al sentido común con una superestructura teórica. Hay teorías con diferente grado de abstracción, que se utilizan de acuerdo con los diferentes requerimientos o explicaciones demandadas. La construcción de teorías consiste en trozar los objetos del sentido común y reunificar los elementos de manera diferente. Los modelos teóricos empiezan con la analogía y gradualmente se alejan del patrón en que se basa la analogía. Y así continúa.

12 Estas características, que emergen de estudios de casos no menos cuidadosos y detallados que aquellos de Lakatos, refutan la suposición de que la ciencia y el mito obedezcan a diferentes principios en su formación (Cassirer), que el mito se de carente de reflexión (Dardel) o especulación (Frankfort). Tampoco podemos aceptar la idea, que se encuentra en Malinowski y en académicos clásicos como Harrison y Cornford, de que el mito posee esencialmente una función pragmática o que esta basado en el ritual. El mito está mas cercano a la ciencia de lo que uno esperaría a partir de una discusión científica.

13 La ciencia se caracteriza por un escepticismo esencial, cuando los errores empiezan a darse con rapidéz, la defensa de la teoría cambia inexorablemente al ataque contra la teoría. No obstante, un estudio de campo de la ciencia en sí misma nos muestra una imagen muy diferente. Tal estudio revela que, mientras algunos científicos proceden como se dijo arriba, la gran mayoría siguen un camino diferente. El escepticismo se mantiene al mínimo, éste se dirige contra el enfoque opositor y contra pequeñas ramificaciones de nuestras ideas básicas, nunca en contra de las ideas centrales propiamente. Atacar las ideas básicas nos recuerda las reacciones tabú en las denominadas sociedades primitivas.

14 La ciencia no esta preparada para hacer del pluralismo teórico el fundamento de la investigación. Newton reinó por mas de 150 años, Einstein brevemente introdujo un punto de vista mas liberal que solo fue capturado por la Interpretación de Copenhagen. Las similitudes entre la ciencia y el mito son, en verdad, sorprendentes.

15 Por otro lado, el surgimiento de la ciencia moderna coincide con la supresión de las tribus no-occidentales por parte de los colonizadores. Dichas tribus no solo son suprimidas físicamente, también pierden su independencia intelectual y son forzadas a adoptar la religión, sedienta de sangre, del amor al prójimo (el Cristianismo) Los miembros mas inteligente ganan un bono extra : se vuelven iniciados en los misterios del Racionalismo Occidental y su máximo exponente (la Ciencia ). Ocasionalmente esto conlleva a una tensión casi inevitable con la tradición. En muchos casos la tradición desaparece sin el rastro de algún argumento, uno simplemente se vuelve un esclavo tanto en cuerpo como en alma.

16 Actualmente este desarrollo se revierte gradualmente; se está recuperando la libertad, las viejas tradiciones se están re-descubriendo, tanto en las minorías de los países occidentales, como en grandes poblaciones de países no-occidentales. Aunque la ciencia aún rige de manera suprema, debido a que sus practicantes no son capaces de entender y no están dispuestos a conciliar con ideologías diferentes. Esto porque detentan el poder de imponer sus deseos y porque utilizan su poder de la misma manera que sus ancestros, quienes con su poder impusieron el Cristianismo a los pueblos con quienes se topaban en sus conquistas. De manera que, mientras un Gringo actualmente puede elegir la religión que quiera, aún no se le permite demandar que sus hijos aprendan magia en lugar de ciencia, en la escuela. Hay una separación entre estado e iglesia, pero no hay una separación entre el estado y la ciencia.

17 Y, aún así, la ciencia no tiene mayor autoridad que cualquier otra forma de visión de la vida. Sus propósitos son ciertamente no mas importantes de lo que son las metas que guían las vidas de una comunidad religiosa o de una tribu que está unida en torno de un mito. En ningún momento debe haber algo que restringa sus vidas, sus pensamientos o la educación de los miembros de una sociedad libre, donde cada quien debería tener la oportunidad de construir su propia mente y de vivir de acuerdo con las creencias sociales que encuentre mas aceptables. La separación entre estado e iglesia, consecuentemente debe complementarse con la separación entre estado y ciencia.

18 Idealmente, el estado moderno es ideológicamente neutro. La religión, los mitos y los prejuicios tienen alguna influencia, pero solo de manera tangencial, a través de los partidos con influencia política. Los principios ideológicos penetran la estructura gubernamental, pero solo mediante un voto mayoritario y luego de una amplia discusión de sus posibles consecuencias. En las escuelas, las principales religiones se estudian, pero como fenómenos históricos. Su enseñanza se enfoca como parte del conocimiento verdadero, solo si los padres insisten en un modo mas directo de instrucción.

19 Sin embargo, el estado y la ciencia trabajan muy unidos. Se gastan enormes sumas de dinero para mejorar las ideas científicas. Casi todos los temas científicos son material compulsivo para las escuelas. Mientras los padres de un niño de 6 años pueden decidir educarlo en los rudimentos del Protestantismo o de la fe Judía o no darle ninguna religión, no tienen la misma libertad en el caso de las ciencias. La física, la astronomía y la historia, tienen que aprenderse. No pueden remplazarse por la magia, la astrología o el estudio de las leyendas.

20 La manera en que aceptamos o rechazamos las ideas científicas resulta radicalmente diferente de los procedimientos de decisión democráticos. Aceptamos los hechos y las leyes científicas, las enseñamos en las escuelas, hacemos de ellas las bases de importantes decisiones políticas. Todo esto sin siquiera haberlas sometido al voto.

21 La razón de este trato especial para la ciencia está en el siguiente razonamiento : si la ciencia tiene un método que sirve para cambiar las ideas ideológicamente contaminadas en teorías verdaderas y útiles, entonces no se trata de ideología alguna, sino de una medida objetiva de todas las ideologías. Por lo que no es necesario separar al estado de la ideología. Aunque, como vimos, este argumento es falso.

22 BIBLIOGRAFIA : Paul Feyerabend (1975) Against Method Outline of an anarchistic theory of Knowledge Philosophy marxists.org

23 En caso de citar este documento por favor utiliza la siguiente referencia: Vargas-Mendoza, J. E. (2007) Bosquejo de la teoría anarqusita del conocimiento de Paul Feyerabend. México: Asociación Oaxaqueña de Psicología A.C. En


Descargar ppt "Bosquejo de la Teoría Anarquista del Conocimiento de Paul Feyerabend Ps Jaime Ernesto Vargas Mendoza Asociación Oaxaqueña de Psicología A.C."

Presentaciones similares


Anuncios Google