La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

INDICE: 11. Sistema de Entrenamiento de los Relevos 11.1 Técnica de Relevos 11.2 Métodos de Cambio de Testigo 11.3 La Salida 11.4 La Señal Para la Partida.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "INDICE: 11. Sistema de Entrenamiento de los Relevos 11.1 Técnica de Relevos 11.2 Métodos de Cambio de Testigo 11.3 La Salida 11.4 La Señal Para la Partida."— Transcripción de la presentación:

1

2 INDICE: 11. Sistema de Entrenamiento de los Relevos 11.1 Técnica de Relevos 11.2 Métodos de Cambio de Testigo 11.3 La Salida 11.4 La Señal Para la Partida 11.5 Cambio de Testigo 11.6 Tácticas 11.7 Entrenamiento Técnico 11.7.1 Ejercicios Preparatorios Especiales 11.7.2 Ejercicios Básicos de Entrenamiento Técnico

3 11. SISTEMA DE ENTRENAMIENTO DE LOS RELEVOS En su libro de Atletismo G. Schmolinsky, (1985) nos cita respecto a los relevos lo que a continuación se expone, antes cabe señalar que las imágenes expuestas en este capítulo fueron tomadas de los libros a los que se hace referencia: Esta prueba atlética demanda dedicación y espíritu de equipo de cada miembro. En deportes de relevos de máxima competición estos son los lineamientos de cualquier encuentro, a causa del gran número de atletas que participan. En algunos países de habla inglesa las distancias se dan en yardas o millas comúnmente para los relevos, corresponden básicamente a las distancias de acuerdo al reglamento de la IAAF.

4 Los records mundiales, nacionales y europeos se deben fijar, los relevos también se pueden hacer como competiciones de masas en atletismo en etapas correspondientes a las distancias corrientes para los diferentes grupos de edades. Se organizan además relevos de larga escala. La longitud de las etapas esta generalmente relacionada con el total de la distancia de la carrera de 4 x 400 metros, ya que esta prueba rápida sitúa grandes demandas en las destrezas técnicas de los atletas. 11.1 TÉCNICA DE RELEVOS Las técnicas empleadas en las carreras de relevos están muy controladas por las reglas de competición. Por eso debemos hacer unas observaciones introductorias. Como se comento anteriormente el testigo debe ser pasado en una zona de cambio de 20 ms. Esta zona comienza 10 ms, antes de la línea marcada (100ms), y termina 10 ms después de ella. El corredor que toma la salida debe comenzar a correr 10 ms fuera de la zona de cambio. Por lo tanto cubre 30 ms, hasta el final de la zona (Figura 47). Esta regla solo se aplica al relevo 4 x 100 ms. INICIO

5 Pre-zona de 10m Zona de cambio 20m Después del pase del testigo el velocista que entrega debe permanecer en su calle hasta que todos los cambios hayan sido realizados. Si deliberadamente entorpece aun miembro de otro equipo, por abandonar su calle o su posición, está expuesto a causar la descalificación de su propio equipo. Un buen cambio de testigo debe satisfacer las dos condiciones siguientes: 1. El cambio de testigo debe realizarse después de unos 12 o 16 ms, de carrera, medidos desde el principio de la zona de cambio. 2. El testigo ha de pasarse dentro de una distancia corta que será cubierta en tres o cuatro zancadas y sin pérdida de tiempo. Figura 56. Zona de cambio Libro de Atletismo G. Schmolinsky

6 Con una técnica de cambio ideal y la utilización óptima de la zona de cambios se puede controlar un tiempo en los 4 x 100 ms, relevo que es de unos 2,5 segundos, mejor que el total individual de los cuatro velocistas. Esto es posible porque los pases se realizan después de una salida lanzada, esto es, a la mayor velocidad posible del corredor que recibe. 11.2 MÉTODOS DE CAMBIO DE TESTIGO En la práctica se usan tres métodos de cambios de testigos, el exterior, el interior y el de Frankfurt (o método mixto). Todos son prácticamente equivalentes. No solo la forma del cambio, sino además de la destreza del velocista, el dominio de la técnica de cambio usada es importante para conseguir un buen tiempo de relevo. El cambio exterior: El corredor que viene sujeta el testigo en la mano izquierda, se aproxima al que lo recibe por el lado exterior y le pasa el testigo a la mano derecha (exterior). Este tipo de cambio se usa preferentemente con principiantes, porque puede agarrar mejor el testigo con la mano derecha que con la izquierda. INICIO

7 El cambio interior: El corredor que llega sujeta el testigo en la mano derecha. Se acerca al corredor que espera desde el exterior y le pasa el testigo a su mano izquierda. En el cambio de testigo tanto en el exterior como en el interior, es inmediatamente transferido de la mano de recepción a la de pase. El cambio de Frankfurt (método mixto): Este tipo de cambio es una combinación de los métodos exterior e interior: el primer y tercer pase se hacen por el interior y el segundo por el exterior. Los corredores de las curvas sujetan el testigo con la mano derecha, los de las rectas con la izquierda. Después de recibirlo no se cambia el testigo a la otra mano. Todos los métodos tienen sus pros y sus contras. El cambio exterior tiene la ventaja de que la mano de recepción es, por regla general, mas diestra que la izquierda. La desventaja es que en el primer y tercer cambio el testigo no se mueve en un trayecto corto. La ventaja del cambio interior es el uso económico del espacio en el primer y tercer cambio. La desventaja es la distancia relativamente grande entre aquellos que lo reciben.

8 El cambio de Frankfurt satisface también el uso económico de espacio, pero la recepción de testigo presenta con frecuencia dificultades ya que nunca hay cambio de testigo de una mano a otra, lo que hace que el espacio para agarrarlo sea cada vez más pequeño lo que puede producir su caída. Figura 57. La salida en el relevo. Libro de Atletismo G. Schmolinsky 11.3 LA SALIDA La salida en el relevo 4 x 100 metros es básicamente la misma que para los 400 metros lisos. Los bloques de salida se sitúan cerca de la línea exterior de la pista. El testigo se encuentra entre la punta de los dedos y el pulgar, rodeado por los demás dedos. Después de una buena salida el corredor pasa rápidamente a la parte interior de la calle (carril). INICIO

9 11.4 LA SEÑAL PARA LA PARTIDA Los corredores segundo, tercero y cuarto hacen una señal de control en su calle, justamente detrás de sus posiciones de salida, estas consisten en una o varias líneas echas de tiza atravesando la pista cuando es de ceniza, y si es de tartán se pone una cinta adhesiva de color (poner objetos para señalizar sobre la pista o a lo largo de ella no está permitido). Esta es una señal de control para el corredor, su partida comienza cuando el corredor que llega lo alcanza. La distancia entre la señal de control y la posición de salida depende de la velocidad del corredor que llega y de la aceleración del que parte. Debe ser suficientemente grande para que el testigo pueda ser asado sin demora posible. La mayoría de los corredores de relevos encuentran, cuando entrenan, la distancia apropiada para su señal de control y esta es la que usan en la competición. Son naturalmente inevitables pequeños cambios debido a las condiciones físicas variables de los atletas y el cambio entre las condiciones del entrenamiento y de la competición.

10 En la práctica se ha comprobado que es ventajoso que en todos los entrenamientos, en condiciones variables, se ponga atención a la sensación del momento adecuado para la salida. Es aquí donde el corredor aprende a concentrarse totalmente y a adaptarse a la velocidad de su compañero. La carrera en la zona de cambio En esta zona tiene que ser preparado y ejecutado un cambio rápido y racional del testigo a gran velocidad. Los corredores que reciben el testigo(los números 2,3 y 4) comienzan a acelerar diez metros antes de la zona de cambio. El corredor que parte debe enfocar la atención en la señal de control y en el corredor que llega, cuando se prepara para la salida tiene la cabeza vuelta para mantener el cuerpo torcido el menor tiempo posible, lo que permitirá utilizar el ángulo de visión más favorable hacia atrás. En la zona de cambio los corredores se mantienen cerca de la línea exterior o interior de la calle dependiendo del cambio de testigo que empleen. La partida del corredor debe ser a la mayor velocidad posible. INICIO

11 11.5 CAMBIO DE TESTIGO Durante el cambio, el testigo debe ser entregado firme y seguramente en la mano del que recibe. El movimiento de brazos es, básicamente, el mismo de la carrera, la extensión prolongada del brazo puede ganar terreno pero puede perturbar el ritmo de zancada y reducir la velocidad. Cuando el corredor que llega se ha aproximado a su compañero le indica por medio de una señal cuando debe extender hacia atrás el brazo de recepción, así situado le sirve como punto de orientación. Si la señal llega demasiado pronto o demasiado tarde, el resultado es un pase inseguro y como consecuencia hay pérdida de tiempo. Lo mismo ocurre si el corredor que recibe mueve el brazo hacia arriba, abajo o un lado. En una acción como de golpe corto hacia arriba el testigo es puesto firmemente dentro de la mano que lo agarra entre el pulgar, separado, y los otros cuatro dedos que se mantienen unidos. A pesar de mantener el brazo inmóvil en corredor que sale debe continuar la aceleración durante el cambio. En los cambios interior o exterior es útil pasar el testigo de una a otra mano inmediatamente después del cambio, porque hacerlo de forma tardía perturbará el ritmo de la zancada habiendo inseguridad en el próximo cambio. INICIO

12 11.6 TÁCTICAS El orden táctico de correr los relevos sirve al propósito de ganar cualquier ventaja posible al equipo oponente con la aplicación de una técnica específica. Pero se debe poner atención a los siguientes aspectos: a)Habilidades del velocista en el orden de la carera: Los corredores 1 y 4 cubren 110 metros cada uno aproximadamente y el 2 y 3 casi 130 metros antes de alcanzar su meta. (Figura 45) Los corredores con los mejores tiempos individuales deben ser situados, por lo tanto en las distancias largas. b)Habilidades de salida en el orden de la carrera: en el relevo el corredor con la mejor salida debe ser situado como número 1, para que gane terreno en el primer trecho. c)Dominio del cambio de testigo: el primero y último corredor solo participan en una fase del cambio de testigo, de ahí que solo lo entrega y el cuarto solo lo recibe. Los corredores con malas habilidades técnicas en el cambio del testigo deben ser situados en estas posiciones.

13 d)Cualidades competitivas: con frecuencia es el último corredor, en los relevos muy reñidos el que decide la victoria en los últimos metros. Los velocistas combativos y con gran fuerza de voluntad, son sin duda, los que se usan en este último trecho. e)Estado psíquico: las dos curvas deben ser consideradas cuando se decide como va a disponerse el orden de corredores. A causa de la mayor fuerza centrifuga que generan los corredores altos estos son relativamente más lentos en las curvas que los bajos. Es a consecuencia de ello, que en las posiciones 1 y 3, encontramos con mucha frecuencia a corredores bajos. Figura 58. Diagrama de salida con señales escalonadas- relevo 4 x 100. Libro de Atletismo G. Schmolinsky

14 Todos los aspectos anteriores están, naturalmente, entrelazados aunque pueden ser variados de muchos modos. Si no encontramos corredores apropiados para el orden de la carrera que proponemos, puede ser algunas veces debido a la necesidad de burlar los planes del oponente, de todos modos, la mejor forma de enfrentarse a la oposición es tener uno su propia táctica bien concebida. 11.7 ENTRENAMIENTO TÉCNICO La meta del entrenamiento en cuanto a la técnica es un rápido, económico y seguro cambio de testigo. Por lo tanto los ejercicios deben estar concentrados en la consecución de estos puntos. No obstante, se sugiere que la práctica del cambio de testigo se comience sin mucho trabajo preliminar. INICIO

15 11.7.1 Ejercicios preparatorios especiales En la preparación de las carreras de relevos se puede aplicar gran variedad de formas de estos. Para escoger la forma que debe ser usada, tendremos que considerar la edad de los atletas, su nivel de desarrollo mental y físico. El siguiente ejercicio es útil en el entrenamiento de relevos. Ejercicio: señalice la zona de cambio. Los atletas forman dos grupos, A, de pie, y listos para partir en una señal frente a la zona de cambio, el grupo B, 30 metros más atrás de la posición de salida, los que a una señal corren a toda velocidad hacia la zona de cambio. Tarea: sin mirar atrás el equipo A espera al pitazo del entrenador para correr tan rápido como pueda hacia la zona de cambio y evitar que le alcance el compañero del grupo B. Figura 59 Variante: los miembros del grupo A salen desde una línea marcada cuatro o cinco metros detrás de la línea de salida, y cuando el compañero que se aproxima pasa la línea, el que debe partir se aparta.

16 A B Llamamos la atención sobre este ejercicio como muy útil, por que los requerimientos para apartarse del oponente tan rápido como sea posible ayuda a evitar el típico error de los principiantes al cambiar el testigo, esto es, mirar hacia atrás. Figura 59. Ejercicio para entrenamiento de relevos Libro de Atletismo G. Schmolinsky INICIO

17 11.7.2 Ejercicios básicos de entrenamiento técnico Ejercicio 1: cambio de testigo a ritmo caminando. Dos compañeros caminan uno detrás del otro a 80 centímetros de distancia. El que está detrás sujeta el testigo en la mano izquierda y lo entrega ala derecha del que va delante, al que a una señal acústica, extiende el brazo hacia atrás para recibirlo. El corredor que recibe el testigo pasa a este de la mano derecha a la izquierda. Después de que ha entregado el testigo se adelanta a su compañero que a su vez lo recibe. Después de varias repeticiones se aumenta la velocidad al caminar. Propósito: practicar el uso de testigo y el procedimiento de cambio del mismo. Puntos a resaltar: la correcta extensión del brazo hacia atrás. Mantener la distancia del pase de testigo. Los ojos del corredor que tiene el testigo están enfocados en el área de cambio. Ejercicio 2: cambio de testigo a velocidad de carrera. Repetir el mismo procedimiento del ejercicio 1, pero trotando y corriendo. Con la creciente confianza se va aumentando la velocidad.

18 Propósito: corregir la entrega firme del testigo a alta velocidad. Puntos a resaltar: mantener la distancia apropiada. El corredor que recibe no debe mirar atrás. Pase correcto del testigo. Ejercicio 3: pase del testigo en la zona de cambio a media y alta velocidad. Cambio de testigo en rectas Cambio de testigo desde la curva a la recta Cambio de testigo de la recta a la curva. Estas variaciones se deben practicar en el orden dado, para acostumbrar al corredor a las variaciones de condiciones. La posición de la salida del corredor que sale depende de la presión de la competición. Si la carrera es de intensidad promedio, el atleta puede pararse en el comienzo de la zona de cambio. No es necesario poner una señal de control. Si el entrenamiento es a intensidad máxima, los miembros del equipo pueden comenzar a correr 10 m, antes de la zona de cambio. Buscar y fijar los puntos para las señales de control. La distancia de aproximación que debe ser cubierta por el corredor que llega es de unos 30 a 50 m. Propósitos: pase seguro y racional del testigo a alta velocidad. Puntos a resaltar: comprensión correcta o apreciación del momento de salida por el corredor que parte. Determinar las marcas para la salida. Cambio económico del testigo. INICIO


Descargar ppt "INDICE: 11. Sistema de Entrenamiento de los Relevos 11.1 Técnica de Relevos 11.2 Métodos de Cambio de Testigo 11.3 La Salida 11.4 La Señal Para la Partida."

Presentaciones similares


Anuncios Google