La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

El temor del Señor es el principio del conocimiento; los necios desprecian la sabiduría y la disciplina Proverbios 1: 7 (NVI).

Presentaciones similares


Presentación del tema: "El temor del Señor es el principio del conocimiento; los necios desprecian la sabiduría y la disciplina Proverbios 1: 7 (NVI)."— Transcripción de la presentación:

1

2 El temor del Señor es el principio del conocimiento; los necios desprecian la sabiduría y la disciplina Proverbios 1: 7 (NVI).

3 El estudio de la ciencia muestra que la Biblia es verdadera. Muchos descubrimientos científicos son coherentes con las enseñanzas de la Biblia

4 1.Mostrar que las enseñanzas científicas confirman la veracidad de las Escrituras. 2.Mostar que la Biblia puede soportar la prueba del estudio científico. 3.Más que nunca tenemos que vivir hoy de acuerdo con los patrones bíblicos. Somos una carta leída por el mundo (2 Corintios 3:2)

5 Pregunta: ¿Cómo podemos creer que el mundo con todos sus detalles, pudo ser el resultado de la evolución?

6 Sería cómo creer que si levantáramos el brazo, un reloj podría ser montado en nuestra muñeca sin el auxilio de nadie. Aparece la pulsera, mañana aparece un puntero, después el otro, hasta que toda la complejidad del reloj por sí solo, se instala y en al otro día conseguimos ver las horas. ¿Usted cree que eso puede suceder?

7 Existen muchos otros ejemplos, suficientes para que aun alguien como el famoso Stephen Hawking (que no es precisamente un creacionista bíblico) tenga que admitir: La probabilidad en contra de que surgiera un universo como el nuestro de algo como el Big Bang es enorme. [...] Yo creo que hay implicaciones claramente religiosas.– Citado en Ian Barbour, When Science Meets Religion, p. 58.

8 Ve lo que dice la Bibli com respecto a la creación Ve lo que dice la Bibli com respecto a la creación: Génesis 1:1 – Dios, en el principio, creó los cielos y la tierra.. Salmos 100: 3 – Reconozcan que el Señor es Dios; él nos hizo, y somos suyos. Somos su pueblo, ovejas de su prado. Apocalipse 14: 7 – … Adoren al que hizo el cielo, la tierra, el mar y los manantiales.»

9 Para analizar: ¿Necesitamos tener más fe para creer en la Creación o en la teoría evolutiva de Darwin?

10 Antes de la invención del telescopio en el siglo XVII, la gente creía que el número de las estrellas era Por supuesto, el telescopio cambió esto dramáticamente. Hoy, especialmente mediante las mediciones del telescopio espacial Hubble, el número de estrellas parece estar más allá de toda cuenta.

11 Pregunta: ¿Que podemos deducir, em base a estos datos, de la grandeza de Dios? Jeremias exclamó (Jeremías 33: 22): Como no puede ser contado el ejército del cielo... Cuando Jeremias hizo esa declaración la ciencia aún no sabía de las incontables estrellas existentes. La ciencia aquí reconoce que la Biblia tiene razón.

12 Para analizar con la clase: ¿Que es lo que más le trae admiración, cuando piensa en la inmensidad del universo y en el hecho de que cada una de las estrellas, tiene su brillo peculiar? ¿Que tiene que ver eso, con la diversidad de la Creación de Dios?

13 ¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien! Salmo 139: 14 La siguiente cita nos dice algo acerca de la complejidad del cerebro humano. Hay billones de neuronas en un cerebro humano; el número de formas de conexiones posibles entre ellas es mayor que el número de átomos en todo el universo.–Ian Barbour, When Science Meets Religion, p. 62.

14 Pregunta: ¿Nos hemos detenido alguna vez a pensar en la complejidad del cuerpo humano? Existen muchas cuestiones con respecto a la estructura corporal humana, que no armonizan con la creencia en la evolución.

15 Michael Behe, bioquímico, dice que los cílios, el ojo y la coagulación de la sangre, no podían haber surgido de acuerdo con el esquema evolutivo básico. Behe dice que esas partes no podrían haber surgido con el pasar del tiempo. Para que el órgano funcionara, todas las partes necesitarían estar allá, de una sólo vez. Esa afirmación de Behe coloca un gran desafío para el modelo evolutivo de la creación: Explicar el inexplicable.

16 Para analizar con el grupo: Si no hubo entonces un proceso evolutivo, ¿quién creó esa magnifica estructura llamada ser humano? (S. Juan 1: 1-3; Hechos 17: 28)

17 Gran remedio es el corazón alegre, pero el ánimo decaído seca los huesos Prov3rbios 17: 22 Constantemente la ciencia está confirmando la relación entre la mente y el cuerpo. Si la mente está bien, el cuerpo también reacciona en forma positiva. Lo opuesto también es verdadero.

18 Para analizar con el grupo: ¿Qué tipo de alegría trae paz al alma y puede ser de carácter curativo para el cuerpo?

19 Cuando Noé tenía seiscientos años, precisamente en el día diecisiete del mes segundo, se reventaron las fuentes del mar profundo y se abrieron las compuertas del cielo. Gen. 7: 11

20 En 1816, Belzoni, un arqueólogo italiano, encontró el tumba del faraón Seti I, de la 19a. dinastía egipcia. Junto de su momia había antiguos jeróglificos que contaban la historia de un diluvio muy parecida con la narrativa bíblica. El faraón Seti I murió en 1581 a.C., lo que demuestra la antigüedad de esa tradición. La ciencia hoy no se atreve a decir que el diluvio no aconteció. Las evidencias son muchas en torno a ese evento catastrófico

21 Pregunta: ¿Que paralelismo hizo Jesús de su segundo retono, con los días que antecedieron al diluvio (Mateo 24: 38)? Hablando prácticamente ¿Cómo aplicamos ese incidente a nuestra realidad hoy?

22 1.Podemos afirmar que debido a la falta de base científica para probar la existencia del mundo en base a la evolución: es más seguro creer que Dios creó todas las cosas, conforme a lo afirmado en Biblia. 2.Cuando analizamos el orden de los astros en la inmensidad del universo, no tenemos como declarar otra cosa, si no: Dios es maravilloso y loado sea su nombre por su poder creador 3.Ante la complejidad del ser vivo. Delante de los detalles inexplicables sobre la vida humana, sólo tenemos una cosa a declarar: Loado sea Dios

23


Descargar ppt "El temor del Señor es el principio del conocimiento; los necios desprecian la sabiduría y la disciplina Proverbios 1: 7 (NVI)."

Presentaciones similares


Anuncios Google