La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Lección 8 para el 23 de agosto de 2008. En tu palabra echaré la red (Lucas, 5: 5) Os haré pescadores de hombres (Mateo, 4: 19) Echa el anzuelo, y.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Lección 8 para el 23 de agosto de 2008. En tu palabra echaré la red (Lucas, 5: 5) Os haré pescadores de hombres (Mateo, 4: 19) Echa el anzuelo, y."— Transcripción de la presentación:

1 Lección 8 para el 23 de agosto de 2008

2

3

4 En tu palabra echaré la red (Lucas, 5: 5) Os haré pescadores de hombres (Mateo, 4: 19) Echa el anzuelo, y en la boca del primer pez hallarás un estatero (Mateo, 17:27) Jesús entró en la barca con sus discípulos. Pero mientras navegaban, Él se durmió. Y se desencadenó una tempestad de viento en el lago; y se anegaban y peligraban (Lucas, 8: 22-25) Simón Pedro les dijo: Voy a pescar. Ellos le dijeron: Vamos nosotros también contigo. Fueron, y entraron en una barca; y aquella noche no pescaron nada (Juan, 21: 3)

5

6 Caminó, comió y trabajó con Él Escuchó sus enseñanzas Observó cómo trataba a la gente Vio cómo sanó enfermos Presenció resurrecciones Estuvo en el monte de la transfiguración Fue el primer apóstol en hablar con Él después de la resurrección

7 Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame! (Mateo, 14: 30) Entonces Simón Pedro, que tenía una espada, la desenvainó, e hirió al siervo del sumo sacerdote, y le cortó la oreja derecha. Y el siervo se llamaba Malco (Juan, 18: 10) Vino luego [Jesús] a sus discípulos, y los halló durmiendo, y dijo a Pedro: ¿Así que no habéis podido velar conmigo una hora? (Mateo, 26: 40)

8 Al negar a Jesús comprendió que no podía seguir confiando en sí mismo. Su arrepentimiento fue sincero y Jesús le perdonó ante testigos. El apóstol se había convertido en el predicador

9

10 Predicó a multitudes en Pentecostés (Hechos, 2: 14-42) Defendió la fe ante el Concilio (Hechos, 4: 1-22) Entonces, viendo el denuedo de Pedro y de Juan, y sabiendo que eran hombres sin letras y del vulgo, se maravillaban y les reconocían que habían estado con Jesús (Hechos, 4: 13) Su autoridad fue reconocida convirtiéndose en una de las tres columnas de la iglesia de Jerusalén (Gálatas, 2: 9)

11 2ª de Pedro, 3: 7

12 Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo también anciano con ellos, testigo de las aflicciones de Cristo, y también participante de la gloria que ha de ser revelada: Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidad de ella, no por la fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto (1ª de Pedro, 5: 1-2) Simón Pedro, siervo y apóstol de Jesucristo, a los que habéis alcanzado una fe igualmente preciosa como la nuestra, por la justicia de nuestro Dios y Salvador Jesucristo (2ª de Pedro, 1: 1)

13 Por eso siempre os recordaré estas cosas, aunque vosotros las sabéis, y estáis confirmados en la verdad presente. Me parece justo refrescar vuestra memoria en tanto que estoy en este cuerpo. Porque sé que en breve, tengo que abandonar mi cuerpo, como nuestro Señor Jesucristo me ha declarado. También procuraré con diligencia, que después de mi partida, vosotros podáis recordar siempre estas cosas (2ª de Pedro, 1: 12-15) Porque no hemos seguido fábulas ingeniosas, cuando os hemos hablado del poder y de la venida de nuestro Señor Jesucristo, sino que fuimos testigos oculares de su majestad. Porque él recibió honra y gloria del Padre Dios, cuando una voz vino desde la magnífica gloria, y dijo: "Este es mi Hijo amado. En él me complazco". Y nosotros oímos esa voz enviada del cielo, cuando estábamos con él en el monte santo (2ª de Pedro, 1: 16-18)

14 Pero vosotros sois linaje elegido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido para Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable (1ª de Pedro, 2: 9) Así como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra conducta (1ª de Pedro, 1: 15) Honrad a todos. Amad a los hermanos. Reverenciad a Dios. Honrad al rey (1ª de Pedro, 2: 17) Vuestro adorno no sea exterior con peinados ostentosos, atavíos de oro, o vestidos lujosos, sino interno, del corazón, en incorruptible belleza de un espíritu manso y tranquilo, que es de gran valor ante Dios (1ª de Pedro, 3: 3-4)

15 Finalmente, sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, afables. No volváis mal por mal, ni maldición por maldición; al contrario, bendiciendo, pues habéis sido llamados a heredar bendición (1ª de Pedro, 3: 8-9) El fin de todas las cosas se acerca. Sed, pues, sensatos y sobrios, para que podáis orar. Sobre todo, tened entre vosotros ferviente amor, porque el amor cubre multitud de pecados (1ª de Pedro, 4: 7-8) El Señor no demora en cumplir su promesa, como algunos piensan, sino que es paciente con nosotros, porque no quiere que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento (2ª de Pedro, 3: 9)

16 Y el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. A él sea el poder por los siglos de los siglos. Amén 1ª de Pedro, 5: 10-11

17


Descargar ppt "Lección 8 para el 23 de agosto de 2008. En tu palabra echaré la red (Lucas, 5: 5) Os haré pescadores de hombres (Mateo, 4: 19) Echa el anzuelo, y."

Presentaciones similares


Anuncios Google