La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Lección 9 para el 31 de mayo de 2014. Aunque debemos dirigir al pecador a Jesús porque es el único que puede quitar el pecado, también debemos explicarle.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Lección 9 para el 31 de mayo de 2014. Aunque debemos dirigir al pecador a Jesús porque es el único que puede quitar el pecado, también debemos explicarle."— Transcripción de la presentación:

1 Lección 9 para el 31 de mayo de 2014

2 Aunque debemos dirigir al pecador a Jesús porque es el único que puede quitar el pecado, también debemos explicarle lo que es el pecado y hacerle sentir que debe cesar de transgredir la ley de Dios. Puede ser salvo de sus pecados, pero no en sus pecados. Muchos años después de la muerte de Cristo, Pablo pregunta: ¿Qué diremos, pues? ¿La ley es pecado? En ninguna manera. Pero yo no conocí el pecado sino por la ley; porque tampoco conociera la codicia, si la ley no dijera: No codiciarás (Romanos 7:7). De esta manera Pablo exalta la ley de Dios y muestra la sabiduría divina para ayudarnos a detectar el pecado y descubrir los defectos de carácter moral. A la luz de la ley se ve la terrible deformidad del pecado E.G.W. (Review and Herald, 27 de septiembre de 1881) ¿Cuál es la función de la ley en el proceso de la salvación?

3 Mirad, yo os he enseñado estatutos y decretos, como Jehová mi Dios me mandó, para que hagáis así en medio de la tierra en la cual entráis para tomar posesión de ella. Guardadlos, pues, y ponedlos por obra; porque esta es vuestra sabiduría y vuestra inteligencia ante los ojos de los pueblos, los cuales oirán todos estos estatutos, y dirán: Ciertamente pueblo sabio y entendido, nación grande es esta (Deuteronomio 4:5-6) El cumplimiento de la Ley por parte de Israel debía servir como un medio evangelizador para que otros pueblos conociesen al verdadero Dios. Dios deseaba hacer de su pueblo Israel una alabanza y una gloria. Le dio toda ventaja espiritual. No privó a sus hijos de nada que favoreciese la formación del carácter que los haría sus representantes E.G.W. (Testimonios, tomo 6, pg. 225)

4 Entonces Pedro, abriendo la boca, dijo: En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas, sino que en toda nación se agrada del que le teme y hace justicia (Hechos 10:34-35) porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó (Romanos 1:19) ¿Por qué el corazón de todo ser humano tiene un deseo espiritual inherente (Eclesiastés 3:11) ? Aunque jamás hayan oído hablar de Jesús ni del evangelio, las personas sinceras pueden: 1.Conocer a Dios en la naturaleza (Hechos 17:26-27; Romanos 1:20) 2.Hacer Su voluntad, siguiendo los dictados de la ley escrita en sus corazones (Romanos 2:14) Todo esto es la obra del Espíritu Santo en cualquier nación. Todos son responsables por las porciones de verdad que han percibido.

5 Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo (Juan 1:17) La palabra pero ha sido añadida por los traductores. Juan no tiene el propósito de insinuar que era malo el sistema revelado por medio de Moisés, en comparación con el que ahora era revelado por medio de Cristo, sino que, aunque era bueno el sistema de Moisés, el de Cristo es mejor. En su vida, Jesús nos dio un ejemplo perfecto de obediencia a la Ley (Filipenses 2:8; Juan 15:10) Jesús es la Verdad (Juan 14:6), y el que cree en la Verdad recibe la gracia de la salvación (Efesios 2:8) y el poder para guardar la Ley (Juan 14:15)

6 Mientras andaba haciendo bien y sanando a todos los afligidos de Satanás, demostró claramente a los hombres el carácter de la ley de Dios y la naturaleza de su servicio. Su vida testifica que para nosotros también es posible obedecer la ley de Dios. Por su humanidad, Cristo tocaba a la humanidad; por su divinidad, se asía del trono de Dios. Como Hijo del hombre, nos dio un ejemplo de obediencia; como Hijo de Dios, nos imparte poder para obedecer

7 Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro (Romanos 6:23) Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados (Efesios 2:1) Una persona que vive en pecado es meramente un cadáver que camina y solo espera el día en que el último suspiro salga de su cuerpo (Romanos 7:24) La ley dice: Estás muerto. El Evangelio dice: En Jesús, tienes vida. ¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él? (Romanos 6:1-2) ¿Nos libera, pues, el Evangelio de cumplir la Ley?

8

9 El Evangelio de las buenas nuevas no debía ser interpretado como algo que permite que los hombres vivan en continua rebelión contra Dios, transgrediendo su ley justa y santa. Los que pretenden entender las Escrituras, ¿por qué no pueden ver que el requisito de Dios bajo la gracia es exactamente el mismo que impuso en el Edén: perfecta obediencia a su ley? En el juicio Dios preguntará a los que dicen ser cristianos: ¿por qué afirmasteis creer en mi Hijo pero continuasteis transgrediendo mi ley? E.G.W. (CBA, material suplementario sobre Romanos 3:31)


Descargar ppt "Lección 9 para el 31 de mayo de 2014. Aunque debemos dirigir al pecador a Jesús porque es el único que puede quitar el pecado, también debemos explicarle."

Presentaciones similares


Anuncios Google