La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

El Adviento es la imagen de la vida humana: caminar hacia la Luz plena del encuentro con Dios. Marcos 13, 33-37 Primer domingo de Adviento –B- Comienzo.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "El Adviento es la imagen de la vida humana: caminar hacia la Luz plena del encuentro con Dios. Marcos 13, 33-37 Primer domingo de Adviento –B- Comienzo."— Transcripción de la presentación:

1

2 El Adviento es la imagen de la vida humana: caminar hacia la Luz plena del encuentro con Dios. Marcos 13, Primer domingo de Adviento –B- Comienzo del año litúrgico. 30 Noviembre 2008.

3 En el ciclo B seguiremos el Evangelio de Marcos. El primero de los evangelios escritos y fuente probable de los otros sinópticos. Marcos no se propone escribir un tratado de teología sino comunicar gozosamente la Buena Noticia de que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios. El núcleo de esta Buena Noticia es el reino de Dios, que debe ser acogido con una actitud de conversión y de fe. Su mensaje teológico tiene tres centros: la buena nueva, como marco global; el reino de Dios como contenido del anuncio de Jesús; y el mismo Jesús, como lugar de encuentro con el reino. El punto de convergencia es único: El encuentro personal con Jesús.

4 33 ¡Cuidado! Estad alerta, porque no sabéis cuándo llegará el momento. No es una llamada a la angustia, es una invitación a la esperanza, a revitalizar la fe. No sabemos la hora, pero sabemos que todas las horas son buenas para abrirnos a la Palabra y para comprometer la existencia. Dios tiene su hora. No tiene prisa. Viene en su momento. Quizá cuando menos lo espero y como menos lo imagino. Puede que venga como gozo o como dolor, como luz o como inquietud, como palabra o como pan. Puede llegar cuando trabajo o cuando descanso, cuando estoy o en compañía, cuando lo espero con anhelo o cuando menos lo espero...

5 34 Sucederá lo mismo que con aquel hombre que se ausentó de su casa, encomendó a cada uno de los siervos su tarea y encargó al portero que velase. Nuestra vida es un talento confiado, una tarea asignada. Es comprometernos con el presente, con perspectiva de plenitud y eternidad, con la mirada puesta en Jesús. ¿Cómo espero al Señor cada día?. Quiere ser esperado con las puertas abiertas, con manos trabajadoras, ojos limpios y abiertos, oídos atentos y corazón expectante y lleno de ternura. El miedo, la angustia, el agobio, la desconfianza, no son actitudes adecuadas para esperarle.

6 35 Así que velad, porque no sabéis cuándo llegará el dueño de la casa, si al atardecer, a media noche, al canto del gallo o al amanecer. Velar es escuchar lo que el corazón me dicta. Escuchar el latido de la vida, de las personas que están a mi lado, de los acontecimientos de cada día. Palpar las cosas, las situaciones, las personas que me interrogan. Confiar que en la prueba y en el dolor Dios no ha desaparecido. Creer que Dios me susurra su presencia y su cercanía. Velar es desear a Dios, esperarlo, abrir los ojos a todo lo que me rodea. Vivir cada día en plenitud.

7 36 No sea que llegue de improviso y os encuentre dormidos. La tentación puede ser estar incluso por nuestra fe: dormirnos sobre una vida cristiana que consideramos adquirida de una vez para siempre. Es necesario estar pero soñando. El Adviento nos ofrece una nueva oportunidad. Hoy volvemos a soñar. Olvida el conformismo, la costumbre y la rutina. Sé persona positiva, creativa, creadora, alegre... ¿Qué es lo que me adormece?. ¿De qué me tengo que despertar?.

8 37 Lo que a vosotros os digo, lo digo a todos: ¡Velad! Jesús amplía el grupo de sus destinatarios, se dirige a sus seguidores y seguidoras de todos los tiempos. Quien escucha el mensaje de Jesús y se deja interpelar sinceramente por su palabra es fácil que sienta una llamada a despertar, una fuerza capaz de humanizar, liberar, dar sentido y alegría a su vida y a la de demás.

9 Llega de día, llega de noche. Se le espera por la puerta, llega por la ventana. Le buscamos con alegría, llega con su cruz. Estamos de guardia, nos llama de dentro. Rastreamos huellas, llega por senderos nuevos. Llega cuando triunfamos y nos acompaña en los fracasos. Llega cuando es deseado y se presenta cuando no se le espera. Llega en el silencio y en el áspero y abrasador viento. Llega también en la multitud y el ruido. Llega a través de todas las caras que encontramos a lo largo del día en nuestro camino. Llega a cada instante. Llega en cada lugar. Allí donde estamos, está. Fiel a tu palabra ya estás esperándonos. Ulibarri Fl. Ulibarri Fl.


Descargar ppt "El Adviento es la imagen de la vida humana: caminar hacia la Luz plena del encuentro con Dios. Marcos 13, 33-37 Primer domingo de Adviento –B- Comienzo."

Presentaciones similares


Anuncios Google