La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Marcos 9,38-43.45.47-48 26 Tiempo Ordinario –B- 27 septiembre 2009 El Espíritu de Jesús no se encierra en grupos o instituciones. En la tarea de la construcción.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Marcos 9,38-43.45.47-48 26 Tiempo Ordinario –B- 27 septiembre 2009 El Espíritu de Jesús no se encierra en grupos o instituciones. En la tarea de la construcción."— Transcripción de la presentación:

1

2 Marcos 9, Tiempo Ordinario –B- 27 septiembre 2009 El Espíritu de Jesús no se encierra en grupos o instituciones. En la tarea de la construcción del reino nadie tiene la exclusiva.

3 38 Juan le dijo: –Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en tu nombre y se lo hemos prohibido, porque no es de nuestro grupo. La actitud de Juan demuestra que pronto surgió en las personas cercanas a Jesús el peligro de autosuficiencia, del monopolio de poder, la dificultad para aceptar que el Espíritu sopla donde quiere, tratando de encasillar y tener la exclusiva de Jesús. Detrás de esa actitud, que sigue siendo actual, se esconde la inquietud, el miedo y la inseguridad de quienes temen perder el poder, el honor y prestigio social. Jesús sale al paso de toda actitud intransigente, intolerante y sectaria contraria a su vida y a su mensaje.

4 39 Jesús replicó: –No se lo prohibáis, porque nadie que haga un milagro en mi nombre puede luego hablar mal de mí. 40 Pues el que no está contra nosotros está a favor nuestro. Jesús avisa de que hay celos por la causa de Dios que se convierten en exclusión, intransigencia e intolerancia. Muchos hombres y mujeres que, individual o colectivamente, denuncian las situaciones de injusticia que se producen en el mundo, trabajan solidariamente por la causa de las personas empobrecidas y en la construcción de un mundo más limpio, más pacífico y mejor repartido, están cerca de Jesús y trabajan por el Reino. Lo sepan o no, Él lo sabe. Jesús invita a valorar con respeto y alegría el bien hecho, lo haga quien lo haga.

5 41 Os aseguro que el que os dé a beber un vaso de agua porque sois del Mesías no quedará sin recompensa. Lo importante no es lo sensacional, sino el servicio y el amor de las cosas pequeñas, sencillas y elementales, pero necesarias y muy significativas. ¿Qué comparto y qué doy gratis, con quién comparto, cuándo? ¿Cómo agradezco la ayuda, las muestras de cariño y generosidad que recibo de demás?

6 42 Al que sea ocasión de pecado para uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgaran del cuello una piedra de molino y lo echaran al mar. Escándalo significa piedra de tropiezo. Escandaliza quien con su actuación dificulta las condiciones para la vida digna y humana de demás. Creerse los únicos fieles a Jesús, los poseedores exclusivos de su mensaje, los únicos intérpretes del Evangelio, es la verdadera materia de escándalo. Porque produce rechazo y pone fronteras al amor universal de Dios. Una comunidad que ha de anunciar y proclamar la buena noticia, la acogida a las personas marginadas, el respeto a los derechos humanos, pero no los respeta en su interior, y aparece ante la sociedad con ostentación, poder y riqueza, también escandaliza.

7 43 Y si tu mano es ocasión de pecado para ti, córtatela. Más te vale entrar manco en la vida, que ir con las dos manos al fuego eterno que no se extingue. 45 Y si tu pie es ocasión de pecado para ti, córtatelo. Más te vale entrar cojo en la vida, que ser arrojado con los dos pies al fuego eterno. 47 Y si tu ojo es ocasión de pecado para ti, sácatelo. Más te vale entrar tuerto en el reino de Dios que ser arrojado con los dos ojos al fuego eterno, 48 donde el gusano que roe no muere y el fuego no se extingue. El texto señala una norma de vida para el más acá, para el día a día. No una descripción detallada sobre el más allá. Los gusanos, el fuego, el olor a azufre son sólo metáforas. Se trata de ser signos de un mundo nuevo, hombres y mujeres cuyos ojos, pies y manos luchan por la paz, la justicia y el bien. Nuestra responsabilidad vivida con profundidad y alegría nos enriquece, nos hace más más libres y felices; capaces de contagiar humanidad.

8 Creo en Jesús el Cristo, cuya vida, desde el fondo de la tierra y desde Dios, sigue anunciando que ninguna criatura está nunca sola, nunca está abandonada. Creo en Jesús, nuestro Señor, el que nos hace libres de todos los señores, de todos los poderes, de todos los temores que nos amenazan y encogen. Pues para que seamos libres nos ha liberado Cristo (Gal 5,1) Creo en Jesús que lava los pies y sirve a la mesa y nos impone el único mandato del amor feliz de sí y del amor servicial mutuo. Creo que Jesús nos devuelve la confianza en nosotros mismos, así como la confianza en el mundo de hoy con toda su complejidad, con toda su vulnerabilidad. Creo en Jesús, Hijo único. El que impregnó su profecía y su rebeldía en la ternura de Dios. El que se supo plenamente amado, fundado, afirmado, enviado y sostenido por Dios en todo momento. Creo que en él nos percibimos, aunque sólo sea a oscuras, como hijos e hijas amorosamente engendradas, pacientemente gestadas, incondicionalmente amadas. Creo que con él aprendemos a llamar a Dios con infinita confianza y humildad: ¡Abbá! José Arregi


Descargar ppt "Marcos 9,38-43.45.47-48 26 Tiempo Ordinario –B- 27 septiembre 2009 El Espíritu de Jesús no se encierra en grupos o instituciones. En la tarea de la construcción."

Presentaciones similares


Anuncios Google