La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

¿Qué hacer para afrontar una crisis?. ¿Ha afrontado usted alguna crisis en su vida? ¿Qué clase de crisis hemos tenido que afrontar? ¿Hacemos los preparativos.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "¿Qué hacer para afrontar una crisis?. ¿Ha afrontado usted alguna crisis en su vida? ¿Qué clase de crisis hemos tenido que afrontar? ¿Hacemos los preparativos."— Transcripción de la presentación:

1 ¿Qué hacer para afrontar una crisis?

2 ¿Ha afrontado usted alguna crisis en su vida? ¿Qué clase de crisis hemos tenido que afrontar? ¿Hacemos los preparativos necesarios para afrontarlas?

3 Las crisis son una realidad, y cada día debemos estar preparados para afrontarlas con valor y decisión, de lo contrario ellas nos arruinarán. ¿La preparación se debe hacer antes o durante?

4 En Mateo 26:36-46 encontramos el registro de una crisis que sobrevino en la vida de Jesús, y lo que hizo para afrontarla.

5 El texto dice: «Entonces llegó Jesús con ellos a un lugar que se llama Getsemaní, y dijo a sus discípulos: Sentaos aquí, entre tanto que voy allí y oro. Y tomando a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo - Juan y Santiago. comenzó a entristecerse y a angustiarse en gran manera».

6 39 Y yéndose un poco más adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si fuere posible, pase de mí esta copa, pero no sea mi voluntad, sino la tuya 38 Entonces Él les dijo: Mi alma está muy triste hasta la muerte; quedaos aquí, y velad conmigo.

7 Los Evangelios registran que Jesús, pasó mucho tiempo en oración, en ocasiones, la noche entera, pero en esta ocasión, su oración tenía un motivo especial, estaba próximo a ser tomado preso, crucificado y muerto, por tanto necesitaba fortaleza para afrontar esta terrible situación.

8 El Evangelio de Lucas agrega algunos detalles que nos ayudan a entender esta lucha por la que pasó nuestro Salvador: Lucas 22:40. Y les dijo a los 12 Cuando llegó a aquel lugar: «Orad que no entréis en tentación». Y el (verso 41) dice: Y él se apartó de ellos a distancia como de un tiro de piedra; y puesto de rodillas oró,

9 Verso 44. Y estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra. Era tal la angustia que tenía Cristo en ese momento que un ángel vino a fortalecerlo y a consolarlo (verso43).

10 La pregunta es: ¿porqué estaba Jesús tan angustiado, al punto que sudaba como gotas de sangre? ¡Una crisis estaba por venir! ¿Porqué oraba Jesús? Jesús les había advertido: «que le convenía ir á Jerusalén, y padecer mucho de los ancianos, y de los príncipes de los sacerdotes, y de los escribas; y ser muerto, y resucitar al tercer día» (Mateo 16:21).

11 Hera de esperarse que, debido al amor que le tenían, ante la advertencia que Jesús les había hecho que iba a ser tomado preso, y ante el pedido que «oraran para que no entraran en tentación», ellos hubiesen respondido positivamente, ¿pero que sucedió? Mateo 26:40. Y vino a sus discípulos, y los halló durmiendo, y dijo a Pedro: ¿Así que, no habéis podido velar conmigo una hora?

12 ¿Porqué razón se dirige especialmente a Pedro? Pedro era el que se había jactado dos veces que acompañaría a Jesús a la cárcel o a la muerte. Mat.26:33. Respondiendo Pedro, le dijo: «Aunque todos se escandalicen por causa de ti, yo nunca me escandalizaré» Mat.26:35. Pedro le dice: «Aunque me sea necesario morir contigo, no te negaré» Note que aquí dice: «todos dijeron lo mismo» Si en este momento, Pedro no era capaz de permanecer despierto, mucho menos de realizar algo difícil.

13 Al decirle: ¿Así que, no habéis podido velar conmigo una hora? Indica el inmenso chasco que sintió Jesús al encontrar que sus más íntimos amigos terrenales habían tenido demasiado sueño como para orar con él por una hora, -quería decirles- untiempo breve, un momento,un rato; por lo tanto, se expresa en esta exclamación, mitad censura y mitad chasco.

14 Luego les dice nuevamente: «Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil» (verso 41). Note que Jesús les da una orden: «Velad y orad» ¿Cual es la razón por la que debían «velar y orar? «Para que no entréis en tentación»

15 La razón por la cual nuestra vida espiritual es tan frágil, es porque dedicamos tan poco tiempo a la oración. Cualquier cosa nos hace perder la fe, cualquier cosa nos distrae, nos entretiene, nos desvía, nos hace perder el rumbo de nuestro destino. Nos parecemos más a los discípulos que a Jesús. Por fijar la mirada en las personas, no miramos el ejemplo de Cristo, quien aunque su vida pendía de un hilo dijo: «pero no sea mi voluntad, sino la tuya» No permitas que nada te distraiga de tu relación con Cristo.

16 Mateo 26: Otra vez fue, y oró por segunda vez, diciendo: Padre mío, si no puede pasar de mí esta copa sin que yo la beba, hágase tu voluntad. Y vino, y otra vez los halló durmiendo, porque los ojos de ellos estaban cargados de sueño. Y dejándolos, se fue de nuevo, y oró por tercera vez, diciendo las mismas palabras- o sea que Jesús oro tres oras en esta ocasión. Entonces vino a sus discípulos y les dijo: DORMID YA, Y DESCANSAD ; he aquí ha llegado la hora, y el Hijo del Hombre es entregado en manos de pecadores. Levantaos, vamos; he aquí, se acerca el que me entrega.

17 Otra pregunta es: ¿Jesús oro, antes de la crisis, o durante la crisis? Jesús oro, antes de que llegara la crisis. ¿Qué paso con los que no oraron antes de la crisis? Marcos 14:50. Entonces todos lo abandonaron y huyeron.

18 Esa misma noche, después de haber pasado el tiempo de la oración, dos eventos marcaron la diferencia del efecto que produce la oración. 1 ) Cuando llega la turba de personas a prender a Jesús dirigidos por Judas, quien no había estado en el grupo de oración (Juan 18:4-8) dice: Empero Jesús, sabiendo todas las cosas que habían de venir sobre él, salió delante, y díjoles: ¿A quién buscáis? Respondieron: A Jesús Nazareno. Díceles Jesús; Yo soy; Y como les dijo, Yo soy, volvieron atrás, y cayeron en tierra. Volvióles, pues, á preguntar: ¿A quién buscáis? Y ellos dijeron: A Jesús Nazareno. Respondió Jesús: Os he dicho que yo soy: La oración da valor, serenidad y confianza para enfrentar la situación.

19 2 ) Juan 18:25-27 dice: Estaba pues Pedro en pie calentándose. Y dijéronle: ¿No eres tú de sus discípulos? El negó, y dijo: No soy. Uno de los siervos del pontífice, pariente de aquél á quien Pedro había cortado la oreja, le dice: ¿No te vi yo en el huerto con él? Y negó Pedro otra vez: ¿Qué contraste encontramos aquí? La oración le dio valor a Jesús para confesar que Él era a quien buscaban, y lo hiso dos veces. Mientras que Pedro quien había orado quizá muy poco, no tubo valor para situarse del lado de su Maestro y afrontar las consecuencias, negando tres veces que no lo conocía. Marcos 14:71 dice que «se puso a maldecir y a jurar: no conozco a ese hombre de quien habláis».

20 La Biblia nos dice que otra crisis está por venir. Daniel 12:1. Y en aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está por los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fué después que hubo gente hasta entonces: mas en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallaren escritos en el libro.

21 El «Tiempo de angustia» Es cuando cese la mediación de Cristo –en el Santuario celestial - y el Espíritu de Dios se retire de entre los hombres, y cese el tiempo de gracia, entonces todos los poderes de las tinieblas que han sido retenidos, descenderán sobre el mundo con furia indescriptible (lea Apoc.7:2). Habrá una escena de lucha tal que ninguna pluma podrá describirla (ver CS ). Cristo en su infinita misericordia, no cesará de interceder, hasta que todos hayan conocido el plan de salvación, y hayan hecho su decisión, entonces cesará su intercesión.

22 Aquí el Paladín divino en el gran conflicto-Miguel, o sea Cristo- actúa para librar a su pueblo. todos los que se hallaren escritos en el libro. Es decir el Libro de la vida. Apoc.21:15. Y el que no fue hallado escrito en el libro de la vida fue lanzado en el lago de fuego. Verso 27. Y no entrará en ella- la santa Ciudad- ninguna cosa inmunda, o que hace abominación o mentira; sino sólo aquellos que están escritos en el libro de la vida del Cordero

23 Como sucedió en la primera crisis antes de la cual, Jesús ordenó a sus discípulos que velaran y oraran, eso mismo debe hacerse antes del «tiempo de angustia, cual nunca fué después que hubo gente hasta entonces». Ahora deben elevarse oraciones fervientes pidiendo perdón y fortaleza para soportar la prueba durante la terminación del Gran Conflicto entre el bien y el mal

24 Lo ultimo que se dirá en el Santuario celestial será: «El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía» Apoc.22:11. Estas palabras las dirá el mismo Cristo, cuando termine la intercesión por el hombre, lo que pondrá punto final al tiempo de gracía para todos los hombres. Esto es lo que ocasiona que ese «será tiempo de angustia, cual nunca fué después que hubo gente hasta entonces».

25 ¿Qué hiso Jesús en el Getsemaní antes de que llegara la crisis? Jesús oro y se consagró a Dios antes de que llegara la crisis. Note que casi son las mismas palabras dichas a sus discípulos en el Getsemaní «Dormid ya, y descansad». Es decir, Jesús les estaba diciendo: «si piensan orar ahora, ya es demasiado tarde».

26 ¿Que sucede con nosotros hoy cuando la crisis está tan cerca? En ese momento: 12 discípulos roncando, solo Jesús orando. Jeremías 12:5 dice: Si corriste con los de á pié, y te cansaron, ¿cómo contenderás con los caballos? Y si en la tierra de paz estabas quieto, ¿cómo harás en la hinchazón del Jordán?

27 En la crisis futura solamente habrá dos opciones: o fortalecemos la fe a través de la oración, o seremos muertos a causa de la indiferencia. Conflicto de los Siglos Capitulo «Tiempo de angustia» Seguidamente trascribo algunos apartes de este capitulo: «El tiempo de angustia se inicia después que el tiempo de gracia ha concluido; ya no morirá ningún miembro del pueblo de Dios»

28 Al iniciar el tiempo de angustia de Jacob, la imagen de la bestia ha hablado y Dios ha hablado por medio del fuerte clamor, de modo que el mundo está divido en dos grupos: uno que lleva el sello de Dios – la observancia del sábado - y el otro que lleva la marca de la bestia – la observancia del domingo. Protes tantis mo y Roma, se unirán Casa Blanca Vaticano Estos dos poderes estarán unidos contra el pueblo de Dios quien dará el fuerte clamor bajo el poder de la lluvia tardía. Estos son los que han perseverado en la oración antes de la crisis

29 Miguel, quien es Jesús el intercesor, deja de realizar su obra salvadora. Así concluye la oportunidad de misericordia. El mensaje del tercer ángel también concluye como fuerte pregón. Un ángel que sube de la tierra, testifica en los recintos celestiales que los fieles de Dios han sido sellados, mientras que Cristo, levanta sus manos y exclama: "Hecho es". Estos son los que fueron fieles a Cristo perseverando en «oración y ruego», recordemos la experiencia de los apóstoles a quienes Jesús les dijo: «DORMID YA, Y DESCANSAD»,y no seamos como ellos.

30 De la manera como Satanás reclamaba para sí el derecho sobre la vida de Jacob, apoyado en los pecados que le había hecho cometer, Satanás, durante el tiempo de angustia, reclamará su derecho sobre los fieles para entregarlos a la muerte. No podrán recordar pecado alguno que no hayan confesado en el momento oportuno. Aprovecharon las oportunidades ofrecidas durante el tiempo de gracia y aunque pecadores, se han refugiado oportunamente en los méritos de un Salvador poderoso. Así que "entre tanto que se dice: si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones" (Hebreos 3:15).

31 El sábado será la piedra de toque, ese pequeño grupo que se aferra a lo que enseña la Palabra de Dios será perseguido, y todas las calamidades que suceden serán cargadas a la cuenta de esos «desobedientes» por no guardar el domingo como día de reposo impuesto por el hombre.

32 La pregunta es: ¿Cuál es tu actitud hoy? ¿Estas del lado de Jesús, orando ante la crisis que nos espera, o estas del lado de los discípulos, durmiendo? Los acontecimientos actuales nos dicen que muy pronto se desatará la crisis, la ley dominical esta a las puertas, dando cumplimiento a (Apoc.13:15-17), y que comenta El Conflicto de los Siglos.

33 15 Y le fue dado que diese vida a la imagen de la bestia, para que la imagen de la bestia hablase; e hiciese que todos los que no adorasen la imagen de la bestia fuesen muertos. 16 Y hace que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y siervos, se les ponga una marca en su mano derecha, o en su frente; 17 y que ninguno pueda comprar o vender, sino el que tenga la marca, o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. En esa terrible crisis se vera la «paciencia de los santos, los que guardan los Mandamientos de Dios y la fe de Jesús» (Apoc.14:12).

34 Quizá tu dirás: «Yo me siento bien como estoy, tanta exigencia de la iglesia, ser estrictos en obedecer lo que manda Dios en su Palabra, semanas de oración, vigilias, etc. Etc». La pregunta es: ¿A quien nos parecemos hoy, A Jesús, o a los discípulos? Juan, el que dice la Biblia que lo amaba, lo seguía de lejos, mientras que Pedro lo niega, si hubiesen orado, como lo hizo Jesús, Pedro no lo habría negado.

35 La Biblia nos muestra que los discípulos tuvieron una segunda oportunidad, pero después de la crisis que vendrá, después de que Cristo deje de interceder en el Santuario celestial, no abra otra oportunidad para nadie. Antes de regresar al cielo les dijo: «Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra». (Hechos 1:8).

36 ¿Qué le espera a los que hayan orado fervientemente después de esta crisis? Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman. 1 Corintios 2:9.

37 La mayor necesidad del mundo – en este caso la iglesia- es la de hombres que no se vendan ni se compren; hombres que sean sinceros y honrados en lo más íntimo de sus almas; hombres que no teman dar al pecado el nombre que le corresponde; hombres cuya conciencia sea tan leal al deber como la brújula al polo; hombre que se mantengan de parte de la justicia, aunque se desplomen los cielos (La Educación, pág. 54)

38 "No tenemos nada que temer del futuro, a menos que olvidemos la manera como el Señor nos ha conducido, y su enseñanza en nuestra historia pasada« (3JT 443) «Estos son los que siguen al Cordero por donde quiera qua va», y además disfrutarán de la eternidad por los siglos de los siglos Amen.


Descargar ppt "¿Qué hacer para afrontar una crisis?. ¿Ha afrontado usted alguna crisis en su vida? ¿Qué clase de crisis hemos tenido que afrontar? ¿Hacemos los preparativos."

Presentaciones similares


Anuncios Google