La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Lección 2 para el 14 de enero de 2012. Al aceptar la CREACIÓN, creemos que Dios es el Creador de todas las cosas, y ha revelado en las Escrituras el auténtico.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Lección 2 para el 14 de enero de 2012. Al aceptar la CREACIÓN, creemos que Dios es el Creador de todas las cosas, y ha revelado en las Escrituras el auténtico."— Transcripción de la presentación:

1 Lección 2 para el 14 de enero de 2012

2 Al aceptar la CREACIÓN, creemos que Dios es el Creador de todas las cosas, y ha revelado en las Escrituras el auténtico relato de Su actividad creadora. En seis días el Señor hizo el cielo y la Tierra y todo lo que tiene vida sobre la Tierra, y descansó el séptimo día de esa primera semana. Al aceptar la TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN, se acepta que la vida surgió como un proceso químico. A través de millones de años, este proceso originó seres unicelulares que más tarde se fueron transformando en seres más complejos, incluyendo al hombre.

3 Aceptar la evolución, o una mezcla entre evolucionismo y creacionismo, implica negar: La fiabilidad de la Biblia.El amor y el cuidado de Dios.Las evidencias del mundo natural.La Redención.La Recreación.

4 La fiabilidad de la Biblia. Si no podemos fiarnos del informe sobre la Creación que aparece en el primer capítulo de la Biblia, ¿cómo nos podremos fiar de lo que ponga en el resto de ella? La Biblia es clara con respecto a este tema: Dios es el creador de todo lo que nos rodea, lo creó y organizó en seis días literales y descansó el séptimo (Génesis, 1; Mateo, 19: 4; Éxodo, 20: 8-11; 1ª de Timoteo, 2: 13; Isaías, 40: 26) DIOS DIO FORMADIOS LLENÓDIOS DESCANSÓ

5 El amor y el cuidado de Dios. Dios demostró su amor en la forma en que planeó cuidadosamente la creación de nuestro mundo. Preparó nuestro hogar como un ave prepara el nido para sus polluelos, cuando el Espíritu revoloteaba sobre la faz de las aguas. Contagió su gozo a todos los seres creados cuando alababan todas las estrellas del alba, y se regocijaban todos los hijos de Dios (Job, 38: 7) Dios sigue cuidando con amor y ternura su Creación. No permitirá que tu pie resbale; jamás duerme el que te cuida (Salmo 121: 3 NVI) ¿No se venden dos gorriones por una monedita? Sin embargo, ni uno de ellos caerá a tierra sin que lo permita el Padre; y él tiene contados aun los cabellos de vuestra cabeza (Mateo, 10: NVI) Aceptar el modelo evolutivo, o que Dios puso la simiente de vida y luego dejó que evolucionara por sí misma, anula la idea del amor y el cuidado de Dios por nosotros.

6 Las evidencias del mundo natural. Aún después de miles de años de pecado, el mundo natural revela aún la perfección de una Mano creadora, que diseñó con cuidado todos los detalles de su creación (Salmos 19 y 92) El mismo Darwin no pudo explicar cómo el ojo humano –con toda su complejidad– pudo surgir por selección natural o por mutación. Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos (Salmo 19: 1)

7 La Redención. La muerte es inherente al modelo evolutivo. Sin embargo, la Biblia enseña que la muerte entró en el mundo a consecuencia del pecado. ¿Cómo nos podría librar Jesús de la muerte si ésta fuese parte del proceso mismo de nuestra creación? La evolución enseña que, a través de la muerte, el hombre es cada vez más perfecto. La Creación nos enseña que el hombre cayó de la perfección y, gradualmente, va degenerándose. Solo Cristo puede devolvernos la perfección perdida, redimiéndonos del pecado y de la muerte. Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron (Romanos, 5: 12) Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia (Romanos, 5: 17)

8 La Recreación. En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados (1ª de Corintios, 15: 52) Pensemos en el rey David. Después de unos años, ¿qué queda de su cuerpo físico? Sin embargo, Dios lo recreará en un instante. Si Él tiene poder para hacer esto, ¿para qué necesitaría miles o millones de años para crearnos? Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia (2ª de Pedro, 3: 13) Si Dios hubiese usado el proceso evolutivo para su primera creación, deberíamos esperar que usase el mismo método para su nueva creación. De este modo, tendríamos que esperar miles o millones de años para gozar de un mundo justo. Afortunadamente, Dios creó en un instante, y lo volverá a hacer para regalarnos cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia.

9 El Supremo Artista ha pintado sobre el cambiante y movedizo lienzo del cielo la hermosura del sol poniente. Ha matizado el firmamento con pinceladas de oro, plata y carmesí, tal como si se hubieran abierto los portales del paraíso, a fin de que pudiéramos contemplar sus resplandores y de que nuestra imaginación pudiera captar la gloria que hay allá adentro... Contemplad las extraordinarias y bellas obras naturales. Pensad en qué forma maravillosa se adaptan a las necesidades y alegrías no solo del hombre, sino de todos los seres vivientes. El sol y la lluvia que alegran y refrescan la tierra, las colinas mares y llanuras, todos nos hablan del amor del Creador. Es Dios el que abre los pimpollos y forma el fruto. Él es el que suple las necesidades diarias de sus seres creados E.G.W. (Meditaciones matinales, 1952, p. 303) El Supremo Artista ha pintado sobre el cambiante y movedizo lienzo del cielo la hermosura del sol poniente. Ha matizado el firmamento con pinceladas de oro, plata y carmesí, tal como si se hubieran abierto los portales del paraíso, a fin de que pudiéramos contemplar sus resplandores y de que nuestra imaginación pudiera captar la gloria que hay allá adentro... Contemplad las extraordinarias y bellas obras naturales. Pensad en qué forma maravillosa se adaptan a las necesidades y alegrías no solo del hombre, sino de todos los seres vivientes. El sol y la lluvia que alegran y refrescan la tierra, las colinas mares y llanuras, todos nos hablan del amor del Creador. Es Dios el que abre los pimpollos y forma el fruto. Él es el que suple las necesidades diarias de sus seres creados E.G.W. (Meditaciones matinales, 1952, p. 303)


Descargar ppt "Lección 2 para el 14 de enero de 2012. Al aceptar la CREACIÓN, creemos que Dios es el Creador de todas las cosas, y ha revelado en las Escrituras el auténtico."

Presentaciones similares


Anuncios Google